Saltar a: navegación, buscar

Alpes

Alpes
Información sobre la plantilla
Alpes.jpeg
Cadena de montañas situada en Europa central
Localización
País(es)Bandera de Francia Francia,
Bandera de Suiza Suiza,
Bandera de Italia Italia,
Bandera de Austria Austria,
Bandera de Mónaco Mónaco,
Bandera de Eslovenia Eslovenia,
Bandera de Alemania Alemania,
Bandera de Liechtenstein Liechtenstein
Características
Longitud1.200 km
Anchura400 km
CumbresMont Blanc
Máx. cota4.810 m
Superficie190.000 km2

Los Alpes son una importante cadena de montañas situada en Europa central. Su cota culminante es el Mont Blanc, con 4.810 metros de altitud. Alrededor de los Alpes, favorecido por ríos importantes de caudal uniforme y ricas tierras de cultivo, se asentaron muchos pueblos, entre las que pueden nombrarse a celtas, suizos, sudalemanes, austríacos, eslovenos, lombardos, borgoñones, lorenos o antiguos pueblos itálicos.

Etimología

No se sabe a ciencia cierta si fueron los celtas, los romanos o los germanos quienes bautizaron los altos picos alpinos, existiendo varias etimologías posibles:

  1. Los pueblos celtas fueron unos de los primeros pobladores de la zona, ya que cerca de allí desarrollaron su primeras manifestaciones culturales, conocidas como La Tène, antes de extenderse por el resto de Europa. Estos pueblos denominaban alpe en general a toda montaña escarpada.
  2. La palabra Alpes pudo formarse a partir de albus, término latino para definir blanco, o a partir de alb, término celta equivalente, siendo en ambos casos una alusión a la intensa coloración blanca que presentan las cumbres nevadas de esta cordillera.
  3. En la mitología antigua de los germanos, Alp era un espíritu aéreo que moraba en la cumbre de las montañas más escarpadas bajando de vez en cuando a perturbar la tranquilidad de los habitantes de las poblaciones cercanas.
  4. Otra etimología relaciona la palabra Alpes con el significado de valle, lo que pondría de relieve que cuando fueron bautizados no interesaban las cimas, sino los pastos altos.

Descripción física

Son numerosas las montañas de más de cuatro mil metros. Con criterios geológicos y geográficos se pueden dividir en tres sectores diferenciados:

  1. Los Alpes Occidentales, que irían desde las primeras elevaciones cerca del mar Mediterráneo hasta el Valais. Los Alpes Marítimos y el macizo del Mont Blanc son los bloques más importantes.
  2. Los Alpes Centrales, desde el Valais hasta los Grisones. Todo el Valais con el macizo más importante de los Alpes, el Monte Rosa y el Oberland.
  3. Los Alpes Orientales, que abarcan el resto de la cordillera hacia el este y el sur. El Tirol, los Alpes Julianos y los Dolomitas son las formaciones más importantes. Las últimas elevaciones en esta dirección llegan hasta las primeras de otro gran macizo: los Cárpatos.

Origen

La formación de esta cordillera es compleja, producto de una serie de movimientos tectónicos producidos al Mesozoico (era Secundaria, de 245 a 65 millones de años atrás) y al Cenozoico (en su primera parte, la era Terciaria), que abarcaron desde el Magreb hasta los Urales. La existencia de grandes fosos marinos en estas regiones y su posterior cierre debido a la convergencia de las placas continentales africana y europea provocó enormes plegamientos, en sentido norte y oeste primero, y después en sentido sur y este. Estos plegamientos fueron la causa de que las placas sedimentarias de superficie fueran desplazadas en las mismas direcciones que los plegamientos. Aun así, en tiempos posteriores a los movimientos de compresión, se dieron desplazamientos de extensión, por flexión de las zonas levantadas, cosa que dio lugar a la difícil orografía actual de los Alpes. Los cuatromiles de los Alpes La Barre des Écrins, 4.101 m, macizo des Écrins.

