Saltar a: navegación, buscar

Calendario armenio

Calendario armenio
Información sobre la plantilla
Calend egi.JPG
Concepto:Calendario tradicional de Armenia, basado en el antiguo modelo egipcio reflejado en esta imagen.

Calendario armenio. Calendario tradicional de Armenia, utilizado en la vieja Armenia en el momento de la llegada de la cristiandad. Es un calendario solar basado en el antiguo modelo egipcio. Constaba de 360 días más 5 intercalados y no tiene año bisiesto por lo que pierden un día cada cuatro años. Cada año tiene 12 meses, todos de igual duración, 30 días, y un mes complementario de 5 días.

Historia

Primitivamente el calendario tuvo dos usos esenciales, el religioso y el agrícola. Desde el punto de vista religioso tenía como objetivo recordar las festividades, y el agrícola, servía para marcar el inicio y terminación de las estaciones y determinar los tiempos de siembra, apareamientos, cosechas etc.

Existen dos tipos de calendarios, los solares que están compuestos por 36 días y los lunares de 29.5 días. El calendario lunar está regido por el ciclo de 29 días y medio de la luna. Antiguamente fue amparado por la similitud con el periodo menstrual de la mujer, y con el tiempo de embarazo equivalente a 10 meses lunares.

El año solar es el tiempo de traslación de la tierra alrededor del sol, y en este término transcurren las cuatro estaciones. El día, es el tiempo que tarda la tierra en girar sobre su eje, dura 24 horas, y no tiene relación directa con el año solar. Como este último dura 355 días 5 horas 48 minutos y 46 segundos es imposible hacer coincidir el año con un número exacto de días. Por lo tanto para subsanar este problema se determinó que el año tuviera una duración variable entre 365 y 366 días. El calendario litúrgico de la iglesia Católica tiene elementos lunares y solares.

En Babilonia con el inicio del uso del calendario lunar descubrieron en el año 432 antes de cristo el ciclo metónico de 19 años que correspondía exactamente a 235 meses lunares. Así mismo, las tribus Celtas del norte de Europa, se regían también por un calendario lunar en el que la unidad de medida no era precisamente el día como en todos los demás, sino la noche. En este contaba un ciclo de 62 períodos de 15 noches de luna creciente y 15 de luna menguante. Prueba del uso de este calendario fue la placa de bronce, que data del siglo primero antes de cristo, descubierta en el año de 1897 por Coligny, en cuya superficie se muestra una copia de este calendario lunar.

Calendario de 365 días

En la actualidad el calendario lunar sigue siendo usado en el mundo del Islam, como estricta obediencia al profeta Mahoma y al dictado del Corán: "La luna nueva, fijará el tiempo para la población y para el peregrinaje". [1] Los países occidentalizados han comenzado a emigrar hacia el calendario solar principalmente para los asuntos de orden civil. En 1926, Mustaffá Kemaal Atatürk proclamó el fin del sultanato, y adoptó el calendario occidental.

Los egipcios se rigieron por el calendario solar, de 365 días y un cuarto siendo esta una de las aportaciones fundamentales de esta civilización, lo que los convirtió en los precursores directos del calendario moderno que utilizamos en la actualidad. Este calendario, que era bastante certero, se usó desde el tercer milenio antes de Cristo y tuvo una finalidad práctica: el control de los ciclos agrícolas. Además, partiendo de la observación de la Luna, los egipcios dividieron su año en 12 meses, con 30 días cada uno.

El año nuevo egipcio se celebraba cuando Sirio, la estrella más brillante del cielo, aparecía en el horizonte por el oriente, un momento antes de la aurora. Esta indicaba que la primavera había terminado y que pronto se produciría la inundación de tierras por la crecida de las aguas del Nilo. Posteriormente, a fin de ajustar el año lunar con la aparición de Sirio en el horizonte, los astrónomos agregaron cinco días a cada año. [2]

En América, el avanzado estado de la cosmografía antes de la conquista española hizo que Los Mayas se rigieran por un calendario solar de excepcional exactitud. Mientras que los judíos siguen empleando el calendario lunar.

Solsticio.

