Batalla de Carras

Batalla de Carras
Información sobre la plantilla
Carras.jpg
Caballería del ejército en ataque a las tropas romanas.
Fecha:9 de junio de 53 a.C
Lugar:Proximidades de Carras, actual Bandera de Turquía Turquía
Descripción:
Una de las derrotas más severas que sufrió la República romana.
Resultado:
Victoria del Imperio Parto
País(es) involucrado(s)
República de Roma, Imperio Parto
Líderes:
Marco Licinio Craso, Publio Licinio Craso, Cayo Casio Longino, Surena


Batalla de Carras. (También conocida como Batalla de Carrhae) fue una importante batalla que tuvo lugar en el año 53 a.c en la ciudad de Carras entre el ejército romano al mando del general Marco Licinio Craso, gobernador de Siria por aquel entonces, y el ejército Partos al mando del general Surena. Fue una de las derrotas más severas que sufrió la República Romana.

Para Roma la principal consecuencia de esta batalla fue la muerte de Craso, y en consecuencia la desaparición del primer triunvirato, pasando de una regla de tres a otra de dos. Pero aún así dos era multitud para el gobierno de la República y el camino estaba despejado para el inicio de la guerra civil entre Julio César y Pompeyo.

Otra de las implicaciones de esta batalla fue el hecho de que el continente europeo se abriera a un nuevo y preciado material: la seda. Los romanos que lograron sobrevivir a la batalla describieron haber visto unas banderas brillantes, hechas al parecer con seda, usadas por los partos mientras les perseguían. Así, al mismo tiempo que el interés en Europa por este tejido crecía, se extendía la ruta de la seda entre este continente y China, dando comienzo a una de las rutas comerciales más grandes y prósperas de la historia.

La legión perdida de Licinio Craso

Hace algunos años volvió a aparecer en la prensa mundial el hallazgo en China de arquitectura antigua de posible origen romano y algunos estudiosos dijeron que podía tratarse de indicios la legión perdida de Craso, análogos a los hallados en el año 1955 por un historiador inglés llamado H. Hasenpflugs, que afirmó que algunos de los supervivientes capturados tras la batalla de Carras o Carrhae (53 a.c).

Carras fue una ciudad de Mesopotamia situada cerca del río Caloras al S. O. de Edesa, en la actual Hazzan en las que las legiones romanas de Licinio Craso fueron derrotadas por los jinetes arqueros partos del rey Orodés. Los cautivos romanos fueron vendidos como esclavos pero los miembros de unas pocas escuadras, a cambio de no ser esclavizados, aceptaron combatir para los partos, siendo llevados a la parte más oriental del imperio Parto en Batracia en la actual Afganistán para luchar contra los guerreros asiaticos llamados Hunos.

Breve referencia del Imperio de los Partos

Sobre Partia región de Asia en Persia, este Impero estaba entre el Norte del Mar Caspio, el Indo al Este, el Eritreo al Sur y el Eufrates al Oeste con capital en Ragos, después en Ecbatana y Ctesifón.

La Partia estaba en el centro del Imperio y de dividiía en cinco partes y era país montañoso y poco fértil con la montaña Devamend hasta el Ala-Dag. Sus ciudades más importantes fueron Hecatompilos y Partonisa dedicada a la sepultura de los reyes citando Tolomeo 25 localidades que nos son desconocidas.

El nombre del Imperio lo dieron los Partos que en idioma escita significa desterrados por tratarse de fugitivos escitas que se instalaron en el S. E. del Mar Caspio y fueron sometidos por varios pueblos hasta que el parto Arsaces se sublevó contra Antioco II Y Artaces II unió Hircania con Partia y con el auxilio de los griegos de la Bactriana triunfaron y en el 211 a. C. Antioco El Grande reconoció su independencia y empezaron épòcas de conquista con Mitridates I o Arsaces VI que quitó territorios a los griegos de la Bactriana, sometió a la India hasta el Hisafis, tomó a los selucidas la Medida,Babilonia, Asiria, Mesopotamia, su hermano fué rey de los armenios y cogió al rey de Siria Demetrio II pero su sucesor perdió todas estas conquistas y murió ante los escitas.

Mitridates II murió en guerra contra los armenios y la reducción de Siria a Provincia romana condujo a las legiones romanas hasta la frontera con Partia, que era el Eufrates. decir también que contra Mitridates II realizó su famosa campaña Sila con sus legiones obligando al monarca que había ocupado Grecia renunciar a todas sus conquistas.

Después de dos monarcas más ocupo el reinado Mitridates III (58 [[ a. C.) y los tres enfrentaron a las legiones romanas de Cotta y Luculo. En el 54 a. C. ocupó el trono Orades I en la época en que Craso entro en suelo parto y fué vencido en la batalla de Carras.

