Saltar a: navegación, buscar

Doña María Coronel

Doña María Coronel
Información sobre la plantilla
Doña maría.jpg
Esposa del infante Don Juan de la Cerda, señor de Gibraleón
NombreMaría Fernández Coronel
Nacimiento1334
Sevilla
Fallecimiento2 de diciembre de 1411
Sevilla
CónyugeDon Juan de la Cerda
Hijosno
Doña María Coronel . Joven que fue acosada durante muchos años por el rey de Castilla Don Pedro I, a pesar de ser una mujer casada desde que era practicamente una niña.

Historia

María Fernández Coronel nace en la calle Arrayán de Sevilla, en el año 1334. A la edad de 15 años se casa con el infante Don Juan de la Cerda, señor de Gibraleón, que se enamoró de su belleza y personalidad, sobre todo la discreción que la caracterizaba.

El rey de Castilla Don Pedro I un hombre cruel y sin escrúpulos, de carácter violento y arrojadizo, después de conocerla comienza a acosarla, lo que la obligo a apartarse de la corte y de toda vida social para evitar esta situación y los incómodos encuentros con el monarca.

Al comenzar la guerra civil el esposo de Doña María es hecho preso cuando estaba al servicio de don Enrique hermano del propio rey y es condenado a muerte por el delito de rebelión.

Regreso de María

Después de hacerse público el destino de Don Juan, su esposa regresa a la corte pidiendo un indulto al rey, pero cuando llega a Tarragona, ya su esposo había sido ejecutado en la Torre del Oro.

El engaño del rey

Don Pedro I, decidió engañar a María prometiendo el perdón de su esposo que ya había sido ejecutado con el fin de conseguir a la hermosa mujer.

Cuando la joven descubrió este hecho regresó a Sevilla. Como castigo el rey decidió confiscar todos los bienes de Don Juan y María, con solo veintitrés años quedó viuda y en la extrema pobreza, pero nunca cumplió con las exigencias de su rey, a pesar de que él nunca deja de acosarla.

Ingreso al convento

Después de algún tiempo la desesperada joven decidió ingresar al convento de Santa Clara, donde profesó en el año 1360.

El rey decidido a conseguir su capricho con Doña María, ordenó sacarla de este lugar para poder poseerla, pero la joven se hizo enterrar viva construyendo una falsa tumba en el jardín, con el fin de no ser encontrada, lo que funcionó por un tiempo en que toda búsqueda resultaba inútil.

Don Pedro no se daba por satisfecho y después de algunos días visitó el convento en persona, encontró a Doña María y trato de llevarla a la fuerza, la joven ya sin fuerza para seguir esta lucha, tomó un recipiente con aceite hirviendo y lo vertió sobre el rostro, quedando con el rostro completamente desfigurado por las graves quemaduras, logrando así acabar con la belleza de su rostro que llevó a la locura del monarca.

Convento de San Inés

Después del incidente Don Pedro, se comprometió a concederle a María lo que ella pidiese, ella le reclamó los bienes que le habían sido confiscados, pero el rey se negó a ello faltando a su promesa.

Les fueron devueltos por su hermano Don Enrique de Trastamara, hermano de don Pedro, y una vez conseguidos, María ordenó que en el lugar donde antes había estado el palacio de sus padres, y que había sido demolido por orden del rey, se edificara el convento de Santa Inés, donde permaneció hasta su muerte.

Muerte

Doña María Coronel muere el 2 de diciembre de 1411, a los setenta y siete años de edad.

Permaneció enterrada durante 215 años. En el año 1626 se decidió trasladar sus reliquias hallándose al abrid el ataúd su cuerpo incorrupto

Caracteristicas de la momia

Esta momia muy bien conservada esta vestida de monja, con sus dos barzos cruzados, y a pesar del tiempo que estuvo enterrada todavía se observan parte del rostro y el cuelo marcado por las quemaduras., aún despues de ser momificada.

Puede visitarse actualmente todos los días 2 de diciembre de cada año en la Iglesia de Santa Inés en Sevilla.

Fuentes

http://retenidoseneltiempo.blogspot.com/2010/08/dona-maria-coronel.html