Saltar a: navegación, buscar

Estonia

Estonia
Información   sobre la plantilla
Nombre oficial: 'Eesti Vabariik
República de Estonia
Flag of Estonia.png
Bandera
Coat of arms of Estonia.png
Escudo
Mapa estonia1.png
Mapa o ubicación de Estonia
Gobierno
Forma de gobierno:República Parlamentaria
Capital:
 • Población:
Tallin
401.821 2005
Idioma oficial:Estonio
Ruso (comunicación interétnica)
Presidente
Primer Ministro
Kersti Kaljulaid
Jüri Ratas
Características Generales
Superficie:45.226 km²
Población
 • Densidad
1.287.000 hab
28,45 hab/km²
Moneda:Euro
Gentilicio:Estonio, estonia
Horario:EET (UTC+2)
Estonia, oficialmente República de Estonia. Estado en la región báltica del norte de Europa. Limita al norte con el Golfo de Finlandia, al oeste por el Mar Báltico, al sur con Letonia (343 km), y al este por el Lago Peipsi y la Federación Rusa (338,6 kilometros). Al otro lado del mar Báltico se encuentra en el oeste de Suecia y Finlandia en el norte. El territorio de Estonia cubre 45.227 km² (17.462 millas cuadradas) y está influenciada por un clima templado. Los estonios son un pueblo de origen finés, y el único idioma oficial, el estonio, está estrechamente relacionado con el finés.

Con una población de 1,34 millones, Estonia es uno de los miembros menos poblados de la Unión Europea, la zona euro y de la OTAN. Estonia tiene el mayor PIB por persona de cualquier país que solía ser parte de la Unión Soviética. Estonia está clasificada como una economía de altos ingresos por el Banco Mundial y miembro de la OCDE de altos ingresos. Las Naciones Unidas clasifica a Estonia como un país desarrollado con un índice de Desarrollo Humano muy alto.

Historia

Los primeros pobladores llegaron a la región hace unos 6 mil años. Pertenecientes a una rama de la familia de naciones fino-úgricas, los estonios poseen mayores vínculos culturales y lingüísticos con los fineses del norte que con los bálticos indoeuropeos del sur.

Por el año 400 (d.n.e.), la caza y la pesca comenzaron a ser sustituidas por la agricultura y la cría de ganado. A la vez, la navegación en el Mar Báltico y el comercio con las naciones vecinas era cada vez más intenso. Entre los siglos XI y XII, una fuerza militar combinada de estonios rechazó con éxito las primeras ofensivas rusas.

Cuando germanos, daneses y rusos invadieron estas tierras, en el siglo XIII, los estonios constituían una federación de estados, con un alto grado de desarrollo social y autonomía que los mantuvo unidos frente a diferentes dominadores.

En el siglo XIII los Caballeros de la Espada, orden germánica de las Cruzadas, nacida en el siglo XII, conquistaron el sur de Estonia y norte de Letonia, crearon el Reino de Livonia y cristianizaron a sus pobladores. La Reforma protestante entró en Estonia en la primera mitad del siglo XVI, a través de comerciantes y terratenientes germanos.

Entre 1558 y 1583, Rusia desató varias ofensivas contra Livonia, que se desmembró por completo en 1561. Polonia conquistó Livonia en 1569 y cedió la mayor parte del reino a Suecia en 1660. En las Guerras Nórdicas (1700-1721), Rusia le quitó Livonia a Suecia y la retuvo por el Tratado de Nystad.

Rusia recibió la parte polaca de Livonia en 1772, en el primer reparto de Polonia entre Rusia y Suecia. El antiguo Reino de Livonia se convirtió en provincia rusa en 1783. El zarismo gobernó la provincia con los nobles germanos, propietarios de la mayoría de las tierras, mientras los campesinos permanecieron sometidos a la servidumbre.

La conquista del derecho de propiedad sobre sus tierras, en 1804, y la abolición de la servidumbre en Rusia, fortalecieron el nacionalismo de los estonios.

En 1904 los nacionalistas estonios tomaron el control de Tallinn, desplazando a los gobernantes báltico-germanos. Tras la caída del zarismo, en febrero de 1917, una manifestación de 40.000 estonios en Petrogrado forzó al Gobierno Provisional a otorgarles la autonomía.

En noviembre de 1917, en la elección de una Asamblea Constituyente, los bolcheviques estonios obtuvieron 35,5% de los votos. El 24 de febrero de 1918 Estonia declaró su independencia de la Unión Soviética e instaló un gobierno provisional. Al día siguiente, tropas alemanas ocuparon Tallinn y el gobierno estonio fue obligado a exiliarse.

