Varadero (Cárdenas)

(Redirigido desde «Varadero»)
Varadero (Cárdenas)
Información sobre la plantilla
Vista, desde el espacio exterior, de la península de Hicacos, territorio sobre el que se asienta Varadero.
Vista, desde el espacio exterior, de la península de Hicacos, territorio sobre el que se asienta Varadero.
EntidadLocalidad
 • PaísBandera de Cuba Cuba
 • ProvinciaMatanzas
 • MunicipioCárdenas
 • Fundación15 de diciembre de 1887
Población 
 • Total27 170 hab.
Varadero-cuba-10.jpg

Varadero en Cubadebate

Varadero. Considerado la meca del turismo cubano, es una playa, una localidad y un territorio especial de la República de Cuba ubicados en la península de Hicacos, al noroeste del municipio Cárdenas de la provincia de Matanzas. Como playa, es la más extensa de las seis con las que cuenta la referida península y la que, con la construcción a su alrededor del balneario que hoy la prestigia en las postrimerías del siglo XIX, le daría nombre, primero, al poblado primigenio sobre el cual se fundaría, al reconocido enclave turístico en el que se convertiría años después y al territorio especial al que habría de circunscribirse para su atención directa por el gobierno central con la vertiginosa expansión de su infraestructura en época reciente. En la actualidad, cuando se habla de Varadero dentro y fuera de Cuba, se alude a toda la península de Hicacos, espacio natural que ocupa, en su totalidad, la ciudad-balneario.

Ubicación geográfica

Con una extensión territorial de 16,3 km² y 18 km de largo dispuestos en dirección soroeste-noreste, Varadero, entiéndase la península de Hicacos, se encuentra al norte de la provincia cubana de Matanzas, entre las ciudades del mismo nombre y de Cárdenas. Separado actualmente de tierra firme por los canales de navegación que, a través de la laguna Paso Malo comunican la bahía de Cárdenas con el océano Atlántico, limita al norte y al oeste con el estrecho de la Florida, al sur con la localidad de Santa Marta, al este y sureste con la bahía cardenense y al noreste con el archipiélago Sabana-Camagüey (Jardines del Rey). Sus puntos extremos son, por el este, punta Las Morlas y por el norte, punta Hicacos, el más septentrional de la isla de Cuba y el más próximo, de esta, al territorio estadounidense.

Historia

Reproducción de enterramiento aborigen hallado en la cueva Los Musulmanes ubicada en el área protegida Varahicacos, al norte de la península de Hicacos.

Cuando en Cuba o cualquier otro país se dice "Varadero", inmediatamente se asocia ese nombre en primer término a una bellísima playa y en segundo al turismo. Al hacer esto, se desconoce la historia antigua de la zona donde se enclava el famoso balneario.
De que al momento de producirse el bien llamado Encuentro de Dos Mundos, como dejó sentado el inolvidable capitán Antonio Núñez Jiménez en ocasión del 500 aniversario de la llegada de Cristóbal Colón a Cuba, la Península de Hicacos estaba poblada por aborígenes, dan fe las evidencias halladas en las cuevas de Ambrosio y de los Musulmanes y sus, hasta hoy, indescifrables pictografías.
En el museo de Varadero se exponen restos de uno de los aborígenes hallados en la solapa de la "Cueva de los Musulmanes". La osamenta expuesta corresponde a un sitio funerario que se calcula existió entre los 500 años ane y los 500 primeros de nuestra era.
El doctor Ercilio Vento Canosa asegura que sus investigaciones demuestran que el esqueleto perteneció a un hombre entre 25 y 35 años de edad, enfermo de anemia y sífilis enfermedades traídas a la Isla antillana por los blancos del Viejo Continente.

Antecedentes

Salón Las Claraboyas de la cueva Ambrosio, significativo sitio arqueológico ubicado en la reserva natural Varahicacos

También en la solapa de la Cueva de los Musulmanes se hallaron restos del Mealunus-rodes, un animal prehistórico considerado el antecesor de la jutía y que sirvió como alimento a los aborígenes. Se supone que el referido animal tenía movimientos muy lentos, por lo que resultaba fácil cazarlo.

En ese sitio, hay 72 pictografías, algunas de aborígenes con rasgos negroides. La cueva está formada por cinco salones. El más importante es el de las claraboyas, con un orificio en su parte superior, donde se conservan más dibujos.

