Saltar a: navegación, buscar

Antonio Martínez Andrés

Antonio Martínez Andrés
Información sobre la plantilla
Antoniomartinezandres.jpg
Pintor español radicado en Cuba durante el Siglo XX
NombreAntonio Martínez Andrés
Nacimiento30 de enero de 1917
Madrid, Bandera de España España
Fallecimiento23 de julio de 1966
San Petersburgo, La Florida, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos

Antonio Martínez Andrés. Pintor español, radicado en Cuba, apenas conocido, incluso para los especialistas en arte cubano del siglo XX.

Síntesis biográfica

Antonio Martínez Andrés nace en Madrid el 30 de enero de 1917; comenzó su formación pictórica en 1934 en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, la cual le otorgó en 1947 una de las pensiones que, fundadas por el conde de Cartagena, permitían a los artistas españoles la ocasión de ponerse en contacto con el arte plástico o moderno de otros países; de ahí que se traslade a Estados Unidos para disfrutar de esa beca en la especialidad de Pintura.

Labor profesional

Estando en Estados Unidos expone en la Newton Gallery, de Nueva York, obras basadas en motivos españoles y alguna mostrando algún característico aspecto de Nueva York. Terminada la beca en Estados Unidos, y habiendo mantenido su noviazgo con la cubana Silvia García Nava, decide no regresar a España y viaja a La Habana, donde inmediatamente tiene lugar su debut artístico en el Lyceum Lawn Tennis Club, donde muestra retratos, paisajes y temas de la llamada pintura de género, que le permiten ser calificado como todo un pintor por Armando Maribona, profesor de la Academia de Bellas Artes San Alejandro, y el doctor Luis de Soto, catedrático de Historia del Arte de la Universidad de La Habana.

La obra de Antonio Martínez Andrés responde a un afán de modernidad no rupturista que trató de elaborar un nuevo academicismo desde otros valores, en los que el valor emblemático de la pintura era un contenido fundamental, es desde esta perspectiva que puede justipreciarse su pauta estética hispanizante y, sin lugar a dudas, su gran oficio, sin el cual no hubiera podido acometer los murales religiosos que marcan su paso por La Habana, donde no se conservan —al menos expuestas— piezas suyas de carácter profano. Importantes exponentes del patrimonio religioso habanero conservan las pinturas de Antonio Martínez Andrés, un pintor apenas conocido, incluso para los especialistas en arte cubano del siglo XX. Es el caso de la iglesia de Nuestra Señora del Carmen, en Centro Habana; la parroquia de El Carmelo (Plaza de la Revolución) y el Convento de San Juan de Letrán, en El Vedado; la Iglesia de San Francisco de Paula, en La Habana Vieja, y el hogar de ancianos de Santovenia, en El Cerro.

Muerte

Hasta 1960 Antonio Martínez Andrés vivió en La Habana, de donde partió a San Petersburgo, La Florida, Estados Unidos. Allí falleció el 23 de julio de 1966. Nunca dejó de pintar.

Fuentes

Galería