Saltar a: navegación, buscar

El Cubano Libre

El Cubano Libre
Información sobre la plantilla
Cubano libre01.jpg
El primer periódico independentista. Edición de noviembre de 1868
Director(ar):José Joaquín Palma
ImprentaCueva de Sao Corona
Cantidad de númerosMás de 100 ediciones
Fecha de Fundación18 de octubre de 1868
UbicaciónHolguín y Santiago de Cuba
PaísBandera de Cuba Cuba
IdiomaEspañol

El Cubano Libre, el primer periódico independentista. En el año 1868 surgen en Cuba unos 20 periódicos que se imprimieron en la manigua. Esta prensa revolucionaria fue creada y realizada por los impulsores de la causa de la Isla, que era todavía colonia de España.

Entre aquellas publicaciones se encuentra El Cubano Libre, exponente principal de esa prensa por ser donde se anuncia por primera vez el decreto de la abolición de la esclavitud. La definición revolucionaria del nuevo órgano se evidencia con la aparición de las ansias de unir al negro y al blanco en una lucha cuyo fin no podía ser otro que la libertad de la Patria.

El nombre

La historia refiere que días antes del 10 de octubre de 1868, el principal promotor del alzamiento, Carlos Manuel de Céspedes, decide publicar un periódico que fuera el portavoz del programa revolucionario.

Después de varias discusiones, el poeta y periodista José Joaquín Palma lo bautiza con el nombre que pasaría a la historia, cuando dijo:

"¿No vamos a libertar al cubano? El periódico; pues, debe llamarse El Cubano Libre".

Surgimiento y condición de Periódico Oficial

En la noche del 17 de octubre ve la luz el periódico en una antigua imprenta. Su primer director fue el propio Palma. En el número inicial se publica, bajo el título "Orden del día", un documento firmado por Céspedes como general en jefe del Ejército Libertador, en el cual ofrece al pueblo de Bayamo velar por su tranquilidad y respetar sus propiedades.

Durante dos meses y medio, "El Cubano Libre"… publica diariamente noticias sobre hechos de armas, artículos de fondo, disposiciones oficiales y una sección poética donde aparecen, entre otros trabajos, las dos estrofas iniciales de La Bayamesa (hoy Himno Nacional cubano).

Ante el anuncio de un próximo ataque a la ciudad de Bayamo por fuerzas españolas, al mando del General Balmaceda, los patriotas prefieren incendiar y abandonar la ciudad antes que entregarla. Céspedes dispone salvar la imprenta de "El Cubano Libre", la cual, se dice, es llevada a una cueva donde permanece hasta 1871. Unos meses más tarde, y en coincidencia con la promulgación de la Constitución de Guáimaro, el 10 de abril de 1869, recibe la condición de "Periódico Oficial de la República de Cuba".

Utilización en la Guerra de 1895

El mayor general Antonio Maceo hace reaparecer "El Cubano Libre" al estallar la guerra de 1895. En la Cueva de Sao Corona, jurisdicción de Holguín, y luego en Cuabitas, al norte de Santiago de Cuba, se publica indistintamente hasta 1898, bajo la dirección de Mariano Corona Ferrer.

Es el propio José Martí, Héroe Nacional cubano y fiel colaborador de la publicación, quien designa a Corona al frente del diario por su capacidad política. Durante esta etapa son sus redactores José María Heredia, Federico Pérez Carbo, José Miró Argenter y el doctor Joaquín Castillo Duany. Se publican cerca de 100 ediciones, incluyendo los suplementos.

Maceo definió a El Cubano Libre como un cuerpo de ejército compuesto por 12 columnas, equivalente para él a un refuerzo de 500 hombres, que se batía diariamente por la causa de Cuba; en otra ocasión lo caracterizó como una pieza de artillería.

Reaparición

Reedición del Cubano Libre
Al finalizar la guerra, Corona continúa la publicación de "El Cubano Libre", que se convierte en punta de lanza contra los errores y desmanes del gobierno Interventor.

En 1914, a la muerte de su director, el periódico apaga su voz por más de 40 años. No obstante, como soldado indispensable para la lucha vuelve a resurgir en 1957 por iniciativa del Comandante Ernesto Che Guevara, en medio de las luchas del Ejército Rebelde.

En esa primera reedición se podía leer:
(...) con la sangre entusiasta de su pueblo, se apresta ahora a dejar este estado caótico y ser una nación libre, independiente y soberana.

Así renacía un guerrillero imprescindible de las luchas por la independencia de Cuba.

Fuentes