Los sitios arqueológicos de Varadero, que no están sólo en las cuevas de Ambrosio y de los Musulmanes, no son sólo importantes para el famoso balneario, sino también para Matanzas y Cuba en general. Pero la Playa Azul tiene además una interesante historia más reciente.

Durante los siglos XVI y XVII los conquistadores explotaron hasta la saciedad las salinas del lugar, para autoabastecerse o enviar hacia México y otras colonias americanas. De igual modo convirtieron en carbón grandes extensiones boscosas de la zona y de la futura ciudad de Cárdenas, ascendida a tal en 1828, sembrando caña y café y criando ganado vacuno en buena parte de sus planicies.

Luchas de liberación

Al llamado patriótico del 24 de febrero de 1895, los españoles respondieron con la construcción de un fortín en las alturas que preceden a lo que, años más tarde, sería el reparto Dupont. Pero, su presencia no fue óbice para que en marzo del año siguiente, el general Enrique Collazo y medio centenar de hombres provenientes del vapor Three Friends, desembarcaran a poca distancia con un alijo de 100 fusiles Remington y más de 140 000 proyectiles, vital inyección para las huestes mambisas del centro de la Isla.

Se supone que llegaron a la costa por la zona hoy comprendida entre las calles 42 y 47, donde hubo un enfrentamiento con los soldados del fortín español, allí apresaron a un mambí, a quien llevaron como trofeo de guerra hasta la cercana localidad de Cárdenas.

Surgimiento de Varadero

Hotel Torres, inaugurado en la década de 1860, constituye el primer establecimiento de su tipo construido en Varadero.

A mediados del siglo XIX algunos vecinos de Cárdenas, atraídos por la fina arena y las cálidas y transparentes aguas, alzaron algunas viviendas. En vano. El jején y el mosquito los derrotaron. Al tiempo volvieron, y de nuevo fueron ahuyentados por las plagas. Y una tercera intentona fue frustrada por recio temporal, que echó abajo lo edificado.

En 1883, diez tenaces y tozudos cardenenses fundaron una suerte de Sociedad Anónima para construir un caserío, "con el fin de engrandecer y fomentar el poblado de Varadero". En esta oportunidad ni zancudos ni tormentas frenaron a los "decenviros" –así nombraron a los 10 padres fundadores del futuro balneario-, quienes por la modesta suma de 1 350 pesos españoles, adquirieron dos caballerías en la península, y acto seguido construyeron la iglesia, la plaza del mercado y el parque.

En 1887 el Ayuntamiento de Cárdenas aprobó los planos del primigenio asentamiento, por lo que se considera el 15 de diciembre de 1887 como fecha de la fundación oficial de Varadero.

Para llegar a Varadero eran necesarias siete horas en tren desde La Habana a Cárdenas, y de allí, abordar una goleta o un incómodo carretón. Así y todo, algunas familias cardenenses y muy contadas de la capital, establecieron sus cuarteles veraniegos. A principios del  siglo XX  no pasaban de 25 las edificaciones. El agua potable se trasladaba en pipas tiradas por mulos y la mosquitera continuaba infernal.

Hotel Varadero (1915), primero en dirigirse al segmento de alto poder adquisitivo.

Un buen día  Enrique Torres  levantó un kiosco para vender todo género de artículos, y en 1926 construyó el hotel identificado con su apellido, pionero de la actual industria sin humo varaderense -más de 50 hoteles y 15 000 habitaciones.  El hotel Torres  fue demolido en los años 60 para sorpresa, frustración y turbación de arquitectos e historiadores. La demolición total ocurrió en 1971.

Con el hotel Torres, había debutado una de las muy escasas atracciones del todavía inhóspito paraje: las regatas. Dos canoas de seis remeros, la "Varadero" y la "Halley", iniciaron la tradición de celebrarlas anualmente el último domingo de julio.

A finales de los años 20, a pesar de las inequívocas señales del colapso bancario que se gestaba en Norteamérica, la alta burguesía puso sus ojos en Varadero. Y por si no bastase, atrajo también la atención de un acaudalado norteamericano enriquecido sobre todo con la fabricación de dinamita: Irene Dupont.

