Saltar a: navegación, buscar

Huracán Irma

Huracán Irma
Información sobre la plantilla
Categoría 5  (EHSS)
Imagen-satelital-del-huracan-irma-sobre-el-caribe.jpg
Imagen satelital del Huracán sobre el Caribe
Duración30 de agosto de 201713 de septiembre de 2017
Áreas afectadas

Bandera de Barbados Barbados
Bandera de Antigua y Barbuda Antigua y Barbuda
Bandera de Islas Vírgenes Británicas Islas Vírgenes Británicas
Bandera de Anguila Anguila (Dependencia)
Bandera de Islas Vírgenes Estadounidenses Islas Vírgenes Estadounidenses
Bandera de Puerto Rico Puerto Rico
Bandera de la República Dominicana República Dominicana
Bandera de Haití Haití
Bandera de Cuba Cuba
Bandera de Bahamas Bahamas

Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos

Huracán Irma. Cuarto huracán de la temporada ciclónica con categoría 5 (cat5) en la escala Saffir-Simpson, con una longitud de 200 kilómetros y unos vientos sostenidos de casi 300 kilómetros por hora. Considerado uno de los cinco huracanes más poderosos registrados en el Océano Atlántico en los últimos 80 años y el más poderoso a la fecha en la región fuera del Mar Caribe y el Golfo de México. Apodado como el monstruo climático “más fuerte del Atlántico”

Formación

El 30 de agosto de 2017 comienza a desarrollarse el Huracán Irma cerca de las islas de Cabo Verde a partir de una onda tropical que se había desplazado de la costa oeste africana dos días antes. Bajo condiciones favorables, Irma se intensificó rápidamente poco después de haberse formado, convirtiéndose en un huracán de categoría 2 (cat2) el 31 de agosto. Rápidamente se transformó en un huracán de categoría 3 (cat3). Sin embargo, la intensidad comenzó a fluctuar durante los días siguientes debido a la formación del ojo.

El 4 de septiembre, se convirtió en un huracán de categoría 4 (cat4) con vientos de con vientos de 215 km/h y continuó su desplazamiento sobre el Atlántico rumbo al Caribe, moviéndose hacia el oeste a una velocidad de traslación de 20 km/h, en este momento los vientos con fuerza de huracán se extendieron hasta 65 km del centro y los vientos con fuerza de tormenta tropical hasta 200 km

El 5 de septiembre, bajo condiciones favorables, continuó profundizando y se convirtió a las 11:45 UTC en un huracán de categoría 5 (cta5), con vientos de 280 km/h. A las 15:00 UTC, el Centro Nacional de Huracanes anunció que los cazadores de huracanes indicaron que el huracán tenía vientos máximos sostenidos de 180 mph (285 km/h).

Trayectoria meteorológica

30 de agosto

Comenzó su traslación con vientos máximos sostenidos de 50 millas por hora (85 km/h) y se desplazó hacia el oeste con una velocidad de traslación de 13 millas por hora (20 km/h) siguiendo su paso hacia El Caribe y el sur de Estados Unidos.

3 de septiembre

Durante el 3 de septiembre intensificó sus vientos máximos sostenidos a 185 kilómetros por hora, con rachas superiores y su presión central descendido a 969 hectoPascal, convirtiéndose nuevamente un huracán categoría tres (cta3) en la escala Saffir-Simpson de un máximo de cinco. A las seis de la tarde, el centro del huracán se estimó en los 17.6 grados de latitud Norte y los 50.0 grados de longitud Oeste, posición que lo situó a unos 1250 kilómetros al este de la Isla Antigua, en el grupo norte de las Antillas Menores. Mantuvo el rumbo oeste a razón de 24 kilómetros por hora.

5 de septiembre

Desde el 5 de septiembre se mantuvo con poco cambio en organización e intensidad, pero como un intenso huracán categoría 5 (cat5) en la escala Saffir-Simpson de un máximo de cinco, continuando su desplazamiento rumbo a las Antillas Menores, en el Caribe, con vientos máximos sostenidos de 150 millas por hora (240 km/h), encontrándose a 320 millas (515 km) al este de las Islas de Sotavento en las Antillas Menores, desplazándose al oeste con una velocidad de traslación de 14 millas por hora (22 km/h)

6 de septiembre

Al mediodía del 6 de septiembre su centro se estimó en los 18.2 grados de latitud Norte y los 64.2 grados de longitud Oeste, posición que lo sitúo a 96 kilómetros al oeste de la Isla San Martín en el grupo norte de las Antillas Menores, con vientos máximos sostenidos de 295 kilómetros por hora y rachas superiores, su presión central había ascendido hasta los 918 hectoPascal y se mantuvo moviéndose al oeste-noroeste a razón de 26 kilómetros por hora.

7 de septiembre

A las 06:00 am del 7 de septiembre su centro fue estimado en los 20.1 grados de latitud Norte y los 68.6 grados de longitud Oeste, posición que lo situó a 310 kilómetros al estesudeste de las islas Turcas. Irma se había debilitado ligeramente y tenía vientos máximos sostenidos de 285 kilómetros por hora, con rachas superiores, una presión central de 921 hectoPascal y se mantuvo moviéndose al oeste noroeste con una velocidad de traslación que aumentó a 28 kilómetros por hora.

A las 08:52 am el huracán se mantuvo en la categoría 5 (cat5) en la escala Saffir-Simpson, desplazándose a 28,8 km/h sobre el océano Atlántico, con vientos máximos sostenidos de 288 km/h y una presión central de 921 hectoPascal, áreas con vientos de huracán superiores a los 119 km/h (95 km) y con vientos de tormenta tropical de 63-117 km/h (280 km). Tuvo un ligero cambio en su trayectoria hacia el norte representando menos afectaciones para Cuba, según el modelo meteorológico del Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos (NOOA).

A las 12:00 el centro del huracán fue estimado en los 20.5 grados de latitud Norte y los 69.9 grados de longitud Oeste, posición que lo situó a 180 kilómetros al sudeste de las Islas Turcas, en las Bahamas orientales y a unos 450 kilómetros al este de Punta de Maisí, extremo oriental de Cuba. Comenzó a tener fluctuaciones en su intensidad, con vientos máximos sostenidos de 280 kilómetros por hora, con rachas superiores, una presión mínima central de 921 hectoPascal, por lo que continuó siendo un huracán categoría 5 (cat5), y mantuvo el rumbo oeste noroeste a razón de 26 kilómetros por hora. En las siguientes 12 a 24 horas mantuvo similar rumbo y disminuyó su velocidad de traslación. En esta trayectoria el ojo de Irma se desplazó durante la tarde por los mares al norte de La Española, aproximándose a las Islas Turcas y Caicos, en las Bahamas orientales en la noche.

