Saltar a: navegación, buscar

Iglesia Pentecostal

Iglesia Pentecostal
Información sobre la plantilla
Institución
Error al crear miniatura: Falta archivo

Iglesia Protestante
Fundación:Primera década del siglo XX
Tipo de unidad:Religiosa
Iglesia Pentecostal. Iglesia protestante cristiana surgida en los Estados Unidos en la primera década del siglo XX. Es una de las denominaciones cristianas con mayor cantidad de seguidores en el mundo y una de las de mayor expansión actual.

Origen

Pentecostés, del griego pentekostos (quincuagésimo), es una fiesta judía anual, conocida también como la Fiesta de las Semanas, una celebración de los primeros frutos de la cosecha. Se celebra cincuenta días después de la Pascua. El libro bíblico Levítico lo describe de la siguiente forma:

"Y contaréis desde el día que sigue al día de reposo, desde el día en que ofrecisteis la gavilla de la ofrenda mecida; siete semanas cumplidas serán. Hasta el día siguiente del séptimo día de reposo contaréis cincuenta días; entonces ofreceréis el nuevo grano a Jehová. De vuestras habitaciones traeréis dos panes para ofrenda mecida, que serán de dos décimas de efa de flor de harina, cocidos con levadura, como primicias para Jehová. Y ofreceréis con el pan siete corderos de un año, sin defecto, un becerro de la vacada, y dos carneros; serán holocausto a Jehová, con su ofrenda y sus libaciones, ofrenda encendida de olor grato para Jehová. Ofreceréis además un macho cabrío por expiación, y dos corderos de un año en sacrificio de ofrenda de paz. Y el sacerdote los presentará como ofrenda mecida delante de Jehová, con el pan de las primicias y los dos corderos; serán cosa sagrada a Jehová para el sacerdote. Y convocaréis en este mismo día santa convocación; ningún trabajo de siervos haréis; estatuto perpetuo en dondequiera que habitéis por vuestras generaciones. Cuando segareis la mies de vuestra tierra, no segaréis hasta el último rincón de ella, ni espigarás tu siega; para el pobre y para el extranjero la dejarás. Yo Jehová vuestro Dios."[1]
Levítico 23:15-22

Los pentecostales creen en un compromiso personalizado con Cristo y una segunda experiencia conocida como bautismo en el Espíritu Santo. Ese bautismo es habitualmente acompañado del hablar en lenguas, aunque otros "dones" del Espíritu Santo pueden incluir sanaciones, exorcismos y profecías. Los feligreses basan la práctica en Hechos 2:1-4, en que los apóstoles de [[Jesús]:

"fueron todos llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en otras lenguas, como el Espíritu les daba que hablasen"[2]
Hechos 2:1-4

Doctrina

Mantienen cuatro dogmas fundamentales que las unen en cuanto a doctrina:

  1. Jesucristo salva. Las iglesias pentecostales creen en la salvación como un don o regalo recibido por gracia obrando únicamente a través del sacrificio de Jesucristo en la cruz, y el cuál se recibe solo por fe.
  2. Jesucristo bautiza con el Espíritu Santo. La doctrina que distingue a los pentecostales de las demás iglesias es el énfasis que le dan al bautismo con el Espíritu Santo. Junto a esta doctrina se aceptan las manifestaciones del Espíritu de Dios como las señales, prodigios, milagros y dones que son para la edificación de la iglesias y testimonio a los no creyentes.
  3. Jesucristo sana. Las iglesias pentecostales creen en la curación divina como una promesa de Jesucristo y como un efecto de su sacrificio en la cruz. Muchos pentecostales dicen haber experimentado curaciones en sus cuerpos a través de la oración de fe.
  4. Jesucristo viene. La escatología pentecostal, se centra en el pronto regreso de Jesucristo a la tierra, dividido en dos momentos, el arrebatamiento de la Iglesia y el regreso después de la Gran Tribulación. Las iglesias pentecostales no proclaman fecha alguna para este suceso, sino que alientan a sus creyentes a vivir en consagración, santidad y trabajo cristiano.

Historia

El movimiento pentecostal moderno nació el 1 de enero de 1901, en un pequeño colegio bíblico de Topeka, Kansas. El colegio era dirigido por Charles Parham, un pastor metodista, y pronto se extendió por diversas denominaciones e iglesias alrededor del mundo.

En 1906 William Seymour, quien era hijo de esclavos, fue a una pequeña iglesia de Los Ángeles, Estados Unidos para predicar que hablar en lenguas era parte del camino a la salvación del alma. La congregación rechazó su mensaje y lo echó.

Seymor inició entonces su propio grupo de oración, primero en casa de un amigo y después en una iglesia abandonada del nordeste de Los Ángeles. En pocas semanas lo que al principio parecía un pequeño culto sin importancia se había convertido en un gran movimiento sin distinción de razas.
William Seymour.jpg
El Pentecostalismo, que en un principio constituyó un movimiento marginado dentro de las iglesias cristianas hoy es una de las iglesias cristianas de mayor crecimiento y según sus seguidores dice contar con más de 600 millones de practicantes en el mundo.

La corriente central del Cristianismo había rechazado siempre el hablar en lenguas, por considerar que el don del Espíritu Santo concluyó con los Apóstoles. Pero cuando Seymour fue a Los Ángeles en 1906, estaban creadas todas las condiciones para el surgimiento de una nueva modalidad de la iglesia cristiana.

La ciudad de 240 000 habitantes había duplicado su población en sólo seis años y tenía tantas iglesias nuevas que se había ganado el mote de la Jerusalén estadounidense.

Cientos de cristianos estaban tan preocupados por la mentalidad libertina de la ciudad de crecimiento vertiginoso que se apartaron de las corrientes centrales de la religión para orar por un renacimiento espiritual masivo.

Esas preocupaciones se agravaron el 18 de abril - apenas cinco semanas después de la llegada de Seymour - cuando San Francisco se vio conmovida por un intenso terremoto. Muchos consideraron el sismo como un indicio del Apocalipsis.

El mismo día del desastre, un diario grande de Los Angeles publicó un artículo de primera plana sobre las extrañas reuniones de oración de Seymour: servicios nocturnos tan rudos que dos policías fueron apostados de tiempo completo en la iglesia para mantener el orden. El titular decía Babel extravagante de lenguas: se desata nueva secta de fanáticos.

Muy pronto, los ocho diarios principales informaban sobre el movimiento, como también los periódicos religiosos que se distribuían en las iglesias evangélicas en toda la nación. Se corrió la voz en todo el país - y luego en el mundo - sobre la renovación masiva que se estaba experimentando en Los Ángeles.

Una de las características más notables de la renovación espiritual, dicen los expertos, era que negros y blancos participaban del culto bajo el mismo techo y compartían las responsabilidades pastorales.

En ocho meses, casi 20 misioneros del movimiento salieron hacia África, India y China para iniciar iglesias pentecostales.

Los revivalistas también establecieron iglesias pentecostales en el sur y el medio oeste, incluyendo la Pentecostal Holiness Church, la Church of God en Cleveland, Ohio, y la Church of God in Christ en Memphis, Tenesse.

La influencia del pentecostalismo puede sentirse en otras iglesias evangélicas, particularmente en la música y estilo de culto de las megaiglesias.

Referencia

  1. Levítico 23:15-22 Reina Valera. 1960
  2. Hechos 2:1-4 Reina Valera. 1960

Fuentes