De inmediato fundó la Peña de Hicacos, S.A. A continuación, adquirió la mitad de Varadero -desde la actual calle 54 hasta la popular Cueva del Pirata, o sea, unas 512 hectáreas, por la insignificante cifra de 4 centavos el metro cuadrado. Una vez urbanizada la mayor parte del terreno, el metro cuadrado llegó a cotizarse desde 20 a 100 pesos.

Museo de historia de Varadero.

Entre tanto,en 1931 se construyó La Mansión Xanadú, una mansión de cuatro pisos, numerosos cuartos y baños, biblioteca y hasta una cava soberbiamente abastecida. Está situada en el peñasco de San Bernardino y fue diseñada por los arquitectos Covarrocas y Govantes en 1927 a lo cual agregó un campo de Golf de nueve hoyos y un órgano valorado por entonces en 110 000 dólares. Órgano incluido, al estrenarla en 1931, la residencia había costado 710 000 dólares… en pleno desplome de la economía mundial.

El vasco José Fermín Iturrioz y Llaguno que era el Director de la famosa fábrica de ron Arechavala compró una parcela de tierra en torno a una laguna y edificó su vivienda en 1938. Es la residencia situada en el actual Parque Josone (nombre conformado con parte del nombre de los dueños del lugar, José y Onelia)

Aún permanece en actividad el túnel que levantó el millonario Iturrioz por debajo de la primera avenida que salía a la playa, y que en la actualidad lleva al Centro Internacional de Buceo del balneario, que posee la segunda barrera coralina más extensa del planeta.

Características físico-geográficas

Relieve

Alturas ubicadas en la península de Hicacos con altitudes que no rebasan los 30 msnmm.

Un rasgo característico de la península, propio también de muchos cayos cubanos, es la diferencia radical entre las condiciones geomorfológicas de los litorales atlántico y de la bahía de Cárdenas. El atlántico es de carácter abrasivo-acumulativo y está formado por sistemas de playas arenosas, en ocasiones separadas por acantilados abrasivos. El cardenense es, en contraste, de carácter acumulativo, bajo y pantanoso, con vegetación de manglar (salvo en aquellos sectores donde se construyera la autopista sur) y acantilados aislados donde se abren nichos de marea fósiles y pequeñas grutas.

Igualmente se levantan curiosos peñones formados por arenas con estratificación cruzadas. La península. al ser batida por el oleaje, ha formado acantilados con cuevas de origen marino.

La línea costera ha sido, en parte, modificada por complejos procesos biológicos, (corales y manglares) erosivos y deposicionales y abrasivos acumulativos: los manglares forman con sus raíces una malla que fija las acumulaciones de fango y arenas movidas por las corrientes marinas, surgiendo cayos y mangles. Se observa una tendencia al ascenso del litoral norte y al descenso del sur.

En línea general la península constituye un territorio plano y poco diseccionado. La altura promedio es de 10 m y la máxima es de 27 m. (Chapelín y Francés).

Geología

Desde el punto de vista de su estructura geológica, la península se encuentra en la región de desarrollo de las rocas terciarias, fundamentalmente calcarenitas. El espesor de las rocas carbonatadas oscila entre 500 m y 800 m. En los límites de la península se difunden estructuras tectónicas locales cerradas desarrolladas en forma de bloques tectónicos de dirección oeste noroeste. Pueden determinarse dos estructuras de bloques que coinciden con las partes más altas del territorio: los bloques de Chapelín y el Francés. Entre los bloques se encuentran depresiones tectónicas o fosas: las del Varadero histórico y la de Pioneros, formadas por areniscas calcáreas recubiertas por una capa de arena débilmente cementada que oscila entre 5 m y 15 m y que han sido originadas por la acción de los vientos Alisios.

En las depresiones estructurales, la terraza seboruco es sustituida por formaciones acumulativas originadas por la acción de las olas y los vientos y formados por arenas eoleanitas constituyendo superficies planas, playas, etc. Justamente, estas formas acumulativas que rellenan las depresiones estructurales que unifican los residuos miocénicos y sus terrazas circundantes, han dado lugar a la compleja forma estructural poligenética de la Península de Hicacos, única en toda Cuba.

