Saltar a: navegación, buscar

Esteban Hernández

Esteban Hernández
Información sobre la plantilla
Esteban hdez.jpeg
NombreEsteban Hernández Alfonso
Nacimiento13 de junio de 1933
Caibarién, Villa Clara, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento11 de abril de 1958
Itabo, Municipio Martí, Matanzas, Bandera de Cuba
OcupaciónMaestro
PadresFrancisco Eladio Hernández Valdés y Jenny Alfonso
Esteban Hernández Alfonso. Joven revolucionario que participa en las luchas revolucionarias en la ciudad de Cárdenas, Matanzas. Integra el Movimiento 26 de Julio, asume diferentes tareas, divulgador, confecciona proclamas, y tesorero municipal y provincial.

Síntesis biográfica

Nació el martes, 13 de junio de 1933 en Caibarién en la provincia de Villa Clara, hijo del matrimonio formado por Francisco Eladio Hernández Valdés, pastor de la Iglesia Presbiteriana de esa ciudad, y Jenny Alfonso.

Infancia y juventud

Fue el último hijo que nació de trece hermanos de este matrimonio, quienes fueron: Edelia, Eladio, Eduardo, Esther, Ernestina, Eva, Eunice, Emelina, Elizabeth, Enedia, Ezequiel, Elsa, Enrique y Esteban, hoy solo viven Eladio, Eduardo, Elizabeth y Ezequiel (dato curioso es que todos lo nombres comienzan con E).

Las primeras letras se las impartió su hermana Ernestina estando ellos viviendo en Guasimal un pueblecito situado entre Sancti Spíritus y Trinidad cerca de la zona de Banao y después cursó su Primera Enseñanza en el Colegio Presbiteriano de Caibarién, era activo, entusiasta y de inteligencia brillante.

Cursó la enseñanza secundaria en la misma escuela de Caibarién, al vencer esta enseñanza en el año 1948, con 15 años de edad; se traslada a vivir a San José de los Ramos, ya que su padre fue a ejercer como pastor para la Iglesia Presbiteriana de ese pueblo.

Trasladándose Esteban a estudiar en el colegio “Colón” en la ciudad de Colón en el curso 1948-1949 convalidando los estudios en el Instituto de la Segunda Enseñanza de Matanzas en el curso 1949-1950 con la matrícula 224; efectuando la prueba de ingreso para la Preparatoria en el curso 1950-1951 del Colegio Presbiteriano La Progresiva en la Ciudad Bandera.

En el Curso 1951-1952 matricula en la Escuela de Comercio en la especialidad de Pre-Comercial del Colegio La Progresiva en la Ciudad de Cárdenas (Hoy ESBU Víctimas de la Coubre) permaneciendo allí como becado viviendo en el Dormitorio “Robert L. Wharton” (hoy ESBU Félix Varela) de esta institución hasta culminar el cuarto año de Comercio en el año 1956.

Cursando los siguientes años: Pre- Comercial 1951-1952, 1er año de Comercio: especialidad de Contador 1952-1953, 2do año de Contador 1953-1954, 3er año de Contador 1954-1955 y 4to año de Contador 1955-1956.

Actividades revolucionarias

Después del Golpe del lunes, 10 de marzo de 1952 se manifestó firmemente decidido a combatir la dictadura hasta las últimas consecuencias. Después del Asalto al Cuartel Moncada en Santiago de Cuba y el de Bayamo el domingo, 26 de julio de 1953, el entusiasmo por el movimiento revolucionario lo embargó totalmente. En Febrero de 1955, en unos de los boletines que editaban los jóvenes del colegio Presbiteriano La Progresiva de la Ciudad de Cárdenas, llamado “El Graduado” Esteban escribe:

“La realidad de los acontecimientos hay que afrontarlos con la serenidad que demandan las circunstancias. Sin necesidad de profundizar en los acontecimientos nacionales, nos damos cuenta a cabalidad de la indecisión de nuestra juventud al no hallar completa confianza en nadie que pueda regir con dignidad los destinos de la patria. Todo ello se debe a las decepciones sufridas por el pueblo, por la política personal y de enriquecimiento de los hombres públicos del país”

Él pensaba que no había un verdadero líder capaz de aglutinar a todo un pueblo para derrocar la tiranía batistiana y esta idea desapareció en él cuando supo que el nombre del jefe del Asalto al Cuartel Moncada y autor de la “La historia me absolverá” era el de Fidel Castro Ruz.

Siendo profesor de la escuela, diariamente se manifestaba en contra de la dictadura y en todas sus clases dejaba caer las ideas revolucionarias uniendo a los que querían luchar de alguna forma contra la dictadura. Esteban utilizaba las clases de mecanografía para que sus alumnos escribieran pensamientos de José Martí y hacían tirillas que repartían en casas abiertas y automóviles; utilizando para ello un folleto con aforismo de Martí marcando en rojo los aplicados en sus clases.

En Diciembre de 1957 se incorporó a la Dirección Regional de MR-26-7 siendo el jefe de Finanzas; fue el mejor vendedor de bonos del Movimiento y para ello tenía enrolado un buen número de alumnos. Esteban organiza dentro del internado un grupo que estuviera dispuesto a luchar contra la dictadura y realiza una prueba para conocer el grado disposición que tenían estos estudiantes.

