Saltar a: navegación, buscar

Guillermo M. Tomás

(Redirigido desde «Guillermo Manuel Tomás»)
Guillermo Manuel Tomás
Información sobre la plantilla
Guillermo Manuel Tomás.jpeg
NombreGuillermo Manuel Eduardo
TOMÁS BOUFFARTIGUE
Nacimiento10 de octubre de 1868
ciudad de Cienfuegos,
provincia de Oriente,
capitanía de Cuba,
Reino de España Bandera de Cuba
Fallecimiento30 de octubre de 1933 (65 años) 
ciudad de La Habana,
República de Cuba Bandera de Cuba
Causa de la muertese desconoce
ResidenciaLa Habana
Nacionalidadcubana
Ciudadaníacubana
Educacióndoctorado en Artes y Letras
Alma materUniversidad de Nueva York
Ocupaciónmúsico, compositor y ensayista
CónyugeAnita Aguado, la Calandria de Cienfuegos

Anita Aguado

Anita Aguado
PadresTomás Tomás

Guillermo Manuel Tomás (Cienfuegos, 10 de octubre de 1868 - La Habana, 30 de octubre de 1933) fue un músico, ensayista y compositor cubano, que legó grandes obras literarias y quien fuera además director de la Banda Municipal de La Habana, la cual llevaría por el camino de los premios nacionales e internacionales.[1][2]

Síntesis biográfica

Su padre, Tomás Tomás, fue fundador, instructor y director de la primera orquesta que hubo en Cienfuegos. Fue su padre el primer maestro que tuvo y más tarde, Sebastián Wuell (solfeo), Lasquetti (flauta) y Jiménez (armonía).

Infancia y juventud

Cuando solo contaba con 16 años de edad tocó en público un dúo de flauta con el insigne flautista, hijo de Sagua, Ramón Solís, acompañándole en el piano José Manuel Jiménez, el eminente pianista trinitario, una de las glorias legítimas de Cuba.

En 1886 la sociedad El Artesano que en aquella época libraba las mas brillantes campañas artísticas le nombró «socio de mérito».

Otras etapas de su vida

Habiéndose trasladado a Nueva York, después de la muerte de su padre, contrajo allí matrimonio con la renombrada cantante, hija también de Cienfuegos, Anita Aguado, a quien cariñosamente llamaban sus coterráneos la calandria de Cienfuegos, y para la que el inolvidable apóstol José Martí tuvo siempre encomiásticas frases por sus trabajos revolucionarios.

Cultivó en Nueva York, con invariable perseverancia, el arte de la música. En aquella ciudad las relaciones creadas por una estrecha amistad con algunas notabilidades cubanas y extranjeras como Navarro, Agramonte, Antón Seidl, el inimitable intérprete de Wagner, Max Vogrich, el profundo pedagogo, Finsk, el sabio historiador, y Kobbe, el sagaz crítico, le habilitaron para aceptar en 1896, como lo hizo, la dirección de la sociedad Clionian, de Brooklyn (distrito de la ciudad de Nueva York).

Actividades durante la guerra de independencia

Durante la guerra de independencia dirigió numerosas funciones, que tanto en Brooklyn como en Nueva York organizó Anita Aguado a beneficio de los fondos de los clubes separatistas. Fue, con motivo de una de estas funciones, cuando el inmortal Martí escribió a Anita Aguado ―ya próxima su fatal partida para Cuba― una interesante carta en la que se lee esta frase galante: «Para morir es necesario oír antes la voz de una mujer».

Concluida la guerra de independencia de 1868, Guillermo Manuel Tomás volvió a Cuba y fue comisionado por el primer alcalde cubano que tuvo la capital de la República, Perfecto Lacoste, para organizar la banda de policía, que fue años después la Banda Municipal de La Habana, cuya dirección ejerció por varios años.

Triunfos como director de la Banda Municipal de La Habana

Los triunfos de esta banda aparecen reflejados en la siguiente relación de premios que alcanzó en Cuba y en el extranjero:

  • Exposición de Buffalo (1901) medalla de oro
  • Condado de Roxbury (1901) medalla de oro
  • Estado de Ohio (1908) medalla de plata
  • Ayuntamiento de La Habana (1907) medalla de oro
  • Ayuntamiento de Nueva York (1914) medalla de oro

El maestro Tomás fue miembro de la Real Academia Gallega (España) y presidente de la Sección de Música de la Academia Nacional de Artes y Letras. En 1911 hizo los ejercicios reglamentados para el doctorado, obteniendo este codiciado título del Grand Conservatory of Music, incorporado a la Universidad del Estado de Nueva York.

Sus aportes literarios

Sus obras literarias algunas de las cuales han sido traducidas al inglés y encomiadas por latas autoridades críticas de Europa y los Estados Unidos de América, merecen una especial mención y son las siguientes:

  • "Las grandes etapas de arte tonal" (2 tomos).
  • "Los grandes poetas tonales" (2 tomos).
  • "Orientaciones del arte tonal moderno" (1 tomo).
  • "Ricardo Wagner" (1 tomo).
  • "Mujer y arte" (1 tomos).
  • "Fases del género sinfónico contemporáneo" (1 tomo).
  • "La Francia heroica" en francés y español (1 tomo).
  • "La América invencible" en inglés y español (1 tomo).

Sería válido decir que dio varias conferencias en el Conservatorio Nacional y en la Universidad, correspondiéndole el honor de ser el primer músico cubano que ha dejado oír su voz desde la tribuna universitaria, que era el más alto centro docente del país.

Muerte

Falleció en la ciudad de La Habana el 30 de octubre de 1933, a los 65 años.

Fuentes