Saltar a: navegación, buscar

Evaristo Valle

Evaristo Valle Fernández
Información sobre la plantilla
Evarito valle 1909.jpg
Fotografía de Evaristo Valle en Paris durante el año 1909.
Nacimiento11 de julio de 1873
Gijón, Bandera de España España
Fallecimiento29 de enero de 1951
Gijón, Bandera de España España
OcupaciónPintor

Evaristo Valle Fernández (Gijón, 1873 - 1951) Pintor español. Cultivador de temas costumbristas, el artista español desarrolló un estilo pictórico caracterizado por unos efectos lumínicos a medio camino entre lo experimentado por algunos impresionistas y el sistema cromático fauvista.

Datos biográficos

Primero años

Evaristo Valle nació en Gijón el 11 de junio de 1873. Su padre era un juez de paz que se traslado hasta Puerto Rico al cumplir Evaristo los 11 años de edad, en esta ciudad vivió el joven Evaristo hasta la muerte de su padre en 1885.

Litógrafo

De regreso a Gijón y aún joven, Evaristo desempeñó varios oficios en una refinería de petróleo hasta que empezó a trabajar como dibujante litográfico, lo cuál le permitía desarrollar su afición.

En 1896 se trasladó a París para trabajar en los talleres litográficos que participaron en la Exposición Universal. En esta ciudad residió de forma intermitente varios años y publicó sus primeros dibujos y caricaturas en revistas. En la capital francesa fue estimulado por el dibujante Daniel Urrabieta y entró en contacto con los ambientes postimpresionistas y simbolistas; se interesó por la pintura de Gauguin y por el dibujo Toulouse-Lautrec. En 1900 regreso a su tierra natal, allí cultivó la litografía y trabajo en El Noroeste.

Pintor

A partir de 1903 se dedicó exclusivamente a la pintura. Subsistía con los ingresos por las clases particulares de dibujo que impartía, y por los cuadros que vendía, expuestos en las nada convencionales galerías de arte de los escaparates de la calle Corrida. En 1904 recibió una beca del Ayuntamiento de Gijón para estudiar en París. En lugar de viajar de nuevo a la capital francesa, Evaristo Valle se instaló en Noreña, motivo por el cuál, el ayuntamiento gijonés le retiró la beca.

Residió en París entre 1908 y 1911. Fueron años de tanteo y experimentación entre el simbolismo inicial, un fauvismo epigonal y el deje caricaturesco que no iba a abandonar ya en toda su carrera creativa. En 1911 regresó a Gijón, aquejado de una agorafobia grave que lo mantuvo casi inactivo durante cuatro años, estando recluido y alejado de las relaciones sociales. Durante este periodo no se dedicó a la pintura, sino que estuvo escribiendo novelas, comedias y otros escritos de diferentes géneros literarios. De etapa literaria fueron destacables su autobiografía y la novela Oves e Isabel (1919).

A partir de 1915 retomó con cierta cautela la actividad artística y se dedicó especialmente a la pintura costumbrista, tanto rural como urbana, exponiendo su obra en Oviedo y Gijón. En los años siguientes fue afinando un estilo pictórico caracterizado por unos efectos lumínicos a medio camino entre lo experimentado por algunos impresionistas y el sistema cromático fauvista. En 1917 participa en la Exposición Nacional y se instala en Madrid, superada ya la etapa agorafóbica, comienza a exponer en las mejores galerías internacionales.

Con todo ello, aplicado a su mundo costumbrista, consiguió en su momento efectos verdaderamente sorprendentes, y adquirió un creciente prestigio artístico tanto en su país como en el extranjero. Sus series costumbristas vinieron a ser complementadas a partir de 1927, año de su viaje a Nueva York (Estados Unidos) y La Habana (Cuba), con cuadros de escenas populares caribeñas de encendido colorido, similares, al menos en lo superficial, a los célebres cuadros isleños de Gauguin.

Simultáneamente, desarrolló el motivo de la máscara y el carnaval, ámbito en el que consiguió algunas de sus mejores series pictóricas. Las escenas carnavalescas de Evaristo Valle se asocian de manera inmediata con las de su contemporáneo José Gutiérrez Solana (más ligeras, festivas y oníricas), aunque en ocasiones parezcan inspiradas en algunos de los Caprichos de Goya.

El conjunto de su obra, dedicada en su mayor parte a la representación de temas populares asturianos y paisajes de su tierra, puede en general enmarcarse dentro de un expresionismo figurativo de línea regionalista. Además de sus Carnavaladas y cuadros de tema caribeño, debe destacarse su atención a mineros, pescadores, marinos y a las clases trabajadoras tradicionales, tipos que responden a una intención no sólo estética, sino también testimonial.

Entre 1942 y 1947 expuso en Madrid y Oviedo su obra, iniciándose en 1947 su etapa más fructífera como pintor.

Años finales y legado

En 1950 es nombrado miembro del Instituto de Estudios Asturianos. Falleció el 29 de enero de 1951.

Treinta y dos años más tarde (1983), su sobrina María Rodríguez del Valle promovió la Fundación-Museo Evaristo Valle, que se instaló en su casa de Somió. No obstante la mejor colección de obras de Evaristo Valle, se encuentra en el Museo de Bellas Artes de Asturias, ya que la Diputación Provincial de Oviedo adquirió numerosas obras en vida del pintor, asesorada por Lafuente Ferrari.

Obras destacadas

Cipriano, el hojalatero, obra de 1945.

Sus dibujos y caricaturas fueron publicados en Le Rire, El Independiente y El Comercio, de Gijón, y en La Esfera; ilustró además varios libros.

Entre sus cuadros más destacados podemos mencionar:

  • Baile de carnaval (1917)
  • Elegantes de Gijón (1917)
  • Carnavalada (1930)
  • Máscaras en el campo (1944)
  • Cipriano, el hojalatero (1945)
  • Las tres brujas (1945)
  • Carnavalada de los lobos (1949)
  • Mi amigo Pedro, El pescador (1946)
  • La mujer de azul (1950)
  • Tipos de mar (1950)

Fuentes