A las 18:00 pm el centro del huracán fue estimado en los 21.0 grados de latitud Norte y los 71.3 grados de longitud Oeste, a unos 311 kilómetros al este nordeste de Punta de Maisí, Guantánamo y a 446 kilómetros al este de Punta Lucrecia, Holguín. El meteoro comenzó a tener fluctuaciones en su intensidad, y mantuvo vientos máximos sostenidos de 280 kilómetros por hora, con rachas superiores, una presión mínima de 922 hectoPascal, por lo que continuó siendo un huracán Categoría 5 (cat5) de la escala Saffir Simpson, y mantuvo el rumbo oeste noroeste a razón de 26 kilómetros por hora. Se mantuvo con similar rumbo, disminuyendo su velocidad de traslación. En esta trayectoria el ojo de Irma se estuvo desplazando durante la noche entre La Española y las islas Turcas y Caicos, en las Bahamas orientales.

8 de septiembre

A la medianoche del 8 de septiembre, el centro de Irma fue estimado en los 21.4 grados de latitud Norte y los 72.6 grados de longitud Oeste, a unos 205 kilómetros al nordeste de Punta de Maisí, Guantánamo, y a 310 kilómetros al este de Punta Lucrecia, Holguín. Irma mantuvo vientos máximos sostenidos de 280 kilómetros por hora, con rachas superiores, por lo que continuó siendo un huracán Categoría 5 (cat5) de la escala Saffir-Simpson de un máximo de cinco. Su presión mínima era de 920 hectoPascal y mantuvo el rumbo al oeste noroeste a razón de 26 kilómetros por hora. Tuvo fluctuaciones en su intensidad, pero se mantuvo como un intenso huracán desplazándose con similar rumbo y disminuyendo su velocidad de traslación. Con esta trayectoria el ojo de Irma se aproximó durante la madrugada a Gran Inagua, en el grupo sur de las Bahamas.

Durante la madrugada el Huracán se debilitó ligeramente y disminuyó sus vientos máximos sostenidos a 250 km/h. Continuó su avance al oeste noroeste, llegando a los mares al norte de la región oriental de Cuba en horas de la madrugada, y sus bandas más externas incrementaron las lluvias en las provincias desde Guantánamo a Camagüey, principalmente hacia zonas de la costa norte.

A las 06:00 am el centro de Irma fue estimado en los 21.8 grados de latitud Norte y los 74.0 grados de longitud Oeste, a unos 168 kilómetros al norte de Punta de Maisí, Guantánamo, y a 180 kilómetros al este nordeste de Punta Lucrecia, Holguín. Su presión mínima ascendió hasta los 925 hectoPascal y mantuvo el rumbo al oeste noroeste a razón de 26 kilómetros por hora. Irma continuó como un huracán intenso desplazándose con similar rumbo y disminuyendo su velocidad de traslación a la vez que transitó por el Canal Viejo de Las Bahamas, pero próximo a la costa norte de las regiones central y oriental de Cuba.

A las 09:00 am el centro del huracán fue estimado en los 21.9 grados de latitud Norte y los 74.9 grados de longitud Oeste, posición que lo situó a unos 115 kilómetros al nordeste de Punta Lucrecia, provincia Holguín y a unos 365 kilómetros al este de Cayo Coco, provincia Ciego de Ávila. Mantuvo un rumbo próximo al oeste noroeste a 26 kilómetros por hora, cruzando por los mares al norte de la región oriental de Cuba desde el final de la madrugada. Las bandas de alimentación afectaron a la región oriental con lluvias fuertes e intensas, principalmente en zonas de la costa norte. La estación meteorológica de Punta de Maisí reportó vientos máximos sostenidos de 60 kilómetros por hora, con rachas de 79 kilómetros por hora e inundaciones costeras desde Gibara hasta Baracoa con una altura de las olas entre 4.0 y 5.0 metros. En la medida que mantuvo su movimiento al oeste noroeste por los mares al norte de las provincias orientales, continuó incrementando la intensidad del viento con fuerza de tormenta tropical en la región oriental con velocidades entre 65 y 80 kilómetros por hora, hasta 100 kilómetros por hora en zonas de la costa norte, con rachas superiores, extendiéndose a la región central desde la noche del 8 de septiembre hoy. Tuvo algunas fluctuaciones en su intensidad, pero se mantuvo como un huracán intenso, desplazándose con similar rumbo y disminuyendo su velocidad de traslación, transitando por los mares al norte del oriente de Cuba y próximo a la costa norte de la región central desde el final de la noche.

A las 15:00 pm, el centro del intenso huracán fue estimado por la red de radares del Instituto de Meteorología, en los 22.0 grados de latitud Norte y los 75.9 grados de longitud Oeste, posición que lo situó a unos 115 kilómetros al nordeste de Puerto Padre, Las Tunas; 155 kilómetros al este nordeste de Nuevitas, Camagüey y a unos 265 kilómetros al este sudeste de Cayo Coco, Ciego de Ávila. El huracán tuvo fluctuaciones en su intensidad, y sus vientos máximos sostenidos fueron del orden de los 250 kilómetros por hora, con rachas superiores y una presión mínima de 925 hectoPascal, por lo que se mantuvo como un intenso huracán categoría 4 (cat4) en la escala Saffir-Simpson de un máximo de cinco. Inicio su trayectoria más al oeste a una velocidad de traslación de 22 kilómetros por hora. A medida que mantuvo su movimiento al oeste por los mares al norte de las provincias orientales y se aproximó a la costa norte central, continuó incrementándose la intensidad del viento con fuerza de tormenta tropical en la región oriental con velocidades sostenidas entre 75 y 90 kilómetros por hora, que alcanzaron fuerza de huracán en la costa norte central desde Camagüey hasta Villa Clara, del orden de 160 y 190 kilómetros por hora, con rachas superiores.

A las 18:00 pm el centro del huracán fue estimado por la red de radares del Instituto de Meteorología, en los 22.1 grados de latitud Norte y los 76.6 grados de longitud Oeste, posición que lo situó a unos 100 kilómetros al norte de Puerto Padre, Las Tunas; 100 kilómetros al nordeste de Nuevitas, Camagüey y a unos 190 kilómetros al este sudeste de Cayo Coco, Ciego de Ávila. El huracán mantuvo sus vientos máximos sostenidos de 250 kilómetros por hora, con rachas superiores y una presión mínima de 925 hectoPascal, por lo que continuó siendo un intenso huracán categoría 4 (cat4) en la escala Saffir-Simpson de un máximo de cinco. Se movió al oeste, disminuyendo su velocidad de traslación a 19 kilómetros por hora.

