Batalla de Gazala

Batalla de Gazala
Información sobre la plantilla
355 × 208, 22 KB
Concepto:Guerra del Decierto- Segunda Guerra Mundial

Batalla de Gazala La batalla de Gazala fue uno de los más relevantes enfrentamientos entre las tropas del Eje, formadas por el Deutsches Afrika Korps y el ejército italiano bajo el mando del Zorro del Desierto, el mariscal de campo Erwin Rommel


Historia

El comandante en jefe británico para Medio Oriente Mscal Claude Auchinleck se vio presionado por el primer ministro Churchill para lanzar una ofensiva en el norte de África a comienzos de 1942. Sin embargo consideró que era imposible hacerlo antes de junio cuando las unidades enviadas a Siria, Irán e Irak volviesen a África. Para la misma época, marzo, Rommel discutía con Hitler las futuras operaciones en el teatro. En esas reuniones se le informó a Rommel que no debía esperar refuerzos pues la campaña rusa consumiría los disponibles en su próxima ofensiva, asimismo la inteligencia alemana le comunicó que en los Estados Unidos de Norteamérica el My Grl George S. Patton acababa de completar el entrenamiento para combate en el desierto de un cuerpo de ejército completo.

Fuerzas Enfrentadas

El octavo ejército Inglés bajo el mando del Tte Grl Ritchie era una fuerza experimentada en el teatro africano y con un muy buen nivel de instrucción, aunque las derrotas sufridas a manos de Rommel habían deteriorado su moral. La infantería británica estaba mejor equipada que su contraparte italiana, pero carecía de la movilidad de las tropas alemanas. Aún así sus divisiones eran superiores en número y poder de fuego. En cuanto a la artillería los ingleses desplegaban una superioridad de ocho a cinco con relación a las piezas dispuestas por el eje.


Los Italianos

Aunque las tropas italianas de la Segunda Guerra Mundial tienen mala fama, realmente no eran tan ineficientes como se cree. En esencia el ejército italiano era una fuerza de infantería. Las divisiones no motorizadas prácticamente sólo podían ser empleadas para defensas estáticas; el equipo en general estaba pasado de época y nunca estuvieron bien aprovisionadas; contaban además con insuficientes unidades de apoyo y un pobre equipo de transmisiones. Las divisiones motorizadas aunque mejores, igualmente nunca dispusieron de suficientes camiones.


Entre las unidades italianas probablemente la mejor era la división blindada Ariete debido a que muchos de sus oficiales habían sido entrenados en Alemania. El resto de los oficiales del ejército ofrecían un pobre cuadro de conducción debido a que los mandos superiores habían alcanzado esa posición en razón de sus conexiones políticas y no de sus habilidades profesionales. El resto del cuerpo de oficiales veía dificultada su labor a causa de la discriminación social que se planteaba frente al personal de tropa.


Los Alemanes

Las fuerzas alemanas al mando de Rommel habían recibido la designación de Panzerarmee Afrika; dentro de él se integraba Panzergruppe Afrika bajo el mando del Grl Cruewell y el tradicional Deutsches Afrikakorps del Grl Nehring. Este último cuerpo comprendía la PzD 15 del Grl von Vaerst, la PzD 21 del Grl von Bismarck, que había acompañado a Rommel junto a la PzD 7 en Francia en 1940, y la División Ligera 90 del Grl Kleeman. El Panzerarmee Afrika tenía frente al Ej8 inglés la ventaja de una mejor doctrina, que se veía reforzada por la introducción de la nueva ametralladora MG 42, pero por lo demás su número y nivel de equipamiento era menor

Plan del Afrika Korps

Rommel el 6 de Abril de 1942 recibió una preocupante noticia de que los británicos estaban preparando una poderosa línea fortificada entre Tobruk y Gazala para recibir un ataque alemán el Día de Pascua. Como de costumbre Rommel no creyó cien por cien las informaciones obtenidas y por eso decidió investigarlas en persona. De ese modo, Rommel escoltado por un tanque se internó en el desierto hacia las posiciones británicas. Cuando su vehículo paró no vió ningún signo de preparativos para una defensa. Entonces en la lejanía sonó el silbido de la artillería y pocos segundos después se produjeron explosiones junto a su vehículo que rompieron el parabrisas, incluso una esquirla saltó contra Rommel y le atravesó la guerrera produciéndole una contusión. Pero a pesar del susto Rommel no tuvo tiempo para preocuparse por si mismo. Gracias a aquellos disparos descubrió que la única defensa existente eran dos simples baterías avanzadas, un viejo farol que a los ingleses no les funcionó. Optimista por el descubrimiento, Rommel regresó a su cuartel con la moral muy alta para obtener permiso de un ataque contra Gazala. Como era de esperar el Alto Mando Alemán (OKW) en Berlín se lo otorgó y el Afrika Korps se preparó para el combate.

Ofensiva en Gazala

A la caída de la noche del 26 de Mayo de 1942 los británicos observaron que las tropas de Rommel se ponían en movimiento en la Rotonda Segnali. Aunque los observadores informaron de que eran maniobras sin importancia, no comprendían que aquel movimiento era muy serio y amenazador gracias a que una tormenta de arena ocultó sus verdaderas intenciones. Mientras los teléfonos y radios sonaban en El Cairo para comprobar la veracidad del ataque, a las 9:00 el ala derecha de Rommel daba comienzo a la “Operación Venezia” y emprendía la marcha con el Panzerarmee Afrika y los cuerpos italianos hacia Bir Hacheim. Cuando empezaban a salir los primeros rayos de Sol el 27 de Mayo a las 5:00 de la madrugada, los operadores de radio alemanes escucharon una llamada interceptada a los británicos que decía: “¡Hay muchas columnas de enemigos que se mueven hacia nosotros!, ¡parece como si fuera todo el maldito Afrika Korps!” Pero los británicos siguieron sin saber cómo reaccionar ante la situación Nada más amanecer, oleadas de bombarderos en picado Stuka soltaron sus artefactos contra las posiciones sudafricanas mientras la artillería italiana barría su campamento intensamente


Fuentes