Saltar a: navegación, buscar

Estado de Ohio (Estados Unidos)

(Redirigido desde «Ohio»)
Ohio
Información sobre la plantilla
Ciudad de los Estados Unidos
<span/>
Bandera de Ohio
Bandera

Escudo de Ohio
Escudo

Otros nombres: Ohio
Ubicación de Ohio
EntidadCiudad
 • PaísBandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
 • Fundación1 de marzo de 1803
Población 
 • Total11 613 423 hab,(2 015) hab.
GentilicioOhionés, -esa

Ohio en Cubadebate

Ohio. Es uno de los cincuenta estados de los Estados Unidos, situado en la Región de los Grandes Lagos y uno de sus principales centros industriales. Localizado en el Medio Oeste de Estados Unidos (la región más industrializada del país), Ohio tiene a la industria como su principal fuente de ingresos. Otras fuentes de ingresos importantes son las finanzas, la minería del carbón (que ayudó a hacer de Ohio una de las principales potencias industriales del país), la agricultura y el turismo. Según los datos del censo de 2015, residían en Ohio 11 613 423 habitantes, repartidos por un área de 116.096 km², para una densidad de 98,77 hab/km².

Nombre

La palabra "Ohio" significa en la lengua iroquesa "Gran Río", "Río Largo" o "Río Bello",utilizada por este grupo de nativos americanos para describir el río Ohio. El apodo de Ohio es Buckeye State (el Buckeye es un castaño del género Aesculus). Los bosques compuestos por árboles del género Aesculus cubrían anteriormente todo Ohio, aunque muchos de estos bosques han sido talados para proporcionar materias primas a diversas industrias, así como para dar espacio a la agricultura. Ohio también reivindica el apodo de Mother of Modern Presidents (Madre de Presidentes Modernos), por el hecho de que siete de los Presidentes de Estados Unidos nacieron y crecieron en Ohio, aunque este título pertenece, de hecho, a Virginia, con un total de ocho Presidentes. Los presidentes estadounidenses nacidos en Ohio son Ulysses S. Grant, Rutherford B. Hayes, James A. Garfield, Benjamin Harrison, William McKinley, William Howard Taft y Warren G. Harding. Un octavo Presidente, William Henry Harrison, vivía en Ohio cuando fue nombrado Presidente.

Historia

Colonización

Los primeros exploradores europeos en explorar la región fueron los franceses. Hasta 1763, la región de Ohio formaba parte de la colonia francesa de Nueva Francia, pasando entonces a control británico. Con la independencia de Estados Unidos en 1783, los Estados Unidos pasaron a controlar la región. Ohio se convirtió en el primer territorio del Territorio del Noroeste en ser elevado a la categoría de estado, y el 17º en entrar en la Unión, el 1 de marzo de 1803. La expansión en dirección al oeste y la construcción de numerosas vías férreas en el estado, el descubrimiento de numerosos yacimientos de carbón y una sólida industria agropecuaria hicieron que Ohio se convirtiese a mediados del siglo XIX en una gran potencia industrial. Ulysses S. Grant, nativo de Ohio, fue uno de los principales líderes de la Unión durante la Guerra Civil Estadounidense.

Hasta 1803

Los nativos americanos vivían en la región donde actualmente se localiza el estado de Ohio cerca de dos milenios antes de la llegada de los primeros exploradores europeos. Los primeros nativos americanos en instalarse en la región fueron una tribu prehistórica, llamada Mound Builders—"constructores de montes"— porque construían pequeños montículos de tierra para sus ceremonias culturales. Los mound builders, se habrían instalado en la región en torno al 600 a. C., y migrarían, en torno al 900 d. C., en dirección al sur de los actuales Estados Unidos. Existen actualmente cerca de seis mil vestigios arqueológicos, entre tumbas, cementerios y casas de rituales, de los mound builders, en Ohio.