A las 21:00 pm el centro del huracán fue estimado por la red de radares del Instituto de Meteorología, en los 22.2 grados de latitud Norte y los 77.4 grados de longitud Oeste, posición que lo situó a unos 105 kilómetros al este sudeste de Cayo Coco, y 80 kilómetros al norte de Nuevitas, Camagüey.

El ojo del huracán toco tierra en cayo Romano, al norte del municipio de Esmeralda en la provincia de Camagüey alrededor de las 21:00 pm.

9 de septiembre

A la medianoche del 9 de septiembre, el centro del huracán fue localizado por la red de radares del Instituto de Meteorología, en los 22.1 grados de latitud Norte y los 77.8 grados de longitud Oeste, posición que lo situó sobre Cayo Romano, a unos 68 kilómetros al sudeste de Cayo Coco, Ciego de Ávila y 170 kilómetros al este sudeste de Caibarién, Villa Clara.

Durante la noche, el huracán incrementó sus vientos máximos sostenidos hasta 260 kilómetros por hora, con rachas superiores y una presión mínima de 924 hectoPascal, por lo que nuevamente se convirtió en huracán categoría 5 (cat5) de la escala Saffir-Simpson, avanzando al oeste a 20 kilómetros por hora.

A las 03:00 am el centro del huracán fue localizado por la red de radares del Instituto de Meteorología, en los 22.3 grados de latitud Norte y los 78.4 grados de longitud Oeste, posición que lo situó a unos 20 km al sur de Cayo Coco, Ciego de Ávila y 115 kilómetros al este sudeste de Caibarién, Villa Clara. Durante la madrugada, mantuvo vientos máximos sostenidos en el orden de los 260 kilómetros por hora, con rachas superiores y una presión mínima de 930 hectoPascal y avanzó al oeste a 19 kilómetros por hora.

A medida que se desplazó al oeste sobre los cayos al norte de Ciego de Ávila, persistieron los vientos con fuerza de tormenta tropical en Holguín y Las Tunas y la mitad sur desde Camagüey hasta Matanzas donde en su mitad norte los vientos fueron huracanados, entre los 160 y 190 kilómetros por hora, con rachas superiores.

A las 06:00 am, el centro del huracán fue localizado por la red de radares del Instituto de Meteorología, en los 22.5 grados de latitud Norte y los 79.0 grados de longitud Oeste, posición que lo situó justo sobre Cayo Santa María y a unos 50 km al este nordeste de Caibarién, Villa Clara.

A las 09:00 am el centro del huracán fue localizado por la red de radares del Instituto de Meteorología, en los 22.8 grados de latitud Norte y los 79.6 grados de longitud Oeste, posición que lo situó a 35 kilómetros al nortenoroeste de Caibarién y a 160 kilómetros al estesudeste de Punta Hicacos. Durante el final de la madrugada, el huracán disminuyó sus vientos máximos sostenidos hasta 215 kilómetros por hora, con rachas superiores, manteniéndose como huracán categoría 4 (cat4) en las escala Saffir Simpson. Su presión mínima ascendió a 937 hectoPascal y avanzó al oestenoroeste a 19 kilómetros por hora.

Al mediodía el centro del huracán fue localizado por la red de radares del Instituto de Meteorología, en los 23,0 grados de latitud Norte y los 79,8 grados de longitud Oeste, posición que lo situó a 40 kilómetros al nordeste de Sagua la Grande, Villa Clara y a 135 kilómetros al este de Punta Hicacos, Matanzas. Su presión mínima ascendió a 941 hectoPascal y avanzó con rumbo próximo al oeste a razón de 15 kilómetros por hora. Disminuyó sus vientos máximos, de 205 kilómetros por hora, por lo que se convirtió en categoría 3 (cat3), en las escala Saffir Simpson, pero continuó siendo un intenso huracán.

A las 18:00 pm el centro del huracán fue localizado por la red de radares del Instituto de Meteorología, en los 23.4 grados de latitud Norte y los 80.7 grados de longitud Oeste, posición que lo situó a unos 60 kilómetros al nordeste de Cárdenas y 45 kilómetros al nordeste de la Punta de Hicacos, Matanzas. Su presión mínima disminuyó a 933 hectoPascal y en las últimas hora inclinó su trayectoria en un rumbo entre el oeste y el oeste noroeste a razón de 15 kilómetros por hora.

10 de septiembre

Sobre las 04:00 am, el huracán se alejaba poco a poco del territorio cubano, pero mantuvo su influencia y se intensificó, con vientos por encima de los 150 kilómetros por hora.

A las 06:00 am el centro del intenso huracán se estimó en los 24,2 grados de latitud Norte y los 81,6 grados de longitud Oeste, posición que lo situó a unos 40 kilómetros al sur sudeste de Cayo Hueso, sur de La Florida. Aunque se alejaba de Cuba, persistían los vientos con fuerza de tormenta tropical desde Sancti Spíritus hasta Artemisa. También continuaron los vientos entre 120 y 130 kilómetros por hora en rachas en la porción norte de las provincias desde Villa Clara hasta La Habana.

Al mediodía se localizó en los 25.1 grados de latitud Norte y los 81.5 grados de longitud Oeste, posición que lo situó a 73 kilómetros al norte noroeste de Cayo Hueso, sur de La Florida, a 215 kilómetros al norte de Punta Hicacos, Matanzas, y a 230 kilómetros al norte noroeste de La Habana. Tenía una presión mínima de 933 hectoPascal y sus vientos máximos continuaron en el orden de los 215 kilómetros por hora, con rachas superiores, por lo que era un huracán categoría 4 (cat4) de la escala Saffir-Simpson, de un máximo de cinco, moviéndose al norte a razón de 15 kilómetros por hora.

11 de septiembre

En la noche del 11 de septiembre, el Huracán se degradó a depresión tropical en su avance por el sureste de Estados Unidos.

12 de septiembre

A las 23.00 hora local (03.00 GMT), Irma registraba vientos de hasta 55 kilómetros por hora y se ubicaba a 10 kilómetros al sur de Columbus (Georgia) y 150 al sur-suroeste de Atlanta (Georgia). El ciclón avanzaba a 24 kilómetros por hora en dirección noroeste, rumbo a Alabama y Tennessee.

