Saltar a: navegación, buscar

Cerro (Cerro)

Este artículo trata sobre Cerro. Para otros usos de este término, véase Cerro (desambiguación).
Consejo Popular Cerro
Información sobre la plantilla
Localidad de Cuba
EntidadLocalidad
 • PaísBandera de Cuba Cuba
 • ProvinciaProvincia La Habana
 • MunicipioMunicipio Cerro
Población 
 • Total24 923 hab.
Error al crear miniatura: Falta archivo
Cerro. Consejo popular del municipio del Cerro en la provincia de La Habana, en Cuba. Toma el nombre del otrora Seccional Cerro y barrio de igual nombre. Tiene una población de aproximadamente 24923 habitantes, cuenta con una extensión territorial de 1,2 Km².

Historia

La historia de este territorio en la etapa colonial comienza con el reparto y cultivo de estancias en el Siglo XVI. La cercanía con la Zanja Real facilitó la apertura de cuatro grandes ramales, que a su vez generaron numerosas acequias de riesgo. Vestigios de aquellos canales son los lechos y malecones de sillería que aún pueden verse atravesando las calles Domínguez y San Pablo, aunque ya no con aguas cristalinas.
La Zanja Real y los bellos parajes cerrenses sedujeron a la aristocracia colonial para construir aquí sus hermosas casas quintas de un estilo neoclásico singular, con floridos jardines, pérgolas, estatuas y fuentes. Surgen las residencias de los Condes de Lombillo, O´Relly, Jibacoa, los marqueses de Sandoval, La Gratitud, San Miguel de Bejucal y Pinar del Río más las de ilustres apellidos: Zayas, Herrera, García, Barrera, Ajuria, Alfonso, Moliner, Jarrín, Zaldo y otros. Algunas casas han sobrevivido hasta nuestros días, como la Quinta Echarte (situada en Sta Catalina y Domínguez, que en el primer tercio del presente siglo fuera la Embajada de los EE.UU. en Cuba.
Tulipán fue la zona dónde más diplomáticos e intelectuales ilustres se establecieron, sin menospreciar la Calzada de Buenos Aires, prolongación del antiguo camino de Cruz del Padre. El Hermoso Parque Tulipán era siempre animado con retretas.

Geografía

La toponimia de las calles: Tulipán, Clavel y Rosa, revela lo florido que debió ser su estancia original. Sin embargo, de esta tradición sólo queda, en el actual consejo, el Jardín comercial Cuba.
La antigua tradición local fue algo que se denominó de diversas formas: Saraos, Veladas, Filarmónicas, Recibos, Asaltos, en definitiva; tertulias y festejos sistemáticos o de ocasión, celebrados por ilustres familias, con participación de renombrados intelectuales y artistas.
La Familia Aristi (Tulipán #14) se distinguió en ello, con los pianistas: Fernando, célebre profesor y su hija Cecilia, notable compositora e intérprete. Esta casa fue visitada por el General Antonio Maceo cuando en ella vivió Manuel Sanguily, en los años del llamado Reposo Turbulento.
José Martí vivió con su esposa Carmen Zayas Bazán, en Tulipán #32. Ya en el Siglo XX, El Poeta del Cerro, Gustavo Sánchez Galarraga, promotor del teatro lírico cubano y autor junto a Lecuona de canciones de fama mundial, hizo de su casa de Tulipán # 4, foco de las más fructuosas tertulias, con participación de figuras nacionales y extranjeras.

Deporte

Los primeros pasos del actual Deporte Nacional en Cuba están también muy relacionados con el Tulipán, fue aquí donde se jugó por primera vez un campeonato de béisbol en el que los anfitriones eran los Azules del Club Almendares. Otros deportes como el tenis o el patinaje tienen también aquí sus inicios.
En cuanto a figuras en el Solar de Mariano y San Pedro nace el más célebre y popular de todos: Eligio Sardiñas Montalvo, el Negrito del Cerro Kid Chocolate.

Medicina Y Salud

El Doctor Carlos J. Finlay tuvo su laboratorio científico en la Calle Tulipán y fue en la Zanja Real y sus ramales, donde realizó los experimentos sobre el Cólera y la Fiebre Amarilla, demostrando que estas enfermedades se transmitían por agentes que proliferaban en aguas infectadas.
Cuando la burguesía comenzó a abandonar El Cerro, en busca de parajes más salubres, algunas quintas son convertidas en centros asistenciales, como el Asilo La Misericordia o los grandes hospitales La Covadonga, Dependiente y más tarde El Centro Benéfico Jurídico de trabajadores. En la actualidad este territorio sigue a la vanguardia en la salud ya que cuenta con la facultad y el politécnico de medicina, institutos especializados como el de Angiología y Neumología y centros referativos como el de Retinosis Pigmentaria en el Hospital Salvador Allende tienen también aquí su sede.

Educación

Hubo casas quintas que se convirtieron en escuelas. El Colegio El Salvador, fundado por José de la Luz y Caballero en 1848, la casa de los Condes de Lombillo sería más tarde el primer edificio de la escuela pública No 37, donde estudió y fue presidente de la república escolar, el niño Rubén Martínez Villena, vecino de la calle Falgueras. A su vez, la escuela pública No 36 tuvo como directora a la pedagoga Paulita Concepción. La Escuela Vocacional de Arte del municipio lleva su nombre.

La Doctora Ángela Landa funda en 1918 la primera escuela del hogar, actual Fábrica de Ron Bocoy.

Existieron varios colegios muy significativos como el Convento del Corazón de Jesús fundado en 1858 y que aún perdura con el nombre de Comandante Braulio Coronaux, el fructuoso colegio Redención, actual Centro de Antropología fundado por la Sociedad Económica de Amigos del País, con su anexa academia Villate, forjadora de grandes plásticos como René Portocarrero.

Economía

El Cerro es industrial por excelencia, donde a fines del siglo XIX, aquí se agrupa la mayor parte del nudo fabril con: Crusellas (hoy Suchel), la Vinatera Occidental y la Impresora cultural. Igualmente fábrica de fósforos, refrescos y otras. Este consejo concentra hasta la actualidad la mayor cantidad de trabajadores del municipio. Casi nueve mil en total.

La huelga de hambre de Julio Antonio Mella, iniciada en la cárcel y sostenida en la casa de salud, La Dependiente, fue una hermosa página en la historia combativa local. Igualmente el martirologío de este territorio comienza en el machadato con el asesinato el 15 de enero de 1933 del joven Mariano Gonzalez Guitarras, miembro de un comando estudiantil universitario, fue baleado en la nave, hoy puesto vianda de Leonor, entre Carvajal y los muros de la Covadonga, tres años después nació en esa misma cuadra "Casa #70", quien sería otro mártir de la Revolución: Rogelio Iglesias Patiño alias Pao, Jesús Menéndez, el líder azucarero, vivó en Ayestarán; como el asaltante de Palacio Menelao Mora, en "Domínguez #237".

Tortura y crímenes tuvieron lugar 10ma estación de la policía nacional- actual hogar de ancianos donde confluían tres grupos- represivos, los de Ventura, Carratalá y Evelio Mata, ya en la Revolución se estableció un Campamento de Milicias en la calle Domínguez, el Comité Municipal del Partido, se ubicó en Ayestarán desde su creación en 1976. Entre los mártires del período revolucionario se halla el combatiente internacionalista Manuel Argudín Ramos.

Fuentes