Saltar a: navegación, buscar

Bengasi

Bengasi
Información sobre la plantilla
Ciudad de Libia
Ubicación de Bengasi dentro del territorio libio
Ubicación de Bengasi dentro del territorio libio
EntidadCiudad
 • PaísBandera de Libia Libia
 • FundaciónAño 446
Población (2005) 
 • Total650,629 hab.
Vista-benghazi.jpg

Bengasi o Benghazi. Es una ciudad del noreste de Libia sobre la costa del mar Mediterráneo y la segunda ciudad en importancia de Libia, luego de la capital Trípoli. Es la capital de la división administrativa de mismo nombre y desde marzo de 2011, es la capital de la región autónoma no oficial[1] de Cirenaica. La ciudad es considerada la cuna de las manifestaciones y movimientos opositores que derrocaron en 2011 al coronel Muamar el Gadafi.

Está localizada en la línea de ferrocarril y tiene un considerable comercio de caravanas con el interior. Bengasi es el centro comercial de cereales, dátiles, aceitunas, lana y ganadería de las áreas que la rodean. Además de la agricultura hay otras actividades importantes como la pesca de atún y la recolección de esponjas. Las esponjas, las pieles y la madera son los productos que más se exportan. En la ciudad se encuentra la Universidad de Garyunis fundada en 1955.

Historia

La actual ciudad de Bengasi se encuentra ubicado un poco al suroeste del lugar de la antigua ciudad griega de Berenice o Berenicis. Esa ciudad fue fundada aproximadamente en el 446 a. C. (distintas fuentes dan diferentes fechas como 347 a. C. o 249 a. C.), por un hermano del rey de Cirene, pero recibió el nombre Berenice sólo cuando fue refundada en el siglo III a. C. con el nombre de Berenice II de Egipto, la hija de Magas, rey de Cirene, y la esposa de Ptolomeo III, el gobernante de Egipto.

Bengasi más tarde se convirtió en una ciudad romana y prosperó durante 600 años. La ciudad sustituyó a Cirene y Barqa como el principal centro de la región Cirenaica, después del siglo III d. C. y durante los ataques persas; fue durante la invasión árabe, entre el 642 y el 643, que la ciudad fue reducida a una insignificante aldea entre las magníficas ruinas.

En el siglo XIII, el pequeño pueblo se convirtió en un lugar importante en el comercio creciente entre los comerciantes genoveses y las tribus del interior. En mapas del siglo XVI, aparece con el nombre de Marsa ibn Ghazi. El puerto de Bengasi tenía una ubicación estratégica, y esto no fue ignorado por los otomanos. En 1578 los turcos invadieron Bengasi y la gobernaron desde Trípoli por el Karamanlis de 1711- 1835, luego pasó directamente bajo dominio otomano hasta 1911. En virtud del dominio otomano, Bengasi fue la provincia otomana más empobrecida. No disponía de una carretera asfaltada ni de un servicio telegráfico, y el puerto era demasiado estrecho para permitir el acceso del transporte marítimo. Pescadores de esponjas griegos e italianos trabajaron en sus aguas costeras. En 1858, y nuevamente en 1874, Bengasi fue devastada por la peste bubónica.

En 1911, Bengasi fue invadida por los italianos. La población local de la Cirenaica, bajo la dirección de Omar Mukhtar resistió a la ocupación italiana. Cirenaica sufrió una opresión despiadada, sobre todo durante la dictadura de Mussolini. Cerca de 125.000 libios se vieron obligados a permanecer en los campos de concentración, cerca de dos tercios de los cuales perecieron.

Fuertemente bombardeada en la Segunda Guerra Mundial, Bengasi fue reconstruida más tarde con la recién encontrada riqueza petrolera del país, pasando a ser la segunda ciudad de Libia tras la instauración del régimen de Muamar el Gadafi. El 15 de abril de 1986 la Fuerza Aérea y la Armada de los Estados Unidos de América. bombardearon Trípoli y Bengasi. El Presidente Ronald Reagan justificó los ataques aduciendo que Libia era responsable del terrorismo dirigido contra los Estados Unidos de América., incluyendo la bomba en la discoteca La Belle en Berlín Occidental diez días antes.