Playas

La península de Hicacos cuenta con seis playas que se distinguen por su amplia franja de fina arena blanca, el suave perfil de su área de baño y la extraordinaria transparencia e intenso color turquesa de sus aguas, que le han merecido el título de «la playa azul de Cuba». Separadas por escarpados rocosos de baja altura, las más amplias son Varadero (10,8 km), Rincón Francés (3,5 km) y La Alameda (4,5 km). Otras tres, de menor tamaño (juntas suman 1,6 km) se ubican entre el peñón de San Bernardino, sobre el que se asienta la famosa mansión Xanadú, y las cuevas del Pirata, en la reserva ecológica Chapelín.

Flora y fauna

Cactus arbóreo gigante conocido como «El Patriarca», símbolo vegetal de Varadero, al que se le estima una edad cercana al medio milenio.

A pesar de su alto grado de urbanización, todavía persisten en la península reservorios de la vegetación natural autóctona en los pequeños núcleos protegidos de Varahicacos y Chapelín. Dicha vegetación, muy similar a la existente en los cayos cubanos, se caracteriza por la presencia de la manigua costera, del matorral xeromorfo y los bosques micrófilo y de manglar, con algunas especies endémicas de la región occidental de Cuba. Particular relevancia adquierden los hicacos (Chrysabalanus), que dan nombre a la península, y las cactáceas (Pilosocereus robinii y Dendrocereus nudiflorus) con ejemplares como El Patriarca, cactus arbóreo gigante convertido en atractivo monumento natural, al que se le estima una edad cercana al medio milenio.

Debido al desarrollo urbanístico, la fauna terrestre autóctona ha sido desplazada, también, por el hombre, siendo escasa la que vive en condiciones naturales, como los murciélagos y algunas especies de invertebrados y reptiles con exiguo protagonismo en el ecosistema. La avifauna, por su parte, se destaca por su variedad, con ejemplares de sinsontes(Mimus polyglottas arpheuse), judíos (Crotophaga anil), arrieros, tojosas (Columbiana passerina), palomas rabiche (Zenaida macoura), garcitas bueyeras, cernícalos (Falcos sparrerius), gaviotas, pelícanos y aves migratorias que se reunen, por regla general, en los manglares de Varahicacos.

Desarrollo económico

En la imagen, el hotel Varadero Internacional, inaugurado en 1950, antes de su demolición en el segundo decenio del siglo XXI para, en su lugar, edificar el hotel Meliá Varadero Internacional, establecimiento de lujo aperturado en 2019

Parece que Dupont dio la "largada" en la carrera por poblar a Varadero. Los millonarios y la alta burguesía, pagaron bien pagados cada metro cuadrado para levantar sus villas de veraneo. Al modesto hotel Torres se unió, en 1931, el hotel Kawama, y durante esta y la siguiente década, aparecieron el Imperial (1936), hotel Dos Mares, Casa La Rosa, Vista Alegre, Casa Portilla Inn, Miramar, Chez Roig, Playa Azul, hotel Varadero, etcétera, así como también muchas otras edificaciones fuera de la jurisdicción de Dupont, pero de todos modos valuadas en 40 000 ó 50 000 pesos.

En 1950, y con el ánimo de dotar al balneario de casino, una compañía norteamericana inauguró el hotel Varadero Internacional, que durante los siguientes años devendrá emblema del lugar y muy exclusiva meca de los juegos de azar.

Entre los numerosos admiradores de Varadero, algunos piensan que es una de las playas más lindas del mundo y otros afirman que es la más hermosa que hayan visto jamás. En lo que sí coinciden todos es que indiscutiblemente, Varadero resulta la playa más fascinante y bella del Archipiélago cubano.

La playa de Varadero es reconocida internacionalmente como la más famosa de la que se baña el litoral cubano por la calidad de sus arenas.

Turismo

Hotel Meliá Varadero Internacional, establecimiento de lujo aperturado a inicios de 2019.

La playa de Varadero, importante destino turístico, se encuentra situado al norte de la provincia de Matanzas, en la península de Hicacos, en la región turística de Varadero y en la subregión Matanzas-Cárdenas-Varadero. Los paisajes actuales del la península de Hicacos se caracterizan por una rica diversidad. Considerada uno de los principales polos turísticos del país, cautiva por sus blancas y finas arenas, y sus aguas de un delicado azul, cálidas y transparentes todo el año, en las cuales los bañistas pueden alejarse decenas de metros de la orilla sin que lleguen a cubrirlos totalmente.

