Saltar a: navegación, buscar

Iglesia Ortodoxa

(Redirigido desde «Iglesia ortodoxa»)
Iglesia católica apostólica ortodoxa.
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Según el patriarcado correspondiente
Cruzortodoxa.jpg
Fundación:Iglesia establecida por Jesucristo en su Gran Comisión a sus discípulos hace casi 2.000 años
Director/a :Patriarca de Constantinopla y Patriarca Ecuménico Bartolomé I
País:Según el patriarcado correspondiente

La Iglesia Ortodoxa Oriental, llamada oficialmente la Iglesia Católica Ortodoxa, también se conoce como la Iglesia Ortodoxa y la ortodoxia, es la segunda iglesia cristiana más grande del mundo, con un estimado de 225-300 millones de seguidores, principalmente en los Balcanes, Europa del Este, y el Medio Oriente. Es la religión de la mayoría de la población de Bielorrusia , Bulgaria , Chipre , Georgia , Grecia, Macedonia , Moldavia , Montenegro, Rumania, Rusia , Serbia y Ucrania , existen minorías significativas en Bosnia y Herzegovina , Albania , Kazajstán, Jordania, Palestina , Israel , Líbano y Siria. Se enseña que es Una, Santa, Católica y Apostólica, Iglesia establecida por Jesucristo en su Gran Comisión a sus discípulos hace casi 2.000 años.

Estructura y organización

La iglesia Ortodoxa es una hermandad de iglesias locales administrativamente independientes, o autocéfalas (autogobernadas), unidas en la fe, sacramentos y disciplina canónica, en que cada una goza del derecho de elegir a su propia jefatura y obispos. Tradicionalmente reconocen, de los obispos ortodoxos, al patriarca ecuménico de Constantinopla (Estambul) como "primero entre iguales", que tiene privilegios de presidencia e iniciativa, pero ninguna autoridad doctrinal o administrativa directa. Los otros jefes de las iglesias autocéfalas son, en orden de precedencia: el patriarca de Alejandría, Egipto, con jurisdicción sobre África; el patriarca de Antioquía, actualmente residente en Damasco, Siria, y que encabeza a los cristianos ortodoxos de lengua árabe en Siria, Líbano e Iraq; el patriarca de Jerusalén, con jurisdicción sobre Palestina; el patriarca de Moscú y de todas las Rusias; el patriarca católico de Georgia; el patriarca de Serbia, el de Rumania, el de Bulgaria; el arzobispo de Chipre, de Atenas y de toda Grecia; el metropolitano de Varsovia y de toda Polonia; el arzobispo de Albania (cargo actualmente suprimido); el metropolitano de Praga y de toda Bohemia, y el arzobispo de Nueva York y de Norteamérica.

Tres iglesias autónomas también gozan de gran independencia, aunque la elección de su Primado está sujeta a la aprobación nominal de la iglesia madre. Ésas son las iglesias de Creta y de Finlandia, bajo Constantinopla, y la iglesia de Japón, bajo Moscú. Las iglesias autocáfalas y autónomas difieren notoriamente en tamaño y membrecía. Las iglesias de Rusia (50-90 millones) y de Rumania (21 millones) son con mucho las más grandes, mientras que algunos de los antiguos patriarcados del Oriente Medio, incluida la de Constantinopla, se reducen a pocos miles de miembros.
La venida del Espíritu Santo (Pentecostés).

No obstante, el patriarca de Constantinopla también tiene jurisdicción sobre las iglesias de habla griega y controla, por ejemplo, la arquidiócesis griega de los Estados Unidos, que es distinta de la iglesia Ortodoxa en EEUU, contada entre las iglesias autocéfalas. En Grecia la iglesia ortodoxa es la religión establecida. La Iglesia Ortodoxa, en la comprensión de sí mismo para ser el Cuerpo de Cristo, y de manera similar en la comprensión de la vida cristiana para dar lugar a la unificación en Cristo de todos los miembros de su cuerpo, ve a la iglesia como aquella que abarca a todos los miembros de Cristo, los que ahora viven en la tierra, y también a todos aquellos a través de los siglos que han pasado a la vida celestial. La iglesia incluye a los santos cristianos de todas las épocas, y también los jueces, profetas y justos Judios del primer pacto, Adán y Eva, incluso los ángeles y huestes celestiales. En los servicios ortodoxos, los miembros terrenales junto con los miembros celestiales adoran a Dios como una comunidad en Cristo, en una unión que trasciende el tiempo y el espacio y se une el cielo a la tierra. Esta unidad de la Iglesia se llama a veces la comunión de los santos.

Definición

Un icono de San Juan Bautista, del siglo 14, Macedonia.
Casi desde el principio, los cristianos que se refiere a la Iglesia como " una, santa, católica del καθολική griego, o" de acuerdo a la totalidad " y Apostólica”. La Iglesia ortodoxa afirma que es hoy la continuidad y la preservación de esa misma Iglesia.

La Iglesia Ortodoxa Oriental no es una sola iglesia sino más bien una familia de 13 cuerpos auto-gobernados, denominados por la nación en la cual están localizados (p. ej., la Iglesia Ortodoxa Griega, la Iglesia Ortodoxa Rusa, etc.). Ellas están unidas por su afinidad en los sacramentos, doctrina, liturgia y gobierno eclesiástico, pero cada una administra sus propios asuntos. La cabeza de cada iglesia Ortodoxa es llamado “patriarca” o “metropolitano.” El patriarca de Constantinopla (Estambul, Turquía) es considerado el “ecuménico,” o patriarca universal. Él es lo más parecido a su contraparte, el Papa de la Iglesia Católica Romana. A diferencia del Papa, quien es conocido como VICARIUS FILIUS DEI (el vicario del Hijo de Dios), el obispo de Constantinopla es conocido como el PRIMUS INTER PARES (el primero entre iguales). Él goza de honor especial, pero no tiene poder para interferir con las otras 12 comunidades Ortodoxas. La Iglesia Ortodoxa asegura ser la verdadera iglesia de Cristo, y busca rastrear sus antecedentes de origen con los apóstoles originales, a través de una continua cadena de sucesión apostólica. Los teólogos ortodoxos debaten la posición de los católicos romanos y protestantes, y algunos aún los consideran herejes. Sin embargo, al igual que los católicos y protestantes, los creyentes ortodoxos afirman la existencia de la Trinidad, la Biblia como la Palabra de Dios, Jesús como Dios Hijo, y muchas otras doctrinas bíblicas. A pesar de esto, en doctrina, ellos tienen mucho más en común con los católicos romanos de lo que tienen con los creyentes protestantes. La doctrina de la justificación por fe está virtualmente ausente de la historia y teología ortodoxa. En vez de ello, la ortodoxia enfatiza la teosis (literalmente, “divinización”), el proceso gradual mediante el cual los cristianos se parecen más y más a Cristo. El problema con muchas de las tradiciones ortodoxas, es que fallan en comprender que la “divinización” es el resultado progresivo de la salvación... no un requerimiento para la salvación misma. Otras diferencias ortodoxas que están en conflicto con la Biblia, incluyen:

  • La igual autoridad de la tradición eclesiástica y la Escritura
  • Disuadir a los individuos que deseen interpretar la Biblia independientemente de la tradición
  • La perpetúa virginidad de María
  • Las oraciones por los muertos
  • El bautismo de infantes sin referencia a la responsabilidad individual y a la fe
  • La posibilidad de salvación después de la muerte.

Mientras que la Iglesia Ortodoxa Oriental ha sostenido algunas de las más grandes voces de la iglesia, y mientras que mucho de la tradición ortodoxa tiene una genuina relación con la salvación por Jesucristo, la iglesia Ortodoxa misma, no habla con un mensaje claro que pueda ser armonizado con el Evangelio bíblico de Cristo. El sonoro llamado de los reformadores por “Solo la Escritura, Solo la Fe, Solo la Gracia, y Solo Cristo” está ausente en esta rama del cristianismo, y éste es un tesoro demasiado precioso para prescindir de él.