Tras la derrota de Alemania en la Primera Guerra Mundial, comenzó la Guerra de Liberación de Estonia. En febrero de 1919 los estonios derrotaron al Ejército Rojo y en noviembre de 1919 a tropas alemanas mercenarias y, otra vez, al Ejército Rojo. El 2 de febrero de 1920, por el Tratado de Tartu, la Unión Soviética reconoció la independencia de Estonia. Ese mismo año comenzó en Estonia la construcción de la que más tarde sería la primera destilería de aceite de esquisto bituminoso del mundo.

La legislación estonia garantizó los derechos de las minorías, a la vez que el gobierno se ocupaba de que todas las etnias tuvieran escuelas en su propia lengua. La crisis económica de la década de 1930 llevó a Estonia a pasar de una democracia parlamentaria a un régimen casi dictatorial en 1933 y en 1937 a un sistema presidencialista-parlamentario.

Los protocolos secretos del Pacto Soviético-Alemán, firmados en 1939 por los cancilleres Molotov y Ribbentrop, establecieron que Estonia y sus dos vecinos bálticos, Letonia y Lituania, quedarían en la zona de influencia de la URSS. Al mismo tiempo, Tallinn firmó un tratado de asistencia mutua con Moscú que incluía la instalación de bases navales soviéticas en territorio estonio.

En junio de 1940, luego de dar un ultimátum y exigir el ingreso de sus tropas en territorio estonio, con motivo de una supuesta desaparición de soldados, Stalin depuso al gobierno de Tallinn y lo sustituyó por miembros del Partido Comunista (PC) local. Luego de unas elecciones celebradas en medio de la ocupación, el PC asumió el poder.

En un procedimiento semejante al aplicado en Letonia y Lituania, el nuevo gobierno adoptó el nombre de República Socialista Soviética de Estonia y se incorporó voluntariamente a la URSS. Más de 60 mil estonios fueron deportados.

Los primeros pobladores llegaron a la región hace unos 6 mil años. Pertenecientes a una rama de la familia de naciones fino-úgricas, los estonios poseen mayores vínculos culturales y lingüísticos con los fineses del norte que con los bálticos indoeuropeos del sur.

Por el año 400 d.C., la caza y la pesca comenzaron a ser sustituidas por la agricultura y la cría de ganado. A la vez, la navegación en el Báltico y el comercio con las naciones vecinas era cada vez más intenso. Entre los siglos XI y XII, una fuerza militar combinada de estonios rechazó con éxito las primeras ofensivas rusas.

Cuando germanos, daneses y rusos invadieron estas tierras, en el siglo XIII, los estonios constituían una federación de estados, con un alto grado de desarrollo social y autonomía que los mantuvo unidos frente a diferentes dominadores.

En el siglo XIII los Caballeros de la Espada, orden germánica de las Cruzadas, nacida en el siglo XII, conquistaron el sur de Estonia y norte de Letonia, crearon el Reino de Livonia y cristianizaron a sus pobladores. La Reforma protestante entró en Estonia en la primera mitad del siglo XVI, a través de comerciantes y terratenientes germanos.

Entre 1558 y 1583, Rusia desató varias ofensivas contra Livonia, que se desmembró por completo en 1561. Polonia conquistó Livonia en 1569 y cedió la mayor parte del reino a Suecia en 1660. En las Guerras Nórdicas (1700-1721), Rusia le quitó Livonia a Suecia y la retuvo por el Tratado de Nystad.

Rusia recibió la parte polaca de Livonia en 1772, en el primer reparto de Polonia entre Rusia y Suecia. El antiguo Reino de Livonia se convirtió en provincia rusa en 1783. El zarismo gobernó la provincia con los nobles germanos, propietarios de la mayoría de las tierras, mientras los campesinos permanecieron sometidos a la servidumbre.

La conquista del derecho de propiedad sobre sus tierras, en 1804, y la abolición de la servidumbre en Rusia, fortalecieron el nacionalismo de los estonios.

En 1904 los nacionalistas estonios tomaron el control de Tallinn, desplazando a los gobernantes báltico-germanos. Tras la caída del zarismo, en febrero de 1917, una manifestación de 40.000 estonios en Petrogrado forzó al Gobierno Provisional a otorgarles la autonomía.

En noviembre de 1917, en la elección de una Asamblea Constituyente, los bolcheviques estonios obtuvieron 35,5% de los votos. El 24 de febrero de 1918 Estonia declaró su independencia de la Unión Soviética e instaló un gobierno provisional. Al día siguiente, tropas alemanas ocuparon Tallinn y el gobierno estonio fue obligado a exiliarse.