La región sería posteriormente ocupada por otros pueblos y tribus nativas americanas, como los hurones, los Delaware, los Ottawa, los Shawnee, y especialmente las tribus iroquesas. Los iroqueses dominaban la mayor parte del actual Ohio durante los años que precedieron a la llegada de los primeros europeos a la región. El primer explorador europeo en llegar a la región que actualmente constituye el estado de Ohio fue el francés René Robert Cavelier de La Salle, en 1669.[11] Cavelier anexó toda la región a la corona francesa, y la región de Ohio pasó a formar parte de la colonia de Nueva Francia. Los franceses, sin embargo, se interesaron poco en colonizar la región, y sólo se establecieron algunos pocos establecimientos comerciales por varios mercantes franceses, para comerciar con los indígenas locales.

Durante las primeras décadas del siglo XVIII, el Reino Unido pasó a reivindicar la región, así como todas las localizadas al sur de los Grandes Lagos. En 1747, un grupo de mercantes británicos y colonos de Virginia crearon una compañía, la Compañía Ohio de Virginia, con el objetivo de colonizar la región del valle del río Ohio y las áreas localizadas al suroeste del lago Erie —regiones que actualmente constituyen el estado de Ohio. Esta compañía envió un grupo de colonos liderados por Christopher Gist para explorar la región del Valle del río Ohio, habiendo partido de Virginia, y explorado Ohio durante cerca de dos meses.

Los franceses pasaron a construir fuertes en la región de Ohio a partir del inicio de la década de 1750. El propio Gist, en 1753, de acuerdo con las órdenes del gobernador de Virginia, volvió a Ohio, acompañado de George Washington, para enviar un mensaje a los franceses, para que abandonaran la región. Los franceses ignoraron el mensaje de Gist y Washington. Las disputas entre los franceses y los británicos sobre no solamente la región de Ohio, sino también de toda la región en torno a los Grandes Lagos y del río San Lorenzo, condujeron al inicio de la Guerra Franco-Indígena, en 1754. La guerra tuvo inicio en Ohio, cuando una milicia comandada por Gist y por Washington intentó expulsar a la fuerza a los franceses de la región, habiendo sido derrotados por las fuerzas francesas.

La Guerra Franco-Indígena duraría hasta 1763, y terminó con la victoria británica. Por los términos del Tratado de París, los franceses cedían todas las regiones al este del río Misisipi a los británicos, y todas las regiones al oeste del río a los españoles. La región de Ohio pasó a ser controlada por los británicos. Después del final de la guerra, un jefe indígena ottawa, Pontiac, que tenía buenas relaciones con los franceses, se rebeló contra los británicos. Pontiac lideraría numerosos ataques contra los fuertes británicos en 1763 y 1764, y un ataque contra Detroit, Míchigan, en 1764. El ataque tuvo poco éxito, y el Jefe Pontiac huyó en dirección a la región de Illinois.

Durante la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos, los diferentes grupos nativos americanos de Ohio estaban divididos en la cuestión de en qué lado estar: de los rebeldes estadounidenses o de los británicos. Por ejemplo, el líder shawnee Blue Jacket y el líder delaware Buckongahelas se aliaron con los británicos, mientras que Cornstalk,[16] un shawnee, y White Eyes, un delaware, acordaron establecer relaciones de amistad con los estadounidenses. Éstos últimos, sin embargo, a menudo no diferenciaban entre los nativos americanos amigables y hostiles. Es más, Cornstalk fue asesinado por una milicia estadounidense, lo mismo que probablemente le habría ocurrido a White Eyes.

En 1780, el estadounidense George Rogers Clark derrotó a las fuerzas shawnee, aliadas de los británicos. Uno de los más trágicos incidentes de la Guerra de Independencia, la Masacre de Gnadenhütten de 1782, ocurrió en Ohio. Después del final de la guerra, bajo los términos del Tratado de París, los Estados Unidos asumieron el control de todas las colonias británicas al este del río Misisipi, al sur de los Grandes Lagos. El gobierno de Estados Unidos creó el Territorio del Noroeste en 1787, del cual Ohio formaba parte. Aquel mismo año, una compañía mercantil compró al gobierno varias tierras localizadas en el actual Ohio, habiendo fundado el 7 de abril de 1788 el primer asentamiento permanente de Ohio, Marietta. Ésta inmediatamente se hizo capital del Territorio del Noroeste, en julio del mismo año. Rápidamente, serían fundados otros asentamientos en la región.

