La Voz de Aragón

Revisión del 05:07 26 ago 2019 de Carlos idict (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
La Voz de Aragón
Información sobre la plantilla
La Voz de Aragón.jpg
Fecha de Fundación27-V-1925
PaísZaragoza, Bandera de España España

La Voz de Aragón. Diario aragonés editado en Zaragoza durante el periodo que va desde el 27-V-1925 al 17-IX-1935.

Historia

Diario aragonés editado en Zaragoza durante el período que va desde el 27-V-1925 al 17-IX-1935. Fue su fundador y gran animador, junto a Mariano Sánchez Roca, el culto e inquieto periodista zaragozano Francisco Aznar Navarro. Sus experiencias periodísticas anteriores —había trabajado en los diarios locales Diario de Zaragoza y Heraldo de Aragón e intervenido directamente en la fundación de otros diarios como Reglón (Oviedo) e Informaciones, sin olvidar su paso por La Correspondencia de España (Madrid)— y una sólida formación humanística (era doctor en Historia y autor de interesantes trabajos de investigación), le permitieron diseñar un periódico de alta calidad de contenidos y de notable diversidad temática.

Preocupado por la importancia del elemento gráfico, Aznar Navarro cuidó en extremo la fotografía al tiempo que incorporaba a La Voz la incisiva plumilla del dibujante humorístico Luis Teixidor, «Teixi». Junto a su diario comentario de portada («Diario de un ingenuo»), Aznar dio a La Voz un singular mordiente no sólo por la creación de secciones fijas dedicadas a todos los segmentos sociales (la mujer, el niño, etc.) y a los fenómenos de masas más significados, sino por incorporar periódicos «retratos en vivo» («Galería de profesionales» se denomina la sección) de los personajes aragoneses más destacados del momento: Pilar Bayona, Pamplona Escudero, Nicanor Villalta, Ricardo del Arco, Demetrio Galán Bergua, etc.

Muerto Aznar de pulmonía en 1927, le sucede en la dirección el escritor y periodista Juan José Lorente, quien abre las páginas de La Voz a firmas tan prestigiosas como las de Martín Triep, Ruiz Castillo, Arnal Cavero, Miguel Gay, Giménez Arnau, García Mercadal, Emilio Alfaro, etc. Pero, sin el empuje inicial del primer director, La Voz comienza a declinar: después del breve paso por la dirección de Manuel Ciges Aparicio, toma el timón del diario Fernando Castán Palomar quien, a su vez, incorpora a la publicación firmas reconocidas como las de Cistué de Castro, Serrano Serrate, Moneva, González Ruano, etc.

Tras la marcha de Castán Palomar, el periódico entra en una lenta agonía que culmina con su desaparición en 1935.

Bibliografía

Fernández Clemente, E. y C. Forcadell: Historia de la Prensa Aragonesa; Zaragoza, 1979.

Fuentes