Saltar a: navegación, buscar

Filariosis canina o gusano del corazón

(Redirigido desde «Dirofilariasis canina»)
Filariosis Canina o Gusano del Corazón
Información sobre la plantilla
Filariosiscanina.jpeg
Enfermedad parasitaria altamente contagiosa. Gusanos de 20cm de longitud.
Clasificación:Cryptosporidiiae
Agente transmisor:Mosquito de la filaria
Región más común:Zonas templadas y húmedas. Bandera de España España
Forma de propagación:Picada de un mosquito infectado

Filariosis Canina o Gusano del Corazón Mosquito de la filaria. Las Filarias, los Ancilostómidos y los Ascáridos son parásitos comunes muy difundidos en España y representan una seria amenaza para la salud de los perros. Grave enfermedad que afecta principalmente (pero no solo) a perros.

Consiste

Enfermedad cardiopulmonar origen parasitario producida por Dirofilaria immitis que afecta principalmente al perro, caracterizada por la presencia de filarias adultas (parásitos) parecidos a lombrices muy finas.

Las alteraciones principales se producen en las arterias y en el parénquima pulmonares, aunque no son infrecuentes lesiones secundarias en riñón e hígado principalmente. Generalmente, el curso es crónicopero en primoinfecciones masivas o en animales muy jóvenes pueden presentarse cuadros agudos de curso muy rápido y mortal.

Se transmite

Por la picadura de un mosquito infectado con las larvas del parásito (microfilarias) es el agente transmisor de la enfermedad. Posteriormente las microfilarias viajan por el torrente sanguíneo hasta alojarse en el corazón donde se desarrollan.

Lugares de más riesgos

Las zonas templadas y húmedas (hábitat de los mosquitos que portan la enfermedad). En Europa la zona más afectada es la cuenca mediterránea (de marzo a octubre, periodo de vida de los mosquitos).

Síntomas

Tardan varios meses o incluso años en aparecer. Los principales son:

Problemas para respirar

  • hipertensión pulmonar : tos, disnea y una menor tolerancia al ejercicio.

Cansancio y apatía.

  • Según se agrava la enfermedad: síncopes, hemoptisis y pérdida de peso, aún con buen apetito.

Hemorragias nasales

  • Epístaxis: asociada a trombocitopenia puede presentarse en perros con enfermedad arterial pulmonar grave y complicaciones tromboembólicas.

Mareos y desmayos.

Cómo se diagnostica

En la dirofilariosis no existen signos patognomónicos y es frecuente que curse de forma asintomática, diagnosticándose la infección, en muchos casos, por observación post-mortem de los vermes en arteria pulmonar y corazón derecho.

Gusanos del corazón.

Clínico: Estado general y funcionalidad hepática, renal y cardíaca, pues, aunque no existe ningún signo clínico exclusivo de la dirofilariosis, y frecuentemente es asintomática, pero es importante antes de instaurar un tratamiento curativo conocer el estado clínico del animal.

En determinados casos en necesario utilizar otros métodos como radiografías,la ecocardiografía, especialmente aconsejable en caso de sospecha de síndrome de vena cava.

Etiológico: La inespecificidad de la mayor parte de los datos clínicos aconseja el diagnóstico etiológico, que incluye detección de microfilarias y su identificación específica y si es negativo realizar pruebas de inmunodetección (antígenos, principalmente).

Diagnóstico Diferencial: Son multiples las causas de las alteraciones cardiopulmonares con las características clínicas de la dirofilariosis, por lo que será necesario un diagnóstico diferencial, principalmente en caso de un diagnóstico laboratorial de dirofilariosis negativo. Otros agentes responsables de alteraciones similares a las provocadas por D. immitis son: el nematodo Angiostrongylus vasorum, y algunas infecciones bacterianas y víricas.

¿Se puede evitar?

Se puede prevenir la picadura del mosquito usando repelentes como collares, pipetas, sprays, mosquiteros... los perros machos son más utilizado en el trabajo con el ganado por lo que son más expuestos que los perros domésticos o las hembras más proclives a cuidar las crías y el hogar, y están menos expuestas en los meses de verano a la picadura de mosquitos infectados.

Antes de comenzar este tratamiento preventivo es necesario conocer si el animal es portador de la enfermedad, la aplicación de una tableta masticable cada mes sirve para eliminar cualquier larva transmitida por el mosquito. Consulte a su veterinario.

¿Tiene cura?

Existen tratamientos para tratar la enfermedad, pero tiene cierto riesgo y son costosos.