Impacto

El huracán, uno de los más poderosos de los formados en la cuenca del Atlántico desde que se tiene registro, avanzó y dejó tras de sí una estela de desastre y desolación en algunas islas del Caribe. Las tareas de emergencia estuvieron obstaculizadas en la mayoría de los territorios por el difícil acceso y los problemas de comunicación con las zonas más afectadas.

Barbados

El huracán se cobró la vida del surfista profesional Zander Venezia, de 16 años, quien, según testigos, practicaba en la isla, Box by Box, de Bridgetown, Barbados, el deporte en medio de la tormenta.

Anguila e Islas Vírgenes Británicas

En estos dos territorios, bajo soberanía de Reino Unido y que reúnen cerca de 42.000 habitantes, murieron 6 personas. El huracán dejó daños catastróficos.

Islas Vírgenes estadounidenses

Fueron reportado 4 muertos en esta zona, de 110.000 habitantes.

Antigua y Barbuda

En la madrugada del 6 de septiembre, a las 2:00 am hora local, el huracán impactó Antigua y Barbuda, la menor de ellas, Barbuda, quedó completamente arrasada. En su paso por la isla el 90% de las infraestructuras y carreteras quedaron totalmente destruida. El 95% de las casas quedaron dañadas y el 30%, demolidas. Casi todos los edificios de Barbuda sufrieron daños cuando el ojo del huracán pasó casi por encima de la isla y en torno del 60 % de sus aproximadamente 1 400 habitantes se quedaron sin hogar

Hacia las cinco de la madrugada, hora local, el meteoro abandonó la isla, de unos dos mil habitantes, para dirigirse a Saint Martin.

Una niña de dos años murió en este país de 92.000 habitantes.

Isla San Bartolomé y Saint Martín

El ojo de Irma, de unos 50 km de diámetro, atravesó las islas antillanas de San Bartolomé y San Martín, permaneció hora y media en San Bartolomé donde arrancó techos y provocó un apagón. En la capital, Gustavia, la electricidad estuvo cortada, el agua potable ausente, la gasolina contaminada por agua de lluvia y de mar y las comunicaciones electrónicas se mantuvieron difíciles dadas las afectaciones considerables a las redes soterradas y aéreas; la destrucción fue casi total. Se reportó la muerte de 1 persona en esta isla de 9.000 pobladores.

Luego alcanzó San Martín (dividida entre una zona perteneciente a Francia y otra asociada al reino de los Países Bajos), un poco más al noroeste, causando importantes daños, destrozando un 95% de la parte francesa del territorio y provocando varias muertos. Todos los edificios de San Martín resultaron afectados, incluidos el hospital, el cuartel de bomberos o la prefectura, que fue destruida. La pista del Aeropuerto Internacional Princesa Juliana, situado en la parte neerlandesa de la isla de San Martín, quedó inutilizable e invadida por arena, rocas y escombros. Se trata del tercer aeropuerto con mayor número de pasajeros anuales en el Caribe. Los principales puertos quedaron inaccesibles.

Un balance arrojó que 13 personas murieron y 21 resultaron heridas en Saint Martín.

Puerto Rico

Después de dos días en estado de emergencia, el huracán entró a las 16:00 pm (20:00 GMT) en el territorio puertorriqueño de la isla de la Culebra, en el sector oriental de Puerto Rico con fuertes vientos de unos 170 kilómetros por hora. Fallecieron tres personas en accidentes relacionados con las condiciones climatológicas por el paso del huracán Irma en la isla.

República Dominicana

En República Dominicana se registraron fuertes lluvias y vientos de 285 kilómetros por hora que causaron inundaciones y caídas de árboles. Las lluvias provocaron inundaciones en algunas poblaciones y un deslizamiento de tierra en la península de Samaná, 250 kilómetros al noreste de Santo Domingo, afectando varias viviendas.

Haití

En Haití, Irma causó inundaciones y varios heridos al noreste del país. La tormenta pasó más al norte de lo esperado, lo que contribuyó a atenuar el daño.

Bahamas

Bahamas pudo escapar casi ilesa de los horrores del feroz huracán, sin víctimas ni daños mayores de infraestructura. Los edificios principales resistieron los vientos, varias líneas eléctricas y árboles fueron derribados, así como, también, algunos techos dañados y carreteras invadidas de escombros.

La fuerza del huracán llegó a desviar la corriente del mar, causando el retiro del agua en una de las playas de Long Island, en la costa de Bahamas[1].

Cuba

La entrada del huracán a territorio nacional fue por Cayo Romano, al norte de Camagüey, a las 21:00 pm del 8 de septiembre.

7 de septiembre

El huracán comenzó a afectar el oriente de Cuba desde la noche del 7 de septiembre. El incremento en la altura de las olas, la persistencia de algunas lluvias y los vientos huracanados fueron algunos de los efectos más evidentes de la cercanía del evento natural.

8 de septiembre

El 8 de septiembre comenzó a azotar con más fuerza a la región oriental de Cuba. Coincidentemente en la misma fecha en que lo hizo el poderoso Huracán Ike, en el 2008. El desplazamiento del intenso huracán por los mares al norte de la región oriental generaron vientos con fuerza de tormenta tropical entre 60 y 85 kilómetros por hora, principalmente en zonas de la costa norte e inundaciones costeras en zonas bajas desde Gibara hasta Baracoa, con una altura de las olas entre 4.0 y 7.0 metros. La estación meteorológica de Guaro, provincia de Holguín, registró vientos sostenidos de 60 kilómetros por hora, con una racha de 90 kilómetros por hora. La estación de Punta de Maisí, Guantánamo reportó 94 kilómetros por hora en rachas del suroeste. La estación meteorológica de Nuevitas, provincia de Camagüey reportó vientos sostenidos entre 40 y 50 kilómetros por hora y una racha de 100 kilómetros por hora del noroeste y Palenque de Yateras, Guantánamo 80 kilómetros por hora del oeste.

Se mantuvieron fuertes marejadas con inundaciones costeras en el litoral norte oriental, que se extendieron a la región central donde llegaron a ser fuertes desde el final de la tarde con olas entre 6.0 y 9.0 metros de altura. En el tramo de Cabo Cruz a Punta Maisí continuaron las marejadas con altura de las olas entre 2.0 y 3.0 metros.

