Albeborael Guahayona

Revisión del 17:19 19 jun 2019 de Javiermartin jc (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Albeborael Guahayona
Información sobre la plantilla
Religión o MitologíaMitología aborigen antillana
País o región de origenAruaco

Albeborael Guahayona. En la mitología antillana, el jefe de la gesta antillana en aras de la exogamia, difusor de las ceibas y los guanines.

Iconografía

Desde el punto de vista iconográfico, solo puede asociarse su identificación con las láminas de oro de forma trapezoide o de elipse, los tubillos de guanín y los colgantes y cuentas de calcita, propios del ajuar aruaco.

Mitología

Personaje mítico decisivo desde una perspectiva social para la mitología antillana fue Guahayona. Todas las fábulas vinculadas a su imagen, indican la gesta que protagonizó en busca de la solución exogámica, única vía para eliminar las calamidades que comportaba el incesto o la descendencia en comunidades muy cerradas.

Guahayona era uno más entre los habitantes de la cueva de Cacibajagua hasta que se decidió que fuera él quien distribuyera a los aruacos por los confines de la tierra y localizara la hierba adecuada para con ella acabar con las llagas y las pústulas que tanto amedrentaban a los indígenas. Hecho a ardides y artimañas para conseguir sus propósitos, logró separar a hombres y mujeres de la misma línea sanguínea.

Con el auxilio de Guabonito, quien también le dio el secreto de cómo confeccionar las cuentas de calcita y ejecutar la aleación del oro, la plata y el cobre, curó sus llagas. Guabonito aplicó con él, para su curación y aprendizaje, una terapéutica adecuada para erradicar los males que padecían él y su pueblo. A partir de ese momento adopta el nombre de Albeborael Guahayona.

Junto a su padre Hiauna y a su medio hermano Hiaguaili Guanín, difundió entre los aruacos el arte de la metalurgia y algunos secretos importantes de las plantas medicinales, decisivos en el arte de curar, a lo que sumó los guanines, los que según las creencias antillanas, prolongaban la vida de los que los poseían, como un regalo del cielo: el turey.

Fuentes

  • Arrom, Juan J. Relación acerca de las antigüedades de los indios La Habana: Editorial Ciencias Sociales, 1990.
  • Guarch Delmonte, J. M. y Querejeta, Alejandro. Mitología aborigen de Cuba: deidades y personajes. La Habana: Publicigraf, 1992.