Fundada en 1887 como un poblado, actualmente la Playa Azul de Cuba, como también se le llama, es una gran ciudad rodeada de agua, ubicada en la costa norte de Matanzas, exactamente en la Península de Hicacos, a 2 horas por carretera desde La Habana o escasos minutos por avión, para lo cual dispone de un confortable aeropuerto internacional. Por vía marítima también es posible.

La actual ciudad balnearia de Varadero continúa creciendo. De acuerdo con estimados recientes, se calcula que puede soportar hasta 25 300 habitaciones (hoy frisa las 16 000), y constituye el destino turístico más importante de Cuba, pues aglutina el mayor número de hospedajes de punta de todo el país, todos de cuatro y cinco estrellas.

El polo turístico está liderado por varias cadenas hoteleras cubanas y extranjeras, como Gran Caribe, Gaviota, Cubanacán S.A., Meliá, Barceló, entre otros, y cuenta con una potente infraestructura de restaurantes especializados en comida criolla e internacional, snack bar, tiendas y núcleos comerciales, marinas y centros de buceo con filiales en los hoteles.

Varadero garantiza las condiciones necesarias de atraque en una bien habilitada dársena. Para todos, excelentes ofertas de alojamiento en instalaciones de varias estrellas, entre villas, bungalows, hoteles y aparthoteles, situados en primera línea de playa o en avenidas aledañas. La red hotelera ha crecido considerablemente en los últimos años y continúa a un acelerado ritmo, por la constante demanda de turistas que seleccionan a Varadero para unas inolvidables vacaciones. Al mismo tiempo se ha desarrollado toda una infraestructura extrahotelera, que complementa la oferta y convierte a Varadero en una ciudad balneario digna del mejor turismo.

Hoteles

  1. Cayo Buba (En construcción)
  2. Fiesta Americana Punta Varadero
  3. Meliá Marina Varadero
  4. Paradisus Princesa del Mar
  5. Iberostar Playa Alameda
  6. Meliá Península Varadero
  7. Grand Memories Varadero
  8. Sanctuary at Grand Memories Varadero
  9. Iberostar Laguna Azul
  10. Memories Varadero
  11. Ocean Varadero El Patriarca
  12. Paradisus Varadero
  13. Iberostar Varadero
  14. Royalton Hicacos
  15. Starfish Varadero
  16. Blau Varadero
  17. Meliá Las Antillas
  18. Iberostar Taínos
  19. Be Live Experience Turquesa
  20. Brisas del Caribe
  21. Roc Arenas Doradas
  22. Mercure Playa de Oro
  23. Labranda Varadero
  24. Ocean Vista Azul
  25. Iberostar Bella Vista Varadero
  26. Sol Palmeras
  27. Meliá Varadero
  28. Meliá Las Américas
  29. Iberostar Bella Costa Varadero
  30. Breezes Varadero
  31. LTI Tuxpan
  32. Sol Sirenas Coral
  33. Be Live Experience Varadero
  34. Be Live Experience Las Morlas
  35. Meliá Varadero Internacional
  36. Barceló Solymar Arenas Blancas
  37. BelleVue Palma Real
  38. Mercure Cuatro Palmas
  39. Dos Mares
  40. Ledo
  41. Los Delfines
  42. Playa Azul
  43. Club Amigo Tropical
  44. Sunbeach
  45. Acuazul
  46. Villa Tortuga
  47. Roc Barlovento
  48. Club Kawama
  49. Playa Caleta Puntarena
  50. Las Nubes (En construcción)
  51. Las Olas (En construcción)

Desarrollo social

Deporte

Por supuesto, Varadero no es solo hoteles, restaurantes, discotecas y bares. Para los que gustan de la aventura, existen 23 zonas de buceo con diversidad de corales multicolores, gorgonias, peces, langostas, camarones, cangrejos, caguamas y más de 70 tipos de moluscos que provocarán el asombro del buzo más experimentado. Aquí se imparten cursos de iniciación en piscinas y playa, y cursos especializados de reconocimiento internacional.

Otras opciones recreativas son paseos a caballo, mopeds, bicicletas, trencito y coches a caballo, todo por tierra, y en el mar la pesca deportiva y los deportes náuticos, de fuerte motivación. El surfing, el esquí acuático, los veleros, catamaranes o las tablas de vela, hacen relucir las aguas de Varadero.