Bengasi durante la Guerra Civil Libia

Véase también Guerra Civil en Libia

Bengasi fue durante varios años ha sido el centro principal de la oposición contra Gadafi, en su seno radicaron varias tribus que no aceptaban el monopolio de la tribu de Sirte a la cual pertenecía el ex líder libio sobre todo el país. A finales de febrero de 2011 la situación política en Libia se deterioró rápidamente. Numerosas manifestaciones contra el Coronel Gadafi se sucedieron por todo el país, alentadas por los gobiernos de Occidente. Varios funcionarios de alto rango decidieron desconocer la autoridad del gobierno y sumarse a la insurrección.

La ciudad de Bengasi en llamas luego de disturbios durante la Guerra Civil

Los insurgentes anunciaron la formación de un gobierno paralelo en Bengasi bajo el nombre de Consejo Nacional de Transición. Al frente dicho gobierno opositor fue designado Mustafá Abul Jalil, quien hasta el 21 de febrero era el ministro de Justicia de Gaddafi[2]. Varios meses después y luego de fuertes y sangrientas jornadas alrededor de todo el territorio sirio, los batallones de mercenarios del CNT con el apoyo de batallones aéreos de la OTAN lograron hacerse con el control de la capital Trípoli, poniendo punto final a la etapa Gadafi e iniciando un período turbio lleno de violaciones de los derechos humanos y disputas internas. Bengasi que por varios meses había sido la sede del CNT, institución que gran parte de los países del mundo habían reconocido como autoridad del pueblo libio, fue sustituida por Trípoli, a pesar de los criterios de varios opositores que deseaban premiar a la ciudad con la condición de capital por su "heroicidad" dentro del conflicto interno.

Economía

Bengasi es la segunda ciudad en importancia de Libia, y uno de los principales centros económicos del país. La ciudad tiene un puerto importante, que es de gran importancia para su economía, ya que muchos productos alimenticios y productos manufacturados deben ser importados en Libia, a través de este puerto. Bengasi es también un importante centro industrial y comercial del país. Las principales industrias manufactureras de la ciudad son de alimentos elaborados, textiles, curtiembre, procesadoras de sal, y materiales de construcción, cemento, una gran fábrica de esta, se ubica en al-Hawari.

El procesamiento de alimento se basa en el pescado local, las mercancías importadas, y los productos de regadío de las tierras bajas costeras y las montañas cercanas al Jabal al-Akdhar, incluyendo cereales, dátiles, aceitunas, lana y carne.

Las finanzas también son importantes para la economía de la ciudad. El Banco Libio de Comercio y Desarrollo, mantiene sucursales en Bengasi, y su sede es una torre alta de oficinas en la calle Gamal Abdel Nasser, en el-Berka. Otros grandes bancos en la ciudad son el Banco Central de Libia, en la oficina del centro de la ciudad. No obstante, la industria petrolera es la que impulsa el comercio de la ciudad. Las grandes empresas nacionales como Al-Brega Oil Marketing Company y Arabian Gulf Oil Company, son importantes para la economía de la ciudad, y dan empleo a muchas personas. En los últimos años, franquicias internacionales como Benetton, H&M y Nike, han abierto en Bengasi.

El turismo se desarrolla todavía en sus primeras etapas en Libia. Sin embargo, esta industria cada vez es más importante en Bengasi. La mayoría de los turistas que visitan el este de Libia, usan Bengasi como base para explorar las ruinas griegas de Cirene o excursiones al desierto hacia el sur, en Kufra.

Los dos principales hoteles de la ciudad son el Hotel Tbisti y el Hotel Uzu, sin embargo, varios otros hoteles han abierto en los últimos años, para atender a la creciente demanda. Las artesanías se pueden encontrar en los muchos zocos de la ciudad, aunque son de poca importancia en la economía de la ciudad. Una buena conexión de autopistas y pasos elevados fueron construidos por Skanska, en las décadas posteriores a la Revolución Libia, lo que ha hecho que el transporte de mercancías entre Bengasi y otras ciudades sea más fácil.

Economía tras 2011

Tras el inicio de los conflictos internos, la economía de Bengasi ha sufrido fuertes daños, destacándose el descenso del turismo y la inversión extrajera, no obstante luego de la supuesta "liberación" de Libia, ocurrida tras el asesinato de Gadafi[3], la ciudad ha comenzado a beneficiarse de un fuerte proceso de reconstrucción y remodernización impulsado por países como Reino Unido y Francia.

Referencias

Fuentes