Historia

Los padres del Primer Concilio Ecuménico (el año 325) con el texto del Credo.
Históricamente, la iglesia ortodoxa contemporánea es la continuadora directa de las comunidades cristianas más tempranas fundadas en regiones del Mediterráneo oriental por los apóstoles de Jesús. Los subsecuentes destinos del cristianismo en esas zonas fueron formados por la transferencia (320) de la capital imperial de Roma a Constantinopla por Constantino I. Por consiguiente, durante los primeros ocho siglos de historia cristiana los más importantes progresos intelectuales, culturales y sociales en la iglesia cristiana también ocurrieron en esa región; por ejemplo, todos los concilios ecuménicos de ese período se reunieron en Constantinopla o en sus cercanías. Los misioneros que venían de Constantinopla convirtieron al cristianismo a los eslavos y otros pueblos de la Europa del Este (Bulgaria, 864; Rusia, 988) y tradujeron la Escritura y textos litúrgicos a los idiomas vernáculos de esas áreas. Así, la liturgia, tradiciones y prácticas de la iglesia de Constantinopla fueron adoptadas por todos y todavía proporcionan a los modelos y ethos básicos de la Ortodoxia contemporánea.

Estos progresos, sin embargo, no siempre fueron consistentes con la evolución del cristianismo occidental, donde al obispo de Roma, el papa, llegó a considerársele sucesor del apóstol Pedro y jefe de la iglesia universal por designio divino. Los cristianos orientales estaban dispuestos a aceptar al papa sólo como primero entre los patriarcas; esta diferencia de posiciones explica los varios incidentes que se fueron convirtiendo en serio distanciamiento entre Oriente y Occidente. Uno de los conflictos más vehementes se refirió a la cláusula del filioque del Credo de Nicea, que la iglesia occidental agregó unilateralmente al texto original. El cisma se desarrolló gradualmente. El primer quiebre importante se produjo en el siglo IX cuando el Papa se negó a reconocer la elección de Focio como patriarca de Constantinopla. A su vez, Focio cuestionó el derecho del papado a normar esa materia y denunció la cláusula del filioque como innovación occidental. Los crecientes conflictos entre Oriente y Occidente alcanzaron otro clímax en 1054, cuando se intercambiaron anatemas mutuos (Gran Cisma). El saqueo de Constantinopla en la Cuarta Cruzada (1204) acrecentó la hostilidad del Este hacia Occidente. Las tentativas de reconciliación en los Concilios de Lyon (1274) y de Florencia (1438-39) no tuvieron éxito. Cuando el papado se autodefinió infalible (Concilio Vaticano I, 1870), la separación entre Oriente y Occidente se hizo más amplia. Sólo desde el Concilio Vaticano II (1962-65) se ha revertido esta tendencia, con serios intentos de mutuo entendimiento.

Doctrinas y prácticas

La iglesia ortodoxa reconoce autoridad a las decisiones de los siete concilios ecuménicos convocados entre 325 y 787 y definieron las doctrinas básicas sobre la Trinidad y la Encarnación. En siglos posteriores los Concilios Ortodoxos también dieron definiciones doctrinales sobre la gracia (1341, 1351) y tomaron posición respecto de las enseñanzas occidentales. La iglesia Ortodoxa acepta las tradiciones del cristianismo primitivo incluyendo los mismos sacramentos que la iglesia católica -aunque en la iglesia Ortodoxa la eucaristía y la confirmación se confieren a los niños-, y el episcopado y el sacerdocio entendidos a la luz de la sucesión apostólica. Los hombres casados pueden ser sacerdotes, pero no así los obispos y monjes. La veneración a María como madre de Dios es esencial para el culto ortodoxo, y la tradición litúrgica ortodoxa enfatiza la intercesión de los santos. Después de una controversia temprana en el tema, las imágenes, o iconos, de Cristo, de la Virgen María y de los santos fueron considerados testigos visibles del hecho de que Dios se hizo carne humana en la persona de Jesús. La liturgia de la iglesia ortodoxa se conoce como Rito Bizantino; se ha traducido del griego a muchos idiomas, incluso el antiguo eslavónico eclesiástico de la Iglesia Ortodoxa Rusa. La liturgia siempre se canta, y la comunión se distribuye a la congregación en ambas especies (pan y vino). El monasticismo, que tuvo su origen en el oriente cristiano (Egipto, Siria, Capadocia), ha sido siempre considerado en la iglesia ortodoxa como ministerio profético de hombres y mujeres que con su modo de vida muestran la acción del Espíritu Santo. Los cristianos ortodoxos todavía consideran a la república monástica del Monte Athos, en Grecia, como un centro de vitalidad espiritual. Generalmente la iglesia ortodoxa ha estado muy abierta al movimiento ecuménico contemporáneo. Una a una, todas las iglesias autocéfalas se han adherido al Concejo Mundial de Iglesias, iniciado por los protestantes, sin modificar su propio enfoque sobre la unidad cristiana pero considerando al Concejo como foro aceptable para el diálogo y la cooperación con otros cristianos. Los ortodoxos estimaron las recientes medidas de la iglesia católica y los decretos del Concilio Vaticano II como bases de trabajo prometedoras para el futuro, y esta positiva reacción fue atestiguada por varias reuniones entre líderes ortodoxos y católicos, incluyendo la participación de los representantes vaticanos en las ceremonias del milésimo aniversario del cristianismo ruso en 1988.

Concilios de la Iglesia

La entronización del patriarca de Moscú y de toda Rusia.
Ha habido un número de veces en que las ideas teológicas alternativas surgieron para desafiar la fe ortodoxa. En esos momentos, la Iglesia considera necesario convocar un concilio general o " grande" de todos los obispos disponibles en todo el mundo. La Iglesia considera los siete primeros concilios ecuménicos (celebradas entre los siglos octavo y cuarto) como los más importante, sin embargo, se han producido más, específicamente los Sínodos de Constantinopla , 879-880 , 1341, 1347, 1351, 1583, 1819, y 1872, el Sínodo de Iasi ( Jassy), 1642, y el Sínodo Pan- ortodoxa de Jerusalén, 1672, todo lo cual ayudó a definir la posición ortodoxa.

Los concilios ecuménicos siguieron una forma democrática, donde cada obispo tiene un voto. Aunque presente y les permite hablar ante el consejo, los miembros de la corte imperial romano / bizantino, abades, sacerdotes, monjes y laicos no se les permitió votar. El objetivo principal de estos grandes Sínodos fue verificar y confirmar las creencias fundamentales de la Iglesia como la verdad, y para eliminar la mayor herejía y cualquier falsa enseñanza que amenazaría la Iglesia. El Papa de Roma, en ese momento, ocupaba el cargo de " primero entre iguales”. Y mientras él no estuvo presente en ninguno de los consejos mientras él ostentaba este título hasta que el cisma entre Oriente y Occidente de 1054 AD. De acuerdo con la enseñanza ortodoxa de la posición de " primero entre iguales" no da ninguna energía adicional o autoridad al obispo que lo sostiene, sino que esta persona se sienta al frente de la organización de un consejo entre iguales (como un presidente). Sus palabras y sus opiniones tienen más intuición o sabiduría que cualquier otro obispo. Se cree que el Espíritu Santo guía a la Iglesia a través de las decisiones de todo el consejo, no uno individual. Además se entiende que las decisiones incluso del consejo deben ser aceptadas por toda la Iglesia, a fin de que sean válidos. Una de las decisiones tomadas por el Primer Concilio de Constantinopla (el segundo concilio ecuménico, reunido en el año 381) y con el apoyo de posteriores consejos es que el Patriarca de Constantinopla se debe dar igual honor al Papa de Roma desde Constantinopla fue considerado como la " Nueva Roma”. De acuerdo con el tercer canon del Concilio Ecuménico: " Debido a que es nueva Roma, el obispo de Constantinopla debe disfrutar de los privilegios de honor después que el obispo de Roma. " Esto significa que ambos gozan de los mismos privilegios, ya que son los dos obispos de las capitales imperiales, pero el obispo de Roma, precederá el obispo de Constantinopla, la Antigua Roma precede a la Nueva Roma. El canon 28 del cuarto concilio ecuménico aclaró este punto al afirmar: "A los padres otorgan privilegios con razón al trono de la Antigua Roma, porque era la ciudad real y los ciento cincuenta obispos más religiosos (es decir, el Concilio Ecuménico en. 381) Accionado por la misma consideración, dio los mismos privilegios que el más santo trono de la Nueva Roma, justamente a juzgar que la ciudad que se honra con la soberanía y el Senado, y goza de los mismos privilegios con la antigua Roma imperial, debe en asuntos eclesiásticos también magnificarse como ella es”. El Papa de Roma aún habría tenido primacía de honor antes de Constantinopla, si no se hubiera producido el cisma entre Oriente y Occidente. Debido a que desde el cisma los ortodoxos no reconocen la primacía del Papa. El Patriarca de Constantinopla, por lo tanto, al igual que el Papa antes que él, ahora cuenta con el título de " primero entre iguales”. Esto no es, sin embargo, dar a entender que él es el líder de la Iglesia Ortodoxa. Además, esto no es un título oficial de ningún tipo, sólo una manera de describir la antigüedad de los obispos " imperiales" con respecto a todos los demás obispos.

