Requisitos sanitarios en los envases de alimentos

Revisión del 10:44 18 abr 2016 de Arcadio (discusión | contribuciones) (Página creada con «{{Objeto|nombre= Requisitos sanitarios en los envases de alimentos |imagen=Miniindustrias.JPG|tamaño=250px|descripcion=Principales requisitos sanitarios generales que debe...»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Requisitos sanitarios en los envases de alimentos
Información sobre la plantilla
Miniindustrias.JPG
Principales requisitos sanitarios generales que deben cumplir los medios de envase y embalaje de alimentos.

Requisitos sanitarios en los envases de alimentos. Principales requisitos sanitarios generales que cumplirán los envases, embalajes y medios auxiliares destinados al contacto con alimentos desde su obtención, producción, almacenamiento y transportación hasta su distribución y consumo.

Generalidades

Todos los alimentos pasan por múltiples operaciones durante su cosecha, limpieza, selección, manipulación, carga, descarga, transporte, almacenamiento, procesamiento, empaque, exposición y venta, y en todas ellas se emplean diversos medios de envase y embalaje, en los que se corre el peligro de contacto con fuentes de contaminación o de daño que mermen su calidad o los hagan peligrosos para el consumo.

Es por ello que se requiere intensificar la capacitación sobre la implantación y seguimiento estricto de las normas de higiene a seguir. Los aspectos que aquí enumeramos no son exhaustivos, por lo cual es necesario que se consulten las normas cubanas correspondientes, especialmente la NC 452: 2006.

Requisitos para las materias primas

Aluminio. Los envases de aluminio u hoja de aluminio tendrán como mínimo el 98 % de pureza. Las aleaciones de aluminio, titanio, o bario, clase hidrolítica IV, tendrán un contenido de óxido inferior al 24 %.

Cerámicas. Los materiales cerámicos, porcelana o barro cocido estarán vidriados en su cara interna de modo que resistan el ataque de ácidos.

Cartón y papel. Serán de primer uso, y que en su elaboración no contengan ácido bórico, formol u otros antisépticos. No tendrán olor o sabor, serán blancos o teñidos con colorantes aprobados.

Maderas. Serán atóxicas, de primer uso en los casos que así se requiera, con superficie lisa, limpia y bien pulimentada.

Hojalata. Se empleará hojalata electrolítica, hojalata estañada por inmersión en caliente, y hojalata electrolítica diferencial de primer uso, cuya superficie corresponda con el producto que ha de contener.

Plásticos. Serán plásticos que no cedan monómeros, aditivos u otras sustancias contaminantes que afecten la salud del consumidor o las características organolépticas del alimento.

Fibras. Las fibras textiles deberán ser de primer uso y que garanticen una adecuada manipulación y conservación.

Pinturas y barnices. Las pinturas esmaltadas Y productos para los decorados exteriores de los envases se elaborarán con colorantes inocuos, no permitiéndose el uso de aquellos que contengan antimonio, arsénico, bario, cadmio, cobre, cromo, uranio, cobalto, plomo, mercurio y zinc bajo formas solubles. Los barnices, lacas y otras sustancias de recubrimiento interior serán atóxicas y resistentes a la interacción con el producto y a los tratamientos a que estos sean sometidos.

Otros. También se usan en envases otros materiales como tripas naturales o artificiales de gelatina, de calidad alimentaria, compuestos macromoleculares como caucho natural o sintético, parafinas, ceras y otros medios, siempre con las condiciones técnicas aprobadas por las autoridades sanitarias correspondientes.

Requisitos de fabricación

Durabilidad. Los envases garantizarán que durante el tiempo de durabilidad establecido para el producto y en condiciones de almacenamiento adecuado, los contaminantes se mantengan dentro de los niveles establecidos.

Materiales. Se construirán con materiales resistentes y que garanticen la protección del producto que vayan a contener, facilitando la adecuada manipulación y transportación.

Superficies. No tendrán superficies cortantes, punzantes u otras alteraciones que dañen al manipulador o al producto contenido.

Requisitos de utilización

Tipos de envases. Los envases y medios auxiliares serán los específicamente aprobados para cada tipo de alimento. Cualquier modificación o introducción tendrán que ser aprobada por las autoridades sanitarias. Para los diferentes tipos de envases de productos agrícolas véase: Envases agrícolas.

Envases reutilizables. Se permitirá el empleo de envases reciclados siempre que sea posible efectuar una correcta esterilización antes de usarlos nuevamente y cuando no se le haya dado un uso previo que pueda provocar daño a la salud.

Identificación. Los envases y embalajes poseerán la identificación del producto con los datos establecidos en las regulaciones pertinentes.

Conservación. Los envases y embalajes se mantendrán e un estado de conservación adecuado, sin riesgo de daño o de contaminación.

Requisitos de cierre y sellaje

Conservas enlatadas. Se utilizará preferentemente el cierre engatillado y juntas de goma o sucedáneos, así como otros medios que garanticen un cierre hermético.

Materiales. El cierre de los envases se hará con estaño técnicamente puro; corcho, caucho o sucedáneos de primer uso; plásticos que no cedan monómeros, aditivos u otras sustancias contaminantes; tapas metálicas provistas en su interior con juntas de corcho, aluminio, estaño, plástico u otros materiales; termosoldadura eléctrica en los envases de plástico; papel engomado; hilo o cordón cosido; y otros aprobados por las autoridades sanitarias.

Fuente

  • NC 452: 2006. Envases, embalajes y medios auxiliares – Requisitos sanitarios generales.