Saltar a: navegación, buscar

Hidroterapia

Hidroterapia
Información sobre la plantilla
Hidroterapia.jpg
Concepto:Es la aplicación de tratamientos cuyo agente terapéutico es el agua, cuyo elemento puede estar en cualquier estado físico o temperatura.

Hidroterapia. Es la parte de la terapéutica física que tiene como objetivo el empleo del agua como agente terapéutico en cualquier estado físico o temperatura, utilizando sus características químicas, mecánicas y térmicas, contribuyendo al alivio y curación de diversas enfermedades. Etimológicamente el origen de la palabra en los términos griegos Hydor que significa agua y Therapeia que significa terapia. Se debe diferenciar la hidroterapia de la hidrología médica o crenoterapia y de la talasoterapia. La hidroterapia utiliza el agua de manantial o pozo con características mineromedicinales y la talasoterapia cuando el agua procede del mar.

Características

La hidroterapia consiste en la aplicación de tratamientos cuyo agente terapéutico es el agua. Es importante conocer que en función de las propiedades del agua utilizada en el tratamiento existen varias denominaciones:

  • Hidroterapia: aplicación de agua sin propiedades terapéuticas (agua de grifo).
  • Crenoterapia o Balneoterapia: el agua utilizada es agua mineromedicinal y presenta propiedades características de su composición. Ambos términos refencian lo mismo, siendo el primero de origen griego y el segundo un híbrido grecolatino, y se utiliza uno u otro en función del área geográfica.
  • Talasoterapia: la aplicación en este caso se realiza con agua de mar.

Historia

El agua se ha utilizado desde tiempos inmemoriales como agente de salud y belleza. Los antiguos griegos, y sobre todo los romanos, la utilizaban con éxito en el tratamiento de las enfermedades y la conservación de la salud. En la actualidad, la hidroterapia se usa tanto con fines medicinales como estéticos, ya que existen numerosos tratamientos posibles.

Importancia de la temperatura del agua

A la hora de darse un baño hay que tener en cuenta que, en función de la temperatura del agua, se obtendrán unos u otros efectos sobre el organismo, como por ejemplo los baños de agua caliente que oscilen, (entre 36 y 38ºC) son los más agradables y los más adecuados para relajarse, y se recomienda que su duración no debe exceder los 20 minutos.

Efectos del agua caliente

Los beneficios de un buen baño de agua caliente sobre el organismo son numerosos y variados, ya que produce:

  • Un calentamiento del cuerpo
  • Vasodilatación superficial, que hace que aumente la circulación a nivel de la Piel y del Tejido subcutáneo
  • Vasodilatación profunda que produce una relajación que elimina las contracturas y la Fatiga muscular
  • Provoca sudación y eliminación de toxinas, además de una relajación generalizada.

Beneficios y efectos terapéuticos

Los efectos terapéuticos se derivan principamente del efecto mecánico y del efecto térmico de la aplicación del agua.

El efecto mecánico está relacionado con factores hidrostáticos, hidrodinámicos e hidrocinéticos. La flotación (factor hidrostático) permite realizar ejercicios pasivos, asisitidos o resistidos mediante el uso de flotadores o de pesas en función del objetivo planteado. Además, la inmersión permite:

  • Mantener o restaurar la movilidad.
  • Mejorar la propiocepción, el equilibrio y la coordinación ya que el agua actúa como estímulo.
  • Potenciar el estado de ánimo del paciente ya que en el agua podrá realizar más ejercicios y con mayor facilidad que en seco.
  • Facilitar la circulación de retorno (principio de Pascal).
  • Sobre el sistema respiratorio dificultando la inspiración y favoreciendo la espiración, trabajando así los músculos respiratorios.

En cuanto al efecto térmico, la temperatura del agua será la que determine los efectos que se producirán en el organismo. El agua caliente (37- 40ºC) produce efecto miorrelajante y vasodilatador, mientras que el agua fría (16 - 23ºC) es una aplicación estimulante, antiinflamatoria y analgésica. La temperatura indiferente es aquella que se encuentra entre los 34 y 36 ºC.

Diferentes tipos de baños

Baños tonificantes

Para tonificar el cuerpo y la mente: El agua no deberá estar excesivamente caliente, y se recomiendan el Ciprés, la Naranja y el romero

  • La naranja induce optimismo y ganas de vivir
  • El romero, además de ser un buen tónico muscular, aumenta la percepción de nuestros sentidos
  • Para aumentar el tono muscular y aumentar la energía, se recomienda: el ciprés

Baños afrodisíacos

En este caso serán muy útiles los aceites o extractos de menta, Canela y Jengibre

  • El jengibre es aromático y estimulante de los sentidos con esencia dulce y atrayente
  • La menta estimula la sexualidad y es un depurativo de la fatiga muscular, además estimula la sensualidad
  • Y la canela, con una fragancia dulce y picante, alivia la tensión y vigoriza los sentidos.