Naturaleza de la teología ortodoxa

Los primeros dos Concilios, Nicea I (325) y Constantinopla I (381), establecieron los fundamentos de la teología ortodoxa al adoptar la declaración conocida comúnmente como Credo de Nicea. Esta fórmula estableció el principio básico del Trinitarismo, que declara la igualdad substancial de Dios Hijo con Dios Padre, específicamente en refutación del arrianismo. El tercer Concilio, de Efeso (431), rechazó el Nestorianismo al afirmar que en Cristo lo divino y lo humano se unieron en una sola persona, el Verbo hecho carne. En su embate más importante esta afirmación fijó la premisa de la Cristología ortodoxa; también sentó las bases para el desarrollo de la doctrina referente a María. En tanto que el Cristo era Dios encarnado, la Virgen era "madre de Dios" (Teótokos, "portadora de Dios"), no simplemente madre de un ser humano corriente. Consecuente con esta declaración la Ortodoxia expresó gran respeto por María, postulando su virginidad perpetua y vida sin pecado, pero continuó escéptica de los dogmas católicos posteriores, de la inmaculada concepción y de la asunción. Los tres Concilios siguientes, Calcedonis (451), Constantinopla II (553), y Constantinopla III (680) enfrentaron en su desarrollo la herejía del monofisismo, definiendo aún más para los ortodoxos su Cristología, según la cual en la única persona de Cristo hay dos naturalezas completas, la humana y la divina, incluyendo dos voluntades. El séptimo concilio, Nicea II (787), en medio de la disputa sobre la iconoclastia, definió la doctrina de las imágenes que representaban a Cristo y los santos, requiriendo a los fieles venerarlas, pero no adorarlas. Con posterioridad a este concilio, cuyos decretos no fueron aprobados por el papado romano (aunque no estaban en conflicto con la doctrina católica), la divergencia de la Ortodoxia respecto de la teología cristiana occidental se hizo crecientemente mayor. Los iconos pintados se convirtieron en símbolos particulares de Ortodoxia, en tanto unieron la doctrina correcta con el culto correcto, significados gemelos de la palabra, y esta percepción llevó a designar como "triunfo de la Ortodoxia", la restauración final de iconos en las iglesias bizantinas el primer domingo de Cuaresma del año 843. Para los ortodoxos, la imagen artística reiteró la verdad que Dios invisible se había hecho visible en el Hijo de Dios encarnado, que era la imagen perfecta de Dios; la imagen condujo a la persona representada hacia quien la contemplaba, así como el Verbo encarnado le trajo a Dios al hombre. Desde Nicea II no ha sido posible ningún concilio genuinamente ecuménico, debido a la defección (según la opinión ortodoxa) de la Sede romana, y por ende tampoco ha sido posible una nueva declaración absolutamente definitiva del dogma ortodoxo. De esto deriva la identidad auto-consciente de la Ortodoxia como la iglesia de los siete concilios, y su sentido de misión en preservar la fe de los primeros padres de la iglesia. Pero la teología ortodoxa no se estancó en siglos subsiguientes, ya que las circunstancias cambiantes y los progresos en las demás teologías desafiaron a los autores ortodoxos a refinar y a reelaborar sus concepciones de la fe presupuestados por los decretos patrísticos. Tales formulaciones han adquirido considerable autoridad por las aprobaciones enunciadas en concilios locales o por acuerdos comunes de largo plazo dentro de la Ortodoxia, aunque no tienen la autoridad canónica de los decretos ecuménicos, que la Ortodoxia considera divinamente inspirados y por lo tanto infalibles. Cuando una declaración recibe amplia aceptación entre las iglesias ortodoxas, adquiere el estatus de "libro simbólico". La dimensión teológica del cisma con el catolicismo occidental se basó sobre todo en el rechazo ortodoxo a la pretensión de Roma respecto de que su obispo era el sucesor único de Pedro, con la consiguiente prerrogativa de definir el dogma. Aunque concedía cierta primacía honorífica al papado, la Ortodoxia vio a todos los obispos de recta enseñanza como igualmente sucesores de Pedro, de los cuales derivó el requisito de que sólo los concilios genuinamente ecuménicos y episcopales podían obligar la conciencia del creyente. En consecuencia, la Ortodoxia ha rechazado esas doctrinas, que considera innovaciones romanas. El más célebre motivo de controversia entre la Ortodoxia y la teología occidental surgió con la inserción de la cláusula del filioque en el credo de Nicea poco después del siglo VIII. Además de rechazar esta interferencia no conciliar a los decretos de los Padres, la Ortodoxia vio en la afirmación de que el Espíritu Santo "procede el Padre y del Hijo" la suposición de dos principios originarios dentro de Dios que niegan la integridad de la Trinidad. La mayoría de los autores ortodoxos podría aceptar una formulación según la cual el Espíritu proceda "del Padre a través de, o con, el Hijo" siguiendo al principal maestro ortodoxo medieval, Juan de Damasco; pero hasta que haya un Concilio ecuménico, ésta seguirá siendo simplemente "enseñanza teológica" (theologoumena). En la denuncia de las demás cuestiones doctrinales en las que se podrían identificar innovaciones católicas, la Ortodoxia ha sido menos firme que en la del filioque. Sobre el estado de las personas después de la muerte, la Ortodoxia rechaza la noción del purgatorio como lugar distinto al cielo y al infierno. Al mismo tiempo concede que hay un período intermedio de dolor temporal en el cual los destinados al cielo hacen penitencia por sus pecados; más aún, la plena bienaventuranza, incluso para los santos, no se alcanza hasta después del juicio final de Cristo. Por consiguiente, la oración por los muertos puede ser eficaz. Siguiendo la resolución occidental del dogma de la presencia real en la Eucaristía, los ortodoxos adoptaron la traducción literal de "transubstanciación" al griego (metousiosis). Pero en una distinción que tuvo implicancias teológicas y litúrgicas, la Ortodoxia insistió en que el milagro de la transformación no ocurre con la pronunciación del celebrante de las palabras "Este es mi cuerpo", sino por la invocación del Espíritu Santo en la epíclesis "envía Tu Espíritu Santo para que haga que el pan sea el cuerpo de Tu Cristo". Esta diferencia indica la sensibilidad de la Ortodoxia al Espíritu, que ha sido mayor que la generalmente evidente en occidente. La Ortodoxia concordó con el catolicismo en reconocer siete sacramentos, aunque sin insistir en la significación absoluta del número. Los dos sacramentos claramente evangélicos, bautismo y Comunión, junto con la confirmación (llamada Crismación por los ortodoxos y administrada inmediatamente después de bautismo), tuvieron un lugar más prominente que el resto. Los ortodoxos siempre criticaron a Occidente el no usar la inmersión como el modo apropiado de bautizar, aunque muchos reconocen la validez de la aspersión en nombre de la Trinidad. Los ortodoxos bautizan por inmersión triple, tanto a adultos como a niños. El uso ortodoxo del pan leudado en la Eucaristía, en vez de las hostias ácimas de Occidente, era sobre todo una cuestión litúrgica, aunque se le dio significado teológico por la explicación de que la levadura simboliza la alegría evangélica, en contraste con el régimen "Mosaico" de la práctica católica. La doctrina de la iglesia distingue muy claramente a la Ortodoxia de todas las demás teologías. Según esta doctrina la iglesia visible es el cuerpo de Cristo, una comunión de creyentes encabezada por un obispo y unida por la Eucaristía, y en la que permanece Dios; como tal, aunque los miembros individuales son pecadores falibles, la iglesia se estima infalible. Esta Iglesia verdadera es por definición la iglesia ortodoxa, que es "una, santa, católica y apostólica", de la que están separadas otras iglesias, es decir, la Iglesia abarca a los creyentes que permanecen en membrecía con, y sumisión a, el concierto de patriarcados históricos, Jerusalén, Antioquía, Alejandría, Constantinopla y Roma. (Cuando Roma se separó del conjunto, Moscú asumió como miembro de la pentarquía, aunque el puesto de Roma le sigue reservado para que lo reasuma si renuncia a su obstinación.) La infalibilidad de la iglesia valida la autoridad de la tradición a la par con la de las Escrituras. Es más, la tradición estableció tanto el canon como la interpretación de esa Escritura y por lo que toma precedencia lógica sobre ésta. Sin embargo, el cómo determinar en forma precisa lo que enseña la tradición sigue siendo una pregunta parcialmente abierta para la Ortodoxia, puesto que a ningún cargo se le reconoce autoridad definitiva para la iglesia entera, tal como el papado la tiene para el catolicismo romano. En principio la iglesia habla autorizadamente a través de los concilios episcopales; pero esta pretensión sólo da un paso atrás al asunto porque plantea la cuestión de qué valida cuáles reuniones de obispos como genuinas, más que los concilios "ladrones" (como se designa al Concilio de Constantinopla de 754). En último término la Ortodoxia confía en que el Espíritu Santo permanece con la iglesia y de su propia misteriosa manera conduce y preserva a su pueblo en toda la verdad. En la práctica esta confianza otorga cierta libertad dentro de lo que de otro modo podría ser un tradicionalismo sofocante.