Gran Paradiso, 4.061 m, Grupo del Gran Paradiso. Las Aiguilles du Diable "Agujas del Diablo", un grupo de cinco agujas del macizo del Mont Blanc en los contrafuertes orientales del mont Blanc du Tacul. Son, de la menos a la mas elevada y de noroeste a sudeste: L'Isolée, (4.114 m); la pointe Carmen (4.109 m); la pointe Médiane (4.097 m); la pointe Chaubert (4.074 m) y la Corne du Diable (4.064 m). Piz Bernina, 4.049,1 m, Grupo del Bernina. Así como en los Andes la elevación de las montañas más importantes rebasa los seis mil metros y en el Himalaya los ocho mil, los Alpes como cordillera se explica como una sucesión de montañas de más de cuatro mil metros. Claro está que su número puede variar en función de los criterios con qué se determine si una elevación u otra es una cumbre independiente o no. En 1994 la UIAA publicó una lista oficial de los cuatromiles de los Alpes, combinando tres criterios, topográfico, morfológico y alpinístico. Resultó así una lista "oficial" UIAA de los cuatromiles de los Alpes con 82 cimas. La UIAA aclara que la lista pretende ser principalmente para montañeros. Por lo tanto, no se basa sólo en criterios topográficos (que son, en cualquier caso, el elemento principal), sino también en criterios complementarios, más subjetivos, que podrían cambiar durante la evolución del alpinismo. Hay puntos topográficos que superan los 4.000 msnm y que, sin embargo, no se reputan cimas independientes porque, por ejemplo, su prominencia es inferior a los 30 m., por ello se excluyeron de la lista "oficial". Así, se excluyeron Il Roc con un desnivel de 28 m o el Pic Eccles con desnivel de alrededor de 20 m. Esa lista de 82 cimas es la que se toma como referencia en el alpinismo. Por ejemplo cuando el alpinista esloveno Miha Valič hizo las 82 cumbres en solitario y en invierno en 102 días del 27 de diciembre de 2006 al 7 de abril de 2007.[1] La lista oficial de la UIAA es la siguiente: 1. Macizo des Écrins: 2 • Barre des Écrins 4.101 m • Dôme de Neige des Écrins 4.015 m 2. Grupo del Gran Paradiso: 1 • Gran Paradiso 4.061 m 3. Macizo del Mont Blanc: 28 • Aiguille de Bionnassay 4.052 m • Dôme du Goûter 4306 (I) / 4304 m (F)[2] • Mont Blanc / Monte Bianco 4.807 (Mayor Altitud) • Monte Bianco di Courmayeur 4765 m • Picco Luigi Amedeo 4470 m • Mont Brouillard 4.068 m • Punta Baretti 4.006 m • Grand Pilier d'Angle 4.243 m • Aiguille Blanche de Peuterey 4.114 m • Mont Maudit 4.468 m (I) / 4465 m (F) • Mont Blanc du Tacul 4.248 m • L'Isolée 4.114 m • Pointe Carmen 4.109 m • Pointe Médiane 4.097 m • Pointe Chaubert 4.074 m • Corne du Diable 4.064 m • Dente del Gigante / Dent du Géant 4.014 m (I) / 4.013 m (F) • Aiguille de Rochefort 4.001 m • Dôme de Rochefort 4.015 m • Punta Margherita 4.065 m • Punta Elena 4.042 m (I) / 4.045 m (F) • Punta Croz 4.108 m (I) / 4.110 m (F) • Punta Whymper 4.180 m (I) / 4.184 m (F) • Punta Walker 4.206 m (I) / 4.208 m (F) • Les Droites 4.000 m • Aiguille du Jardín 4.035 m • Grande Rocheuse 4.102 m • Aiguille Verte 4.122 m 4. Alpes Peninos o del Valais: 41 • Combin de Valsorey 4.184 m • Combin de Grafeneire 4.314 m • Combin de la Tsessette 4.141 m • Dent d'Hérens 4.171 m (CH) / 4.179 (I) • Monte Cervino / Matterhorn 4.477,5 m (CH) / 4.478 m (I) • Dent Blanche 4.357 m • Bishorn 4.153 m • Weisshorn 4.506 m • Ober Gabelhorn 4.063 m • Zinalrothorn 4.221,1 m • Breithorn West 4.164 m (CH) / 4.165 m (I) • Breithorn centrale / central 4.159 m (CH) / 4.160 m (I) • Breithorn E (Est /Ost) 4.139 m (CH) / 4.141 m (I) • Breithornzwillinge E / Gemello del Breithorn orient. (Punta 4106) 4.106 m • Roccia Nera 4.075 m • Pollux / Polluce 4.092 m (CH) / 4.091 m (I) • Castor / Càstore 4.228 m (CH) / 4.221 m (I) • Lyskamm W / Lyskamm occident. 4.479 m (CH) / 4.481 m (I) • Lyskamm E / Lyskamm orientale 4.527 m • Punta Giordani 4.046 m • Piramide Vincent 4.215 m • Corno Nero 4.322 m • Ludwigshöhe 4.341 m (CH) / 4.342 m (I) • Parrotspitze / Punta Parrot 4.432 m (CH) / 4.436 m (I) • Signalkuppe / Punta Gnifetti 4.554 m • Zumsteinspitze / Punta Zumstein 4.563 m • Dufourspitze / Punta Dufour 4.633,9 m • Nordend 4.609 m (CH) / 4.612 m (I) • Strahlhorn 4.190 m • Rimpfischhorn 4.198,9 m • Allalinhorn 4.027,4 m • Alphubel 4.206 m • Täschhorn 4.490,7 m • Dom 4.545 m • Lenzspitze 4.294 m • Nadelhorn 4.327 m • Stecknadelhorn 4.241 m • Hohbärghorn 4.219 m • Dirruhorn 4.035 m • Weissmies 4.023 m • Lagginhorn 4.010 m 5. Alpes Berneses: 9 • Aletschhorn 4.195 m • Jungfrau 4.158,2 m • Mönch 4.099 m • Gross Fiescherhorn 4.048,8 m • Hinter Fiescherhorn 4.025 m • Gross Grünhorn 4.043,5 m • Finsteraarhorn 4.273,9 m • Schreckhorn 4.078 m • Lauteraarhorn 4.042 m 6. Grupo del Bernina: 1 • Piz Bernina 4.049,1 m Aparte de esta lista oficial de 82 cimas, hay una lista ampliada de otras 46 cimas encima de los 4.000 msnm que no satisfacían los criterios de selección, hasta sumar un total general de 128 cimas. En ella se encuentran, por ejemplo, Rochers de la Topurnette (4677 m) en el macizo del Mont Blanc o la Ostspitze (4632 m) de los Alpes Peninos.

