Saltar a: navegación, buscar

Espirometría

Espirometría
Información sobre la plantilla
Error al crear miniatura: Falta archivo

Espirometría. La espirometría es una prueba funcional de los pulmones. En una prueba de espirometría, usted respira dentro de una boquilla que está conectada a un instrumento llamado espirómetro, el cual registra la cantidad y frecuencia de aire inspirado y espirado durante un período de tiempo.

La espirometría mide el flujo de aire. Al medir qué tanto aire usted exhala y con qué rapidez lo hace, la espirometría puede evaluar un amplio rango de enfermedades pulmonares.

El volumen pulmonar mide la cantidad de aire en los pulmones sin soplar con fuerza. Algunas enfermedades pulmonares, como el enfisema y la bronquitis crónica, pueden hacer que los pulmones contengan demasiado aire. Otras enfermedades pulmonares, como la fibrosis pulmonar y la asbestosis) producen cicatrización en los pulmones y los hacen más pequeños, de manera que contienen muy poco aire. Para algunas de las mediciones del examen, usted puede respirar de manera normal y calmada. Otros exámenes requieren una inhalación o exhalación forzada después de una respiración profunda.

La espirometría puede ser simple o forzada.

La espirometría simple consiste en solicitar al paciente que, tras una inspiración máxima, expulse todo el aire de sus pulmones durante el tiempo que necesite para ello. Mide volúmenes pulmonares estáticos, excepto el residual, capacidad residual funcional (CRF) y capacidad pulmonar total (CPT).

Así se obtiene los siguientes volúmenes y capacidades

  • Volumen normal o corriente: Vc. Corresponde al aire que se utiliza en cada respiración (Aproximadamente 500cc)
  • Volumen de reserva inspiratoria: VRI. Corresponde al máximo volumen inspirado a partir del volumen corriente. (Aproximadamente 2.500cc)
  • Volumen de reserva espiratoria: VRE. Corresponde al máximo volumen espiratorio a partir del volumen corriente. (aproximadamente 1.500 cc)
  • Capacidad vital: CV. Es el volumen total que movilizan los pulmones, es decir, sería la suma de los tres volúmenes anteriores.
  • Volumen residual: VR. Es el volumen de aire que queda tras una espiración máxima. Para determinarlo, no se puede hacerlo con una espirometría, sino que habría que utilizar la técnica de dilución de gases o la plestimografia corporal. (Aproximadamente 1.500cc)
  • Capacidad pulmonar total: TLC. Es la suma de la capacidad vital y el volumen residual.

La espirometría forzada es aquella en que, tras una inspiración máxima, se le pide al paciente que realice una espiración de todo el aire, en el menor tiempo posible. Es más útil que la anterior, ya que nos permite establecer diagnósticos de la patología respiratoria. Los valores de flujos y volúmenes que más nos interesan son:

  • Capacidad vital forzada (CVF) (se expresa en mililitros): Volumen total que expulsa el paciente desde la inspiración máxima hasta la espiración máxima. Su valor normal es mayor del 80% del valor teórico.
  • Volumen máximo espirado en el primer segundo de una espiración forzada (VEF1) (se expresa en mililitros): Es el volumen que se expulsa en el primer segundo de una espiración forzada. Su valor normal es mayor del 80% del valor teórico.
  • Relación VEF1/CVF: Indica el porcentaje del volumen total espirado que lo hace en el primer segundo. Su valor normal es mayor del 70-75%.
  • Flujo espiratorio máximo entre el 25 y el 75% (FEF25-75%): Expresa la relación entre el volumen espirado entre el 25 y el 75% de la CVF y el tiempo que se tarda en hacerlo. Su alteración suele expresar patología de las pequeñas vías aéreas.

Preparación para el examen

Antes de realizarla: explicar al paciente la razón por la que es preciso hacerla. Además se le debe indicar que no utilice medicación en las 6 horas anteriores a la prueba, si utiliza broncodilatadores de acción corta y 12 horas para los de acción prolongada. No debe fumar ni tomar bebidas con cafeína en las horas previas, ni ingerir alimentos pesados ni fume durante 4 a 6 horas antes del examen. A usted le darán instrucciones específicas si necesita suspender el uso de medicamentos broncodilatadores o inhaladores.