Durante la tarde del 8 de septiembre, la estación meteorológica de Cayo Coco, Ciego de Ávila reportó vientos sostenidos de 65 kilómetros por hora, con rachas superiores hasta 81 kilómetros por hora del norte; la estación automática de Santiago de Cuba registró una racha de 71 kilómetros por hora del suroeste. En Jucarito, Granma se reportan vientos sostenidos de 65 kilómetros por hora, con una racha de 94 kilómetros por hora del oeste noroeste; Velazco, Holguín tuvo vientos sostenidos de 95 kilómetros por hora y una racha de 116 kilómetros por hora del noroeste y La Jíquima, Holguín registró entre 50 y 60 kilómetros por hora sostenidos y 95 kilómetros por hora en racha del noroeste. Las bandas de alimentación influyeron sobre la región oriental con lluvias fuertes y localmente intensas, las que se extendieron hasta la provincia de Sancti Spíritus.

A medida que Irma mantuvo su movimiento al oeste por los mares al norte de las provincias de Las Tunas y Camagüey y se aproximó a la costa norte de Ciego de Ávila, persistieron los vientos con fuerza de tormenta tropical en la región oriental y se extendieron a la región central con velocidades sostenidas entre 75 y 90 kilómetros por hora, que alcanzaron fuerza de huracán en la costa norte desde Camagüey hasta Villa Clara, entre 160 y 190 kilómetros por hora, con rachas superiores.

En la costa norte de la región central se produjeron fuertes marejadas con inundaciones costeras fuertes, las cuales se extendieron desde la tarde-noche del 8 de septiembre a la costa norte occidental, incluyendo el malecón habanero.

En la costa sur se produjeron inundaciones ligeras desde Las Tunas hasta Camagüey y a partir de la noche del 8 de septiembre se produjeron inundaciones ligeras a moderadas en el litoral sur desde Ciego de Ávila hasta Playa Girón.

El desplazamiento por los mares al norte de las provincias de Las Tunas y Camagüey, generó vientos con fuerza de tormenta tropical entre 75 y 90 kilómetros por hora, principalmente en zonas de la costa norte e inundaciones costeras en zonas bajas desde Gibara hasta Baracoa, con una altura de las olas entre 4.0 y 7.0 metros. La estación meteorológica de Jucarito, Granma registró una racha de viento de 110 kilómetros por hora del suroeste. En Las Tunas se registró una racha de viento de 103 kilómetros por hora del suroeste, con vientos sostenidos de 55 kilómetros por hora y en Cabo Cruz de 86 kilómetros por hora también del suroeste.

Las bandas de alimentación de Irma influyeron sobre la región oriental con lluvias fuertes y localmente intensas, las que se extendieron hasta la provincia de Sancti Spíritus.

El huracán mantuvo sus vientos máximos sostenidos de 250 kilómetros por hora, con rachas superiores y una presión mínima de 924 hectoPascal, por lo que continuó siendo un intenso huracán categoría 4 (cat4) en la escala Saffir-Simpson de un máximo de cinco. Avanzó al oeste, disminuyendo su velocidad de traslación a 15 kilómetros por hora.

9 de septiembre

El huracán azotó la cayería norte de Camagüey y Ciego de Ávila como un huracán categoría 5 (cat5) de la escala Saffir Simpson. La estación meteorológica de Esmeralda, Camagüey registró una racha de 200 kilómetros por hora del oeste noroeste, lo que provocó la destrucción del instrumento medidor de viento. En Cayo Coco una racha de 187 kilómetros por hora, en Nuevitas una racha de 161 kilómetros por hora y en Camagüey de 123 kilómetros por hora, ambas del sur oeste y en la provincia de Camagüey.

Su desplazamiento por los mares al norte de la provincia de Camagüey generó vientos con fuerza de huracán en la mitad norte de la provincia.

Las bandas de alimentación de Irma influyeron sobre las provincias orientales de Holguín, Santiago de Cuba y Granma, hasta Villa Clara y Cienfuegos, con lluvias fuertes y localmente intensas.

A medida que Irma mantuvo su desplazamiento al oeste sobre los cayos al norte de las provincias de Camagüey y a la costa norte de Ciego de Ávila, persistieron los vientos con fuerza de tormenta tropical en Holguín y Las Tunas y la mitad sur desde Camagüey hasta Matanzas donde en su mitad norte los vientos fueron huracanados, entre los 160 y 190 kilómetros por hora, con rachas superiores.

En la costa norte de Ciego de Ávila hubo olas entre 5,0 – 7,0 metros de altura, manteniéndose las inundaciones fuertes. Estas condiciones se extendieron hacia Sancti Spíritus y Villa Clara, aumentando la altura de las olas entre 7,0 – 9,0 metros e iniciándose fuertes inundaciones, incluyendo los cayos de Sabana – Camagüey. Durante la noche, las condiciones de marejadas e inundaciones llegaron a ser fuertes en la costa norte de Matanzas, Mayabeque y La Habana, incluyendo el Malecón habanero.

Debido a la persistencia de los vientos fuertes de región suroeste se produjeron inundaciones costeras al sur de Ciego de Ávila y Sancti Spíritus. En la costa sur desde Cienfuegos y Matanzas hubo olas entre 3,0 y 4,0 metros con inundaciones ligeras.

El desplazamiento del huracán en la madrugada por los mares al norte de la provincia de Camagüey y Ciego de Ávila, generó vientos con fuerza de huracán en la mitad norte de estas provincias. Las bandas de alimentación de Irma influyeron sobre las provincias orientales de Holguín, Santiago de Cuba y Granma, hasta las provincias de Villa Clara y Cienfuegos, con lluvias fuertes y localmente intensas.

A medida que se desplazó al oeste sobre los cayos al norte de Ciego de Ávila, persistieron los vientos con fuerza de tormenta tropical en Holguín y Las Tunas y la mitad sur desde Camagüey hasta Matanzas donde en su mitad norte los vientos fueron huracanados, entre los 160 y 190 kilómetros por hora, con rachas superiores.

El desplazamiento por los mares al norte de las provincias desde Camagüey hasta Villa Clara, generaron vientos con fuerza de huracán en la mitad norte de estos territorios. Las bandas de alimentación influyeron sobre todo el territorio nacional.

A medida que se desplazó al oeste sobre la costa norte de la región central, persistieron los vientos con fuerza de tormenta tropical desde Camagüey hasta Artemisa. En la mitad norte de las provincias desde Sancti Spíritus hasta Matanzas los vientos fueron huracanados, entre los 160 y 190 kilómetros por hora sostenidos, con rachas superiores.