Glaciares de los Alpes

Los glaciares alpinos actuales son restos de la gran glaciación cuaternaria y continúan, además, en constante y rápido retroceso. Pese a esto, con datos del final del siglo XX, se pueden contar muchos glaciares, repartidos por toda la cordillera. Los más extensos, de este a oeste, son:

  • El glaciar de Aletsch (Aletschgletscher), con el Konkordiaplatz, que forma un conjunto de 130 kilómetros cuadrados de superficie. Su lengua se extiende durante una longitud de 27 kilómetros. Es el glaciar más extenso de Europa continental.
  • El glaciar de Gorner (Gornergletscher), en el Valais, con una extensión de 68 kilómetros cuadrados y un recorrido de 12 kilómetros. El clima seco de aquella zona le afecta mucho y es uno de los glaciares en el qué se aprecia mejor el fenómeno de recesión.
  • El glaciar Argentière, perpendicular al valle de Chamonix por encima del pueblo de Argentière en el departamento de la Alta Saboya; ya al macizo del Mont Blanc, con el conjunto de glaciares que lo forman, ocupa 24 kilómetros cuadrados y tiene un recorrido de cinco kilómetros. Este glaciar ha tenido durante último siglo espectaculares movimientos de avance, provocados por la acumulación en su parte media de nieve caída de las crestas laterales, y ha llegado a afectar en su movimiento algunas instalaciones de la estación de esquí que hay a la zona. De todos modos, y pese a estos avances, desde el 1900 su zona de fusión ha subido unos 400 metros.
  • La Mer de Glace (Mar de hielo), en Vallée Blanche, también en el macizo del Mont Blanc, con seis kilómetros de recorrido. Desde el comienzo del siglo XX (en 1908) y como un atractivo turístico se puede visitar –su base– con el ferrocarril de Montenvers, que sale de Chamonix. Cuando se construyó este ferrocarril, la estación de llegada quedaba unos cincuenta metros del nevero, y hoy son casi trescientos.
  • Glaciar des Bossons (Bossonsgletscher). El hielo que lo ha formado baja –en parte al menos– desde el pico del Mont Blanc y tiene un fuerte pendiente media, unos 45º, lo que hace que sea una de los glaciares alpinos de más rápido desplazamiento, unos 190 metros anuales. Sólo otros glaciares alpinos más pequeños y empinados superan esta velocidad.

