Saltar a: navegación, buscar

Baldomero Fernández Espartero

(Redirigido desde «Baldomero Espartero»)
Baldomero Fernández Espartero
Información sobre la plantilla
Virrey de Navarra
Regente del Reino de España
Presidente del Consejo de Ministros de España
Baldomero espaltero.jpg
Reinado 17 de octubre de 1840 - 23 de julio de 1843
Nombre real Joaquín Baldomero Fernández-Espartero Álvarez de Toro
Otros títulos Virrey de Navarra
Príncipe de Vergara
Duque de la Victoria
Duque de Morella
Conde de Luchana
Vizconde de Banderas
Nacimiento 27 de octubre de 1793
Granátula de Calatrava en Ciudad Real, Castilla-La Mancha, Bandera de España Reino de España
Fallecimiento 8 de enero de 1879 (85 años)
Logroño, Provincia La Rioja, Bandera de España Reino de España
Predecesor María Cristina de Borbón-Dos Sicilias
Sucesor Declaración de mayoría de edad y reinado personal de Isabel II


Baldomero Fernández Espartero (Granátula de Calatrava, 21 de febrero de 1793 - Logroño, 8 de enero de 1879), conocido como Baldomero Espartero, fue un militar y político español. Nombrado conde de Luchana, duque de la Victoria y príncipe de Vergara con tratamiento de alteza real.

Síntesis biográfica

Trayectoria militar

Cuando comenzó la Guerra de Independencia de España, en 1808, abandonó la carrera eclesiástica que cursaba para dirigirse al frente de combate. Dos años después estaba en el ejército, en Cádiz, como ingeniero.

Tras pasar a integrar el arma de Infantería, en 1815 marchó con el grado de teniente en el contingente de tropas del general Pablo Morillo a combatir contra los independentistas sudamericanos. Ascendió a brigadier durante sus nueve años de presencia continuada en América, al mismo tiempo que se imbuía de las ideas liberales de carácter progresista.

En julio de 1824 se dirigió a España a cumplir una misión planteada por el virrey del Perú, y a su retorno al continente americano fue apresado tras la derrota española ocurrida en diciembre de ese año en Ayacucho, en la cual no participó. Finalizado su encarcelamiento, en 1825, regresó a España para continuar la carrera militar en diferentes destinos.

Al morir el rey Fernando VII, en 1833, apoyó la causa de Isabel II y la regente María Cristina, en virtud de sus convicciones constitucionales. En la primera Guerra Carlista fue nombrado general en jefe de Vizcaya, y en mayo de 1834, dirigió la defensa de los dos sitios carlista a Bilbao. El segundo de ellos ―siendo ya general en jefe del Ejército del Norte― se efectuó después de haber obtenido la victoria de Luchana, el 24 de diciembre de 1836, por lo que fue recompensado con el título de conde de Luchana.

Organizó la defensa de Madrid frente a la expedición de Carlos de Borbón, en 1837, y aprovechó las disensiones en el bando carlista para atraer al mariscal de campo Rafael Maroto y negociar con él la paz, que fue sellada con el abrazo de Vergara, en 1839, que puso fin a la primera guerra carlista en casi todo el territorio español, y le sirvió a Espartero para recibir el título de duque de la Victoria. No obstante, se encargó de acabar definitivamente con el conflicto y pacificó la comarca de El Maestrazgo.

Trayectoria política

Se desempeñó como presidente del Consejo de Ministros en 1840, y como regente de 1841 a 1843, después de haber desplazado a María Cristina de Borbón, con la que había tenido graves discrepancias. De esa manera completó su ascensión: desde un origen modesto a «conde», «duque» y «regente».

Se enemistó con muchos de sus partidarios, a causa de su modo de gobernar autoritario y personalista, y en 1843 disolvió la Corte que se le había vuelto hostil, a lo que sobrevino un pronunciamiento militar que le arrebató el poder en ese mismo año. Al declararse la mayoría de edad de Isabel II, comenzaría una década de predominio conservador que comenzó en 1844.

Espartero se exilió en Inglaterra, de donde regresó en 1849 para vivir retirado en Logroño.

En 1854 se produjo una nueva revolución que llevó a Espartero a la presidencia del gobierno. Impulsó el programa de los liberales avanzados, pero fue expulsado en 1856 para refugiarse nuevamente en Logroño.

Tras la revolución que destronó a Isabel II en 1868, rechazó la oferta de ser elegido, por las Cortes, «rey constitucional de España». Tras la coronación de Amadeo de Saboya, fue nombrado príncipe de Vergara con tratamiento de «alteza real».

Muerte

Falleció en Logroño el 8 de enero de 1879, a los 85 años de edad.

Fuentes