Número de adherentes

Distribución de los cristianos ortodoxos orientales en el mundo por país.
Con base en el número de adherentes, la ortodoxia es la segunda mayor comunión cristiana en el mundo después de la Iglesia Católica Romana. Las estimaciones más comunes de que el número de cristianos ortodoxos de todo el mundo es de aproximadamente 225-300 millón. Los numerosos grupos protestantes en el mundo, si se toma en conjunto, superan en número a los ortodoxos, pero difieren teológicamente y no forman una sola comunión.

La ortodoxia es la más grande fe religiosa única en Grecia (95 %) y en Europa del Este, incluyendo Moldavia (93 %), Georgia (89 %), Rumanía (87 %), Bielorrusia ( 85 %) , Serbia ( 84 % ), Bulgaria ( 83 % ), Chipre ( 80 %) , Ucrania ( 80 %), Rusia (75 %), Montenegro (74 %), y Macedonia (65 %). El número de fieles ortodoxos representa alrededor del 38 % de la población de Bosnia y Herzegovina. En Albania los adherentes suman alrededor del 7% de la población. Es la religión dominante en el norte de Kazajstán, con un 20 %, el 4% de Lituania y el 13% de la población de Estonia. Existen grandes comunidades cristianas ortodoxas en los países mediterráneos de Líbano (8 % del total de la población libanesa) Jordán (80 % de la población cristiana), Israel, Cisjordania y la Franja de Gaza (los cristianos palestinos) con algunas familias capaces de rastrear sus orígenes a los primeros cristianos de Tierra Santa. Minorías ortodoxas viven en Polonia, Eslovaquia, Hungría (minoría rumana), Turquía y Azerbaiyán. Además , también hay importantes comunidades ortodoxas del este en el resto de Europa ( entre ellos el griego trasplantado , rumano , comunidades serbias , macedonios , albaneses , búlgaros y rusos ), África , Asia, Australia y América del Norte a través del patrón de inmigración de Europa y Asia occidental en los últimos 400 o algunos años . En EE.UU. y Canadá, la minoría ortodoxa está creciendo y en la actualidad comprende entre el 1 % y el 5 % de la población total. Comunidades ortodoxas orientales antiguas todavía tienen grandes poblaciones en países como el Líbano, Israel y Palestina. Comunidades ortodoxas grandes con historias antiguas se han eliminado por completo de algunas de sus hogares ancestrales y por lo tanto ya no tienen una presencia en esos lugares, específicamente Anatolia y Capadocia.

La expansión territorial y la integridad doctrinal

Durante el transcurso de la iglesia primitiva, había numerosos seguidores que se adhirieron al Cristo y su misión aquí en la Tierra, así como de seguidores que conservan la clara obligación de ser encargado de preservar la calidad de vida y las enseñanzas de manifiesto a través de la experiencia de Jesús vivo, muriendo, resucitando y ascendiendo entre ellos. En algún momento después de Pentecostés la Iglesia creció a un punto en que ya no era posible que los Apóstoles para ministrar solos. Los supervisores (obispos) y asistentes (diáconos y diaconisas) fueron designados para promover la misión de la Iglesia. La iglesia reconoció la reunión de estas comunidades de la iglesia primitiva como siendo mayor en las zonas del mundo conocido que eran famosos por su importancia en la escena mundial - ya sea como focos de discurso intelectual, altos volúmenes de comercio, o la proximidad a los lugares sagrados originales. Estos lugares fueron el blanco de los primeros apóstoles, que reconocieron la necesidad de que los esfuerzos humanitarios en estos grandes centros urbanos y buscaban sacar el mayor número personas como sea posible en la ecclesia - tal vida era visto como una forma de liberación de los estilos de vida decadentes promovidas en todo el imperio romano oriental y occidental. A medida que la Iglesia aumentó de tamaño a través de los siglos, la dinámica logística de la gestión de dichos grandes entidades cambiaron: patriarcas, metropolitanos, archimandritas, abades y abadesas, todos se levantaron para cubrir ciertos puntos de administración. Como resultado de una mayor exposición y la popularidad de las escuelas filosóficas (haereseis) de la sociedad greco- romana y la educación, los Sínodos y Concilios fueron obligados a participar de esas escuelas que pretendían cooptar a la lengua y la excusa de la fe cristiana en el poder de ganancia para y la popularidad de su expansión política y cultural. Como resultado, se celebraron concilios ecuménicos para tratar de reconstruir la solidaridad mediante el uso de la fuerza de los testigos ortodoxos distantes para amortiguar los intensos efectos locales de particulares escuelas filosóficas dentro de un área determinada. Aunque en un principio la intención de servir como un control interno y el equilibrio para la defensa de la doctrina defectuosa locales en contra de la doctrina desarrollada y difundida por los apóstoles a los diversos, a veces la iglesia encontró sus propios obispos y emperadores que caen presa de las convenciones locales - en estos momentos cruciales en la historia de la iglesia , se encontró capaz de reconstruir sobre la base de la fe , ya que se mantuvo y se mantiene por las comunidades monásticas que subsistían sin depender de la comunidad del estado o de la cultura popular y en general eran afectados por el materialismo y la retórica que a menudo dominado y amenazado la integridad y estabilidad de las iglesias urbanas. En este sentido, el objetivo de los consejos nunca fue ampliar o alimentar una necesidad popular para una imagen más clara o relevante de la enseñanza apostólica originales. Por el contrario, los teólogos hablan de abordar las cuestiones de las escuelas externas de pensamiento que deseaban distorsionar la simplicidad y la neutralidad de la enseñanza apostólica para beneficio personal o político. La consistencia de la fe ortodoxa es totalmente dependiente de la Santa Tradición de la corpus aceptado de creencias - las decisiones ratificadas por los padres de los siete concilios ecuménicos, y esto sólo se hace en el comienzo de un consejo consecutivo para que los efectos de la decisiones del consejo anterior pueden ser auditados y verificados por ser tanto conceptualmente sólido y pragmáticamente viable y beneficioso para la iglesia en su conjunto.

