Saltar a: navegación, buscar

Chía

Chía
Información sobre la plantilla
Chia.jpeg
Reino:Plantae
Subreino:Tracheobionta
División:Magnoliophyta
Clase:Magnoliopsida
Subclase:Asteridae
Orden:Lamiales
Familia:Lamiaceae
Tribu:Mentheae
Género:Salvia
Especie:S. hispanica
Hábitat:Es nativa del sur de México

Chía (Salvia hispanica). Es una herbácea anual, de hasta 1 metro de altura, y ha sido utilizada como alimento y medicina por los habitantes precolombinos de América Central. El aceite de Chía también se usó en pinturas. La semilla contiene la mayor fuente natural conocida de ácido linolénico (60%) que tiene muchos usos en la industria y en la cosmetología. El remanente después de exprimido el aceite, tiene un alto contenido de proteínas y fibra, y puede utilizarse como alimento humano y animal.Es un cultivo que fue corriente entre los aztecas precolombinos,despues cayó en el olvido, relegado a zonas marginales sobre todo de Guatemala y México.No confundir con chía de Colima (Hyptis suaveolens) ni con chía de california (Salvia columbariae).En la actualidad esta resurgiendo gracias a ser un producto con un alto contenido en omega3, esta cultivandose en Argentina (prov de Salta entre otras) Bolivia (Santa Cruz) y Colombia, ademas de México (Jalisco) y los EEUU.

Características

  • Hojas opuestas, de 4 a 8 cm de largo y 3 a 5 de ancho.
  • Las flores son hermafroditas, purpúreas a blancas, y aparecen en ramilletes terminales; florece entre julio y agosto en el Hemisferio Norte. Al cabo del verano.
  • Fruto en forma de aqueno indehiscente.
  • La semilla; tiene unos 2 mm de largo por 1,5 de ancho, y es ovalada y lustrosa, de color negro o café oscuro y a veces blanco o gris

Cultivo

Prefiere suelos ligeros a medios, bien drenados, no demasiado húmedos; como la mayoría de las salvias, es tolerante respecto a la acidez y a la sequía, pero no soporta las heladas. Requiere abundante sol, y no fructifica en la sombra.

Partes usadas

La semilla es rica en mucílago, fécula y aceite;

Propiedades

Las semillas de Chía tienen altísimos valores nutricionales y propiedades medicinales. Por siglos, esta diminuta semilla fue usada como alimentos principal por grupos indígenas al suroeste de Estados Unidos y México. Conocida como el alimento de caminatas, su uso como un alimento de resistencia y alta energía ha sido registrado desde los tiempos remotos de los antiguos Aztecas. Se ha mencionado que los guerreros Aztecas subsistían con la semilla de Chía durante sus conquistas. Los indígenas del suroeste ingerían muy poco, no más de una cucharada llena cuando salían de marchas forzadas durante 24 horas. Los indígenas que caminaban desde el Río Colorado hasta las costas de California para intercambiar turquesas por conchas marinas sólo llevaban chía para su nutrición. Una cualidad única de las semillas del Chía es su elevado contenido de aceite, y la fuente vegetal más rica para el esencial ácido graso omega3. Tiene aproximadamente tres a diez veces la concentración de aceite de la mayoría de los granos y una y media a dos veces las concentraciones de proteínas de otros granos. Estos aceites, ácidos grasos insaturados, son los aceites esenciales que su cuerpo necesita para ayudar a emulsificar y absorber las vitaminas solubles en grasa, A, D, E, y K.

Usos

El aceite de chía es un excelente aceite secante para la protección de pinturas, artesanías, y maderas finas. Las semillas remojadas en agua liberan el mucílago, produciendo un líquido gelatinoso. Las semillas también pueden secarse y molerse para preparar una harina fina y de sabor intenso, llamada pinole, que se consume principalmente como dulce. Los brotes tiernos se consumen como verdura cruda o cocida y pueden ser usados en ensaladas.

Otros

Se la utiliza como ingrediente para hacer pan, barras energéticas, suplementos dietéticos, en dietas de aves para producción de huevos y carne, y en dietas de vacas lecheras para producción de leche, entre otros. La ciencia moderna ofrece al mundo una nueva oportunidad de volver a los orígenes y mejorar la nutrición humana, suministrando una fuente natural de ácidos grasos Omega3.

Fuente