Irma Echeverría Elisat

Revisión del 07:42 23 ago 2019 de Carlos idict (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Irma
Información sobre la plantilla
IrmaEchevarria.jpg
Miembro del grupo que luchó contra el analfabetismo.
NombreIrma Echeverría Elisat
Nacimiento[14 de mayo]] de 1939
San Cristóbal, Artemisa, Cuba
Fallecimiento31 de agosto de 1962
La Habana
NacionalidadBandera de Cuba Cuba
CiudadaníaCubana
OcupaciónMaestra

Irma Echeverría Elisat. Fué Maestra. Participó en la campaña de alfabetización. La labor realizada por ella fue excelente, cumpliendo a cabalidad todas las orientaciones recibidas, demostrando un espíritu de sacrificio admirado, una integración revolucionaria sin límites y un amor a la revolución y al trabajo extraordinario.

Síntesis bioráfica

Nació en la mañana del 14 de mayo de 1939, hija de Ismael e Ismaela en la Finca "Dos Hermanas", Aspiro, en el Municipio de San Cristóbal, Provincia Pinar del Río. Su infancia fue feliz en medio de una zona hermosa que le permitió el contacto directo con la naturaleza, en una acogedora y amplia casa de campo bien cuidada. En toda su infancia se aprecia una niña muy vivaracha e inteligente a la cual apodaban la "abogada de los desamparados", pues trataba de ayudar a los vecinos de la zona.
Cursó sus primeros estudios hasta 4to grado en la Escuela Única # 3 de Aspiro, hoy "Julito Días". De ahí pasó al colegio de San Cristóbal donde obtuvo el certificado de 6to grado en el año 1951. Durante esta etapa participó en la banda municipal.>

Juventud

Irma Echevarría su juventud

Se traslada a Marianao, para la casa de su abuela paterna Matilde Río con el fin de cursar el 7mo y 8vo grado en la Escuela Superior de ese municipio.

Mas tarde Irma se presentó en la escuela normal para hacer el examen de ingreso, primero en Artemisa, después en Guanajay y por último para La Habana. Estos cambios los realizo por insistencia de la madre que pensó que si Batista caía del poder, la hija podría perder sus años de estudios pues las primeras dos instituciones no eran reconocidas legalmente.

Durante sus estudios estaba al tanto de las acciones del Ejército Rebelde y leía cualquier noticia, en espera de unos días luminosos.

El triunfo revolucionario la sorprende en Aspiro y la alegría de tan deseado hecho hace movilizar a todo el vecindario para festejar el logro de la libertad.

En esta ocasión van al camino y ondean la Bandera Cubana y la del 26 cantando himnos, dando vivas y tomándose fotografías. Las navidades de 1959 tuvieron una significación especial en la vida de la joven cubana. El árbol de navidad fue un símbolo que expresaba su amor a la patria su consideración y respeto, su fe en la Revolución.

El árbol de navidad fue construido por ella misma con la ayuda del padre que facilitó un árbol de yaya y unas guiras que fueron pintadas de diversos colores y adornadas con los nombres de los dirigentes de la revolución; Fidel, Raúl, Almeida, Camilo, Che, etc.

Culmina sus estudios en la escuela normal graduándose en junio de 1959 con brillantes calificaciones.

Inmediatamente matricula en la Universidad de la Habana donde alcanza tercer año de pedagogía.

Alfabetización

Farol utilizado por Irma en la lucha contra el Analfabetismo

Junto a los estudios de Pedagogía ejercía su profesión como maestra en la academia Rico del Vedado hasta que se produjo la nacionalización de la enseñanza privada en Cuba, percatándose de la necesidad de maestros en las montañas se presentó en el Departamento Municipal de Educación en San Cristóbal, en el que se le asignó el trabajo de sustituta en la escuela Leopardo Reyes y 13 de marzo que no tenían maestros. Se inicia la campaña de alfabetización y al llamado de nuestro máximo líder responde “Presente”, integrándose a la gloriosas brigadas “Conrado Benítez” que tuvieron la responsabilidad junto a los trabajadores y al pueblo de Cuba de declarar a este territorio libre de analfabetismo.

Se le situó como responsable técnica de las extensas zonas de Aspiro que abarca las lomas de Cuabinachey y Rancho Benítez, muy en contra de su voluntad ya que sus deseos eran prestar servicios en los lugares más intrincados de las montañas. En esta tarea puesta se destacó extraordinariamente, demostrando sus excelentes cualidades revolucionarias, pues hasta que finalizó la campaña no tuvo un solo momento de descanso ya que atendía técnica y política a todos los brigadistas Conrado Benítez, constantemente estaba recorriendo la extensa zona en que estaba bajo su dirección, saliendo temprano de su casa y regresando al caer la noche.