Tradiciones

Arte y Arquitectura

Edificios de la Iglesia

Catedral de San Sava, Belgrado, Serbia, Iglesia Ortodoxa más grande del mundo.
El edificio de la iglesia tiene muchos significados simbólicos, tal vez el más antiguo y el más destacado es el concepto de que la Iglesia es el Arca (como en la de Noé) en la que el mundo se salva de la inundación de las tentaciones, por lo tanto, la mayoría de las Iglesias ortodoxas son rectangulares en el diseño. Otra configuración popular, especialmente para las iglesias con grandes coros es cruciforme o en forma de cruz.

Los patrones arquitectónicos varían en forma y complejidad, con capillas añadido alrededor de la iglesia principal, o altares triples, pero en general, el diseño de la iglesia, sigue siendo el mismo. Cada iglesia se crea con las calificaciones especificadas en base a lo que dijeron los apóstoles en la Biblia. Estas calificaciones incluyen qué tan grande debe ser el templo. El edificio de la Iglesia se divide en tres partes principales: el nártex (vestíbulo), la nave y el santuario (también llamado el altar o santuario). El nártex es donde tradicionalmente se les pidió a los catecúmenos y los visitantes no ortodoxas estar de pie durante los servicios. Está separada de la nave por "The Royal Gate”, a cada lado de esta puerta están soportes de la vela (menalia), en representación de las columnas de fuego que iban delante del pueblo hebreo al escapar de Egipto. La nave es donde la mayoría de la congregación está de pie durante los servicios. Tradicionalmente, los hombres de pie a la derecha y las mujeres a la izquierda. Esto es por varias razones: (1) Teniendo en cuenta la unidad de los siglos pasados ​​de la familia, el marido fue dominante, por lo que, de pie a la misma distancia desde el altar, la igualdad se acentúa. ( 2 ) La idea de separar los sexos fue heredado de la tradición judía de hacerlo dentro de las sinagogas ( 3 ) La separación de sexos también siguió la práctica de coros en el que los diferentes niveles de la voz se colocan en grupos para facilitar la armonía. En general, los hombres y las mujeres se visten con respeto, normalmente llevan su " traje de domingo" para entrar en la iglesia. A menudo, las mujeres se cubren la cabeza según lo prescrito por Pablo (1 Cor. 11:13). Los niños son considerados miembros de pleno derecho de la Iglesia y de pie con atención y en silencio durante los servicios. A menudo hay una zona de coro en el lado o en un loft en la espalda. Además del Coro, un Chanter está siempre presente en la parte delantera de la iglesia para cantar las respuestas e himnos que forman parte de la Liturgia Divina ofrecida por el Sacerdote. Por lo general hay una cúpula en el techo con un icono de Cristo representado como Rey del Universo (Pantocrátor).

Simbolismo

Todo en la Iglesia Ortodoxa tiene un propósito y un significado que revela la revelación de Dios al hombre. En la parte delantera, o el extremo oriental de la iglesia, es una tarima con una pantalla icono cubierto o en la pared (iconostasio o templon) que separa la nave del santuario. En el centro de esta pared se encuentra la entrada al altar conocido como el "Royal Doors" a través del cual puede pasar sólo el clero.

El interior del siglo 17 de una típica iglesia (Iglesia Fyodorovskaya) de Yaroslavl.
Hay puerta del lado derecho e izquierdo de la parte frontal del iconostasio, uno que representa el arcángel Miguel y el otro Gabriel. Los chicos sacerdote y altar entran y salen por las puertas durante las partes apropiadas de la Divina Liturgia. Inmediatamente a la derecha de la puerta principal, siempre encontrará un icono de Jesucristo, a la izquierda, un icono de la Theotokos (Madre de Dios). Otros iconos representados en el iconostasio son Juan el Bautista y el Santo que la iglesia lleva el nombre.

Delante del iconostasio esta la silla del obispo, un lugar de honor en donde un obispo o metropolitano a menudo se sentará cuando se visita la iglesia. Un sacerdote ortodoxo, al estar de pie en el altar durante la Divina Liturgia, mira hacia el altar (mirando normalmente este) y conduce adecuadamente su congregación, mientras que juntos llevan a cabo el sacrificio místico y oran a Dios. El santuario contiene el Santo Altar , lo que representa el lugar donde los cristianos ortodoxos creen que Cristo nació de la virgen María , crucificado en tiempos de Poncio Pilato , colocado en el sepulcro , descendió a los infiernos , resucitó de entre los muertos al tercer día , subió a los cielos , y volverá de nuevo en su segunda venida . Una cruz de sujeción independiente, que lleva el cuerpo de Cristo, puede estar detrás del altar. En el altar hay una cubierta de tela, un gran libro que contiene las lecturas del evangelio realizadas durante los servicios, un arca que contiene los dones divinos Presantificados (pan y vino) distribuido por el diácono o el sacerdote de los que no pueden venir a la iglesia para recibirlos, y varias velas de cera blanca. La Catedral de la Arquidiócesis de la Santísima Trinidad en la ciudad de Nueva York Upper East Side es la mayor iglesia cristiana ortodoxa en el Hemisferio Occidental.

Iconos

Nuestra Señora de San Teodoro, el protector de Kostroma, siguiendo el mismo tipo bizantino "Tender Mercy".
El término " icono" viene de la palabra griega eikona, que significa simplemente la imagen. Los ortodoxos creen que los primeros iconos de Cristo y la Virgen María fueron pintados por Lucas el Evangelista. Los iconos están llenos de simbolismo diseñado para transmitir información acerca de la persona o evento representado. Por esta razón, los iconos suelen ser formulista, siguiendo una metodología prescrita por la forma en que una persona en particular debe ser representada, incluyendo el estilo de pelo, posición del cuerpo, la ropa, y los detalles del fondo.