Los nativos americanos que se habían aliado con los británicos durante la Guerra de la Independencia continuaron atacando a las comunidades estadounidenses después del fin de la guerra, en 1783. En 1794, el general Anthony Wayne derrotó a una fuerza nativa americana, en una región próxima a la actual ciudad de Toledo. En 1795, los nativos americanos aceptaron y ratificaron el Tratado de Greenville, donde acordaban en ceder cerca de un 70% de todo el actual Ohio al gobierno de Estados Unidos. Los nativos americanos lo hicieron así gracias a la presión del Jefe Tarhe, un jefe wyandot. Gracias al tratado, se restableció la paz en la región, y pasaron a instalarse en la región más estadounidenses. En 1800, el gobierno creó el Territorio de Indiana, a partir de la porción occidental del Territorio del Noroeste.

Ohio continuó a formar parte del Territorio del Noroeste, y cambiando la capital del Territorio a Chillicothe, localizada en el actual Ohio.[20] De acuerdo con la Northwest Ordinance, cualquier territorio particular formado a partir de áreas disgregadas del Territorio del Noroeste sería admitido automáticamente como estado cuando su población excediera de 60.000 habitantes.[21] A pesar de que la población de Ohio era de sólo 45.000 en diciembre de 1801, el Congreso determinó que la población de la región estaba en rápido crecimiento, y que Ohio podría iniciar el proceso de elevación a la categoría de estado, asumiendo que su población excedería los 60.000 habitantes cuando fuera elevada oficialmente a la categoría de estado.

En noviembre, se iniciaron las preparaciones para la secesión de la región de Ohio del resto del Territorio del Noroeste, y para la creación del estado de Ohio. Aquel mismo mes, una convención constitucional creó la primera Constitución de Ohio. El 19 de febrero de 1803, el presidente Thomas Jefferson suscribió un acto en el Congreso que reconocía a Ohio como el 17º de los Estados Unidos. En aquella época, la declaración oficial del estatuto de estado aún no era una costumbre del Congreso, costumbre que comenzaría a ser frecuente con la elevación de Luisiana a la categoría de estado. El 7 de agosto de 1953, el año del 150º aniversario de Ohio como estado, el entonces presidente Dwight D. Eisenhower suscribió un acto que oficialmente declaraba al 1 de marzo como fecha en la que Ohio fue oficialmente elevado a la categoría de estado, pasando a formar parte de la Unión.

1803–1900

La Compra de Luisiana, efectuada en 1803, hizo que la economía del estado pasase a crecer rápidamente, ya que los productos producidos en el estado podían ser transportados fácilmente a través del río Misisipi y sus afluentes hasta el puerto de Nueva Orleans. Anualmente, grandes cantidades de barcos navegaban entre Nueva Orleans y los pequeños centros portuarios en Ohio, transportando los productos agropecuarios producidos en aquel estado hasta Nueva Orleans, desde donde se llevaban a otras regiones.

En 1812, se inicia la Guerra de 1812, entre los Estados Unidos y el Reino Unido. Ohio fue el escenario de una de las batallas más importantes y famosas de la guerra, la Batalla de Lake Erie, realizada el 10 de septiembre de 1813. En esta batalla, nueve navíos estadounidenses, comandados por el Comandante Oliver H. Perry, se enfrentaron a seis navíos británicos, en el lago Erie, batalla que resultó en victoria por parte de Estados Unidos. Los resultados de esta victoria fueron el dominio estadounidense de las aguas del lago Erie, así como el control estadounidense del Territorio del Noroeste, y aumentó drásticamente la moral de la población y de los soldados estadounidenses, después de una serie de derrotas en el desarrollo de la guerra.