Tras la derrota de Alemania en la Primera Guerra Mundial, comenzó la Guerra de Liberación de Estonia. En febrero de 1919 los estonios derrotaron al Ejército Rojo y en noviembre de 1919 a tropas alemanas mercenarias y, otra vez, al Ejército Rojo. El 2 de febrero de 1920, por el Tratado de Tartu, la Unión Soviética reconoció la independencia de Estonia. Ese mismo año comenzó en Estonia la construcción de la que más tarde sería la primera destilería de aceite de esquisto bituminoso del mundo.

La legislación estonia garantizó los derechos de las minorías, a la vez que el gobierno se ocupaba de que todas las etnias tuvieran escuelas en su propia lengua. La crisis económica de la década de 1930 llevó a Estonia a pasar de una democracia parlamentaria a un régimen casi dictatorial en 1933 y en 1937 a un sistema presidencialista-parlamentario.

Los protocolos secretos del Pacto Soviético-Alemán, firmados en 1939 por los cancilleres Molotov y Ribbentrop, establecieron que Estonia y sus dos vecinos bálticos, Letonia y Lituania, quedarían en la zona de influencia de la URSS. Al mismo tiempo, Tallinn firmó un tratado de asistencia mutua con Moscú que incluía la instalación de bases navales soviéticas en territorio estonio.

En junio de 1940, luego de dar un ultimátum y exigir el ingreso de sus tropas en territorio estonio, con motivo de una supuesta desaparición de soldados, Stalin depuso al gobierno de Tallinn y lo sustituyó por miembros del Partido Comunista (PC) local. Luego de unas elecciones celebradas en medio de la ocupación, el PC asumió el poder.

Bandera de la República Socialista Soviética de Estonia

En un procedimiento semejante al aplicado en Letonia y Lituania, el nuevo gobierno adoptó el nombre de República Socialista Soviética de Estonia y se incorporó voluntariamente a la URSS. Más de 60 mil estonios fueron deportados.

Al comenzar la ofensiva alemana contra la URSS, en 1941, tropas nazis invadieron Estonia e implantaron un régimen de terror. La URSS recuperó los estados del Báltico en 1944.

El régimen soviético implantó la industrialización y la colectivización forzada del campo. Unos 80 mil estonios emigraron a Occidente, mientras la colonización rusa iba alterando la composición étnica tradicional de la población.

Alrededor de 20 mil estonios fueron deportados entre los años 1945 y 1946. La tercera ola de deportaciones en masa tuvo lugar en 1949, cuando se calcula que fueron enviados a Siberia otros 40 mil estonios, en su mayoría productores que se resistían a la colectivización forzada impuesta por las autoridades.

Las reformas iniciadas en 1985 por el presidente de la URSS, Mijaíl Gorbachov, estimularon la actividad social y política en Estonia. En agosto de 1987 una manifestación en Tallinn exigió la publicación de los protocolos secretos del Pacto Soviético-Alemán de 1939. Simultáneamente, letones y lituanos pidieron también la divulgación de los protocolos.

En enero de 1988, ex presos políticos estonios fundaron el Partido por la Independencia de Estonia, para luchar por la autodeterminación del país, el restablecimiento de la democracia con pluralidad de partidos y del estonio como lengua oficial. Otro grupo, la Sociedad por la Herencia Estonia, se propuso recuperar los monumentos históricos de la nación.

El primer congreso del FPE Frente Popular de Estonia (FPE), coalición de nacionalistas y comunistas, realizado en octubre de 1988, reafirmó la reivindicación de autonomía para Estonia y pidió a Moscú un reconocimiento de que en 1940 había ocupado el país por la fuerza. El mes siguiente el Parlamento de Estonia declaró la soberanía del país y afirmó su derecho a vetar las leyes impuestas desde Moscú sin su consentimiento.

En agosto de 1989 unos dos millones de estonios, letones y lituanos formaron una cadena humana de más de 560 kilómetros, desde Tallinn hasta Vilna, para exigir la independencia de los estados bálticos. En febrero de 1990 una convención de representantes estonios aprobó la Declaración de Independencia, en base al Tratado de Tartu.

En las elecciones de mayo de 1990 el FPE y otros grupos nacionalistas conquistaron amplia mayoría del Parlamento. El líder nacionalista moderado Edgar Savisaar presidió el primer gobierno surgido de elecciones desde 1940. En agosto, el Parlamento proclamó la independencia de Estonia, pero Moscú no la consideró válida. La URSS reconoció la independencia de las tres repúblicas del Báltico en setiembre de 1991.