Fauna y flora

En los Alpes, los hábitats vienen determinados por la altitud; así, hasta los 600 o 800 metros de altura, allí dónde ha sido posible, las tierras se han dedicado a los cultivos: alfalfa, panizo, trigo, uva, patatas y árboles frutales son los cultivos más frecuentes. A continuación las zonas boscosas: haya, robles y coníferas de muchas especies, de las cuales hay algunas de hoja caduca que llegan –en los lugares adecuados hasta dos mil metros de altitud. En general, sin embargo, por encima de los 1.500 metros, allí dónde se ha formado tierra suficiente por soportarlo, dominan los prados de hierba y los pastos. La supervivencia de las diversas especies de animales salvajes ha sido condicionada también por la existencia de grandes extensiones del todo inhabitables: los glaciares y las altas crestas. En el resto del territorio se encuentran los siguientes mamíferos: el corzo, el rebeco, el ciervo y el íbice de los Alpes o "stambecco", una subespecie de la cabra montesa que ya sólo puede ser observada en la zona de los Alpes de Graies. El oso pardo y el lobo, al menos en completa libertad, son sólo un recuerdo del pasado. Son mucho más frecuentes el cerdo jabalí, el zorro, la ardilla, la marmota y la liebre. Estas dos últimas especies ocupan zonas elevadas, aparentemente muy por encima de la línea de vegetación. En los bosques, más difíciles de encontrar sin embargo, también hay jinetas, tejones y pequeños mustélidos. Las aves más visibles son águilas, buitres y numerosas especies de córvidos. Una de estas especies de carroñeros, la chova piquigualda es capaz de subir por encima de las cumbres más frecuentadas, por hostiles que sean las condiciones, en pos de los grupos de alpinistas, mientras espera que le ofrezcan comida. En la vertiente sur de los Alpes se ha reintroducido con éxito el quebrantahuesos. En los ríos, la única especie es la trucha, aunque hay de varias clases, algunas foráneas. Justo es decir que incluso fuera de las zonas de especial protección, los bosques y los animales son tratados con mucho cuidado en toda la zona de los Alpes, en muchos casos como un atractivo turístico, mucho más valioso y rentable que la madera de los árboles y la carne o la piel de los animales. Prueba de esto es que la tímida ardilla es frecuente incluso en los jardines de los pueblos y de las ciudades.

Clima

El clima varía dependiendo de las zonas, por lo general hasta los 1.000 m predomina un clima templado con unas precipitaciones de entre 500-800 mm al año y unas temperaturas media de -3 °C y 5 °C en invierno y entre 16 °C y 22 °C en verano. A partir de los 1.000 metros de altitud las temperaturas bajan y las precipitaciones suben situándose por encima de los 1.000 mm anuales, las temperaturas medias de verano están alrededor de 10 °C en verano y entre los -10 °C y los -3 °C en invierno y las precipitaciones son mayoritariamente de nieve de noviembre a abril. A 1.800 m debido a los efectos de la altitud el Clima alpino es aún más extremo, las precipitaciones están alrededor de los 2.000 mm anuales las temperaturas entán normalmente bajo cero entre 6 y 9 meses al año que oscilan entre los 3 °C y los 9 °C en verano y por debajo de los -8 °C en invierno y la nieve lo cubre todo de octubre a junio. Por encima de los 3.000 m está la zona de los glaciares y la nieve perpetua con temperaturas medias mensuales casi siempre por debajo de los 2 ó 0 °C

