AspergilLus flavus

Revisión del 12:50 5 abr 2019 de Javiermartin jc (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Aspergillus flavus
Información sobre la plantilla
253AspergilLus flavus.jpg
Nombre Científico:Aspergillus flavus
Reino:Plantae
Clase:Eurotiomycetes
Orden:Eurotiales
Familia:Trichocomaceae
Género:Aspergillus
Especie:A. flavus

Aspergillus flavus. Tiene gran capacidad micotoxigénica. Producen micotoxinas. A las vacas preñadas pueden llegar a producir abortos.

Historia

En 1729 el Aspergillus fue catalogado por primera vez por el biólogo italiano Pier Antonio Micheli. Micheli usó el nombre Aspergillum por parecerse el hongo al instrumento usado para dispersar agua bendita. La descripción hecha por Micheli de este género de hongo en su obra Nova Plantarum Genera tiene importancia histórica, al ser reconocido como el punto inicial de la ciencia de la micología.

Características

  • El Aspergillus es un género de alrededor de 200 hongos (mohos), y es ubicuo.
  • Los hongos se pueden clasificar en dos formas morfológicas básicas: las levaduras y las hifas.
  • El Aspergillus es un hongo filamentoso (compuesto de cadenas de células, llamadas hifas), el tipo de hongos opuesto a las levaduras, estas últimas compuestas de una sola célula redondeada.
  • El hábitat natural del Aspergillus son el heno y el compostaje.
  • Dentro del tipo de hifas se encuentra en las no pigmentadas que reciben el nombre de hialohifomicetos.
  • A su vez tiene 2 formas de presentación:

Una saprofítica en que aparece como un hongo con hifas septadas del que surgen los conidioforos que a su vez tienen una ampliación que es la cabez aspergilar del la que surgen unas estructuras de forma ampular que son las fiálides, de las que surgen las estructuras reproductivas (también llamados propágulos) que reciben el nombre de fialoconidias.

Estructura

La estructura microscópica del Aspergillus es única. Tienen hifas tabiculares y conidioforas cuya cabeza está localizada en el extremo de un hifa, compuesta por una vesícula rodeada por una corona de fiálides en forma de botella directamente insertadas sobre la vesícula. De las fiálides se desprenden las esporas (conidios). Otras estructuras se encuentran en ciertas especies y no en otras, por ejemplo, las células de Hüle.

Riesgo

Las especies de Aspergillus rara vez causan enfermedad. Cuando lo hacen, los siguientes factores de riesgo se han presentado para crear la oportunidad de infección:

  • Penetración predilecta por sitios húmedos.
  • Limpieza excesiva del cerumen de las orejas.
  • Hábito de introducir materiales en el oído.
  • Utilización de equipos que cubren el oído (audífonos, tapones, aparatos auditivos).

Enfermedades

El Aspergillus es un hongo oportunista y uno de los que toma ventaja de personas inmunocomprometidas. Entre las patologías más frecuentes se encuentran:

  1. Aspergilosis pulmonar invasiva: especialmente importante en inmunosuprimidos.
  2. Onicomicosis:enfermedad de las uñas.
  3. Otomicosis: enfermedad principalmente del oído externo.
  4. Sinusitis alérgica.

Es relativamente frecuente confundir una infección por Aspergillus con las más comunes infecciones bacterianas, así como puede haber una infección simultánea con ambos microorganismos.

Diagnóstico

La infección por Aspergillus no es la más frecuente en los hospitales pero suele ser una de las más graves porque no hay tratamiento eficaz. Se calcula que más del 80% de los pacientes hospitalizados que contraen este hongo, fallece. Las probabilidades de sobrevivir al hongo son mayores cuanto antes se identifique la infección, pero tampoco hay pruebas de diagnóstico y a menudo eltratamiento se empieza cuando se sospecha que puede haber infección.

En un Congreso Internacional sobre Quimioterapia celebrado en Montreal en 1996, los ponentes discutieron cómo se podría mejorar el diagnóstico y el tratamiento de las infecciones graves por hongos en pacientes inmunodeprimidos. Fran¢oise Meunier, directora de la Oficina Central de la Organización para la investigación y tratamiento del Cáncer en Bruselas, dijo que aunque las muertes por infección de hongos que se expanden por el riego sanguíneo son más comunes en los pacientes con enfermedades hematológicas, como la leucemia, incluso en los tumores sólidos, el 5% de los enfermos que muere presenta evidencia de una infección invasiva por hongos en la autopsia».