En enero de 1992, Savisaar y su gobierno renunciaron, ante el aumento de las críticas a la política económica. El Parlamento designó al ex ministro de Transportes, Tiit Vahi, como nuevo presidente. Estonia tuvo que racionar el consumo de alimentos y combustibles desde que Rusia aplicó restricciones y elevó el precio de sus productos.

El 20 de junio de 1992, un referéndum ratificó la Ley Fundamental (basada en la de 1938). En septiembre fue electo el Riigikogu (Parlamento). El 5 de octubre, Lennart Meri, del Partido Nacional de la Coalición Patria (PNCP), fue electo presidente de Estonia. Dos días más tarde entró en vigencia la nueva Constitución.

En junio de 1993 fue aprobado un riguroso estatuto nacionalista, que afectó en especial a la población rusa (30% del total), a la que se exigió la obtención de un permiso de residencia con opción a ser rechazado.

En las elecciones de marzo de 1995 fue derrotada la coalición que había dirigido Estonia desde la salida de la ex URSS. El nuevo primer ministro, Tiit Vahi, provocó una polémica por el número de ex comunistas en su gobierno. En octubre su gabinete debió renunciar por acusaciones de corrupción contra el ministro del Interior. Se formó un nuevo gobierno con miembros del Partido de la Reforma (PR).

Mart Laar fue designado primer ministro en marzo de 1999. Una vez superados los problemas con la minoría rusa, Estonia y Rusia firmaron en abril de 2001 un acuerdo bilateral de comercio y cooperación económica. Alegando traición del PR al otorgarle este partido la alcaldía de Tallin a la oposición, Laar renunció a su cargo en enero de 2002. Durante su gestión, Estonia, además de ser la exrepública soviética con economía más sólida, comenzó gestiones para ingresar en la Unión Europea.En 2003 se celebró un plebiscito en el que 66,9% de los votantes se pronunció a favor del ingreso a la Unión Europea.

Los presidentes de Estonia y Chipre firmaron en enero de 2004 dos acuerdos de cooperación, uno sobre educación y cultura, y otro con el fin de combatir el crimen organizado. Esto fue interpretado por analistas internacionales como una nueva era en las relaciones de Estonia con los países del Mediterráneo. Estonia entró en la OTAN el 29 de marzo de 2004, y el 1 de mayo de 2004 ingresó, junto con otros nueve países, como miembro pleno en la Unión Europea, extendiéndose a 25 la cantidad total de miembros de la Unión.

Tras un voto de no confianza recibido por el ministro de Justicia, debido a cuestionamientos en el manejo del programa anticorrupción, el primer ministro Parts dimitió en marzo de 2005. En abril, fue nombrado premier Andrus Ansip, del centro derechista Partido Reformista Estonio.

El 9 de mayo de 2006, día de Europa, el Parlamento estonio ratificó el Tratado Constitucional Europeo por 73 votos contra 1. De esta forma, el país se convirtió en el decimoquinto Estado miembro en ratificar la Constitución Europea. Una semana después, Estonia se retiró voluntariamente de su carrera por ingresar en 2007 a la zona euro, debido a los altos niveles de inflación. Estonia adoptó el euro el 1 de enero de 2011.

Geografía

La frontera terrestre de Estonia con Letonia corre 267 kilometros, con Rusia corre 290 kilometros. De 1920 a 1945, la frontera de Estonia con Rusia, establecida por el Tratado de paz de Tartu 1920, se extendió más allá del río Narva, en el noreste y más allá de la ciudad de Pechory (Petseri) en el sureste. Este territorio, que ascienden a unos 2.300 kilómetros cuadrados, se incorporó a Rusia por Stalin a fines de la Segunda Guerra Mundial. Por esta razón, las fronteras entre Estonia y Rusia no están aún definidos en la actualidad.

Estonia se encuentra en la costa oriental del Mar Báltico en el Golfo de Finlandia, en la parte noroeste nivel de la creciente plataforma de Europa del Este entre 57,3 ° y 59,5 ° N y 21.5 ° y 28.1 ° E. La elevación promedio llega a 50 metros y el punto más alto del país es el Munamägi Suur en el sureste de 318 metros . Hay 3.794 kilómetros de costa marcada por numerosas bahías, estrechos y ensenadas. El número de islas e islotes se estima en unos 1.500. Dos de ellos son lo suficientemente grandes como para constituir condados diferentes: Saaremaa y Hiiumaa . Un pequeño grupo de cráteres de meteorito, el más grande que se llama Kaali se encuentra en Saaremaa, Estonia..