No existe ningún fármaco simultáneamente eficaz frente a los adultos y estadios larvarios, por lo que es necesario un tratamiento secuencial con diferentes fármacos (adulticida y microfilaricida).

  • Los fármacos adulticidas son hepato y nefrotóxicos siendo necesario conocer la funcionalidad de estos órganos antes de su administración.
  • El reposo y el empleo de aspirina antes y durante el tratamiento adulticida son aconsejables

para evitar complicaciones tromboembólicas.

Filariosis Canina

La Filariosis Canina (Dirofilaria immitis) o Enfermedad del Gusano del Corazón es un serio proceso parasitario transmitido por mosquitos y producido por un verme delgado, de color blanco, que puede medir más de 30 cm de longitud que vive en el lado derecho del corazón y vasos sanguíneos pulmonares. Las larvas penetran en el perro por la picadura del mosquito,realizan una migración subcutánea torácica. Los preadultos tienen una gran movilidad y capacidad de penetración en los distintos tejidos,siendo frecuentes las localizaciones en bazo,cámara anterior del ojo, arterias del cerebro, arterias de las extremidades posteriores. Los parásitos, que miden 2-3 cm, llegan al corazón por penetración en circulación venosa y pasan a las arterias pulmonares, donde asientan definitivamente.

Cuando la infección es muy elevada, también pueden localizarse en ventrículo y aurícula derecha, vena cava y hepáticas. Después de tres meses aproximadamente, alcanzan la madurez sexual.Los adultos pueden vivir entre 5 y 7 años. Las microfilarias sobreviven de nutrientes que roba desde la circulación sanguínea del perro tienen gran capacidad de migrar y se ha demostrado su paso a traves de la placenta. El Gusano del Corazón puede crecer hasta una longitud de 15-30 centímetros y en una infección extrema, se pueden encontrar más de cien vermes en un solo perro.

Daños que le ocasiona esta enfermedad a su perro

La acumulación de gusanos adultos en el corazón puede obstruir el flujo de sangre y causar daños al corazón, pulmones e hígado. Puede producirse un edema pulmonar que dificulte la respiración del perro. En algunos casos, el daño a órganos internos puede ser tan extenso que puede causar la muerte del animal.(Vea Dirofilaria immitis Patogenia y Patología).

Transmisión de la enfermedad

Los mosquitos diseminan la infección del Gusano del Corazón desde perros infectados a perros sanos. Dentro de un perro infectado, la hembra del Gusano del Corazón produce crías (microfilarias) que circulan por la sangre. Cuando un mosquito pica al perro, ingiere estos gusanos inmaduros conjuntamente con la sangre.

Durante las próximas 2-3 semanas, los gusanos inmaduros se desarrollan a larvas infectantes y se transmiten a otros perros cuando el mosquito se alimenta nuevamente. Una vez dentro del perro, las larvas se siguen desarrollando, emigrando finalmente al corazón donde maduran y, a la vez, comienzan a producir gusanos inmaduros. Un solo perro puede llegar a ser fácilmente la fuente de infección para la totalidad de la zona. Cada perro expuesto a los mosquitos infectados está en peligro.

Síntomas de la enfermedad

La Enfermedad de Gusano del Corazón infringe muchos de sus daños antes de que aparezcan síntomas visibles. Cuando los síntomas llegan a ser evidentes, la enfermedad suele estar ya muy avanzada y el daño a los órganos internos puede ser irreversible. Un perro con un estado avanzado de la Enfermedad del Gusano del Corazón puede desarrollar uno o más de los siguientes síntomas: Tos blanda crónica. Respiración acelerada. Se cansa fácilmente. Colapso por insuficiencia cardiaca durante el ejercicio. Apatía general.

Tratamiento

Muchos perros infectados por el Gusano del Corazón pueden tratarse con éxito. Sin embargo, los métodos disponibles son costosos y potencialmente peligrosos. Se requiere una serie de inyecciones para matar los gusanos adultos y el perro debe de guardar reposo durante varias semanas, con el fin de evitar daños a los pulmones debido a obstrucciones por gusanos muertos. Pasado el peligro de reacciones post-tratamiento, se administra una medicación para eliminar los gusanos inmaduros de la sangre. El último paso de un tratamiento de éxito es la instauración de un programa de prevención de la Dirofilaria immitis.

Proteger su perro contra los parásitos. Es una solución económica y una demostración de afecto a su fiel amigo.

Fuentes