Cosenza (Italia)

Cosenza
Información sobre la plantilla
Provincia de Italia
Bandera de Cosenza
Bandera

Escudo de Cosenza
Escudo

Cosenza mapa.jpeg
Coordenadas: 16°15′0″E
CapitalCosenza
EntidadProvincia
 • PaísBandera de Italia Italia
 • RegiónCalabria
SubdivisionesAprigliano, Casole Bruzio, Castrolibero, Dipignano, Mendicino, Paterno Calabro, Pedace, Piane Crati, Pietrafitta, Rende, Rovito, Trenta, Zumpano
Superficie 
 • Total37 km²
Población (2009) 
 • Total69,727 hab.
 • Densidad1940 hab/km²
Cosenza provincia.jpeg
Provincia de Cosenza

Cosenza. Es una de las provincias más pobladas de Italia y la octava en cuanto a extensión. Con sus 228 kilómetros de costas, ocupa el 44,1% de la superficie de la región de Calabria, casi toda la porción centro-septentrional de la región. Ocupa un área muy verde de la península de Italia, zona soleada y rodeada por colinas, mar y zonas montañosas. Definida como la "Città dei Bruzi" (Ciudad de los Bruzi) Cosenza es una de las ciudades calabresas más antiguas. Desde la antigüedad, es conocida por la “Accademia Cosentina” (Academia Cosentina), una de las más importantes de Europa. La “Accademia Cosentina”, fue fundada en el siglo XVI por el humanista Aulo Giano Parrasio.

Ubicación geográfica

Está situada 39°18'N 16°14'E, en la confluencia de los ríos Crati y Busento, en el lugar donde se dice que fue sepultado el rey Visigodo Alarico I.

Historia

El primer nombre de la ciudad fue Consentia, nombre que dieron los Brucios a su capital en 356 a. C. Consentia deriva del "consenso" expresado por las otras ciudades de los Brucios y de los Lucanos de los cuales los Brucios se habían rebelado y liberado como consecuencia de una guerra.

Época Brucia

Los orígenes de la ciudad se remontan al siglo IV a. C., momento en el cual el lugar adquirió importancia estratégica para los Brucios. Estos la hicieron la propia capital, dándole, en 356 a. C., el nombre de "Consentia" a la cual adhirieron todas las otras ciudades y villas brucias, además para ser reconocida también por los Lucanos, los constriñeron a firmar un tratado de paz llamado de "doña Bruttia" que en el futuro devino una verdadera alianza entre los dos pueblos.

Consentia se presentaba, durante la máxima expansión de los Brucios, como una ciudad fortificada y temida, capital de un vasto territorio que se expandía al norte hasta el interior de las actuales Basilicata y Apulia y al sur, hasta el Aspro Monte, controlando tanto la costa jónica como la tirrena centro-septentrional de la actual Calabria y casi todas las ciudades de la Magna Grecia calabresa, que después cayeron bajo los continuos ataques de los Brucios. En efecto, de nada valieron las ayudas de Dionisio de Siracusa primero y sucesivamente de Alejandro el Moloso, tío de Alejandro Magno, que murió en batalla en el 331 a. C., en las inmediatas cercanías de Consentia, en la batalla de Pandosia.

Consentia cae por primera vez en el 275 a. C., cuando Brucia se alió con Pirro, rey de Epiro, en la guerra contra Roma, pero fue vencida, conquistada y nominada ciudad de la República Romana dejando intacto su rol de capital brucia.

El deseo de libertad, de autonomía, la fiereza y la actitud hacia la guerra de los brucios llevó, sin embargo, a numerosas revueltas contra Roma, entre las cuales las de mayor importancia son la del 218 a. C., cuando se aliaron con Aníbal Barca durante la Segunda Guerra Púnica, y la del 73 a. C. al 71 a. C., cuando los brucios se unieron a la revuelta de los esclavos guiada por Espartaco. A continuación de estos acontecimientos Roma otorga a Consentia el status de ciudad de la República Romana, disuelve la liga de los Brucios, quitándole así el status de capital y le expropió las tierras, convirtiéndola simplemente en colonia romana.

Época Romana

Durante la dominación romana, Cosenza deviene una estación de la vía ab Regio ad Capuam, mejor conocida como Vía Popilia. En el 29 a. C. Consentia deviene nuevamente colonia romana bajo Augusto (emperador romano), el cual le concede nuevamente la ciudadanía romana después de asegurarse de la total neutralización de los Brucios. Desde aquel momento Consentia cambia la connotación y de bélica y fortificada se transforma en una floreciente ciudad comercial y cultural. En 304, Maximiano, emperador romano, se establece en Consentia para hacer frente a una revuelta de orden religioso.