Estonia cuenta con más de 1.400 lagos. La mayoría son muy pequeñas y la mayor, el lago Peipus (Peipsi en estonio) es de km2 3.555 . Hay muchos ríos en el país. Los más largos de ellos son Võhandu (162 km), Pärnu (144 km), y Põltsamaa (135 km). Estonia cuenta con numerosas turberas y pantanos.

Estonia es compartida entre la Europa Central y Europa del Este las provincias de la Región circumboreal en el Reino Boreal. Según el WWF, el territorio de Estonia pertenece a la ecorregión de los bosques mixtos sármatas.

Divisiones administrativas

Condados de Estonia

La República de Estonia se divide en quince condados (Maakonnad), que son las subdivisiones administrativas del país. La primera mención documentada de Estonia con subdivisiones políticas y administrativas proviene de la Crónica de Enrique de Livonia, escrita en el siglo XIII durante las Cruzadas del Norte.

A maakond (condado) es la mayor subdivisión administrativa. El gobierno del condado (Maavalitsus) está dirigido por un gobernador de provincia (Maavanem), que representa al gobierno nacional a nivel regional. Los gobernadores son nombrados por el Gobierno de Estonia para un mandato de cinco años. Se hicieron varios cambios a las fronteras de los condados después de que Estonia se independizó, en particular la formación de Condado de Valga (a partir de partes de los condados de Võru, Tartu y Viljandi) y Petseri County (área adquirida de Rusia con el Tratado de paz de Tartu 1920).

Durante el régimen soviético, el condado Petseri fue anexionado y cedido a la SFSR rusa en 1945, donde se convirtió en uno de los distritos de Pskovs. Los condados fueron nuevamente reestablecidos el 1 de enero de 1990 en las fronteras de las regiones de la era soviética. Debido a las numerosas diferencias entre los diseños actuales e históricos, las fronteras históricas se siguen utilizando la etnología,representando mejor las diferencias culturales y lingüísticas.

Cada condado se divide en municipios (omavalitsus), que también es la subdivisión administrativa más pequeña de Estonia. Hay dos tipos de municipios: un municipio urbano - linn (ciudad), y un municipio rural – vald (parroquia). No existe cualquier otra distinción entre ellos. Cada municipio es una unidad de gobierno autónomo con su representante y los órganos ejecutivos. Los municipios en Estonia cubren todo el territorio del país.

Una municipalidad podrá contener uno o más lugares poblados. Tallin está dividido en ocho distritos (linnaosa) con autonomía limitada (Haabersti, Kesklinn, Kristiine, Lasnamäe, Mustamäe, Nõmme, Pirita y Pohja Tallinn).

Los municipios varían en tamaño desde Tallinn, con 400.000 habitantes a Ruhnu con tan sólo 60 . Como más de dos tercios de los municipios tienen una población inferior a 3.000, muchos de ellos han visto la conveniencia de cooperar en la prestación de los servicios y la realización de funciones administrativas. También ha habido reclamos para una reforma administrativa para fusionar los municipios más pequeños juntos.

En marzo de 2008, habían un total de 227 municipios en Estonia, 33 de ellos urbanos y 194 rurales.

Política

Sede del parlamento estonio en el catillo de Toompea

La política de Estonia se lleva a cabo en el marco de una república democrática representativa parlamentaria en la que el Primer Ministro de Estonia es el jefe de gobierno y de un sistema multipartidista. La cultura política es muy estable en Estonia, donde se mantiene el poder entre dos y tres partidos, que han estado en la política doméstica durante mucho tiempo. Esta situación es similar a otros países del norte de Europa.

Parlamento

El Parlamento de Estonia (estonio: Riigikoguel) o Poder Legislativo es elegido por el pueblo para un período de cuatro años por representación proporcional. El sistema político de Estonia opera bajo un marco establecido en el documento constitucional de 1992. El Parlamento de Estonia tiene 101 miembros e influye en el gobierno del Estado sobre todo por la determinación de los ingresos y los gastos del Estado (el establecimiento de impuestos y la aprobación del presupuesto). Al mismo tiempo, el Parlamento tiene el derecho de presentar declaraciones y los llamamientos a la población de Estonia, ratificar y denunciar tratados internacionales con otros Estados y organizaciones internacionales y decidir sobre los préstamos del Gobierno.

Gobierno

El Gobierno de Estonia (estonio: Vabariigi Valitsus) o el Poder Ejecutivo está formado por el Primer Ministro de Estonia, designado por el presidente y aprobados por el Parlamento. El gobierno ejerce el poder ejecutivo de conformidad con la Constitución de Estonia y de las leyes de la República de Estonia y se compone de 12 ministros, incluyendo al primer ministro. El primer ministro también tiene derecho a nombrar otros ministros, a quien se le asignará un tema a tratar y que no tienen un ministerio para el control, llegando a ser un ministro sin cartera que es el ministro de las Regiones.