Según la leyenda arménica Haig, uno de los grandes líderes de los armenios asentados a los pies del monte Ararat, poco después de la construcción de la Torre de babel, reunió a su gente con el deseo de vivir libres y marchó hacia el norte, llegando a lo que hoy se conoce como Armenia, para tomar posesión de las tierras que había heredado de su abuelo Torkóm, nieto de Noé. El hecho no pasó inadvertido para los babilonios, que en aquella época eran la potencia hegemónica de la zona, y quienes al mando del tirano Bel con un poderoso ejército que se enfrentaron a Haig y sus hombres. En este enfrentamiento Haig venció a Bel logrando instaurar así la primera independencia de Armenia.

Según la tradición el calendario armenio comienza en el año 2493 antes de Cristo, precisamente el día en que Haig venció a Bel. El mitológico Haig fue quien, además de organizar el país, como el dios Cronos de los griegos, delimitó el tiempo, fijó los meses del año y estableció la división de las horas del día.

Aunque el calendario armenio no coincide exactamente con el calendario internacional la fecha estimada en que comienza el año es el 11 de agosto o 1ro de Navasárt. Esta ceremonia se siguió festejando en forma interrumpida hasta fines del siglo XVIII, incorporando varios rituales de la tradición cristiana a partir del año 301 cuando se adopta el cristianismo como religión de Estado. La era Armenia comienza con el concilio de Tiben, en el que se consumó el cisma de la Iglesia griega. [3]

El año armenio

El año nuevo armenio comienza el 11 de agosto que corresponde al 1º de Navasárt, primer mes del calendario armenio, por lo tanto la noche del 10 de agosto de 2007 fue el último día del año 4500 mientas que el 24 de julio de 2012 del calendario gregoriano se inició el año 4505 del calendario armenio.

Los festejos de año nuevo comenzaban cuando el rey hacía sonar el pogh, una especie de cuerno ritual, acompañado por el estruendo de los tambores. Comenzaban entonces los juegos de Navasárt compuestos por prácticas militares, justas deportivas, sacrificios de animales, cantos danzas y representaciones artísticas. A partir de ese momento comenzó a utilizarse además, el símbolo de la eternidad entre los armenios, representación que se puede encontrar también en todos los jachkars.

Uno de los significados más importantes que tenía la celebración del Año Nuevo entre los armenios era mantener la armonía. Para tener un año tranquilo, el último día del año debían saldarse las viejas cuentas pendientes, poner fin a rencillas y disputas personales, en las que muchas veces intercedían amigos, parientes y fundamentalmente los padrinos. El año nuevo debía comenzar en total paz y armonía para que así se mantuviera todo el año.

Meses armenios

El mitológico Haig, dividió el año en doce meses a los que denominó con los nombres de sus descendientes 4 barones y 9 hembras, por lo tanto el calendario armenio consta de 12 meses, todos de igual duración, es decir todos de 30 días y un mes complementario equivalente a 5 días.[4]

Meses Cant. días
Navasárt 30
Horrí 30
Sahmí 30
Dré 30
Kajóts 30
Aráts 30
Mehegán o Maheguí 30
Arék 30
Ahegán 30
Marerí 30
Markáts 30
Hërodíts 30
Aveliáts 5

Los meses armenios en la actualidad se denominan chams, atam, chepaz, naja, gamar, natar, zira, tane, hamira, aram, ovtan y nirham. El primer día de año armenio se llama nurus, y es el 11 de agosto.

Semanas armenias

Con el tiempo se implantó el uso de la semana de 7 días, en el que los días fueron nombrados según su orden, o sea el lugar que ocupaban en la semana.

  • Mishaptí
  • Iergushaptí
  • Ierek-shaptí
  • Chorek-shaptí
  • Hink-shaptí
  • Vets-shaptí
  • Shapát

Días de cada mes

En el Calendario armenio antiguo no sólo meses tenían nombres, sino también los días del mes Cada día lleva el nombre de los dioses del panteón armenio.