Con la eliminación de Bulla, comenzó el martirio de los cristianos en la capital brucia, que ve numerosos de sus hijos mártires, entre los cuales San Dionisio y San Calixto. En 313 con el Edicto de Milán el cristianismo sale de la clandestinidad. Por un siglo Consentia vive en el bienestar, en la paz y en el esplendor, hasta que Alarico I, rey de los visigodos la invade rápido después de haber perpetrado el Saqueo de Roma (410). Durante la invasión, Alarico muere de malaria y, según la leyenda, fue sepultado con armadura, con una parte del botín de Roma y su caballo en el lecho del río Busento.

Edad Media

En 554 el ejército de Justiniano derrota a los godos; Narsés entró a Consentia y con la era bizantina la ciudad recuperó nuevamente el título de capital de las tierras meridionales liberadas por los griegos. En el año 568, Justino II, nieto de Justiniano, deviene Emperador y Consentia es transformada en ducado. En este periodo la capital brucia deviene cuna de literatos, se formaron las nuevas clases dirigentes y vio nacer la primera escuela musical. En los siglos VIII y IX fue dominio primero longobardo, durante el cual deviene sede de Gastaldato del Principado de Salerno, y después bizantino, conocida con el nombre de Constantia. Violentamente atacada por sarracenos y longobardos, la ciudad fue casi destruida y reedificada en 988.

En 1057 Roberto Guiscardo dio inicio a la Conquista normanda de Italia Meridional. Constantia fue hostil a esta nueva dominación, tanto que en la ciudad se desencadenó una rebelión que sin embargo fue rápidamente apagada. En este periodo deviene capital y sede de la jurisdicción Valle del Crati y residencia de Rogelio II de Sicilia. A la Casa de Hauteville siguió la Casa de Hohenstaufen. Bajo Federico II del Sacro Imperio Romano Germánico, que consideraba Cosenza su sede preferida después de Palermo y Nápoles tuvo la ciudad un periodo próspero culturalmente y económicamente gracias también a la institución de una importante feria anual: La feria de la Magdalena, viene completado y consagrado el Duomo, en el cual fue hecho sepultar su hijo primogénito Enrique VII, nacido del matrimonio con Constanza de Aragón, muerto suicida y en conflicto con el padre, que lo había condenado primero a muerte, después a la cárcel de por vida.

Después de la muerte de Federico II de Hohenstaufen el pasaje de la época Normando - Suaba a la Casa de Anjou no fue fácil. La ciudad, atenazada entre la delincuencia y la miseria, espera un siglo para reencontrar la tranquilidad, cuando acoge a Luis III de Anjou que, desde 1432 junto a su mujer, Margarita de Saboya, residió en el castillo dando el título a la ciudad de centro del Ducado de Calabria. Luis III contrajo malaria, murió el 12 de noviembre de 1434 y fue sepultado en el Domo.

Edad Moderna

Como consecuencia de las largas y cruentas guerras de sucesión la Casa de Anjou fue sustituida por la Casa de Aragón. El periodo aragonés consagró a Cosenza como la más importante ciudad en el campo del derecho (1494-1557). Después de Nápoles deviene la segunda ciudad en tener una Cartografía y en 1511 nace la Academia Cosentina. El siglo XVI ve un impresionante florecimiento humanístico y signó para Cosenza un renacimiento intelectual, tanto que fue definida la Atenas de la Calabria. Después de doscientos años de dominio español siguió en 1707 el de los austríacos y luego el borbónico. Durante la ocupación francesa la ciudad fue puesta bajo asedio, la familia Zupi se declaró de parte del emperador Napoleón Bonaparte traicionando a los Borbón reinantes. Siguió un conflicto de un año. Célebre fue la masacre de los Brazaletes perpetrada por los franceses contra los fieles a los Borbón. En 1815, con el Congreso de Viena y la restauración retornaron los Borbón.

Fascismo

La propaganda fascista en Cosenza se intensificó solo sobre el final de los años '30, contra la cual la ciudad se había mostrado hostil. Esencialmente los fascistas hicieron que los más jóvenes fuesen educados en la cultura del régimen y alejados de la Iglesia Católica opositora. Todo eso llevó a una nueva mentalidad ciudadana que la ve apoyar al Duce en su idea de participar en la Segunda Guerra mundial, dejarse convencer por las miras del colonialismo fascista.