El primer ministro tiene el derecho de nombrar a un máximo de tres ministros, según el límite de los ministros de un gobierno de 15. También se conoce como el gabinete. El gabinete lleva a cabo la política interior y exterior del país, dada forma por el parlamento, dirige y coordina el trabajo de las instituciones de gobierno y es plenamente responsable de todo lo que ocurre dentro de la autoridad del poder ejecutivo. El gobierno, encabezado por el Primer Ministro, representa el liderazgo político del país y toma decisiones en nombre de todo el poder ejecutivo.

Leyes

Edificio de la Corte Suprema de Estonia

De acuerdo con la Constitución de Estonia (estonio: põhiseadus) el poder supremo del Estado reside en el pueblo. El pueblo ejerce su poder supremo del Estado en las elecciones del Riigikogu a través de los ciudadanos que tienen derecho a voto. El poder judicial supremo es ejercido por la Corte Suprema o Riigikohus, con 19 magistrados. El Presidente del Tribunal Supremo es nombrado por el Parlamento durante nueve años a propuesta del presidente. El jefe oficial del Estado es el Presidente de Estonia, que da asentimiento a las leyes aprobadas por el Riigikogu, también tiene el derecho de revocar y proponer nuevas leyes.

Relaciones internacionales

Estonia ha sido miembro de la Liga de las Naciones Unidas del 22 de septiembre de 1921. Ha sido miembro de las Naciones Unidas desde el 17 de septiembre de 1991, y de la OTAN desde el 29 de marzo de 2004, así como de la Unión Europea desde el 1 de mayo de 2004.Además, Estonia ha firmado el Protocolo de Kyoto. Estonia es miembro de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE). En calidad de Estado participantes en la OSCE, los compromisos internacionales de Estonia están sujetos a supervisión con arreglo al mandato de la Comisión de los EE.UU. en Helsinki.

Desde que recuperó su independencia, Estonia ha seguido una política exterior de estrecha cooperación con sus socios de Europa occidental. Los dos objetivos de política más importante en este sentido han sido la adhesión a la OTAN y la Unión Europea, alcanzado en marzo y mayo de 2004, respectivamente. El realineamiento internacional de Estonia hacia el Oeste se ha visto acompañada por un deterioro general en las relaciones con Rusia.

Clima

Estonia se encuentra en la parte norte de las zonas de clima templado y la zona de transición climática marítima y continental. Debido a que Estonia (y todo el norte de Europa) es continuamente calentado por el aire marítimo influenciado por el contenido de calor del Océano Atlántico norte, tiene un clima más benigno a pesar de su latitud norte. El mar Báltico provoca diferencias entre el clima de las zonas costeras y del interior. Estonia tiene cuatro estaciones de casi igual longitud. La temperatura media oscila de 16.3 ° C (61,3 ° F) en las islas bálticas de 18.1 ° C (64,6 ° F) tierra adentro, en julio, el mes más cálido, y de -3,5 ° C (25,7 ° F) en las islas del Báltico - 7.6 ° C (18.3 ° F) tierra adentro, en febrero, el mes más frío.

La temperatura media anual en Estonia es de 5,2 ° C . La temperatura media en febrero, el mes más frío del año, es -5,7 ° C . La temperatura media en julio, que es considerado el mes más caluroso del año, es de 16,4 ° C. El clima también está influenciado por el Océano Atlántico, la corriente del Atlántico Norte y el Mínimo de Islandia, que es una zona conocida por la formación de los ciclones y donde la presión atmosférica media es menor que en las zonas vecinas. Estonia se encuentra en una zona húmeda en la que la cantidad de precipitación es mayor que la evaporación total. La precipitación media en 1961-1990 osciló desde 535 hasta 727 milímetros (21,1 a 28,6) por año y fue más fuerte en verano. Había entre 102 y 127 días de lluvia al año, y el promedio de precipitaciones fue más abundantes en la vertiente occidental de la Sakala y Tierras Altas Haanja. La capa de nieve, que es más profundo en la parte sur-oriental de Estonia, por lo general dura desde mediados de diciembre hasta finales de marzo.

Economía

Como miembro de la Unión Europea, la economía de Estonia está clasificada como de altos ingresos por el Banco Mundial. Debido a su rápido crecimientoen la economía, Estonia ha sido a menudo descrita como el Tigre del Báltico. A partir del 1 de enero de 2011, Estonia adoptó el euro y se convirtió en el Estado miembro de la zona del euro 17.

