Saltar a: navegación, buscar

Cultura de Caral

(Redirigido desde «Caral»)
Cultura Caral
Información sobre la plantilla
20100717204710-caral.jpg
Concepto:Cultura Caral se debió a la creciente complejización de los sistemas sociales que se consolidaron en las varias regiones del área norcentral del actual Perú, entre los valles costeños ubicados entre los ríos Chancay y Santa, en la zona serrana del Callejón de Huaylas y en las vertientes orientales, en las cuencas del Marañón y el Huallaga.

Cultura Caral. Todas estas sociedades habían alcanzado excedentes productivos y un nivel de orgnización que les permitía cierta especialización laboral, la construcción de edificios públicos y su participación en redes de intercambio interregional.

Evolución e Historia

Alrededor de los 3000 años a.C., las sociedades costeñas del área norcentral lograron avances significativos, estimuladas en parte por la riqueza de recursos de la región: un mar rico en peces y moluscos y valles fértiles con ríos que acarreaban nutrientes. Coadyuvó a ello la tradicional comunicación interregional entre los pobladores del área. Además de la permanencia en la región y la adquisición de experiencias de vida compartidas, ya sea por confrontación o por integración, las comunidades costeñas incorporaron nuevos conocimientos tecnológicos: canales de riego y campos de cultivo y las redes de pesca. Innovaciones que aumentaron la productividad, fomentaron la especialización ocupacional y el intercambio de productos. Se crearon así las condiciones necesarias para el desarrollo civilizatorio.

Entre estas sociedades coetáneas del área norcentral, la de Supe logró sintetizar distintas experiencias adaptativas y aprovechó en su beneficio el excedente productivo de las poblaciones del área. La cuantiosa inversión de trabajo en obras monumentales y su permanente remodelación había sido sustentada por la producción de las poblaciones de los otros valles que el Estado prístino captó.

La primera civilización del Perú y América se formó entre los años 3000 y 2500 a.C. en el valle de Supe, sobre la base de un conjunto de comunidades ubicadas en asentamientos urbanos. Este modelo de organización influyó en el desarrollo de futuras civilizaciones; entrelas principales podemos mencionar a las sociedades que construyeron Huaca La Florida, Garagay en el Rímac, Cerro Sechín, Pampa de Llamas- Moxeque en el valle de Casma. Posteriormente, el modelo se repitió en distintas zonas del territorio andino: Chavín, Moche, Lima, Nazca, Tiahuanaco, Wari, Chincha, Ichma, Chimu y finalmente la Inca, última civilización del Perú prehispánico, 4400 años después de Caral.

Ubicación Geográfica

Nacida en el Callao, el 29 de Diciembre de 1946, es una de la más destacada arqueóloga peruana. Estudió en la G.U.E. Juana Alarco de Dammert, y en la Universidad Mayor de San Marcos, se licenció en Educación y se doctoró en arqueología. Siguió diversos estudios de post grado en el extranjero y se dedicó a la enseñanza y al trabajo arqueológico en la Universidad de San Marcos y en el Museo Nacional de Arqueología y Antropología, donde también fue directora. Desde el año 1994, se ha dedicado al estudio de los establecimientos tempranos en el valle Supe, ubicando 18 de estos a lo largo de todo el valle, siendo una de sus principales excavaciones, el sitio arqueológico de Caral.

Peculiariad de la Cultura Caral

A raíz de las investigaciones de los yacimientos, se llegó a la conclusión de que Caral ejercía como capital económica de una amplia región gracias a su trabajo de agricultura, cuyos productos intercambiaba con los pescadores de la costa u otras poblaciones. Esto se entiende al comprobar la abundancia de restos de productos marinos en Caral, estando ésta a unos 20 km de distancia de la costa más cercana.