La pintura del icono, en general, no es una oportunidad para la expresión artística, aunque cada iconografía aporta una visión de la pieza. Es mucho más común que un icono sea copiado de un modelo más antiguo, aunque con el reconocimiento de un nuevo santo en la iglesia, un nuevo icono debe ser creado y aprobado. Las tradiciones personales y creativas del arte religioso católico no existian en gran medida en la iconografía ortodoxa antes del siglo 17, cuando la iconografía rusa comenzó a ser fuertemente influenciada por las pinturas religiosas y grabados, tanto protestante como católica romana europea. Iconografía griega también comenzó a adquirir una fuerte influencia occidental por un período y la diferencia entre algunos iconos ortodoxos y arte religioso occidental comenzó a desvanecerse. Más recientemente ha habido una tendencia de volver a las representaciones más tradicionales y simbólicas. El estilo de los iconos parece que se ha endeudado fuertemente desde el paganismo de la cultura griega. Henry Chadwick escribe: " En este instinto que había una parte de verdad. Las representaciones de Cristo como el Señor Todopoderoso en su trono de juicio deben algo a las imágenes de Zeus. Los retratos de la Madre de Dios no eran totalmente independientes de un pasado pagano de diosas madres veneradas. En la mente popular los santos habían venido a representar el papel que había sido interpretado por los héroes y los dioses”. Estatuas autoportantes son casi inexistentes dentro de la Iglesia Ortodoxa. Esto es en parte debido al rechazo de la era anterior pagana griega (dioses griegos) de la adoración de ídolos y en parte porque los iconos tienen el propósito de mostrar la naturaleza espiritual del hombre, no el cuerpo terrenal sensual. Bajorrelieves, sin embargo, se hicieron comunes durante la época bizantina y dieron lugar a una tradición de cubrir un icono pintado de plata o de oro " riza " con el fin de preservar el icono. Dichos revestimientos bajo relieve suelen dejar las caras y las manos de los santos expuestas para la veneración. Los iconos no son considerados por los ortodoxos como los ídolos u objetos de culto. Los parámetros de su uso fueron claramente enunciados por el Concilio ecuménico séptimo. La justificación de su uso utiliza la siguiente lógica: ante Dios tomó forma humana en Cristo, ninguna representación material era posible y por lo tanto blasfemo, incluso a contemplar. Una vez que Dios se encarnó, la representación era posible. Como se cree que Cristo es Dios, está justificado para mantener en la mente la imagen de Dios encarnado. Del mismo modo, cuando se venera un icono, no es la madera o la pintura la que se venera, sino al individuo que se muestra, al igual que no es el papel al que se ama cuando uno puede besar a la fotografía de un ser querido. Como San Basilio proclamo que, el honor o veneración del icono siempre pasa a su arquetipo. Siguiendo este razonamiento, la veneración del santo humano glorificado hecha a imagen de Dios, es siempre una veneración de la imagen de Dios, y por lo tanto a Dios como arquetipo fundacional. Los iconos se pueden encontrar adornando las paredes de las iglesias y, a menudo cubren la estructura interior por completo. La mayoría de los hogares ortodoxos tienen un espacio reservado para la oración en familia, por lo general una pared frente oriental, donde se cuelgan muchos iconos. Los iconos han sido parte de la cristiandad ortodoxa desde el comienzo de la iglesia. Los iconos son a menudo iluminados por una vela o lámpara de aceite. (Cera de abeja para las velas y el aceite de oliva para las lámparas son preferidos porque son naturales y se queman limpiamente.) Además de la finalidad práctica de hacer iconos visibles en una iglesia de otra manera oscura, ambas, velas y lámparas de aceite simbolizan la luz del mundo, que es Cristo. Los cuentos de los iconos milagrosos no son infrecuentes, aunque siempre se ha considerado que el mensaje de tal evento era para los fieles inmediato en cuestión y, por tanto, no suele atraer multitudes. Algunos iconos milagrosos cuyas reputaciones abarcan largos periodos de tiempo, sin embargo, se convierten en objetos de peregrinaje, junto con los lugares donde vivian. Como varios teólogos y santos ortodoxos han explorado en el pasado, la naturaleza milagrosa del icono no se encuentra en el material, sino en la gloria de la santa que se representa. El icono es una ventana, en las palabras de Pablo Florenski, que participa realmente en la gloria de lo que representa.

Iconostasio

Iconostasio de la Catedral de la Anunciación en el Kremlin de Moscú.
Un iconostasio, también llamado el templon, es una pared de iconos y pinturas religiosas, que separa la nave del santuario en una iglesia. Iconostasio también se refiere a un soporte icono portátil que se puede colocar en cualquier lugar dentro de una iglesia. El iconostasio moderno se desarrolló del templon bizantino en el siglo 11. La evolución del iconostasio probablemente debe mucho a la mística hesicasta del siglo 14 y el genio - talla de madera de la Iglesia Ortodoxa Rusa.

El primero iconostasio ruso hasta el techo, de cinco niveles fue diseñado por Andrey Rublev en la catedral de la Dormición de Vladimir en 1408. La separación entre el santuario y la nave realizada por el iconostasio no es obligatoria, aunque es una práctica común. Dependiendo de las circunstancias, el papel del iconostasio lo puede jugar la mampostería, paneles tallados, mamparas, cortinas, rejas, una cuerda o soga, iconos lisos en los stands, pasos, o nada en absoluto.

Cruz

La Cruz ortodoxa o Cruz es una versión eslava de crucifijo bizantino, que contiene ocho brazos, es decir, tres guiones horizontales.
Las representaciones de la Cruz dentro de la Iglesia Ortodoxa son numerosas y a menudo muy ornamentada, pero su uso no se extiende a todas las tradiciones ortodoxas. Algunos llevan un significado especial. El Tri -Bar Cruz, popular en Rusia y Ucrania, pero común en todo el mundo ortodoxo, va a la derecha, tiene tres bares. Sus orígenes están en la Iglesia bizantina anterior del siglo 4 dic.

El pequeño travesaño superior representa la señal de que el poder de Poncio Pilato clavado sobre la cabeza de Cristo. A menudo está inscrito con un acrónimo, " INRI “, que en latín significa "Jesús de Nazaret, Rey de los Judíos " o " INBI “, del griego antiguo, " Jesús, el Nazareno, Rey de los Judíos “, sin embargo , a menudo es reemplazado o amplificado por la frase " el rey de la gloria " con el fin de responder a la declaración de Pilato con la afirmación de Cristo : "Mi reino no es de este mundo. " También hay un bar de inclinación inferior. Esta aparece por un número de razones. Según la evidencia indica que hubo una pequeña plataforma de madera para que el crucificado pudiera pararse con el fin de soportar su peso, en el caso de Jesús sus pies fueron clavados uno al lado del otro a esta plataforma con un clavo con el fin de prolongar la tortura de la crucifixión. Evidencia implícita de esto proviene principalmente de dos fuentes dentro de la Santa Tradición, la Biblia (con el fin de hacer que la víctima muera más rápido sus piernas estaban rotas para que no pudieran soportar su peso y se asfixiaran) y la iconografía (todas las representaciones tempranas dela crucifixión muestran esta disposición, no como lo muestra después con los pies en la parte superior con un solo clavo). También ha sido señalado por algunos expertos de que las manos clavadas de un cuerpo crucificado en la forma que a menudo se muestra en el arte secular moderna no soportar el peso del cuerpo y podrían arrancarlo. Una plataforma para los pies aliviaría este problema. La barra inferior se inclina por dos razones, para representar a la muy real agonía que Cristo experimentó en la cruz (una refutación del docetismo) y para indicar que el ladrón a la derecha de Cristo escogió el camino correcto, mientras que el ladrón de la izquierda no lo hizo. Otras cruces asociadas con la Iglesia Ortodoxa son los más tradicionales cruces de una sola barra, diseños reverdeció, la cruz de Jerusalén (cruz paté de oro), cruces celtas y otros.

Servicios de la Iglesia

Liturgia Ortodoxa.
Los servicios de la iglesia son realizados correctamente cada día siguiendo una forma rígida, pero en constante cambio según un calendario anual (es decir, partes del servicio siguen siendo los mismos, mientras que otros cambian según el día del año). Los servicios se llevan a cabo en la iglesia e implican tanto el clero y los fieles. Los servicios no pueden ser adecuadamente realizados por una sola persona, sino que debe tener por lo menos otra persona presente (es decir, un sacerdote no puede celebrar por sí sola, sino que debe tener por lo menos un Chanter presente y participar).

Por lo general, todos los servicios se llevan a cabo a diario sólo en los monasterios y catedrales, mientras que las iglesias parroquiales sólo pueden hacer los servicios los fines de semana y los principales días festivos. En algunas grandes fiestas (y, según algunas tradiciones, todos los domingos) un All - Night Vigil especial (Agrypnia) se celebrará a partir de finales de la noche en la víspera de la fiesta hasta la mañana siguiente. Debido a su carácter festivo es generalmente seguido por una fiesta de desayuno compartido junto por la congregación.