Según datos de Eurostat publicados el 15 de noviembre de 2010, Estonia tiene el menor ratio de deuda pública respecto al PIB entre los paises de la UE, un 7,2 por ciento a finales de 2009. Los medios de comunicación del mundo últimamente ha empezado a describir a Estonia como país nórdico, con énfasis en el desarrollo económico , las diferencias políticas y culturales entre Estonia y sus vecinos bálticos menos exitosos.

Un presupuesto equilibrado, la deuda pública casi inexistente, baja tasa de impuestos sobre la renta, el régimen de libre comercio, la competitividad del sector de la banca comercial, los servicios electrónicos innovadores e incluso los servicios con bases móviles son las características de la economía de mercado de Estonia.

Estonia está produciendo aproximadamente el 75% de su consumo de electricidad. Más del 85% de lo generado con el petróleo extraído localmente. Fuentes alternativas de energía tales como la madera, la turba, y la biomasa constituyen aproximadamente el 9% de la producción de energía primaria. Parte renovable de la energía eólica fue de aproximadamente el 6% del consumo total en 2009. Las importaciones de Estonia de derivados del petróleo es de Europa occidental y Rusia. La energía de pizarra bituminosa, telecomunicaciones, textiles, productos químicos, la banca, servicios, alimentos y pesca, la madera, la construcción naval, electrónica, y el transporte son los sectores clave de la economía. El puerto libre de hielo de Muuga, cerca de Tallin, es una moderna instalación con capacidad de transbordo de mercancías, un elevador de granos de alta capacidad, almacenamiento congelado y frío, y nueva capacidad de carga de buques petroleros. El ferrocarril sirve como conducto entre Occidente y Rusia, y otros puntos de Oriente. Estonia forma parte de la zona Schengen, el mercado único de la UE y la eurozona.

Hoy Estonia está influenciada principalmente por la evolución de Suecia, Finlandia y Alemania - los tres principales socios comerciales. Recientemente, el gobierno aumentó considerablemente su gasto en innovación. El primer ministro del Partido Reformista de Estonia ha declarado su objetivo de llevar el PIB per cápita de Estonia en el TOP 5 de la UE para el año 2022. Irlanda es a veces vista como un modelo para el futuro económico de Estonia.

Debido a la recesión económica mundial, el PIB de Estonia disminuyó en un 1,4% en el 2 º trimestre de 2008, más de 3% en el 3er trimestre de 2008, y más del 9% en el 4 º trimestre de 2008. El Gobierno estonio hizo un presupuesto suplementario negativo, que fue aprobada por el Riigikogu. Los ingresos del presupuesto se redujo para el año 2008 por 6100 millones de coronas estonias y los gastos por 3,2 mil millones de coronas estonias. En 2010, la situación económica estable y comenzó un crecimiento basado en exportaciones. En el cuarto trimestre de 2010, la producción industrial de Estonia aumentó un 23% en comparación con el año anterior. En 2011, Danske Bank prevé un crecimiento económico de Estonia a un 3,9 por ciento .

Según datos de Eurostat, el PIB per cápita de Estonia PPS se situó en el 67% de la media de la UE en 2008. En marzo de 2011, el sueldo medio mensual bruto de Estonia fue de 843 €.

Sin embargo, hay grandes diferencias en el PIB entre las diferentes áreas en Estonia. En la actualidad, más de la mitad del PIB de Estonia se crea en la capital, Tallin. En 2008, el PIB per cápita de Tallin se situó en 172% de la media de Estonia. Esto hace que el PIB per cápita de número en Tallinn en el 115% de la media de la Unión Europea, superando los niveles promedio de otros países.

La tasa de desempleo fue en abril de 2011 un 10,1%.

Recursos naturales

A pesar de que Estonia en general tiene escasos recursos, la tierra sigue ofreciendo una gran variedad de recursos menores. El país cuenta con grandes depósitos de petróleo, de esquisto y piedra caliza, junto con los bosques que cubren el 50,6% de la tierra. Además de petróleo de esquisto y piedra caliza, Estonia también tiene grandes reservas de fosforita, pechblenda y granito que no se explotan del todo o extensivamente .

Importantes cantidades de óxidos raros de tierras se encuentran en los relaves acumulados de 50 años de minería de uranio, de esquisto y de loparita en Sillamäe. Debido a la subida de los precios de las tierras raras, la extracción de estos óxidos se ha convertido en económicamente viables. El país exporta actualmente alrededor de 3000 toneladas por año, lo que representa alrededor del 2 por ciento de la producción mundial.