La centralidad de Caral, a la vista de los estudios, fue ejercida de una forma completamente pacífica durante un periodo que podría ser de 500 a 1000 años, durante los cuales Caral no dejó restos de fabricación de armas, testimonios o evidencias de haber organizado un ejército o liderado una guerra sobre la que dejar constancia. Esta posibilidad ha sorprendido a investigadores de varios ámbitos que se interesaron por Caral. Además en la época también estaban los quipus que utilizaban como medio de mensajes para comunicarse.

Arquitectura

La civilización más antigua de América, se encuentra en el kilómetro 184 de la carretera Panamericana Norte, a tres horas del centro de la capital, Lima.

Hace 13 años, Ruth Shady, junto a un equipo de arqueólogos inició las investigaciones y conservación de este patrimonio cultural, y también comenzó a difundirlo y a convocar de manera directa a la población de Caral y del ámbito de influencia para mejorar sus condiciones de vida.

Aporte cultural de Caral

En cuanto al continente americano, el Perú se presenta como el foco civilizatorio más antiguo de América, con arquitectura monumental y organizaciones sociales complejas, que anteceden en, por lo menos. mil años a las sociedades de similar nivel en Mesoamérica.

El Perú ha sido considerado como uno de los seis focos civilizatorios a nivel mundial, al lado de Egipto, Mesopotamia, China, India y Mesoamérica (Service 1968). Sin embargo, las investigaciones arqueológicas, en el caso peruano, no son todavía suficientes para conocer las características, condiciones y factores que intervinieron para configurar ese alto nivel de desarrollo.

En el plano mundial, podemos señalar que, cuando se construía en Egipto las pirámides de Keops y florecían las ciudades sumerias de Mesopotámia, hacia los 2550 años antes de Cristo, en Supe, Perú, se edificaba el centro urbano monumental de Caral.

También podríamos decir que, si los filósofos presocráticos de Grecia discutían sobre el origen de la vida hacia los 600 años antes de Cristo, en el centro urbano de Caral por lo menos 2000 años antes, anónimos filósofos explicaban a su pueblo diversos aspectos relacionados con la existencia de los hombres, los recursos naturales, el origen de la vida y de las cosas.

El Quipu mas antiguo

El Quipu

El quipu, el sistema de contabilidad que usaban los habitantes peruanos de hace 5000 años y que forma parte de la exposición "La civilización de Caral - Supe, 5000 años de identidad cultural en Perú" en Lima. Se informó que los arqueólogos del Proyecto Caral hallaron recientemente un quipu con una antigüedad aproximadamente de dos mil años antes de Cristo, una cangrejera, antaras, sonajeras y pelotas, entre otras cosas.

Los quipus son ramales de cuerdas, con nudos y varios colores, con los que los antiguos peruanos daban razón de las historias, noticias y de las cuentas. Según el arqueólogo Carlos Leiva, miembro del proyecto Caral, son una forma de registro igual de válida que la cuneiforme o jeroglífica usada por los mesopotamios o los egipcios.

El Quipu es un mecanismo de nudos utilizado para transmitir información detallada. El haber encontrado uno en la ciudad más antigua de América, revela que hace 5.000 años ya existía un sistema de escritura en esta parte del mundo. En la imagen, la arqueóloga peruana Ruth Shady muestra una figura durante una exhibición en el Museo Nacional de Lima el 18 de julio de 2005.

Cerámica

La cerámica fue introducida en las sociedades de los Andes Centrales a partir de los 1800 años antes de Cristo. En Caral, que pertenece al período pre-cerámico, se hicieron estatuillas antropomorfas, pero de arcilla sin cocer. El hecho que en Caral se encontraran objetos de spondylus, un molusco típico de Ecuador, sugiere que quienes realizaban los intercambios comerciales con las poblaciones al norte del Perú pudieron conocer objetos de cerámica. Pero la sociedad de Caral no incorporó la cerámica ni como objeto suntuario para las élites, ni como elemento para la vida cotidiana. No hubo una necesidad social para hacerlo. Para las actividades que requerían recipientes, como almacenar agua, contaron con los frutos secos de mate y cocieron sus alimentos con piedras calentadas al fuego.

Véase También

Fuentes