En la costa norte central se reportaron olas entre los 5 y 7 metros de altura, manteniéndose las inundaciones costeras fuertes. Estas condiciones se extendieron hacia Matanzas, aumentando la altura de las olas entre los 7 y 9 metros e iniciándose fuertes inundaciones. Durante la tarde, las condiciones de marejadas e inundaciones llegaron a ser fuertes en la costa norte de Mayabeque, La Habana y Artemisa, incluyendo el Malecón habanero. En este último las inundaciones costeras comenzaron con olas de 4 y 6 metros desde el final de la mañana y fueron fuertes con olas entre 6 y 8 metros en horas de la tarde y en la noche. Debido a la persistencia de los vientos fuertes de región suroeste se produjeron inundaciones costeras al sur de Camagüey, Ciego de Ávila y Sancti Spíritus. En la costa sur de Cienfuegos y Matanzas hubo olas entre los 4 y 5 metros con inundaciones moderadas.

10 de septiembre

La zona del malecón habanero fue una de las principales víctimas del huracán Irma en Cuba. Las olas se alzaron sobre los 10 metros y el agua de mar penetró cerca de medio kilómetro en algunos lugares del norte capitalino.

La tormenta, de casi 640 kilómetros (400 millas) de ancho, pasó en la mañana del 10 de septiembre en los llamados Cayos Menores y tocó tierra en Marco Island en la costa oeste del estado en dirección hacia Tampa, que no había sufrido el golpe directo de un huracán en casi 100 años.

El huracán se desvió de su trayecto original hacia la costa oeste de Florida y no al este, como se tenía previsto.

De acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes de EEUU, el fenómeno meteorológico se convirtió en un huracán categoría 2 (cat2) correspondiente a la escala Saffir-Simpson, después de que la fuerza de sus vientos se redujera 175 kilómetros por hora tras pasar sobre la costa occidental de Florida.

A las 21:00 GMT, se ubicaba a 10 kilómetros al norte de la ciudad de Naples, unos 190 kilómetros al oeste de Miami.

El ciclón se desplazó a 22 kilómetros por hora con vientos que alcanzaron los 175 kilómetros por hora y ráfagas mayores, movilizándose hacia el norte con posibilidades de moverse al norte-noroeste con un incremento en su velocidad en su ruta hacia el suroeste del estado de Georgia.

Daños

La trayectoria del huracán por varias provincias obligó a evacuar a un millón 863 mil 589, de ellas el 86% en casas de vecinos y familiares.

Las provincias más afectadas fueron Camagüey, Ciego de Ávila, Sancti Spíritus y Villa Clara. Otros territorios como Guantánamo, Holguín, Las Tunas, Cienfuegos, Matanzas, Mayabeque y La Habana también sufrieron daños[2].

Energía y Minas

El impacto más fuerte y difícil en el sector lo sufrió la central termoeléctrica Antonio Guiteras, de Matanzas, cuya casa de circulación de agua de mar, clave en el sistema de enfriamiento, quedó destrozada por el oleaje.

El impacto abarcó a casi todo el país, 15 líneas de transmisión sufrieron averías y se dañaron totalmente dos torres de alta tensión, 3 mil 616 postes, 2 mil 176 kilómetros de líneas, mil 379 transformadores, mil 300 kilómetros de acometidas y diez subestaciones.Se trabajó día y noche para restablecer el servicio, siendo la primera vez que el sistema electroenergético dejaba de funcionar en todo el país.

Alrededor de 90 pozos de petróleo, ubicados en el litoral norte del occidente y centro, también fueron dañados por el fuerte oleaje que provocó el huracán.

Los esfuerzos mayores para restituir el servicio eléctrico se concentraron en las provincias de Villa Clara y Ciego de Ávila, territorios con las afectaciones más complejas.

Comunicaciones

Los principales perjuicios se produjeron en el sistema telefónico, con la interrupción de 246 mil 707 servicios de telefonía fija y mil 471 de datos. Además se dañaron 312 radiobases de la telefonía móvil, 27 torres y 4 mil 764 postes. Hasta el momento se ha restablecido el 95.3 de los servicios de telefonía y datos, y de radio y televisión.

Construcción

Las mayores afectaciones provocadas por el huracán se concentraron en la vivienda, sobre todo en los techos.

Se reportaron 158 mil 554 viviendas afectadas: 14 mil 657 son derrumbes totales y 16 mil 646 parciales; además 23 mil 560 sufrieron pérdidas totales del techo y 103 mil 691 presentan daños parciales en la cubierta.

El ministerio de la Construcción se sumó a las labores de recuperación con más de 20 mil 400 constructores y 855 máquinas ingenieras, destinadas a la recogida de escombros, la reparación de viales, puentes y alcantarillas, así como a la reparación de viviendas y obras sociales.

Viales

Resultaron dañados unos 537 kilómetros. El mayor impacto se produjo en los pedraplenes de los polos turísticos de los cayos Santa María y Coco.

Las inundaciones costeras afectaron un tramo de la Vía Blanca, en Mayabeque, así como los túneles de la Bahía de La Habana, Quinta Avenida y Línea, en la capital, que conllevaron a un trabajo ininterrumpido para extraer grandes volúmenes de agua. El restablecimiento de los sistemas técnicos de estas importantes vías de comunicación habaneras se logró en solo 13 días. La avenida del Malecón también resultó seriamente dañada.

Agricultura

Las principales afectaciones se concentraron en el área avícola, con 466 granjas dañadas. Asimismo, unas 95 mil hectáreas de cultivos varios recibieron el azote del huracán Irma. También fue afectada la elaboración de pienso, los cultivos de plátano y maíz, así como los frutales.

El sector azucarero reportó alrededor de 338 mil hectáreas de caña afectadas, sobre todo en Camagüey, Ciego de Ávila, Villa Clara y Matanzas. Los 20 centrales azucareros ubicados en el norte de Camagüey, Ciego de Ávila y Villa Clara, sufrieron afectaciones en los techos.

Salud

El sistema de salud mantuvo su vitalidad durante el paso del huracán y no existieron brotes de enfermedades trasmisibles en los centros de evacuación ni en ningún territorio. 980 unidades de salud sufrieron daños y se trabajó para restablecerlas en el menor tiempo posible.

Los colaboradores que trabajan en los países del Caribe impactados por el ciclón, todos se mantuvieron a salvo y se sumaron a la recuperación de dichas islas.

Turismo

Cuando el huracán impactó en la Isla habían más de 51 mil vacacionistas, de ellos alrededor de 45 mil alojados en el litoral norte. Solo en los cayos de Santa María, Coco y Guillermo tuvieron que ser evacuados unos diez mil clientes.