Procedimiento

El paciente se situará en posición sentada, sin ropa que le ajuste, se le colocará una pinza nasal y se comprobará que la boca está libre de elementos que impidan una buena colocación de la boquilla (por ejemplo prótesis dentales). Se realizará una inspiración relajada pero máxima, al finalizar la cual se coloca la boquilla bien sujeta, y el técnico dará una orden enérgica (¡ahora!, ¡ya!) que indica el comienzo de la espiración forzada, que durará, como MÍNIMO, 6 segundos, durante los cuales el técnico animará al paciente a continuarla, vigilará que expulse el aire continuamente y asegurará que ésta mantiene un flujo constante. La espirometría se dará por finalizada, cuando se obtengan 3 curvas técnicamente satisfactorias, que serán aquellas que duren más de 6 segundos y con diferencias entre los CVF y los FEV1 de las tres curvas inferiores al 5% o 100 ml. El número máximo de curvas a realizar será de 8-9. Cálculo de la mejor curva: será aquella en que la suma del FEV1 y de CVF sea mayor. Cálculo del cociente VEF1/CVF: se realiza utilizando el valor máximo del VEF1 y del CVF en cualquiera de las maniobras técnicamente satisfactorias, y que no tiene por qué corresponder a una misma gráfica.

Lo que se siente durante el examen

Debido a que el examen involucra algo de respiración rápida y forzada, es posible que experimente un cierto grado de dificultad respiratoria o mareo temporal. Usted respirará a través de una boquilla bien ajustada y se le colocarán pinzas nasales.

Indicaciones para realizar la prueba

  1. Diagnosticar pacientes con síntomas respiratorios
  2. Valoración del riesgo preoperatorio de pacientes asmáticos, bronquíticos, enfisematosos o fumadores y aquellos que refieran síntomas respiratorios.
  3. Valoración de la respuesta farmacológica a determinados fármacos.
  4. Evaluación de ciertas enfermedades que presentan afectación pulmonar.
  5. Evaluar si la exposición a contaminantes en el trabajo afecta la función pulmonar
  6. Medir el progreso en el tratamiento de una enfermedad
  7. Estudio de la disnea
  8. Estudio de la tos crónica
  9. Evaluación de los pacientes que recibirán drogas potencialmente tóxicas para el pulmón (amiodarona, quimioterápicos, algunos antibióticos)
  10. Evaluación inicial de los pacientes con enfermedad neuromuscular.
  11. Evaluación de los pacientes con deformidad de la caja torácica u obesidad marcada
  12. Evaluación de los pacientes fumadores.
  13. Seguimiento de los pacientes con obstrucción crónica al flujo aéreo
  14. Evaluación frecuente del tratamiento de los pacientes con asma bronquial
  15. Evaluación frecuente de los pacientes con enfermedad neuromuscular conocida
  16. Seguimiento de los pacientes con enfermedad respiratoria conocida
  17. Seguimiento de los pacientes que reciben drogas potencialmente tóxicas para el pulmón

Contraindicaciones

Absolutas

  1. Neumotórax.
  2. Angor inestable.
  3. Desprendimiento de retina.

Relativas

  1. Traqueostomía.
  2. Parálisis facial.
  3. Problemas bucales.
  4. Náuseas provocadas por la boquilla.
  5. Deterioro físico o cognitivo.
  6. Falta de comprensión de las maniobras a realizar.

Valores normales

Los valores normales se basan en la edad, la talla, la raza y el sexo. Los resultados se expresan como un porcentaje. Por lo general, un valor se considera anormal si es menos del 80% del valor esperado. Los rangos de los valores normales pueden variar ligeramente entre diferentes laboratorios. Hable con el médico acerca del significado de los resultados específicos de su examen.

Significado de los resultados anormales Los resultados anormales generalmente significan que usted puede tener alguna enfermedad pulmonar o torácica. Muy importante: Su cooperación mientras se lleva a cabo el examen es crucial para obtener resultados precisos. Un mal sellado alrededor de la boquilla del espirómetro puede ocasionar malos resultados que no se puedan interpretar. No fume antes del examen.

Principales patrones anormales

Obstructivo: Indica disminución de flujo aéreo bien por aumento de las resistencias de las vías aéreas (asma, bronquitis) bien por disminución en la retracción elástica del parénquima (enfisema).

  • Curva de volumen-tiempo: En este tipo de curva se aprecia perfectamente que el aire tarda más en expulsarse, lo que se manifiesta por una disminución de la pendiente de la curva (la curva se “desplaza” hacia la derecha)., alcanzándose la CVF mucho más tarde que en la curva normal.
  • Curva de flujo-volumen: La parte descendente de la curva muestra una concavidad hacia arriba, que será tanto más pronunciada cuanto mayor sea el grado de obstrucción.
  • Así pues, en el patrón obstructivo tendremos: VEF1/CVF(disminución del flujo espiratorio máximo respecto de la capacidad vital forzada) <70%, CVF 80% de su valor de referencia y VEF1<80% de su valor de referencia.

Fuentes

http://www.medicinapreventiva.com.ve/espirometria.htm