Después del final de la guerra, la continuación del desarrollo de la economía de Ohio hizo que la población de Ohio se disparase. Miles de personas pasaron a instalarse anualmente en el estado, además de otras muchas personas venidas de otros estados, e inmigrantes venidos de países europeos, especialmente alemanes y británicos. En 1835, casi se inicia una guerra entre Míchigan y Ohio, a causa de la disputa de una estrecha franja de tierra en el extremo noroeste de Ohio. Esta guerra, que fue llamada Guerra de Toledo, no llegó a ocurrir debido a la intervención del gobierno federal. En 1836, el gobierno cedió este trozo de tierra a Ohio. Este sector de tierra alberga la ciudad de Toledo, que dio nombre a la "guerra". Fue entonces cuando las fronteras de Ohio adquirieron sus límites actuales.

El comercio fluvial entre Ohio y Nueva Orleans continuó, y la necesidad de barcos más económicos y eficientes hizo que los barcos de vapor sustituyeran a los antiguos barcos de vela. El primer barco de vapor en navegar por el Misisipi fue el New Orleans, en 1811,y el primero en navegar en el lago Erie fue el Walk-in-the-Water, en 1818. En 1825, se inaugura el Canal de Erie y en 1832, se finaliza una extensión de éste, el Canal de Ohio, conectando Cleveland y Portsmouth.[28] En 1845, se inaugura otra extensión del Canal de Erie, el Canal de Miami, conectando Toledo y Cincinnati.

Los numerosos canales fluviales de Ohio sirvieron de rutas comerciales durante más de 25 años. A partir de la década de 1830, se comenzaron a construir vías férreas en gran cantidad. El extenso y moderno sistema ferroviario y fluvial de transportes hizo que la industria agropecuaria del estado se desarrollara drásticamente durante la década de 1840, haciendo de Ohio un líder de la industria agropecuaria de Estados Unidos. La economía del estado se diversificaría, con la creciente expansión del sistema de transportes del estado, y rápidamente la manufactura se convertiría también en una gran fuente de ingresos. En 1841, William Henry Harrison pasó a ser la primera persona nativa de Ohio en asumir la presidencia de los Estados Unidos.

Ohio tuvo un papel esencial en la Guerra Civil Estadounidense. La mayor parte de la población del estado era abolicionista, es decir, estaba en contra de la esclavitud. Muchos abolicionistas ayudaron a miles de esclavos a huir, tanto antes como durante la Guerra Civil, siendo transportados de los Estados abolicionistas hacia Ohio o Canadá a través del río Misisipi y el río Ohio, o bien a través de vías férreas.

Diversas personas clave de las fuerzas de la Unión eran nativos de Ohio, entre ellos, los generales Ulysses S. Grant y William T. Sherman. Además de eso, Ohio suministró cerca de 320.000 soldados, más de la cuota pedida por el presidente Abraham Lincoln para aquel estado. El único conflicto armado realizado en Ohio ocurrió en 1863, cuando las tropas confederadas, lideradas por el general John Hunt Morgan, realizaron una incursión en dirección al norte, destruyendo cualquier infraestructura estadounidense que se encontraran en el frente. Morgan sería capturado en Ohio, pero consiguió huir y volver sano y salvo a la Confederación.

Tras el fin de la Guerra Civil Estadounidense, el crecimiento económico de Ohio volvió a aumentar. Decenas de miles de personas de otros estados de Estados Unidos y de otros países fueron a instalarse en el estado. La industria de manufactura se desarrolló rápidamente, y hubo superado en la década de 1870 a la agropecuaria como principal fuente de ingresos del estado. En 1869, los Cincinnati Red Stockings —actuales Cincinnati Reds— se convirtieron en el primer equipo profesional de béisbol del país. El gran crecimiento industrial de Ohio promovería también una revolución tecnológica en el estado, no en vano numerosos inventores de renombre mundial son de Ohio, y habrían realizado sus invenciones en el estado. Entre ellos, destaca Thomas Edison.