Industria y medio ambiente

Los alimentos, la construcción, y las industrias electrónicas se encuentran entre las más importantes ramas de la industria de Estonia. En 2007, la industria de la construcción empleaba a más de 80.000 personas que componen alrededor del 12% de la fuerza laboral de todo el país. Otro importante sector industrial es la maquinaria y la industria química, que se localiza principalmente en el condado de Ida-Viru y alrededor de Tallinn.

La industria minera del petróleo y de esquisto bituminoso , que también se concentra en el Este y Estonia, produce alrededor del 90% de la electricidad de todo el país. El aceite de esquisto es de amplia utilización, sin embargo ha causado daños también graves al medio ambiente. Aunque la cantidad de contaminantes emitidos a la atmósfera han estado disminuyendo desde la década de 1980, el aire sigue siendo contaminado con dióxido de azufre de la industria minera que se desarrollado rápidamente por la Unión Soviética en la década de 1950. En algunas zonas el agua de mar costa está contaminada, principalmente alrededor del complejo industrial de Sillamäe.

Estonia es un país dependiente en términos de energía y su producción. Muchas empresas locales y extranjeras han estado invirtiendo en fuentes de energía renovables. La importancia de la energía eólica ha experimentado un aumento constante en Estonia y el monto total de la producción de energía del viento es de casi 60 MW, mientras que al mismo tiempo, alrededor de 399 MW por valor de los proyectos se están desarrollando actualmente y más de 2.800 MW por valor de los proyectos se propuestas en el área del lago Peipus y las zonas costeras de Hiiumaa.

Demografía

Tallinn, la capital

Antes de la Segunda Guerra Mundial, los estonios étnicos constituían el 88% de la población, con las minorías nacionales que constituían el 12% restante. Los mayores grupos minoritarios en 1934 eran rusos, alemanes, suecos, letones, judíos, polacos y finlandeses.

Entre 1945 y 1989, la cantidad de los estonios étnicos de la población residente dentro de los límites definidos de Estonia cayó a 61%, causado principalmente por el programa soviético de la promoción de la inmigración masiva de trabajadores industriales urbanos de Rusia, Ucrania y Bielorrusia, así como por la emigración en tiempos de guerra y las deportaciones de Stalin y ejecuciones en masa. En 1989, las minorías constituían más de un tercio de la población, debido a que el número de los no estonios había crecido casi cinco veces.

La Estonia moderna es un país étnicamente muy heterogéneo, pero esta heterogeneidad no es una característica de gran parte del país debido a que la población no estonia se concentra en dos de los condados de Estonia. Trece de los 15 condados de Estonia presentan más del 80 por ciento de descendientes estonios, siendo el condado de Hiiumaa el más homogéneo donde los estonios representan el 98,4% de la población. En los condados de Harju (incluida la capital, Tallinn) e Ida-Viru, sin embargo, los estonios étnicos representan el 60% y el 20% de la población, respectivamente. Los rusos constituyen el 25,6% de la población total, pero representan el 36% de la población en el Condado de Harju, y el 70% de la población en el condado de Ida-Viru.

Cultura

Teatro de la Ópera de Estonia

La cultura de Estonia incorpora la herencia indígena, representado por el idioma estonio y la sauna, con los principales aspectos culturales nórdicos y europeos. Debido a su historia y la geografía, la cultura de Estonia ha sido influenciada por las tradiciones de los diversos pueblos de el área adyacente finesa , el Báltico, los eslavos y germánicos, así como la evolución cultural de la antiguas potencias dominantes, Suecia y Rusia.

Tradicionalmente, Estonia se ha visto como un área de la rivalidad entre Europa occidental y oriental en muchos niveles. Un ejemplo de este legado geopolítico es una excepcional combinación de reconocido a nivel nacional las tradiciones cristianas: un protestante occidental y una iglesia ortodoxa del este. Al igual que la cultura dominante en los países nórdicos, la cultura estonia se puede ver que se basa en las realidades ascéticas del medio ambiente y medios de vida tradicionales, herencia del igualitarismo relativamente amplio de razones prácticas, y los ideales de la cercanía a la naturaleza y la autosuficiencia.

La Academia Estonia de Bellas Artes (estonio: Eesti Kunstiakadeemia, EKA) es de educación superior en arte, diseño, arquitectura, medios de comunicación, la historia del arte y la conservación, mientras que la Academia de Cultura de Viljandi de la Universidad de Tartu, tiene un enfoque de popularizar la cultura nativa a través de planes de estudio, como la construcción nativa , herrería tradicional, diseño textil aborigen, artesanía tradicional y la música tradicional, así como también la música de jazz y sacra.

Fuente