Según esta científica, encontrar una prevención para la infección por Aspergillus es especialmente importante porque no hay tratamiento. Puede conseguirse con algo tan sencillo como retirar una maceta de la habitación del paciente (el hongo germina en la tierra) o algo tan drástico como derribar una unidad entera de trasplante de médula ósea, si se ha producido una contaminación. Según la doctora Meunier, esto último se hizo en un hospital de Francia, donde murieron 21 personas por aspergilosis invasiva.

Entre los pacientes trasplantados de médula ósea se ha visto que la incidencia de aspergilosis nosocomial es diez veces mayor que entre otros pacientes inmunodeprimidos. Está claro que es una catástrofe que un paciente entre en el hospital para hacerse un trasplante de médula ósea y se le tenga que explicar que va a morir por una infección por Aspergillus», dijo esta especialista.

En los enfermos con sida,Aspergillus no es el hongo que más debe preocupar. Sin embargo, se han encontrado esporas de este hongo en las hojas de marihuana y es un problema para los pacientes de sida que recurren a esta hierba comoterapia para aliviar los síntomas. Con este hábito, Aspergillus encuentra una entrada directa a los pulmones y puede hacer estragos en el sistema respiratorio de estos pacientesinmunodeprimidos, según dijo el doctor Peter Wolfe en la VI Conferencia sobreretrovirus e infecciones oportunistas celebrada en Chicago hace un par de años.

Tratamiento

  • Limpieza y desbridamiento del oído.
  • Tratamiento antimicótico (gotas).
  • Transposición de cerumen en casos resistentes.
  • Antiinflamatorios no esteroideos. (Los esteroides deben usarse con mucha cautela, pues pueden ocasionar empeoramiento por inmunosupresión localizada)

Prevención

Hay fármacos que evenir una infección de hongos, pero que, al mismo tiempo, pueden favorecer el desarrollo de otros hongos que no responden a los medicamentos preventivos. Según Elias Anaissie, del Anderson Cancer Center de Houston, EE.UU., los fármacos preventivos han de darse sólo a los pacientes que tienen un alto riesgo de infección.

Anaissie y sus colegas están trabajandopara encontrar la manera de diagnosticar estas infecciones lo antes posible.En su práctica diaria, este especialista supervisa a sus pacientes haciendocultivos semanales y administra los tratamientos preventivos si encuentra alguna pista de presencia de hongos. En este momento, se están realizando investigaciones para mejorar el tratamiento de esta infección y hay varios antifúngicos probándose en ensayos clínicos

Inmunidad

  • Aspergillus puede causar una variedad de patologías,que van desdeuna enfermedad parecida a la alergia a infecciones que acaban con la vida delpaciente.
  • La gravedad de la aspergilosis depende del estado del sistema inmune del individuo. Cuanto más agresivo sea el tratamiento al que se somete al paciente, mayor es el riesgo de acabe sufriendo una infección de este tipo.
  • Si las esporas logran, por cualquier vía, llegar hasta el hospital, pueden acabar germinando en las vías respiratorias de los enfermos con el sistema inmune más débil: pacientes con cáncer que están recibiendo quimioterapia, personas con enfermedades hematológicas, con sida avanzado y, sobre todo, trasplantados de médula ósea.

También suelen afectar a los que están siendooperados de corazón. Durante las horas que dura una operación a corazón abierto, el hongo puede entrar en contacto directo con la sangre. Esto ocurrió en el hospital Meixoeiro de Vigo y en el del Insalud de Avila. El hongo colonizó las válvulas cardiacas implantadas en los enfermos.

La entrada más habitual de Aspergillus son las vías respiratorias. Las esporas pueden inhalarse con facilidad debido a su forma pequeña y aerodinámica y colonizar el tracto respiratorio superior, los senos paranasales y los conductos de aire. Las esporas llegan al árbol bronquial, incluyendo los alvéolos, donde el hongo coloniza y empieza la enfermedad invasiva. Las hifas (ver gráfico) pueden invadir la sangre y diseminarse al resto de órganos. Puede provocar una inflamación vascular con trombosis, necrosis y hemorragia.

Fuentes