Las infraestructuras dañadas se restablecieron, lo cual permitió asegurar que estas estuvieran listas para la temporada alta que comenzaría en la primera quincena del mes de noviembre de 2017.

Fallecidos

Después del paso del huracán por el territorio nacional se reportaron la pérdida de diez vidas humanas, en los territorios de La Habana, Matanzas, Camagüey y Ciego de Ávila.

LISTA DE FALLECIDOS
Provincia/Municipio
Nombre
Causa de la muerte
La Habana, municipio Plaza de la Revolución. Osvaldo Abreu Barroso Caída sobre un cable energizado al intentar retirar la antena de TV.
La Habana, municipio Habana Vieja Alberto Francisco Flores García Al transitar por la calle Egido, esquina Arsenal, recibió el impacto de un poste de fluido eléctrico derribado por el viento.
Artemisa, municipio de Bauta María del Carmen Arregoitía Cardona Derrumbe de un balcón del cuarto nivel de un edificio, sito en Galeano entre Zanja y San José, Centro Habana, cayéndole encima al ómnibus en que viajaba.
Municipio Santiago de Cuba Yolendis Castillo Martínez Derrumbe de un balcón del cuarto nivel de un edificio, sito en Galeano entre Zanja y San José, Centro Habana, cayéndole encima al ómnibus en que viajaba.
La Habana, municipio de Centro Habana Roydis Valdés Pérez Derrumbe parcial de una cubierta del edificio donde residía.
Granma, municipio de Guisa Walfrido Antonio Valdés Pérez Se encontraba en el interior del mismo edificio del fallecido anterior del cual era hermano.
La Habana, municipio Plaza de la Revolución Nieves Martínez Burgaleta Fue encontrada flotando en el agua frente a su casa, después de la penetración del mar.
Matanzas, municipio Matanzas Alberto Manzano Martínez Derrumbe de su vivienda. No observó las normas de conducta orientadas por la Defensa Civil, negándose a ser evacuado.
Ciego de Ávila, municipio de Bolivia. Orlando Torres Cruz Derrumbe de su vivienda. No observó las normas de conducta orientadas por la Defensa Civil, negándose a ser evacuado.
Camagüey, municipio de Esmeralda. Edilberto Cabrera Rodríguez No observó las normas de conducta orientadas por la Defensa Civil, al no acudir al centro de evacuación destinado para su protección.

Estados Unidos

Irma llegó a territorio continental de Estados Unidos como un huracán categoría 4 (cat4) el domingo 10 de septiembre de 2017.

El huracán causó una histórica destrucción a lo largo del estado de la Florida, provocó inundaciones, caída de árboles y postes de energía eléctrica, y dejó sin luz a casi dos millones de hogares. Los daños a las propiedades privadas aseguradas llegaron a los 55 mil millones de dólares. En general las estimaciones del costo de la destrucción oscilaron entre 100 y 200 mil millones de dólares.

Hasta el 16 de septiembre, se había confirmado la muerte de 32 personas en Florida, y otras 3 en Georgia y 4 en Carolina del Sur, los tres estados recorridos por Irma, quien entró con categoría 4, pero pronto se degradó a fuerza 1 y se diluyó como una simple tormenta con agua y vientos.

En la Florida una investigación policial amenazó a los propietarios del asilo de ancianos Rehabilitation Center en Hollywood Hills, a los que se acusó de fraude en cuidados de salud, pues murieron 8 pacientes a causa del intenso calor y la falta de electricidad, a pesar de que solo cruzando la calle estaba un hospital en funcionamiento. Se asegura que las llamadas de auxilio no recibieron inmediata respuesta… y la compañía eléctrica no tenía el lugar entre las prioridades para reponer la energía, aunque se reconoció que en situaciones de desastre y en específico Irma constituía un riesgo particular para los ancianos.

Total de fallecidos

Irma a su paso por las islas del Caribe con su devastadora estela de destrucción dejó un grupo de fallecidos. A continuación los fallecimientos confirmados:*

País Fallecidos
Bandera de Barbados Barbados 1[3]
Bandera de Antigua y Barbuda Antigua y Barbuda 1[4]
Bandera de San Martín (Francia) San Martín (Francia)
Bandera de San Martín Países Bajos San Martín (Países Bajos)
13[4]
Bandera de San Bartolomé San Bartolomé (Francia) 1[4]
Bandera de Anguila Anguila (Dependencia)
Bandera de Islas Vírgenes Británicas Islas Vírgenes Británicas[4]
6[4]
Bandera de Islas Vírgenes Estadounidenses Islas Vírgenes Estadounidenses[4] 4[4]
Bandera de Puerto Rico Puerto Rico[4] 3[4]
Bandera de la República Dominicana República Dominicana  ?
Bandera de Haití Haití 1[5]
Bandera de Cuba Cuba 10[6][4]
Bandera de Bahamas Bahamas  ?
Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos[4] 39[7][8]
Total 79
* Estos datos pueden estar sujetos a cambios

Condiciones que lo convirtieron en poderoso huracán Categoría 5

El huracán Irma figuró en la lista de los 10 más poderosos del mundo, seguido muy de cerca por Allen, en 1980, con vientos de 305 km/h.

Los huracanes que alcanzan la categoría 5 en aguas del Atlántico son raros y por lo general frágiles. De hecho, todos los otros huracanes en el Atlántico de una fuerza similar se formaron en el Mar Caribe o en el Golfo de México.

Estos necesitan una serie de condiciones para que puedan alcanzar vientos superiores a los 249 km/h y mantenerlos, ya que la mayoría se debilitan antes de llegar a tierra.

En el caso de Irma, todas las condiciones para producir un huracán intenso en el Atlántico estuvieron presentes, estos son los factores:

  • Las temperaturas del océano bajo Irma fueron entre 1º y 1,5º C más elevadas que el promedio para esta época del año, lo cual aportó más humedad y calidez.
  • La cizalladura o cortante del viento (el cambio en el viento que se produce con la altura) fue baja. Esto quiere decir que el aire puede moverse hacia arriba y hacia afuera del huracán muy eficientemente, promoviendo así su intensificación.
  • No hubo elementos que aportaran sequedad, como por ejemplo nubes de polvo del Sahara que a veces circulan por sobre el Atlántico.
  • Irma se movió lo suficientemente rápido como para evitar que el agua templada que asciende bajo el huracán tuviera un impacto sobre el aire húmedo y cálido que lo alimentó.
  • No se produjo una interacción con grandes masas de tierra que pudieran interrumpir el proceso de intensificación, cortando el suministro de aire húmedo.

