Crusader Kings II

Crusader Kings II
Información sobre la plantilla
Crusader Kings II Cover.jpg
Carátula oficial de Crusader Kings II
Desarrollador(es):Paradox Interactive
Distribuidor(es):Paradox Interactive
Anterior:Crusader Kings
Plataforma(s):Microsoft Windows
Lanzamiento:14 de febrero de 2012
Género(s):RTS
Licencia:Propietario
Modos de juego:Multijugador
Clasificación:Clasificación 12 de PEGI

Crusader Kings II. Es un videojuego de estrategia en tiempo real, desarrollado y distribuido por Paradox Interactive. Su lanzamiento tuvo lugar el 14 de febrero de 2012 para el sistema operativo Microsoft Windows.

El juego está ambientado en la Edad Media entre los años 1066 y 1453; y se desarrolla sobre un vasto mapa tridimensional que comprende enorme cantidad de provincias ubicadas en Europa y el norte de África, sobre el que podremos mover libremente nuestras tropas y consejeros.

Jugabilidad

Para gestionar nuestro imperio contamos con tres recursos base como son la riqueza, el prestigio y la piedad; que nos permitirán ampliar nuestro poder económico, material, político y espiritual de forma progresiva mediante el establecimiento de leyes, con alianzas estratégicas o con el saqueo de otras naciones.

Aparte de los propios atributos personales de cada monarca, noble y religioso bajo nuestro mando, debemos sumar los beneficios que otorgan otros personajes como las esposas, los hijos y sus tutores, o el séquito de consejeros que acompañará al líder de la dinastía, que podremos usar para realizar labores únicas que marcarán el rumbo de los acontecimientos.

Si queremos declarar la guerra a un país vecino no bastará con enviar a las tropas a la región, sino que antes será necesario justificar la invasión mediante el casus belli, que obtendrá nuestro consejero personal ya sea localizando resquicios legales que apoyen nuestra iniciativa o, directamente, falseándolos. Somos nosotros los que decidimos cómo y cuándo realizar este tipo de acciones que pueden otorgarnos grandes beneficios.

Todos y cada uno de nuestros actos tendrá consecuencias en el juego, aunque estas no tienen por qué mostrarse o producirse de forma inmediata. Podemos arrebatar poder territorial a uno de nuestros nobles más fuertes y luego descubrir varias décadas después como uno de sus hijos se venga de nosotros alzándose en armas contra la corona. Este tipo de situaciones en el juego tienen un carácter realista, porque llegan al nivel de recrear de forma auténtica las tensiones familiares entre hermanos, hijos bastardos, vasallos con ansias de poder, etc.

El juego no cuenta con un sistema de combate en tiempo real que nos permita disputar directamente las batallas. Aun así, el título ha incrementado sus opciones estratégicas dándonos la oportunidad de dividir a los contingentes de tropas en tres flancos distintos que pueden estar liderados por figuras ilustres de nuestro reino, como el propio monarca, obteniendo así ventajas únicas que pueden decantar las contiendas hacia uno u otro lado.

Gracias a este sistema se consigue que al disputar una batalla automática el juego no tenga únicamente en cuenta aspectos como el número de tropas. No en vano, primero combatirán las unidades de un flanco y, al terminar esa batalla, las supervivientes se sumarán al siguiente, logrando así que el jugador adquiera un mayor protagonismo al poder plantear mejores estrategias.

El realismo del juego se tiene muy en cuenta, por ejemplo, un hijo puede sublevarse y un hermano cometer regicidio.

Por otro lado, y ante lo caro que resulta mantener un ejército, nos dan la oportunidad de recurrir a opciones como solicitar que sean los nobles los que cubran los gastos del conflicto enviando a sus propias tropas, que los espías y consejeros saboteen a las filas enemigas para que aumente la disidencia y las opciones de ganar con mayor presteza, e incluso recurrir a mercenarios.

Las unidades navales únicamente cumplen una función de transporte de tropas, y las santas hermandades, serán los soldados que se unirán a nuestra causa durante conflictos religiosos como las cruzadas, y únicamente alzarán sus armas contra enemigos de fe.

En el modo multijugador hasta 32 jugadores podrán compartir experiencias de forma simultánea en el mapa estratégico, ampliando considerablemente la tensión política de la zona.

Galería de imágenes

Requisitos

Fuentes