Mussolini arribó a la ciudad en 1939. La visita fue publicada y presentada en pompa magna, atrayendo miles de personas de la provincia y de la Calabria entera, pero que no dejó nada de concreto para Cosenza, a la que no le trajo ninguna ventaja. La visita en efecto fue, para cierta visión, contraproducente. En efecto en lo inmediato alargó la popularidad de los opositores que hicieron sentir sus argumentos como la alianza con Alemania o la entrada en guerra de Italia a su lado. Durante la guerra Cosenza fue bombardeada masivamente sélo en 1943 por los aliados. Aquel año Cosenza sufrió nuevas incursiones que causaron 136 víctimas, mientras la situación socio-económica llevó a la ciudad hacia una catastrófica parálisis. El fin de la guerra deja la ciudad privada de un orden administrativo y político que llenaron los ingleses designando Prefecto a Pietro Mancini. La ciudad continuó en una situación económica desastrosa, tanto que en 1950 las familias sin techo eran 1307 y 436 de ellas que vivían en barracas.

Bandera nacional

La bandera muestra el símbolo de la Provincia (7 de marzo de 1938), una cruz de color negro en una de Plata. El parche fue aprobado por el Consejo Provincial de la Resolución No. 43 del 3 de junio de 1991.

Geografía

El territorio es muy especial, caracterizado sobre todo por montañas y colinas. Se extiende desde la costa jónica, al este, hasta la tirrena al oeste, desde el Macizo del Pollino en el norte, hasta el Altiplano de la Sila grande. Hay también llanuras, como la de Sibari, y grandes valles, como por ejemplo el valle del Crati. Zonas de colinas descienden hacia el norte y al este de la Sila Greca.

Todo está caracterizado por una gran variedad, desde una costa a otra y en cada macizo montañoso. La provincia acoge 8 comunidades de montaña: Greca/Destra Crati, Alto Ionio, Pollino, Alto Tirreno/Appennino Paolano, Savuto, Delle Valli/Media Valle Crati, Silana y Media Valle Crati/Serre Cosentine.

El territorio de Cosenza, como el resto de Calabria, tiene las marcas de las evoluciones históricas desde la época prehistórica. En la costa se encuentran todavía yacimientos neolíticos que testimonian presencias humanas. Las vías de agua han sido una conexión valiosa desde la época de la Magna Grecia y en época romana. En el medievo fue tierra de conquista bizantina, lo que aportó beneficios a la economía del territorio con la introducción de las técnicas agrícolas y la producción sericícola, y favoreció la agregación social de los pueblos presentes. Los efectos se ven todavía hoy en su arquitectura elegante y refinada, así como también han dejado huella en los siglos posteriores los normandos, los angevinos, los aragoneses y los españoles.

Desarrollo social

Cosenza

Cosenza, llamada también ciudad de los “bruzi”, es una de las ciudades más antiguas de Calabria y surge sobre siete colinas en el valle del Crati, en la confluencia con el Busento. Antaño era conocida como la Atenas de Italia gracias a su pasado cultural, y hoy acoge el campus universitario más grande de Italia.

La ciudad antigua se caracteriza por sus callejuelas empinadas, estrechas y tortuosas y en los últimos años está volviendo a vivir una gran vivacidad. El casco histórico es uno de los más bellos y antiguos de Italia: los edificios monumentales, los palacios patronales, el diseño urbano y el laberinto de calles en torno a los edificios antiguos y a las iglesias.

Cultura

La actividad cultural de la ciudad se desarrolla gracias a iniciativas teatrales en lugares como el teatro de tradición A. Rendano, el histórico Cinemateatro Italia y el Teatro Stabile d'Innovazione della Calabria. La Accademia Cosentina se ocupa de defender y valorizar a artistas y científicos. El Museo de los Brettii, inaugurado en 2009 en el complejo monumental del siglo XV de S. Agostino, es el polo cultural de la ciudad. Se destaca también el Museo delle Rimembranze y el Museo all’Aperto Bilotti.

Rocca Imperiale se asoma al Mar Jónico y limita con Basilicata. La población está dominada por una imponente Rocca, que ordenó construir Federico II. Rende es una antigua población romana entre los torrentes Emoli y Surdo, que posteriormente se desarrolló en el valle del Crati; aquí los normandos construyeron el castillo y la muralla. Corigliano Calabro tiene orígenes medievales, y está dominado por un castillo imponente. El antiguo barrio de Ognissanti se coloca en gradas sobre una colina, con sus calles estrechas y sugestivas.

En Rossano se puede visitar el Museo del Regaliz Giorgio Amarelli y el Museo diocesano de Arte sacro, mientras que en Praia a Mare el Museo municipal expone obras de artistas contemporáneos. Mormanno, en cambio, aún conserva las huellas de los fundadores longobardos, encaramada como un castillo sobre un espolón rocoso.

