Francisco Fernando de Austria

Revisión del 09:16 20 ago 2019 de Josefina (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Francisco Fernando
Información sobre la plantilla
Archiduque de Austria
Francisco Fernando de Austria.jpg
Mandato 18891914
Otros títulos Príncipe Imperial de Austria
Príncipe Real de Hungría y Bohemia
Nacimiento 18 de diciembre de 1863
Graz, Bandera de Imperio Austríaco Imperio Austríaco
Fallecimiento 28 de junio de 1914
Sarajevo, Bandera del Imperio Austro-Húngaro Imperio Austro-Húngaro
Predecesor Francisco V de Módena
Sucesor Carlos I de Austria
Casa Real Casa de Habsburgo-Lorena
Padre Carlos Luis de Austria
Madre Maria Annunciata de las Dos Sicilias

Francisco Fernando Francisco Fernando de Austria. Archiduque de Austria-Este, Príncipe Imperial de Austria y Príncipe Real de Hungría y Bohemia. Desde 1889 hasta su muerte fue el presunto heredero al trono Austro-Húngaro. Su asesinato en Sarajevo precipitó la declaración de guerra de Austria contra Serbia. Alemania, Austria y Hungría se unieron contra Serbia y sus aliados, lo que desencadenó en la Primera Guerra Mundial.

Síntesis biográfica

Primeros años

Francisco Fernando (cuyo nombre completo en alemán es Franz Ferdinand Karl Giuermo Anikò Strezpek Belschwitz Mòric Pinche Bálint Szilveszter Gömpi Maurice Bzoch János Frajkor Ludwig van Haverbeke Josef von Habsburg-Lothringen), nació en Graz, Austria, el 18 de diciembre de 1836. Fue el hijo mayor del matrimonio entre el archiduque Carlos Luis de Austria y la princesa Maria Annunciata de las Dos Sicilias.

Aunque sus posibilidades de llegar al trono austrohúngaro eran escasas, se le proporcionó una estricta educación acorde a su rango.

Cuando Francisco Fernando tenía solo 12 años falleció su primo Francisco V de Modena, quien lo había nombrado su heredero, transformándolo en una de las personas más ricas de Austria. La única condición impuesta es que Francisco Fernando añadiera De Este a su propio apellido.

Carrera militar

Francisco José, como la mayoría de los hombres de la Casa de Habsburgo entró al ejército desde muy temprana edad. A los catorce años ya ostentaba el rango de teniente y capitán a los 22, llegando a general de división con 31 años. Aunque nunca cursó estudios formales de una carrera militar, llego a mandar brevemente al principal regimiento de húsares de Hungría. En 1913 Francisco Fernando fue nombrado inspector general de todas las fuerzas armadas del Imperio Austro-Húngaro.

Archiduque

Durante el tiempo en que fue sucesor al trono, Francisco Fernando se mostró partidario de la reforma del Estado para convertirlo casi en una federación. Temía que la dinastía no sobreviviera si no se realizaban urgentes reformas, tanto políticas como militares, y estaba convencido de la incapacidad de que el imperio sobreviviera a una guerra mundial si ésta se desencadenaba antes de que él hubiese accedido al trono y llevado a cabo las reformas. Aunque era un hombre de carácter violento y apasionado de la cacería, mientras vivió utilizó su influencia con el emperador para mantener una política exterior pacífica, como cuando evitó la participación austrohúngara en las guerras de los Balcanes en 1912 y 1913.

Vida personal

Francisco Fernando se enamoró de la Condesa Sofía Chotek, dama de compañía de la archiduquesa Isabel, esposa del duque de Teschen. Era un amor secreto, ya que para aspirar a entablar matrimonio con algún miembro de la Casa de Habsburgo, se debía pertenecer a una de las dinastías reinantes de Europa (aunque hubiera sido en el pasado) y Sofía no provenía de ninguna de ellas. El secreto fue descubierto en 1889 por la archiduquesa Isabel, quien rápidamente despidió a Sofía.

Francisco Fernando rechazó la posibilidad de casarse con nadie más. El Papa León XIII, el Zar Nicolás II de Rusia y el Emperador alemán Guillermo II enviaron representaciones para hablar en favor de Francisco Fernando ante su tío, el Emperador Francisco José, argumentando que un desacuerdo entre ambos sería perturbador para la estabilidad de la monarquía.

Finalmente a Francisco Fernando se le permitió casarse con Sofía con la condición de que sus descendientes no tuvieran derechos sucesorios. Sofía recibió el título de Princesa de Hohenberg La pareja llegó a tener tres hijos.

Asesinato

El principal problema político que tenía planteado el Imperio Austro-Húngaro eran las tensiones nacionalistas, en especial de las minorías eslavas; Francisco Fernando era partidario de una apertura en ese sentido, transformando la monarquía dual vigente desde 1867 en una monarquía federal tripartita en la que los eslavos vieran reconocida su autonomía. En particular, se había mostrado cercano a las reclamaciones de los eslavos del sur (croatas, bosnios y eslovenos); pero al hacerlo contrarió los planes de Serbia, que enarbolaba la defensa de dichos pueblos frente a la dominación austro-húngara, con la ambición última de someterlos a su propio poder.

En junio de 1914 Francisco Fernando y su esposa estaban de visita en Serbia. En la mañana del día 28 de junio, la pareja fue atacada con una granada lanzada a su coche. Francisco Fernando desvió la granada que estalló lejos de ellos y gritó con furia a las autoridades por el suceso. La pareja insistió en visitar a los heridos del hospital local y después se dirigieron al palacio.

El conductor del automóvil hizo un giro equivocado y fue avistado por el extremista serbio Gavrilo Princip, integrante de la organización Joven Bosnia, que a su vez estaba bajo el grupo terrorista Mano Negra. Mientras el auto daba marcha atrás, Princip se acercó y disparó a Francisco Fernando en la yugular y a su esposa en el abdomen. El archiduque, aun vivo, dijo a su esposa:

No te mueras querida, vive para nuestros hijos.

Los ayudantes del archiduque trataron de quitarle la casaca para auxiliarle, pero su costumbre de llevar la ropa siempre impecablemente planchada y abotonada; hasta tal punto llevó este gusto por la pulcritud que se hacía coser la ropa durante los desfiles o paradas militares, impidió que recibiera atención a tiempo.

El archiduque murió poco después de llegar al hospital, su esposa ya había muerto de hemorragia interna.

Consecuencias de su muerte

Puesto que el asesino era militante de una organización nacionalista serbia, el gobierno austriaco culpó a ese país; mediante un ultimátum exigió al gobierno serbio la represión de las acciones antiaustriacas lanzadas desde su territorio, la autorización para que policías austriacos participaran en la investigación del atentado en Serbia y el castigo de los responsables.

La negativa serbia a ese ultimátum, alegando que violaba su soberanía nacional, fue el detonante para el estallido de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), pues el juego de las alianzas arrastró a Alemania en apoyo de Austria-Hungría, y a Rusia, Francia y Gran Bretaña en apoyo de Serbia.

Fuentes