La presencia de recursos naturales tales como el carbón también ayudó a Ohio a convertirse en una gran potencia industrial. Durante el final del siglo XIX, cuatro personas de Ohio asumieron la presidencia de Estados Unidos. Estas personas fueron Ulysses S. Grant— el Teniente General de la Unión durante la Guerra Civil— Rutherford B. Hayes, James A. Garfield y Benjamin Harrison. William McKinley, si bien no era nativo de Ohio (nació en Virginia, aunque pasó la mayor parte de su infancia en Ohio), asumió la presidencia del país en 1897. Otra persona nativa de Ohio, William Howard Taft, se convirtió en la séptima persona aquel estado en asumir la presidencia estadounidense, en 1909.

1900–Actualidad

Durante los años finales de la década de 1890, el gobierno de Ohio fue salpicado gravemente por un escándalo de corrupción política, que involucraba a diversos oficiales del gobierno de Ohio y de las mayores ciudades del estado. A causa de este escándalo político, se llevaron a cabo grandes reformas en el gobierno durante la década de 1900. En esta década, los Hermanos Wright —uno de ellos, Orville, nativo de Ohio— realizarían numerosos vuelos pioneros en sus aviones en el estado.

En 1913, grandes inundaciones —las peores de la historia del estado— se cebaron con Ohio. Causaron cerca de 350 muertes, y unos daños calculados en 100 millones de dólares. A causa de esto, el Legislativo del estado instituyó en 1914 un programa de conservación, para evitar que las futuras inundaciones provocaran tantos estragos. Se construyeron numerosos diques y represas a lo largo y ancho del estado durante la década de 1910 y de 1920. El gobierno federal también construyó otros 20 diques y represas. Warren G. Harding se convirtió en el séptimo y último nativo de Ohio en asumir la presidencia de los Estados Unidos en 1921.

La Primera Guerra Mundial aceleró el crecimiento de la economía del estado, gracias a la gran producción de material bélico. El crecimiento continuó durante la década de 1920, aunque de forma desigual —la industria manufacturera prosperaba, mientras que las granjas se enfrentaban a crecientes dificultades a causa de la deflación y de la creciente competencia de otros países en el mercado internacional. Esto provocó un aumento de la emigración de las áreas rurales en dirección a las ciudades, y a finales de la década, vivían más personas en las ciudades que en las áreas rurales.

La economía basada en la agropecuaria y en la manufactura hizo que Ohio fuese uno de los estados más afectados por los efectos de la Gran Depresión. Las tasas de desempleo aumentaron drásticamente, a más del 35% entre trabajadores urbanos, mientras que la drástica caída de los productos en general hizo que numerosas granjas se endeudaran gravemente, lo que hizo que muchos perdieran las suyas. El gobierno federal y el gobierno del estado instituyeron pronto numerosos programas de asistencia social y económica.

En 1934, por ejemplo, se inició la construcción de un proyecto de control de inundaciones en el valle del río Muskingum, habiendo sido inaugurado en 1938 —no sin antes haber sido probado involuntariamente en una "prueba de fuego" (en 1937, este sistema, aún no finalizado, impidió que grandes y súbitas inundaciones en el río Ohio causaran gran destrucción en las ciudades próximas).

Los efectos de la Gran Depresión terminaron con la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, cuando el estado pasó a producir gran cantidad de material bélico para la guerra. Después del fin de la guerra, diversas agencias gubernamentales instalaron en el estado centros de investigación y de pruebas, especialmente en los campos de la energía nuclear y de la industria aeroespacial. La apertura del Canal de San Lorenzo pasó a suministrar una vía rápida eficiente entre el Océano Atlántico y los Grandes Lagos, y las ciudades portuarias de Ohio se beneficiaron mucho de la inauguración de este canal.

Diversos programas provinciales incentivaron el crecimiento industrial, tales como recortes fiscales, l