Esta labor la realizaba a sabiendas de que en su aula había hijos de batistianos y esbirros de la dictadura, y así sucedió que un día el padre de un alumno de la escuela de Comercio vino a plantearle al Director de la escuela que el maestro Esteban Hernández hacía política en el aula y que lo sabía por su hijo, ya que había tenido conflictos en su hogar porque el muchacho admiraba a su profesor.

La presión de la tiranía contra él era tanta que tuvo que dejar de albergarse en la escuela y acudir a vivir a la casa de la doctora Blanca Rosa Ojeda Díaz situada en Genes entre Tenería y Fomento, a pesar de ella vivir a media cuadra del Colegio lo albergó en su casa la cuál era conocida por los militantes del Movimiento, como “La casa de la Doctora” siendo ella una compañera del MR-26-7.

Para no perjudicar a su centro de trabajo el presenta un certificado médico firmado por el doctor Figueredo; ya que por la Dirección de la escuela, le dieron a escoger entre la Revolución y el Colegio, Esteban optó por la Revolución, pues planteaba que estaba dispuesto a cualquier sacrificio, menos el dejar de actuar intensamente para derrocar a la tiranía.

Antiimperialismo

Imagen de Esteban con su esposa.

A pesar de su procedencia, su educación y de las relaciones de trabajo, era un antimperialista convencido y lo declaraba abiertamente y discutía sus razones y manifestaba que valía la pena todos los sacrificios para un cambio radical, y así no tener que depender de los americanos.

Sentía gran preocupación por la cantidad de analfabetos que había en Cuba y achacaba ese fenómeno a la opresión y despreocupación del gobierno por la educación del pueblo, ya que el presupuesto que había para eso se filtraba en los bolsillos de los altos funcionarios y que ello contribuía a la delincuencia y a la prostitución que también existía en aquel entonces.

Entre las múltiples actividades clandestinas que realizó dentro del Movimiento 26 de Julio, fue tesorero de la organización en Cárdenas y debido al concepto que los compañeros tenían de él; funcionó un tiempo como Tesorero Provincial cuando la Dirección de M.R-26-7 pasa a establecerse en la Región de Cárdenas (En Varadero) a fines del año 1957.

Era un compañero muy agradable, optimista, capaz de infiltrarle esto a los compañeros que con él trabajaban, tenía una fe ciega en el triunfo de la insurrección armada y constantemente expresaba su deseo de tomar un arma y salir a defender su patria, de poco hablar, pero de gran decisión, responsable de los trabajos que le asignaban hasta las últimas consecuencias.

El jueves, 20 de marzo de 1958 visita, a su hermana Esther que él la llamaba Then en Ciudad de La Habana y relata su sobrina Rosa Soler, que Esteban en esta visita le regala a su mamá $10 y le entrega a cada sobrino 20 centavos, su mamá lo rechaza diciendo que él lo necesitaría más pues pretendía casarse pronto con Alicia.

Muerte

Imagen de su entierro.

La dirección del movimiento le encomienda la tarea de organizar y dirigir las acciones de apoyo a la Huelga del 9 de Abril en el municipio de Martí, donde ya tenía contactos con el Movimiento 26 de julio en este territorio.

El propio día 9 en horas de la noche el joven maestro se reúne con un grupo de revolucionarios en la Sierra de Bibanasí con el objetivo de coordinar las acciones que se ejecutarían esa propia noche, contándose entre otras el incendio de la gasolinera del poblado de Martí y el ataque al puesto de guardia del Jurado de Gipuzcua para apoderarse de las armas allí existentes.

Las acciones no se llegaron a efectuar ya que llegó procedente de Cárdenas la orden de esperar nuevas instrucciones, puesto que la huelga había fracasado. Después de recibir esta contraorden y de orientársela al grupo de revolucionarios decide disolver dicho grupo, pues tenía sospechas de que el SIM estaba al tanto de la situación, regresando finalmente esa noche a Cárdenas donde residía.

Parte hacia Martí el 10 de abril donde hace contacto con un grupo de amigos para que le consiguieran una máquina de alquiler para trasladarse al poblado de Itabo.

El 11 de abril de 1958   en horas de la tarde caen prisioneros el miembro del Comité Regional de Huelga del Movimiento de Cárdenas y jefe del Grupo guerrillero que se organizó en la Sierra de Bibanasí, próxima a río La Palma, en el Municipio de Martí.

Esteban Hernández, el maestro, es capturado en las proximidades de Itabo trasladándolo para el puesto de la guardia rural , torturándolo y sacándolo del cuartel para rematarlo a balazos (le dieron cinco balazos), asesinado después por Pedro Macias en las horas de la noche cerca de Hoyo_Colorado en un tramo de la carretera del circuito norte en el entronque de Santa Bárbara (Hoy entronque de Menéndez).

Su cadáver apareció arrojado en la cuneta, de la sabana de la zona de Lacret cerca de Itabo en el Municipio de Martí, donde fue recogido. Toda la comarca se consternó, el hecho tuvo los ribetes de un crimen inmisericorde.

Fuentes

  • Tenrero Cañete, T, García Gutierrez, D.2009. Multimedia Esteban Hernández: el maestro mártir.
  • Testimonio de Irma Díaz
  • Archivo histórico de Cárdenas.