En el 36 a. C. el rey es Fraates IV que se enfrentó a las legiones romanas de Marco Antonio el cual sufrió derrota y salvo la vida tras una dificil retirada hasta llegar a Armenia haciendo frente a un enemigo que le superaba en 18 a 1. Frates IV en el año 31 a. C. conquistó la Media A. y amenazado por Augusto retorno las banderas de Craso y Marco Antonio y algunos prisioneros que aún vivían ofreciedo su amistad a los romanos.

Después reinaron varios reyes algunos muertos por su propia gente acusados de ser amigos de los romanos y despreciar sus costumbres partas, hasta el año 108 d. J. C. que reinó Cosroes.

Debido a lal enfrentamiento de Partos y Roma por el derecho de nombrar rey en Armenia, el emperador Trajano en un brillante campaña con sus legiones que venció y fijó las fronteras romanas en el río Tigris, pero Adriano retorno el psís conquistado.

Sucesores enfrentamientos con emperadores romanos como Marco Aurelio con las legiones de Casio que tomó Seleucia, Septimo Severo y caracalla que tomó Osroena determinó junto revueltas interiores la caida del Imperio Parto. Artajejes sublevó la Persia, Mesopotamia y la Media y fundó el segundo Imperio Persa o de los sasánidas. el ultimo rey parto fue Artabán IV. Las caracteristicas de este pueblo guerrero eran las siguientes:

  • La guerra era casi su única ocupación
  • Su ejercito se componía mayormente de esclavos y la caballeria con jinetes arqueros era su punto fuerte
  • Cuando les perseguían los enemigos seguian lanzando flechas a sus perseguidores sin detenerse ni girando el caballo siguiendo la huida
  • Los caballos y jinetes se cubrían de mallas de hierro
  • Seguían en religión las sectas de doctrinas de Zoroastro.

La batalla de Carras

Mapa de la zona. Carras queda ubicada entre las cabeceras de los ríos Tigris y Éufrates.

Las ambiciones personales de Licinio Craso hicieron que, después de haber derrotado a Espartaco y su ejercito de gladiadores, necesitara los medios de conseguir en el Primer Triunvirato una influencia igual a las de Julio César y Pompeyo, buscando la gloria militar de dichos guerreros y los grandes botines que daba la guerra a los generales de Roma (resultado del saqueo y pillaje de pueblos y ciudades). Craso opinaba que Julio César debía su importancia no solo a los méritos militares sino a las riquezas de saqueo en sus campañas en las Galias y España.

Decidió entonces Craso ir a combatir contra los partos, una empresa militar de las más dificiles y menos rentables que podía hacer debido a su ignorancia sobre la Milicia, contradiciendo a los generales romanos de Oriente. Estos eran sabedores de los riesgos que entrañaba un enfrentamiento contra los Partos y vendían la paz con ellos a cambio de riquezas, como Emilio Seauro que estaba en Siria con dos legiones y Gabinio que después de haber cruzado el río Eufrates se retiró a cambio de 10000 talentos.

Craso emprendió el viaje hacia el Imperio Parto y cruzó el río Eufrates, sometió varias ciudades sin importancia y volvió a Siria donde saqueó templos y obtener oro.

Arqueros partos a caballo

El rey de los partos reaccionó y le hizo llegar embajadores para que diese los motivos de haber entrado en su territorio y Crasó repondió que Seleucia las daría.

Al poco tiempo entraba en los desiertos de Mesopotamia haciendo caso a las mentiras de un guia en vez de escuchar las indicaciones de su lugarteniente Casio que advirtió que era mejor seguir el curso del Eufrates porque tendría el apoyo de la flotilla de navios de guerra que tenían los romanos en ese río para apoyarle en caso de verse en situaciones comprometidas y suministrarle viveres.

Mientras tanto los partos habían dividido su ejercito de la siguiente manera:

  • El rey Orodés se dirigió al Norte con sus infantes para enfrentarse al rey de Armenia Artavasdes y aliado de Roma
  • Para las legiones romanas de Craso envió a su excelente caballería compuesta de guerreros de caballería pesada e innumerables excelentes jinetes arqueros para emplear la táctica del envolvimiento y cercarlas.

El encuentro de los dos ejercitos se produjó en el rio Baliso no lejos de la ciudad de Carras y el terreno favorecía a los partos.

Craso comandaba la caballería romana y su hijo recién llegado con éxito de las Galias la infanteria.

El ejército de los partos que se habían guardado de que los romanos supiesen sus intenciones y el número de guerreros que formaban desplegaron de forma rápida y eficáz su inumerables guerreros a caballo en veloces corceles cayendo como un alud sobre las legione romanas con la intención de romper las líneas romanas pero estos demostraron una gran solidez permaneciendo inmutables.

Los jinetes flecheros partos observaron que su movilidad les daba ventaja y se retiraban y acribillaban con nubes de flechas a las estaticas legiones romanas en la llanura.