El hombre en los Alpes

La ocupación humana en la cordillera es relativamente moderna. Se considera que hace sólo unos cinco mil años que empezaron a instalarse las primeras poblaciones permanentes. Los grandes glaciares, en su retroceso, liberaron grandes extensiones de tierras llanas, cubiertas con el paso del tiempo por sedimentos fértiles, en las dos vertientes de la cordillera, que en su momento serían ocupadas por el hombre, en su proceso de expansión. No es hasta la época de la conquista romana que se tienen datos históricos sobre la población humana en los Alpes. En aquellos momentos se encontrabas habitadas por tribus de origen celta como los nantuates, veragros, sedunos, los retianos, los salasos o los lepontinos. Las invasiones romanas desde el sur y las germánicas (longobardos) desde el norte empujaron grupos de población a ocupar valles de uno u otro lado de la cordillera, atravésando los elevados puertos de montaña, cosa que explica la alternancia de las diversas culturas idiomáticas. Consecuencia de los movimientos de población son los idiomas que actualmente se hablan: el italiano, en la parte sur, el esloveno en el sudeste, el francés que domina en exclusiva la parte nor-oeste, el alemán en la parte norte y en Suiza y en el Tirol, El romanche (o retorromano) es el idioma común en la zona de los Grisones y la parte alta del valle del Rin. Este idioma tiene, además, numerosos dialectos, pero entre todos son apenas utilizados por unas cincuenta mil personas. El ladino dolomita se habla en Italia, dónde está restringido prácticamente a la zona de los Dolomitas, y a los valles del sudeste suizo. En forma de dialectos, muy mezclado con el romanche y sin la categoría de lengua escrita, se habla en zonas del Tirol. Durante todo el siglo XX y también actualmente, los Alpes se han convertido en un destino mundial de primer orden del turismo. Con el fondo paisajístico que los caracteriza, se ha construido un número importante de estaciones invernales para la práctica del esquí alpino. Algunas son muy importantes, otras sólo tienen un pequeño remonte, sito –es el caso de pequeños pueblos en las zonas rurales de Austria– en ocasiones al mismo patio de la escuela pública de la localidad. La práctica del alpinismo atrae cada verano a miles de practicantes, que permanecen, en muchos casos, la temporada entera. De igual manera, los amantes del senderismo y del trekking se dan cita cada verano en los Alpes en un creciente número de practicantes. Pueblos como Chamonix se convierten en el punto de partido de treks como el Tour del Mont Blanc o el Tour de las Agujas Rojas. Asimismo, en la primavera, las ascensiones y travesías de esquí de montaña dan vida a pueblos y refugios remotos, en valles apartados, a menudo fuera de las corrientes turísticas más importantes. Todas estas actividades han dado lugar a una verdadera industria de la montaña, que además se está llevando a cabo con un notable respeto por el entorno, excepto naturalmente en el caso de las estaciones de esquí. Esta industria está siendo muy contestada durante las últimas décadas: se han limitado las nuevas instalaciones y se han retirado aquellas que por cualquier razón quedaban fuera de servicio. Son numerosos los grupos de carácter conservacionista y que tienen una considerable influencia a la sociedad, que velan por impedir la desnaturalización de la cordillera.

Turismo en los Alpes

Casi la mitad de la superficie de Suiza supera los 1.200 metros de altitud. Gran parte de este vasto espacio alpino no puede ser explotado, ni siquiera de forma extensiva. Pero los Alpes sirven, ante todo, como espacio de ocio y recreo, particularmente para la gente de ciudad. El fomento del turismo alpino tuvo como consecuencia la construcción masiva de infraestructuras: ferrocarriles de montaña, polideportivos, hoteles y chalets. Los montañeses están orgullosos del estándar tecnológico de sus teleféricos y ferrocarriles que baten todos los récords existentes en cuanto a altura, velocidad y subida. Un 60% de los recursos nacionales del sector turístico se genera con el turismo alpino. Este progreso impulsó la creación de empleo en las zonas montañosas, pero también provocó serios problemas ecológicos, porque, a pesar de la densa red de comunicaciones ya existentes, los turistas prefieren ir en coche.

Adscripción política

Actualmente los Alpes están administrativamente repartidos entre cuatro estados: Francia, Suiza, Austria e Italia, al menos con respecto a los grandes macizos, puesto que también Mónaco, Eslovenia, Alemania y Liechtenstein tienen dentro de sus fronteras algunas estribaciones de la importante cordillera.

Fuentes

Enlaces externos

* Web de información turística en los Alpes
* Wikimedia Commons alberga contenido multimedia sobre Alpes