Saltar a: navegación, buscar

Honorato del Castillo

Honorato del Castillo Cancio
Información sobre la plantilla
Honorato.jpg
Líder indiscutido de la Revolución de 1868 en Sancti Spíritus.
NombreHonorato Andres del Castillo Cancio
Nacimiento30 de noviembre de 1838
Sancti Spíritus,Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento20 de julio de 1869
Los Naranjos , Ciego de Ávila, Bandera de Cuba
Causa de la muerteCaída en combate
NacionalidadCubana
OcupaciónMédico, pedagogo.
TítuloGeneral de Brigada del Ejército Libertador
Partido políticoPresidía la Junta Revolucionaria de Sancti Spíritus
PadresFrancisco del Castillo y López Juana Bautista Cancio
Honorato Andrés del Castillo Cancio. Patriota cubano. Delegado a la Asamblea de Guáimaro por la jurisdicción de Sancti Spíritus como jefe natural de la misma. A solicitud propia pasa aformar parte del Ejército Libertador, incorporándose a la jurisdicción de Sancti Spíritus a mandar de nuevo la división de la que era jefe con el grado de general, Serafín Sánchez.

Síntesis biográfica

Infancia y juventud

Nació en Sancti Spíritus en la casa situada el la calle San Francisco # 24. Hijo de Francisco del Castillo y López y Juana Bautista Cancio.

Comienza sus estudios primarios en la escuela del profesor Miguel Cabrera T; que se hallaba situada en la calle Real (hoy independencia). Por ese entonces la familia se traslada a vivir a esa propia calle, en la casa conocida por la de “Los gallos” muy próxima a la antigua Plaza de Jesús, hoy Honorato.

A los 10 años Honorato deja la escuela de Miguel Cabrera y pasa a la que sostenía en Sancti Spíritus, desde hacía algún tiempo el padre José Benito Ortigeira descubrió que Honorato daba muestras de una clara inteligencia y devoción por el estudio, pronto se gana las simpatías del profesor quien valorizando su inteligencia precoz, lo integra al grupo de los alumnos por los que muestra mayor intimidad, se cuenta que ayudaba al maestro en la traducción de textos clásicos griegos.

A los 17 años de edad deja de estudiar para recuperar la salud un tanto quebrantada. Era un joven de débil constitución física, de estructura más bien baja, de tez blanca, pelo rubio y ojos azules.

Se va al campo a la finca donde trabajaba el hermano Antonio donde se familiariza con los conocimientos agrícolas, se ejercita montando a caballo, adiestrándose en la vida dura y montañosa que le sería tan útil para su futuro de combatiente guerrillero y durante la temporada en que permanece al lado del hermano, con el que comparte trabajo de la finca, visita frecuentemente la ciudad en busca de contacto con sus mejores compañeros de la escuela.

En 1857 continúa estudios en el Colegio El Salvador, donde José de la Luz y Caballero es su director, admite a Honorato como alumno pasante para realizar los estudios de maestro superior.

En Sancti Spíritus comienza a ejercer de maestro en la escuela Jesús Nazareno, cuya dirección comparte con otro maestro espirituano Martiano Cañizares de primera enseñanza. Dos años trabajó como maestro en esta villa porque en 1860 José de la Luz y Caballero le ofrece una plaza como profesor en el nuevo colegio El Salvador. Honorato acepta ya que tiene el propósito de aprovechar su estancia en La Habana para estudiar la carrera de medicina.

Matrícula el 2 de febrero de 1862 la carrera de medicina, sin abonar matrícula por haber obtenido la calificación de sobresaliente en los exámenes de ingreso. Honorato fue estudiante de primer orden por su talento y aplicación constante, estas cualidades valiosas, unidas a su carácter enérgico muy pronto le granjearon el respeto y consideración de cuantos le conocieron y le trataron, mientras estudiaba en El Salvador y en la universidad para ilustrarse y ganar el título de medicina, conspiraba sin descanso con todos aquellos jóvenes de su tiempo, que como él tenían por el primero de todos sus deberes el trabajo por la independencia de su patria, y entre ellos ninguno lo aventajó en fervor patriótico y decidido empeño en la causa.

A principios de 1866 viaja de vacaciones a los Estados Unidos y en este mismo año regresa a La Habana. El 17 de junio de 1868 solicita exámenes para obtener el grado de bachiller en medicina el que logra obteniendo calificación de sobresaliente.