Observando el hijo de Craso que la lluvia de flechas no acababa hizó una carga con 1300 combatientes romanos a caballo y los partos ceden de sus ataques y observando esto los romanos la infanteria acompaña a la caballería en pos de los partos que huían.

Estos partos que se había retrasado en su fuga del grueso de su ejército fueron cercados por las legiones romanas y aniquiladas ganando una pequeña colina y el procónsul de Roma Licinio Craso donde creía ver consumada la victoria de sus legiones pero los partos volvieron sobre sus pasos y acabaron con el grueso de la caballeria de Craso, con renovadas fuerzas y se entabló un nuevo y furioso enfrentamiento entre romanos y partos, que solo la noche interrumpió llevándose la peor parte los romanos ante un enemigo a caballo practicamente intangible.

Mapa de la Batalla de Carras.

Craso se dió cuenta de la imposibilidad por más tiempo de las cargas de la caballería de los partos y decidió la retirada hacia la ciudad de Carras que también abandonó por estar mal fortificada para reistir a los partos,abandonando a su suerte a 4000 heridos.

El ejército emprendió silenciosamente la marcha de retirada por la noche pero los guias volvieron a mentir a Craso y las legiones romanas se encontraron de nuevo con los Partos hecho que hizo cundir en los soldados de Craso una gran desmoralización exigiéndole a su jefe Craso una entrevista con el general de los partos.

Este general era de la opinión de no entablar negociaciones con los romanos y pasó a cuchillo a Licinio Craso y su escolta. La cabeza cortada de Licinio Craso fue enviada al rey de los partos Orodés que asistía a la representación de la obra teatral de Euripides Bacantes y el actor de la misma cogió por los cabellos de Licinio Craso y siguió cantando, como la bacante que debía tener en la mano la cabeza del personaje de la obra de Eurípides Penteo diciendo: Traemos de la montaña un ciervo que acabamos de matar,ahora vamos a Palacio a aplaudir nuestra caza.

En resumen el desastre de la batalla de Carras para los romanos se debió a los siguientes errores del general L. Craso:

  • Su no mucha preparación en la Milicia
  • L. Craso no se preocupó de estudiar geográficamente al territorio parto que entraba,territorio de tu enemigo no el tuyo.
  • No estudió tampoco a los combatientes partos ni se preocupó de sus magníficos jinetes flecheros
  • Al entrar en el territorio no se ganó partidarios cosa que no le hubiese sido muy dificil.
  • Se dedicó al pillaje y a tomar ciudades poco importantes
  • Cuando el rey de los partos le envió embajadores para que le diese explicaciones de su obrar se dejó llevar por un traicionero orgullo que provocó aun más la rabia de los partos
  • No hizo caso a su lugarteniente Casio de avanzar por las orillas del Eufrates para tener en caso de dificultades el apoyo naval de la flotilla romana que navegaba por allí.
  • Sobre todo dejarse engañar por el enemigo al entrar con falsos guías que le hicieron penetrar imprudentemente por los desiertos de Mesopotamia donde el terreno era desfavorable a las legiones romanas.

Destino de los 10.000 prisioneros romanos

Se conoce por Plutarco y Plinio el Viejo que alrededor de 10.000 romanos fueron hechos prisioneros. ¿Qué destino esperaba a estos romanos?. Indudablemente la esclavitud. Sin embargo no quiso desaprovechar el rey Orodes la oportunidad excepcional de contar prisioneros de un ejército romano y utilizó a muchos de éstos para crear unidades militares destinadas a defender otras fronteras de sus dominios.

Cuenta Plinio el Viejo en su Historia Natural que los prisioneros fueron llevados a la región de Margiana. Esta era una región del Asia Central que limitaba al este con Hircania, al sur con Ariana y al este con la Bactria. Se caracterizaba según Plinio por tener un clima templado, el cultivo de la vid y por proceder de allí aquel hierro tan brillante que usaban los ejércitos partos para sus armaduras (este último dato nos lo proporciona Plutarco, no Plinio). Era una zona rodeada de montes en un entorno de mil quinientos estadios y de difícil acceso por causa de unos desiertos arenosos que se prolongaban a lo largo de ciento veinte mil pasos.

En esta zona fue fundada por Alejandro Magno en el 328 a.C. una de las muchas ciudades que llevaron su nombre (Alejandría) en las proximidades de la ciudad que después sería llamada Merv y actualmente Erk Kala de la República de Turkmenistán. Dicha ciudad fue destruida por una invasión de los pueblos escitas del norte y reconstruida por Antíoco I Sóter a principios del III AC quién la rebautizó como Antioquía. Este rey, pobló la ciudad con súbditos sirios cerca del nacimiento del río Margo, actualmente conocido como Murghab, y la rodeó en círculo con una muralla de 1.500 estadios. Dicha ciudad existía aún en tiempos de Orodes II de Partia y allí fue donde envió a los prisioneros romanos. A partir de ahí se pierde la pista de los 10.000 según las fuentes clásicas.

Véase también

Fuentes