Además está el Varasub, un barco con fondo de cristal, que resulta una especie de mirador sumergido desde el cual se podrán contemplar los arrecifes, la fauna y el paisaje marino. La travesía desde cubierta permitirá observar el gran desarrollo de la zona hotelera. O visitar la Reserva Ecológica Varahicacos, en el extremo oriental de la península. O los singulares esteros del sur, frente a la bahía de Cárdenas. O disfrutar del delfinario y el Parque Josone.

Instalaciones deportivas como los campos de golf y tenis, y el centro de paracaidismo con sus cursos de preparación y práctica en tierra, se suman a la diversa oferta de ocio y animación que incluye actividades al aire libre. Varadero cuenta con un excelente campo de golf de 62 hectáreas y una longitud de más de 3 km. Aficionados de varias latitudes lucen sus galas bajo el sol tropical y participan en competencias internacionales de este deporte. La Casa Club del campo de golf ocupa la Mansión Xanadú, antigua residencia del multimillonario norteamericano de origen francés Ireneé Dupont de Nemours. En sus salones funciona un refinado restaurante francés y en el último piso el bar Mirador.

Cultura

Pero Varadero es también arte y cultura. Galerías de arte, museos, cine, biblioteca y el taller de Ediciones Vigía, una casa editorial cubana única de su tipo en el mundo, son algunas de las instalaciones dedicadas al desarrollo cultural, importante línea de trabajo para esta ciudad turística. El Fondo de Bienes Culturales expone una muestra permanente de diferentes artistas plásticos matanceros, de reconocido prestigio. También obras de consagrados pintores cubanos como Roberto Fabelo, Flora Fong, Zaida del Río y Raúl Mendive, entre otros.

Así es Varadero. Un lugar mágico rodeado por una atmósfera plena de atractivos, donde se funden tonos de verde, azul y el permanente sol.   Si se toma en cuenta que Cuba es un eterno verano todo el año y Varadero su emblemático polo turístico, ¡cuán lejos han quedado aquellos tiempos donde los "decenviros" enfrentaron plagas y tempestades para "clavar su pica en Flandes", cuyo resultado se palpa hoy en las bellas y funcionales construcciones que adornan el entorno y atraen a  miles de turistas de todos los continentes.

Salud

Se han realizado innumerables cambios encaminados a mejorar la atención primaria o de cabecera a toda la población, para ello se han realizado un grupo de tareas, por ejemplo estas son nuevas estadísticas:

Consultorios Médicos

Infraestructura

Recursos Humanos

Programas Priorizados.

Perspectivas de trabajo.

Salud Reproductiva.

Enfermedades crónicas no transmisibles.

Mortalidad por causas Tasas x 100 000 hab.

Acercamiento de los Servicios médicos a la población.

Educación

Antes de 1914,en Varadero, por las características de los propietarios (que sólo venían en la temporada de verano) no se promovieron las construcciones de escuelas.

Es en 1914 producto de que ya comienzan a vivir de manera fija un grupo de familias, cuando se establece el primer centro con fines educativos cuya matrícula era de 25 a 30 alumnos, pues por una parte era poca la población y por otro lado muchos de los muchachos que vivían en este poblado tenían que ir a pescar con sus padres y no podían ir a la escuela.

Entre los años 1941-1950, se construyen un grupo de escuelas, pero que en realidad no llegan a satisfacer la necesidad de superación de la población, tal situación influyó en el bajo nivel educacional del personal que habitaba en el territorio, sobre todo entre pescadores donde se alcanzaba un 35% de analfabetismo (la población fija de esta época ascendía a 7 840 habitantes.)

Varadero va a jugar un papel importantísimo en el desarrollo del país al triunfo de la Revolución, en relación con la esfera educacional, pues muchos profesionales en distintas especialidades se formaron aquí, por ejemplo: los maestros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, los de la Escuela de Mar " Andrés González Lines", y además el numeroso ejército de alfabetizadores que lucharía por eliminar la ignorancia en Cuba se preparó en Varadero.

Ver también

Fuentes

Enlaces externos

Joven Club de Computación y Electrónica Varadero Información para el turismo Cultura municipal Varadero