Baños tranquilizantes

Disminuye la ansiedad, relaja los nervios y favorece el sueño. Es preferible tomarlo por la noche antes de acostarse.

  • Los aceites más indicados son el de Sándalo, Manzanilla o Lavanda
  • El sándalo es un armonizador de las facultades anímicas, al tiempo que potencia la calma y favorece la meditación. También ayuda a liberar las tensiones internas.
  • La manzanilla es un excelente calmante y tranquilizante
  • La lavanda es ideal para potenciar el sueño de los niños nerviosos

Baños relajantes

Los aceites más indicados en este caso son el Jazmín, la lavanda y el Geranio y, si se emplean conjuntamente, bastan tres gotas de cada uno

  • El jazmín posee un aroma seductor y actúa como relajante general del organismo
  • La lavanda, además de ser un excelente relajante muscular, es un buen tranquilizante y favorecedor del sueño
  • El geranio disminuye el dolor muscular.

Baños depurativos-circulatorios

Los aceites de Limón, pino y romero son los más adecuados para un baño que favorezca el drenaje y la eliminación de toxinas.

  • El limón y el pino estimulan la Circulación sanguínea y la linfática, por lo que pueden resultar de gran ayuda a la hora de combatir los trastornos circulatorios y el dolor de piernas causado por la retención de líquidos
  • El romero también posee un efecto descongestivo, al tiempo que estimula la circulación, las glándulas suprarrenales y la vesícula biliar

Observaciones

Cuando llega el invierno, los baños toman otras características, y debemos prevenir entonces, los molestos RESFRIADOS, GRIPES Y CONGESTIONES nasales, y para ello, nada mejor que un baño bien caliente con Eucalipto y Tomillo.

  • El eucalipto es expectorante, Bactericida y Antiséptico, además disminuye el dolor de cabeza y baja la fiebre.
  • El tomillo refuerza el sistema inmunitario y protege de los resfriados. También estimula la sudoración.

En el aromaterapia

La misma se basa en utilizar los aceites esenciales de las plantas con fines terapéuticos y estéticos. En cosmética, resulta muy efectiva porque la piel absorbe los aceites rápidamente, y los conduce al torrente sanguíneo, de forma tal que sus propiedades actúan rápidamente sobre el organismo. Sin olvidarnos del olfato, otra vía importante de administración. Para disfrutar de un baño relajante, nada mejor que añadir al agua unas gotas de Aceites esenciales, pues permiten tratar diferentes dolencias físicas y diversos estados de ánimo gracias a la acción de sus fragancias. Otras medidas relajantes son acompañarse de la luz de una vela y de una música agradable. El uso de estos aceites aromatizará el baño, al tiempo que nos proporcionará bienestar físico y mental. Existen numerosos aceites esenciales, aunque cada uno está indicado para un caso concreto. Así, por ejemplo, la Mejorana equilibra el Sistema nervioso y la Zanahoria estimula y tonifica la piel.

Podemos emplear los aromas que más nos gusten, ya que la Aromaterapia sostiene que, si un olor nos atrae especialmente es porque lo necesitamos. A la hora de preparar un baño con aromaterapia es necesario añadir al agua entre cinco y diez gotas del aceite esencial, que no debe superar los 38 ºC. También pueden mezclarse varios aceites, aunque no es recomendable combinar más de tres. Gran número de los aceites empleados en aromaterapia son también plantas usadas frecuentemente en la dieta: Albahaca, Menta, Romero... Según la planta que se utilice, el aceite puede extraerse de las semillas, la raíz, la corteza, las hojas, la flor, el fruto e incluso de las resinas como el Pino o el Incienso.

Contraindicaciones

  • Patología cardiaca, vascular periférica y respiratorios severos que el médico indique que no deben aplicarse tratamientos hidroterápicos hasta su estabilización.
  • Pacientes que puedan propagar algún tipo de infección debido a la patología que sufren, en este caso podría aplicarse hidroterapia en tanques individuales siempre que lo indique el medico.
  • Enfermedades agudas con fiebre.
  • Estados de debilidad extrema.
  • Enfermos terminales.
  • Incontinencia de esfínteres.
  • Enfermedades de la piel en el caso de aguas sulfatadas.
  • Se debe tener cuidado con personas obesas, embarazadas, hipotensas o que tengan algún impedimento para los tratamientos hidroterápicos.

Fuentes