Actividades revolucionarias

En la universidad Honorato se vincula entre otros con Rafael Morales y Gonzáles conocido por “Moralito “. Con Moralito y otros estudiantes Honorato integró la sociedad de “Vientre Libre” creada por estos jóvenes para combatir la oprobiosa institución de la esclavitud, como medio de propaganda para lograr su abolición. Sus relaciones con elementos separatistas de la Habana, sus distintas actividades en este sentido lo convirtieron desde luego, en enemigo del régimen que no tardó en considerarlo agente perturbador del orden colonial establecido. Después de las noticias recibidas sobre el alzamiento de Céspedes el 10 de octubre, Honorato se aprestó a la lucha. En unión de su compañero de estudio en El Salvador y en la Universidad Luís Ayestarán y del espirituano Juan Pablo Arias Serrano, parte para Sancti Spíritus el 20 de noviembre de 1868. A principio de 1868, La Habana fue azotada por la epidemia del cólera, presentándosele la oportunidad a Honorato de las pruebas palmarias de sus abnegados sentimientos, de su amor a la humanidad. Asistiendo a innumerables enfermos que convalecían en los hospitales hasta que él mismo se vio atacado de la horrible epidemia estando apunto de ser victima de ella.

Participación en la Guerra

Honorato después del alzamiento de Sancti Spíritus se dirige con un grupo de compañeros a la finca “El capitán de José Gonzáles” para donde han sido convocados los jefes de las jurisdicciones levantadas en armas en Las Villas. El resto de sus fuerzas quedan combatiendo, sus principales combates son: Colorado, Los Llanos, Judos Grandes, Santa Gertrudis y el Jaba. Honorato con sus fuerzas en lo que milita Serafín, a corta distancia de Sancti Spíritus visita a la mujer que ha reservado para su compañera en el hogar “ Elena Óvolos Trillo”, que pasa una convalecencia en dicha finca y son atacados por un nutrido contingente de voluntarios. Los insurrectos ya curtidos en los combates les hacen frente y los derrotan ocasionándoles unas 30 bajas. El prestigio del guerrero Honorato y de sus hombres se hace popular no solo entre los patriotas de la Villa de Sancti Spíritus, sino también entre los elementos reaccionarios. La junta Revolucionaria de Las Villas elige a Honorato del Castillo delegado a la Asamblea de Guáimaro por la jurisdicción de Sancti Spíritus como jefe natural de la misma. Terminadas las labores de la Asamblea constituyente, Honorato del Castillo solicita al gobierno revolucionario su incorporación al Ejército Libertador lo que fue concedido, pasando a la jurisdicción de Sancti Spíritus a mandar de nuevo la división de la que era jefe con el grado de general, Serafín Sánchez que aún no ha cumplido 23 años de edad marcha de regreso a su lado.

Muerte

El 20 de julio de 1869 se encontraba Honorato en el campamento de Chamendes situado a más de seis legua de Ciego de Ávila y a dos de la finca los Colorados. Este campamento estaba compuesto por fuerzas de Sancti Spíritus comandadas por el comandante Pedro Nolazco Sayas, el capitán Bernardo Gómez y el teniente Serafín Sánchez, por unos 125 hombres la mayor parte desarmados. Ese día una patrulla exploradora detuvo un espía cubano al servicio de los españoles, al otro día se supo que el espía se había fugado y Honorato les dijo a los jefes del campamento que ese espía informará al enemigo sobre las condiciones y fuerzas de este campamento: ahora marcharé con mi escolta de caballería rumbo a Morón estaré de vueltas pasado mañana, con fuerzas de los comandantes Félix Carrasana y Felipe Silva que tengo por aquella zona para reforzar este campamento.

A las 5 de la tarde de ese día estaba con Carrasana y Silva en el sitio llamado Naranjo en el camino real de marroquín a morón a unas cuatro leguas de esta villa. El 19 fueron atacados por el enemigo muy superior en fuerzas y armamento. Honorato dirigió la defensa. Murió el 20 de julio del año 1869 de ocho a nueve de la mañana a la orilla del río Los Naranjos, donde se encontraba abrevando su caballo. Honorato fue enterrado allí a la orilla del camino por su hermano doctor Antonio, su estado mayor y su escolta.

Fuente

  • Archivo histórico municipal Sancti Spíritus. Multimedia “Vida y obra de Honorato del Castillo”.