Arquitectura

La ciudad está formada por un núcleo antiguo, arrimado al colle Pancrazio (383 m), en cuya cumbre se halla un castillo de estilo árabe-normando de considerable calidad arquitectónica, restaurado por Federico II y modificado posteriormente, y por los barrios modernos construidos a norte del Busento, en planta regular.

El centro histórico de Cosenza es muy interesante y digno de ser visitado. En la Fuente de los trece canales se puede beber el agua que proviene del acueducto del Zumpo en Sila. Merecen visita la Biblioteca Nacional, los conventos de San Gaetano y San Domenico con sus respectivas iglesias. De notable interés es también el palacio Arnone, ex sede del tribunal y de la cárcel, ahora restituido al antiguo esplendor y transformado en un museo destinado a las bellas artes. Además de una catedral (siglos XII-XIII) y un castillo (siglo XII) construidos por el emperador del Sacro Imperio Federico II.

En la parte vieja de la ciudad de Cosenza se hallan los monumentos màs considerables: la Catedral (construida en formas gótico-cistercense entre el 1185 y el 1222, fue transformada en el 1700 y, en fin, restaurada casi completamente en el siglo XIX), donde se halla el hermoso sepulcro de la reina Isabel de Aragona (1271), las Iglesias de San Francesco d’Assisi (de los siglos XIII-XV), de San Francesco di Paola (siglo XVIII), de las Cappuccinelle (siglos XV-XVI) y de Santa Maria di Costantinopoli (siglo XVII), la Porta Martirano y algunos hermosos edificios del Cuatrocientos.

En la ciudad nueva se halla la iglesia de San Domenico (siglo XV, reconstruida en el siglo XVII). El Museo Cívico Arqueológico y la Academia Cosentina se asoman sobre plaza 15 de Marzo. Cosenza fue patria del filósofo y naturalista Bernardino Telesio y del poeta Galeazzo di Tarsia.

Sitios de interés turístico

Vista de Cosenza

La variedad de paisajes convierte al territorio de Cosenza en un lugar ideal para largas excursiones de senderismo. El protagonista de la fauna local es sin lugar a dudas el lobo, que aún vive en el altiplano boscoso fuera de la ciudad de Cosenza, y de la cual aún es símbolo hoy día.

Los senderos marcados para las rutas abarcan desde el descubrimiento de antiguas iglesias hasta los panoramas que se pueden admirar desde puentes de madera. En las zonas de colinas y de llanura son frecuentes las excursiones a caballo. Por todas partes los aficionados a la fotografía pueden encontrar inspiraciones para marcos únicos y sugestivos. En invierno se organizan también excursiones con raquetas de montaña. Hay además instalaciones de esquí, en las zonas más altas de la Sila.

En el Parque Nacional del Pollino es posible hacer rafting y canoa, sobre todo en el río Lao, entre los cañones y barrancos. En los últimos años se ha extendido la práctica del nordic walking, un deporte tranquilo y apto para todos: se anda con bastones específicamente diseñados. El torrente Iannello se puede remontar haciendo barranquismo en este afluente del río Lao, caracterizado por numerosas cascadas. En la costa hay algunos parques acuáticos, como Odissea 2000, en Zolfara, cerca de Rossano. Además, la costa está equipada para los deportes acuáticos, desde el windsurf hasta el esquí náutico. Hay también campos de voley playa y fútbol sala. En el interior se pueden visitar numerosas ferias y fiestas para degustar los platos típicos y volver a descubrir las tradiciones locales.

Gastronomía

Las especialidades típicas de la zona de Cosenza están preparadas con productos sencillos y auténticos. Los cuddrurieddri son rosquillas saladas preparadas en la fiesta de la Inmaculada y durante todo el período navideño. Los turididdri son dulces de Navidad fritos cubiertos de miel de higos; mientras que las scaliddre están glaseadas con azúcar.

Entre los primeros platos está la pitta 'mpigliata, los fusilli (pasta fresca), la pasta con patatas are tijeddra, patatas y pipareddre (pimientos) fritos, brócoli con salchicha, lagane e ciciari (tallarines anchos y garbanzos). Entre los platos de pescado el más famoso es el bacalao frito y los espaguetis con anchoas y miga de pan frita.

Dulces típicos de San Giuseppe son los mostaccioli, bollos con miel de abejas o higos, mosto cocido, harina y almendras, con típicas formas que derivan de las antiguas ofrendas a las divinidades. Muy apreciado es el licor de regaliz.

Fuentes