Un rincón de oración en una iglesia ortodoxa, utilizado por los feligreses durante los servicios de veneración y peticiones específicas.
Algunos servicios, especialmente la Liturgia Divina, sólo se pueden celebrar una vez al día en un solo altar (algunas iglesias tienen varios altares con el fin de dar cabida a grandes congregaciones). Cada sacerdote sólo puede celebrar la Divina Liturgia una vez al día. Desde sus raíces judías, el día litúrgico comienza al ponerse el sol. El ciclo diario tradicional de los servicios es la siguiente:

• Vísperas - (Griego Hesperinos) Sundown, el inicio de la jornada litúrgica. • Completas (griego Apodeipnon, iluminado "Después de la cena “. ) - Después de la comida de la noche antes de acostarse. • Ministerio de Medianoche - Por lo general se sirve sólo en los monasterios. • Matins (griego Orthros) - El primer servicio de la mañana. Por lo general comienza antes del amanecer. • Liturgia Divina - El servicio Eucaristía. (Ver más abajo) • Horas - Primera, Tercera, Sexta y Novena - cantada, ya sea en sus momentos apropiados, o en conjunto en otros momentos habituales de conveniencia. En este último caso, la primera hora se canta inmediatamente después del Orthros, la Tercera y la Sexta antes de la Liturgia Divina, y la novena antes de las Vísperas. La Divina Liturgia es la celebración de la Eucaristía. Aunque habitualmente se celebra entre la Sexta y Novena horas, no es considerado como parte del ciclo diario de los servicios, ya que se produce fuera del tiempo normal del mundo. La Divina Liturgia no se celebra de lunes a viernes durante la temporada de preparación de la Gran Cuaresma y en algunos lugares durante las temporadas de ayuno menor tampoco. La comunión de la Reserva se prepara los domingos y se distribuye durante la semana en la Liturgia de los Dones Presantificados. Otros artículos llevados al altar durante la Liturgia Divina incluyen un cáliz de oro o plata con vino tinto, una pequeña urna metálica de agua tibia, una cuchara metálica de comunión, una pequeña lanza metálica, una esponja, un disco de metal con piezas cortadas de pan sobre el, y una estrella, que es una pieza en forma de estrella de metal sobre la que el sacerdote coloca una cubierta de tela para transportar los santos dones hacia y desde el altar. También se encuentra en la mesa del altar el antimins. El antimins es un paño de seda, firmado por el obispo diocesano, sobre el que la santificación de los santos dones se lleva a cabo durante cada Divina Liturgia. Los antimins contienen las reliquias de un santo. Cuando una iglesia es consagrada por un obispo, hay un servicio formal u oraciones y la santificación del nombre del santo que la iglesia lleva. El obispo también suele presentar una pequeña reliquia de un santo para colocar en o sobre el altar como parte de la consagración de una nueva iglesia. Un sacerdote ortodoxo (u obispo) puede celebrar solamente una Divina Liturgia por día. La Divina Liturgia sólo puede celebrarse una vez al día sobre cualquier antimins y altar particulares. Esto significa que la mayoría de las parroquias o congregaciones, a menos que tengan más de un antimins firmados oficialmente y varios sacerdotes, pueden celebrar una sola Eucaristía por día, con el fin de expresar la catolicidad de la Iglesia al evitar "misas privadas”. El libro para leer litúrgicamente que contiene porciones de los cuatro evangelios está permanentemente " entronizado " en la mesa del altar. Los obispos ortodoxos, sacerdotes, diáconos y lectores cantan versículos específicos de este libro del evangelio en cada diferente día del año. Estos servicios de ciclo diario se conciben como tanto la santificación del tiempo (chronos, las horas específicas durante el cual se celebran), y la entrada en la eternidad (kairos). Consisten en un alto grado de letanías pidiendo la misericordia de Dios en la vida y los muertos, las lecturas del salterio con oraciones introductorias, troparia y otras oraciones e himnos que les rodea. Los Salmos están dispuestos de tal modo que cuando se celebran todos los servicios de todo el Salterio se lee a través de su curso una vez a la semana, y dos veces a la semana durante la Gran Cuaresma, cuando los servicios se celebran en una forma extendida.

Música / Canto

Los servicios ortodoxos son cantados casi en su totalidad. Los servicios consisten en parte de un diálogo entre el clero y el pueblo (a menudo representados por el coro o la Psaltis Cantor). En cada caso, las oraciones se cantan o cantaban siguiendo una forma musical prescrita. Casi nada se lee en un tono de voz normal, con la excepción de la homilía, si uno se le da. Debido a que la voz humana es vista como el instrumento más perfecto de alabanza, los instrumentos musicales (guitarras, etc.) no se utilizan generalmente para acompañar al coro. La iglesia ha desarrollado ocho modos o Tonos dentro de los cuales un canto puede ser establecido, en función de la época del año, día de la fiesta, u otras consideraciones de la Typikon. Existen numerosas versiones y estilos que son tradicionales y aceptables y éstas varían mucho entre las culturas. Es común, especialmente en los Estados Unidos, por un coro aprender muchos estilos diferentes y mezclarlos, cantando una de las respuestas en griego, luego Inglés, a continuación, ruso, etc. También hay que señalar que en la tradición rusa ha habido algunos famosos compositores de música de la iglesia no acompañados , como Tchaikovsky ( Liturgia de San Juan Crisóstomo , op . 41 , de 1878, y la Vigilia de Toda la Noche , op . 52 , 1882) y Rachmaninoff ( Liturgia de San Juan Crisóstomo , op 31 , de 1910, y la Vigilia de Toda la Noche , op 37 , 1915. . ), y muchos tonos de la Iglesia del mismo modo se pueden ver que influyen en su música.

Incienso

Diáconos Ortodoxos preparan el incienso para una procesión de la Cruz, Rusia.
Como parte de la herencia recibida de sus raíces judías, el incienso se utiliza en todos los servicios en la iglesia ortodoxa como una ofrenda de adoración a Dios, como se hizo en el Primer y Segundo Templo judío en Jerusalén (Éxodo capítulo 30). El Incienso también está profetizado en el libro de Malaquías 01:11 como una " ofrenda pura " en la glorificación de Dios por los gentiles en " todo lugar " donde el nombre de Dios es considerado como "grande”. Tradicionalmente, la base del incienso utilizado es la resina de Boswellia thurifera, también conocido como incienso, pero la resina de abetos se ha usado también. Por lo general, se mezcla con los aceites esenciales de flores que le da un olor dulce.

El Incienso representa la dulzura de las oraciones de los santos elevándose a Dios (Salmo 141:2, Apocalipsis 5:8, 8:4). El incienso se quema en un incensario de oro adornado que cuelga en el extremo de las tres cadenas que representan la Trinidad. Dos cadenas representan la naturaleza humana y Divina del Hijo, una cadena para el Padre y una cadena para el Espíritu Santo. La copa inferior representa la tierra y la copa superior el cielo. En las tradición griega, eslava y siria hay 12 campanas colgadas a lo largo de estas cadenas que representan a los 12 apóstoles. También hay 72 enlaces que representan a 72 evangelistas. El carbón representa a los pecadores. El fuego representa al Espíritu Santo y el incienso las buenas obras. El incienso representa también la gracia de la Santísima Trinidad. El incensario se usa (balanceaba atrás y adelante) por el sacerdote / diácono a venerar a los cuatro lados del altar, lo que es santo, el clero, los iconos, la congregación, y la estructura de la iglesia en sí. El Incienso también se utiliza en el hogar donde la persona va a ir alrededor de la casa y la "cruz" y todos los iconos diciendo en griego: Ἅγιος ὁ Θεός, Ἅγιος ἰσχυρός, Ἅγιος ἀθάνατος, ἐλέησον ἡμᾶς. O en Inglés: Holy God, Holy Mighty, Holy Immortal, have mercy on us (Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros).

