Saltar a: navegación, buscar

Bayoneta

Bayoneta (Arma)
Información sobre la plantilla
Bayoneta.JPG
Arma blanca que se acopla o cala al extremo del cañón del fusil
Bayoneta (Arma). Arma blanca que se acopla o cala al extremo del cañón del fusil para emplearlo como pica o lanza en el combate cuerpo a cuerpo.

Historia

Se supone que la bayoneta surgió en Bayona, Francia, hacia 1640, en forma de una hoja aguzada más o menos larga, que se embutía en la boca de fusiles y mosquetes cuando el lento ciclo de tiro de estas armas obligaba al tirador a retrotraerse a la época de los piqueros, tanto a causa del avance del enemigo como cuando su propio avance lo llevaba al combate cuerpo a cuerpo. Desde luego, la bayoneta así encastrada, impedía el tiro y en ocasiones se atoraba o se caía.

La infantería, dotada de bayonetas, sustituyó con ventaja a los piqueros, pues podía pasar de la defensa a la ofensiva en breve plazo y resistir a pie firme las cargas de la caballería. Además, la infantería montada podía llevarla, cosa que no era posible hacer con las largas picas de 2-5 metros.

Reglamentación

La primera referencia a una reglamentación relativa a la bayoneta se produjo en el reinado de Luis XIV en Francia, y los primeros testimonios sobre su empleo en combate se refieren a 1689-1690, (batalla de El Boyne, Irlanda, el 1 de julio de 1690) aunque es muy probable que se haya utilizado un poco antes.

La bayoneta más corriente en esa época fue la llamada de cubo, consistente en un cilindro metálico hueco al que se adosaba una larga cuchilla de tres filos, que era especialmente utilizada en los mosquetes. Se probó acoplarla a los revólveres, pero no dio resultado.

A lo largo del siglo XIX y hasta principios del XX la carga de infantería a la bayoneta se convirtió en el principal medio para decidir el combate o la batalla. Ya a finales del siglo XIX la bayoneta pasó a ser un cuchillo largo que se podía acoplar al arma.

En Cuba

En las guerras de independencia de Cuba, el machete en manos de los patriotas demostró ser mejor que la bayoneta que portaba la infantería colonialista debido al espeso follaje de Cuba.

Primera y Segunda Guerra Mundial

Aunque la bayoneta se siguió empleando profusamente en la Primera Guerra Mundial, su uso en la Segunda fue mucho mas limitado, excepto en el teatro de operaciones asiático, donde los japoneses la emplearon con éxito contra los chinos y sin resultados positivos contra los norteamericanos.

Actualidad

La aparición de los fusiles automáticos y de asalto, con gran volumen de fuego, hizo innecesaria la bayoneta para el soldado de infantería, aunque esta subsiste en algunas armas con funciones de cuchillo de trinchera.

Fuente