Saltar a: navegación, buscar

El Anticuario

Para otros usos de este término, véase Anticuario (desambiguación).
El Anticuario
Información sobre la plantilla
260px
Enrique Alonso, escritor, recibe una carta de su padre adoptivo, Artur Aiguader, un conocido anticuario de Barcelona. En ella, éste le relata el hallazgo de un antiguo manuscrito redactado en latín y catalán que parece ponerle sobre la pista de una joya de un pasado remoto.
Título originalEl Anticuario
Autor(a)(es)(as)Julian Sanchez Romero
Editorial:Roca Editorial
GéneroNovela
PaísBandera de España España
El Anticuario. Un conocido anticuario de Barcelona, Artur Aiguader, ha sido asesinado tras informar a su hijo adoptivo del hallazgo de un manuscrito –llamado de Casadevall- que parece ponerle en la pista de una remota joya.

Trama

Se trata de una novela de misterio y aventuras. En ella, un conocido anticuario de Barcelona, Artur Aiguader, ha sido asesinado tras informar a su hijo adoptivo del hallazgo de un manuscrito –llamado de Casadevall- que parece ponerle en la pista de una remota joya. Enrique, que así se llama éste, decide entonces trasladarse a la ciudad condal para buscar el manuscrito y averiguar quién asesinó a Aiguader. En el transcurso de sus pesquisas, descubrirá que su padrastro intermediaba en el tráfico de joyas robadas y conocerá a Mariola, hija del Presidente del Gremio de anticuarios, de quién se enamora. Pero la prioridad para él es, ahora, desentrañar el secreto que oculta el manuscrito de Casadevall. Éste misterio no es otro que la búsqueda de la piedra de Dios, una esmeralda enorme en la que estaría tallado el verdadero nombre de Dios y por el que llevan milenios peleando judíos y cristianos. No obstante, el manuscrito también esconde una maldición: todos los que entran en relación con él, son poseídos por un desmedido afán de poseer la piedra y su poder, que les llevará en la mayoría de los casos a la muerte.

Datos biográficos del autor

Julián Sánchez Romero nació en Barcelona en 1966 y vive en San Sebastián desde el 1993. Toda su vida ha girado en torno a dos pasiones fundamentales: la literatura y el baloncesto. En el plano deportivo llegó a desarrollar su actividad a nivel profesional participando como árbitro durante cinco temporadas en la Liga ACB. Todavía hoy sigue vinculado al mundo del deporte como responsable técnico y formador. En cuanto a la literatura, se declara lector apasionado, ecléctico y compulsivo. Y esa misma pasión, variedad e intensidad es la que intenta transmitir en todas sus obras.

Otra obra del autor

  • La voz de los muertos

Veáse También

Fuentes