Nombre de cada uno de los días del mes
Nro. Día Nro. Día Nro. Día
1 Areg 11 Yerezakan 21 Grgor
2 Hrand 12 Ani 22 Kordouiq
3 Aram 13 Parkhar 23 Tsmak
4 Margar 14 Vanat 24 Lousnak
5 Ahranq 15 Aramazd 25 Tsron
6 Madegh 16 Mani 26 Npat
7 Astghik 17 Asak 27 Vahagn
8 Mihr 18 Masis 28 Sein
9 Dzopaber 19 Anahit 29 Varag
10 Mourts 20 Aragats 30 Gisheravar

Las horas

De la misma forma las 24 horas del día también tenían sus nombres divididas en nocturnas y diurnas.[5]

Horas Nocturnas Horas Diurnas
Nro. Horas Nro. Horas
1 Khavarakann 13 Aygn
2 Aghjamughjn 14 Tsaygn
3 Mtatsyaln 15 Zoratsyaln
4 Shaghavotn 16 Tscharagaytyaln
5 Kamavotn 17 Sharavighyaln
6 Bavakann 18 Yerkratesn
7 Havtapyaln 19 Shantakaln
8 Gizkan 20 Hrakatn
9 Lusatschemn 21 Hourtapyaln
10 Aravotn 22 Toghantyaln
11 Lusapayln 23 Aravarn
12 Paylatsumn 24 Arpoghn

En el siglo IV la Iglesia Católica decidió trasladar el día de descanso al primer día de la semana en honor al día de la resurrección de Jesucristo. De esta forma el mishaptí se transformó en guiraguí, (del armenio antiguo kirakí, a su vez del griego kiriakos). El calendario pagano antiguo salió de su uso en Armenia después de la adopción del cristianismo como religión oficial en dicho siglo.

Pese a los cambios ocurridos, algunas regiones apartadas del sur de Armenia mantuvieron hasta principios del siglo XX el festejo del año nuevo según la antigua fecha. Como el año solar dura 365 días y un cuarto, cada cuatro años, en los años bisiestos (en armenio nahánch) se agrega un día al mes complementario Aveliáts. Antaño no se tenía en cuenta ese cuarto de día que tiene el año solar, por lo que se producía un desfase entre el año real y el de los cálculos oficiales que duraba 1461 años, período en el que el calendario “se corregía” a si mismo, a este ciclo se le denominaba “Ciclo de Haig”. Los años en los que ocurría la finalización del Ciclo de Haig con la consecuente autocorrección del calendario se denominaban nahanchíts-nahánch.

Estos datos que fueron recogidos y sistematizados en gran parte por el renombrado matemático, astrónomo y naturalista medieval Ananiá Shiragatsí permiten hoy en día hacer algunos cálculos y especulaciones. Por ejemplo sabiendo que el año 428 fue fin del Ciclo de Haig, es decir nahanchíts-nahánch, se puede calcular cuando comenzó el calendario armenio o si se desea saber cuándo tuvo lugar la legendaria batalla entre Haig y Bel. Los cálculos dan el año 2493 antes de Cristo.

Vigencia

El calendario armenio estuvo en vigor hasta que su santidad Simeón Erevantsí, quien representaba la Iglesia Apostólica Armenia entre 1763 y 1780, decidió adoptar legalmente el calendario internacional como forma de generalizar el criterio de medición del tiempo anual. Sin embargo fue la misma Iglesia Armenia la que mantuvo vigente el recuerdo del calendario tradicional. Desde hace décadas la Santa Sede de Echmiadzín publica el calendario-almanaque oficial en el que se enumeran las conmemoraciones y festividades eclesiásticas por días. En dichas publicaciones ha figurado desde siempre en la primera página junto al año internacional, el año tradicional armenio.

El 5 de febrero de 2009, el Parlamento de Armenia aprobó la propuesta de que el 11 de agosto de cada año sea festejado como “Día de la Identidad Nacional Armenia” y los cinco días precedentes, sean dedicados a encuentros panarmenios para festejar el Navasart.

Curiosidades

El calendario armenio coincide con el calendario juliano cada 1461 años armenios lo que equivale a 1460 años julianos y se le conoce históricamente como la Gran Era Armenia. Aparte de esta existen eras menores de 532 años y se les conoce como Era de Alejandría, Era de Juan Diácono y Era de Asarías Yulja, la actual.

Vea también

Enlaces externos

Referencias

  1. El año nuevo y la historia del calendario. Disponible en: Portal Proyecto Salón Hogar
  2. Invenciones y descubrimientos del mundo antiguo. Disponible en: Portal Galeón
  3. Calendario Armenio. Dsponible en: Portal Pastranec
  4. 4501 años de historia Armenia. Disponible en: Blog Guíamenc
  5. Calendario Armenio antiguo. Disponible en: Portal Haytomar

Fuentes