Curiosidades

Datos recopilados por el reconocido meteorólogo Philip Klotzbach, del departamento de Ciencias Atmosféricas de la Universidad Estatal de Colorado, Estados Unidos[9].

Huracanes Irma, Katia y José coexisten en esta zona del planeta
  1. La amenaza del huracán disparó las alarmas para hacer frente a tan descomunal fuerza de la naturaleza. Tanto es así, que los equipos diseñados para medir terremotos, los sismómetros, estuvieron alertando sobre la llegada del fenómeno. Las grabaciones del sismómetro en Guadalupe, una isla al sur del Caribe, mostraron la llegada del huracán hacia las Antillas Menores. Aunque estos aparatos no están preparados para captar un huracán, en esta ocasión fueron capaces debido al ruido de fondo que presenta el fenómeno: la tremenda fuerza de sus vientos provocó que los árboles se movieran y que las olas en el océano se estrellaran con mucha violencia[10].
  2. Es el ciclón de categoría 5 en la escala Saffir-Simpson más largo jamás registrado en el mundo. El primero en conservar dicha categoría durante tres días consecutivos, teniendo en cuenta los registros de los últimos 51 años.
  3. El segundo huracán del atlántico en la era de los satélites meteorológicos que más ha durado con gran intensidad: 8 días y 12 horas.
  4. Con vientos máximos sostenidos de 295 km/h durante 37 horas, batió el récord del supertifón Haiyan, el cual en 2013 generó en Filipinas los mismos vientos pero solo durante 24 horas, dejando a su paso más de siete mil muertos y desaparecidos. Es el único ciclón tropical conocido a nivel mundial que ha mantenido esos vientos máximos sostenidos.
  5. Fue el huracán más potente en azotar al grupo norte de las Antillas Menores en toda su historia.
  6. Es el primero que toca territorio cubano con Categoría 5 (cat5) desde el que azotó Santa Cruz del Sur, también en Camagüey, el 9 de noviembre de 1932.
  7. Primer huracán de categoría 4 en tocar tierra en La Florida en los últimos 13 años.
  8. Primer ciclón de categoría 5 en golpear directamente a las Bahamas desde que lo hiciera Andrew en 1992.
  9. Su energía ciclónica acumulada fue mayor que la de los ocho organismos tropicales nombrados que le precedieron de forma combinada, desde Arlene hasta Harvey.
  10. Su presión central mínima de 914 HectoPascal fue la más baja jamás registrada en un huracán del área atlántica, sin incluir el oeste del mar Caribe y el Golfo de México.
  11. Empató con Wilma (2005), Gilbert (1988) y el huracán de los cayos de La Florida (1935) en el segundo lugar de la lista de ciclones más intensos según sus vientos máximos sostenidos. El primer puesto aún lo conserva Allen (1980), con 305 km/h.
  12. El 6 de septiembre de 2017, cuando las tormentas tropicales José y Katia se convirtieron en huracanes de categoría 1 en la escala Saffir-Simpson, ocurrió un raro fenómeno cuando tres huracanes simultáneos coinciden en la Cuenca del Atlántico, esto no ocurría desde 2010, cuando también en septiembre y con las iniciales I, J y K coexistieron Igor, Julia y Karl en la región del Atlántico. Aún más curioso fue lo sucedido el 25 de septiembre de 1998 cuando cuatro huracanes “convivieron” por breve tiempo en esta zona del planeta: Georges, Iván, Jeanne y Karl. Otros años en los que han coexistido tres ciclones tropicales de gran magnitud fueron 1893, 1926, 1950, 1961, 1967, 1980 y 1995[11].

Referencias

Fuentes

  • Huracán Irma alcanza la categoría 5, es “extremadamente peligroso”. Disponible en:Diario Proceso. Consultado el 6 de septiembre de 2017.
  • Aviso de ciclón tropical. Centro de pronósticos, ISMET. Fecha: 7 de septiembre de 2017. Hora: 6:00 am. Aviso de ciclón tropical No. 15. Disponible en:Instituto de Meteorología de Cuba. Consultado el 7 de septiembre de 2017.
  • Irma es nuevamente un intenso huracán sobre el Atlántico central (+ Cono de trayectoria). Disponible en:Cubadebate. Consultado el 7 de septiembre de 2017.
  • Minuto a minuto: La evolución de los huracanes Irma, José y Katia. Disponible en:Cubadebate. Consultado el 7 de septiembre de 21017.
  • Un famoso aeropuerto del Caribe resulta devastado por el paso del huracán Irma. Disponible en:Cubadebate. Consultado el 7 de septiembre de 2017.
  • El video que muestra la furia del huracán Irma en la isla de St. Martin: destruyó el 95% de la parte francesa del territorio. Disponible en:INFOBAE. Consultado el 7 de septiembre de 2017.
  • ‘Irma’ cobra la vida del surfista Zander Venezia en Barbados. Disponible en:Noticieros televisa. Consultado el 7 de septiembre de 2017.
  • El huracán Irma deja al menos 10 muertos y un rastro de destrucción en las Antillas Menores. Disponible en:RTVE. Consultado el 7 de septiembre de 2017.
  • Huracán Irma, últimas noticias en vivo y en directo. Disponible en:Diario El País. Consultado el 8 de septiembre de 2017.
  • Impactos en el Oriente cubano. Disponible en:Diario Juventud Rebelde. Consultado el 9 de septiembre de 2017.
  • Minuto a Minuto: Huracán Irma en Cuba, día 2 (Sábado, 9 de Septiembre). Disponible en:Cubadebate. Consultado el 9 de septiembre de 2017.
  • Diez fallecidos en Cuba por impacto del huracán Irma. Disponible en:Cubadebate. Consultado el 13 de septiembre de 2017.
  • Asciende a 22 número de muertos por Irma en Estados Unidos. Disponible en:Cubadebate. Consultado el 13 de septiembre de 2017.
  • Huracán Irma se aleja de Cuba y embiste Florida con categoría 4 (+ Video). Disponible en:Cubadebate. Consultado el 13 de septiembre de 2017.
  • ¿Cómo dejó Irma a la Florida? (+ Fotos). Disponible en:Diario Juventud Rebelde. Consultado el 17 de septiembre de 2017.
  • Asciende a 82 número de muertos en EEUU por huracán Irma. Disponible en:Cubadebate. Consultado el 17 de septiembre de 2017.
  • El huracán Irma provoca al menos 40 muertos en la región. Disponible en:Diario El País. Consultado el 18 de septiembre de 2017.