A pesar de este trabajo intenso y abnegado, estaba siempre dispuesta a sacrificarse más cada día a esforzarse al máximo, a contribuir con todas sus fuerzas a esta magna obra, pues sentía gran orgullo en vestir el uniforme de las brigadas, que llevaba el nombre del glorioso maestro, asesinado en el Escambray por las bandas organizadoras por el Imperialismo yanqui Conrado Benítez.

La labor realizada por ella fue excelente, cumpliendo a cabalidad todas las orientaciones recibidas, demostrando un espíritu de sacrificio admirado, una integración revolucionaria sin límites y un amor a la revolución y al trabajo extraordinario, lo que se puso de manifiesto cuando el 19 Diciembre  fue declarada su difícil zona territorio libre de analfabetismo, hecho que le alegró grandemente junto a las compañeras que tuvieron el orgullo de trabajar con ella en esta hermosa tarea.

Escuela Hermanos Barcón donde Irma impartío clase en la Analfabetizacion

En Enero de 1962 desempeña sus funciones como maestra en la escuela Hermanos Barcón, ubicada en la finca Rancho Benítez en las lomas del Rangel, término de San Cristóbal, donde llevó a cabo una labor docente, política y social sin precedente, con una matrícula de 35 alumnos de primero a quinto grado, obtuvo una promoción alta y de calidad digna de destacar. Esta escuela la tomó en pésimas condiciones y en coordinación con las organizaciones de la zona, le arregló y pintó, engalanado su aula con palomas, banderitas cubanas y cuadros de mártires.

En gestiones con la Central de Trabajadores de Cuba resolvió que su escuela fuera apadrinada por un centro de trabajo de La Habana cuyos trabajadores les entregaron personalmente a los alumnos zapatos, uniformes así como la merienda diaria consistente en confituras, dulces y galletas.

Llevaba cada fin de semanas a dos alumnos a pasear a La Habana y después de hacerlo por distintos lugares, los conducía a la escuela Odontología de la Universidad de la Habana para que fueran atendidos por su hermana Elena. Hablaba con frecuencia con los padres y vecinos del lugar para explicarles el proceso revolucionario, así como las medidas y leyes dictadas por la misma, ya que la zona presentaba problemas políticos.

Al crease el SINTEC fue electa en asamblea Secretaria General de la sección sindical Ciro Redondo de Santa Cruz de Los Pinos, donde desarrolló un meritorio trabajo, al igual que fue la secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas de Aspiro que hoy lleva su nombre al frente de la educación de las Milicias femeninas.

Muerte

El 31 de agosto 1962 muere a la edad de 21 años en la entonces Quinta de la Independencia en La Habana a causa de una Leucemia fulminante.

No olvidó Irma en sus últimos momentos de vida su aula y sus niños. En su agonía daba una clase y sus posteras palabras fueron dedicadas a sus padres:

“[...] Nunca dejen de ser Revolucionarios, no dejen de amar a la Revolución[...]”

Al extinguirse su vida nos deja tras de sí, un vacío muy hondo entre sus compañeros y familiares y en todos los que la conocieron; pero también todos teníamos la profunda convicción de que su dedicación, su ejemplo, su amor a la Revolución vive en cada aula, en cada niño, en cada mujer de nuestra Cuba.

Por el carácter y la abnegación de Irma podemos decir que no ha muerto, que vive en el corazón de todos sus compañeros, que les alienta en el trabajo y en el sacrificio ante cualquier dificultad, con su ejemplo nos servirá de acicate para trabajar más y mejor.

Curiosidades

  • Los dos padres con igual nombre: ( Ismael - Ismaela )
  • El árbol de navidad de 1959 fue construido por Irma con una Yaya y con guiras pintadas de colores con los nombres de los principales líderes de la Revolución.
  • Fue maestra de Reinol Mendiluza, (quien ocupo el cargo de Director Municipal de Educación y más tarde Director Provincial de Educación).
IrmaE banderaAna.jpg

Ella misma izó la Bandera de “Territorio Libre de Analfabetismo”.

  • Su escuelita Hermanos Barcón estaba situada en la cima de una montaña en Rancho Benítez, Rangel.
  • El caballo en que se trasladaba se llamaba “Lucero”.
  • La bandera de la escuela la elaboró Ismaela, su madre.
  • Era muy femenina y creía que toda mujer debía llevar algún detalle por pequeño que fuera. El de ella era una flor: clavel u orquídea.
  • Le decían: “ La Maestra de la Flor ”.
  • Sus trabajos estaban firmados con un conejito, que era su animal preferido y remataba con un ¡Patria o Muerte!
  • Fue testigo del descubrimiento del cadáver de Modesto Serrano, a los 45 días de asesinado y del sepelio.
  • Tuvo dos novios: Felito, de Santa Cruz de los Pinos (San Cristóbal) y Pedrito, un militar de La Habana.
  • Gustos: Vestirse de color beig, negro y carmelita. Comer harina y huevo frito.

Fuentes

  • Equipo de Investigadores del Museo Municipal de San Cristóbal.
  • Archivos históricos de Museo del municipio de San Cristóbal.