El ayuno

El número de días de ayuno varía de un año a otro, pero en general el cristiano ortodoxo puede esperar pasar un poco más de la mitad del año en ayunas en algún nivel de rigurosidad. Hay razones espirituales, simbólicos, e incluso prácticas de ayuno. En el otoño del Paraíso la humanidad fue poseída por una naturaleza carnal, es decir, se convirtió inclinados hacia las pasiones. A través del ayuno, los cristianos ortodoxos intentan volver a la relación de amor y obediencia a Dios disfrutado por Adán y Eva en el paraíso en sus propias vidas, al abstenerse de prácticas carnales, por refrenar la lengua (Santiago 3:5-6), la confesión de pecados, la oración y la limosna. El ayuno es visto como la purificación y la recuperación de la inocencia. Es una práctica de aprender a moderar el deseo primario del cuerpo para el alimento. Al aprender a moderar este deseo básico del cuerpo , el practicante puede templar más fácilmente otros deseos mundanos , y por lo tanto , estar mejor habilitado para acercarse a Dios con la esperanza de llegar a ser más como Cristo . A través de la obediencia a la Iglesia y sus prácticas ascéticas la cristiana ortodoxa tiene por objeto librarse a sí mismo de las pasiones (los deseos de nuestra naturaleza carnal). Todos los cristianos ortodoxos están provistos de un conjunto prescrito de directrices. Ellos no consideran el ayuno como una dificultad, sino más bien como un privilegio y alegría. La enseñanza de la Iglesia ofrece el tiempo y la cantidad de ayuno que se espera como mínimo para cada miembro que decida participar. Para mayor ascesis, algunos pueden optar por ir sin el alimento por completo por un corto período de tiempo. Un total de tres días de ayuno al comienzo y al final no es inusual un período de ayuno, y algunos ayunos durante períodos aún más largos, aunque esto generalmente se practica sólo en los monasterios. En general, el ayuno significa abstenerse de la carne y productos cárnicos, lácteos (huevos y queso) y pescado, aceite de oliva y vino. Vino y aceite y , con menor frecuencia , los peces - se permiten en ciertos días de fiesta cuando suelen caer en un día de ayuno , pero los productos animales y lácteos están prohibidos en los días de ayuno , con la excepción de la semana " Fare Cheese" que precede a la Gran Cuaresma , durante el cual los productos lácteos están permitidos. El vino y el aceite generalmente también son permitidos los sábados y domingos durante los períodos de ayuno. En algunas tradiciones ortodoxas, el caviar se permite el Sábado de Lázaro, el sábado anterior al domingo de Ramos, aunque el día es de otra manera es un día de ayuno. Las parejas casadas también se abstienen de las relaciones sexuales en los días de ayuno, para que puedan dedicarse a la oración (I Corintios). Si bien puede parecer que el ayuno en la forma establecida por la Iglesia es una regla estricta, hay circunstancias en la que un guía espiritual de una persona puede permitir a un cambio debido a alguna necesidad física (por ejemplo, aquellas que están embarazadas o enfermos, los más jóvenes y la ancianos, o aquellos que no tienen control sobre su dieta, tales como los presos o soldados).

Períodos de ayuno

El tiempo y el tipo de ayuno es generalmente uniforme para todos los cristianos ortodoxos, los tiempos de ayuno son parte del calendario eclesiástico, y el método de ayuno se establece por la Santa Cánones y la Sagrada Tradición. Hay cuatro grandes períodos de ayuno durante el año: • El ayuno de La Natividad (Adviento o " Cuaresma de Invierno “), que es los 40 días anteriores a la Natividad de Cristo (Navidad), que comienza el 15 de noviembre y hasta el 24 de diciembre. Esto se convierte en ayuno más severo a partir del 12 de diciembre y víspera de Navidad se observa como un día de ayuno estricto. • Gran Cuaresma , que consiste en las 6 semanas ( 40 días) que preceden el Domingo de Ramos y Semana Grande ( Semana Santa ), que precede a la Pascua. • Ayuno de los apóstoles, que varíaen longitud a partir de 8 días a 6 semanas. Comienza el lunes siguiente al Domingo de Todos los Santos (el primer domingo después de Pentecostés) y se extiende a la Fiesta de los Santos Pedro y Pablo el 29 de junio. Desde la fecha de Pentecostés depende de la Pascua y la Pascua se determina en el calendario lunar, este ayuno puede desaparecer por completo bajo la observancia del Nuevo Calendario (Esta es una de las objeciones formuladas por los opositores al nuevo calendario). • La Dormición Fast , a dos semanas de largo ayuno anterior a la Dormición de la Madre de Dios ( reposo de la Virgen María) , con una duración del 1 de agosto hasta el 15 de agosto. Además de estas temporadas de ayuno, los cristianos ortodoxos ayunan todos los miércoles (en conmemoración de la traición de Cristo por Judas Iscariote) y viernes (en conmemoración de la crucifixión de Cristo) durante todo el año. Los Monjes suelen ayunar los lunes (a imitación de los Angelinos, que se conmemora en ese día en el ciclo semanal, ya que los monjes se esfuerzan por llevar una vida angelical en la tierra, y los ángeles no comen ni beben). Los cristianos ortodoxos que se están preparando para recibir la Eucaristía no comen ni beben en absoluto las Vísperas (atardecer) hasta después de tomar la Santa Comunión. Se espera que un similar ayuno total debe mantenerse en la víspera de Navidad, la víspera de la Teofanía (Epifanía), Viernes Santo y Sábado de Gloria para aquellos que pueden hacerlo. Hay otros días individuales observados como ayunos (aunque no como día de ayuno total) no importa qué día de la semana caen, como la decapitación de San Juan Bautista el 29 de agosto y la Exaltación de la Santa Cruz en septiembre 14. Ayuno estricto está canónicamente prohibido los sábados y domingos por el carácter festivo del día de reposo y la Resurrección, respectivamente. En esos días se les permite el vino y el aceite, incluso si la abstención de ellos sellama de otra manera. El Sábado Santo es el único sábado del año en que un ayuno estricto se mantiene todos los años, aunque también se mantiene en la víspera de la Teofanía en los años en el día cae un sábado. También hay cuatro períodos del año litúrgico en el que no está permitido el ayuno, aunque sea miércoles y el viernes. Estos períodos de ayuno libre son: • A la semana siguiente Pasca (Pascua), también conocida como la Semana Radiante. • A la semana siguiente de Pentecostés. • El período de la Natividad de Cristo hasta (pero sin incluir) la víspera de la Teofanía (Epifanía). El día de la propia Teofanía es siempre ayuno libre, incluso si cae en un miércoles o viernes. • A la semana siguiente al domingo del fariseo (uno de los domingos preparatorio antes de la Gran Cuaresma). Esto es ayuno libre para recordar a los fieles a no presumir como el fariseo que ayuna durante dos días de la semana Lucas 18:12. Cuando ciertos días festivos caen en días de ayuno, las leyes de ayuno se reducen en cierta medida, para permitir un cierto consuelo en el trapeza (refectorio) para los servicios más largos, y para proporcionar un elemento de sobria celebración para acompañar a la alegría espiritual de la fiesta. Se considera un pecado mayor anunciar un ayuno y no participar en el ayuno. El ayuno es una comunicación puramente personal entre los cristianos ortodoxos y Dios. Si uno tiene problemas de salud, o responsabilidades que no pueden cumplirse debido al ayuno, entonces es perfectamente permitido no ayunar. La observancia de un individuo de las leyes de ayuno no debe ser juzgada por la comunidad (Romanos 14:1-4), pero es un asunto privado entre él y su Padre Espiritual o Confesor.

La limosna

“La limosna " se refiere a cualquier donación caritativa a los necesitados, como los recursos materiales, el trabajo, asistencia, consejo o apoyo. Junto con la oración y el ayuno, se considera uno de los pilares de las prácticas espirituales personales de la tradición cristiana ortodoxa. La limosna es especialmente importante durante los períodos de ayuno, cuando se espera que el creyente ortodoxo para compartir con los necesitados los ahorros monetarios de su menor consumo. Al igual que con el ayuno , mencionando a los demás las propias obras virtuosas tiende a reflejar un orgullo pecaminoso , y también puede ser considerado extremadamente grosero .

Monacato

El esquema usado por los monjes ortodoxos.
Se espera que todos los cristianos ortodoxos participen en por lo menos algunas de las obras ascéticas, en respuesta al mandato de Cristo de " venir, tomar la cruz, y sígame. " (Marcos 10:21 y en otros lugares) Por tanto, son todos llamados a imitar, de un modo u otro, al mismo Cristo quien negó a sí mismos hasta el punto de tomar literalmente la cruz en el camino a su auto- sacrificio voluntario. Sin embargo, no se espera que los laicos vivan en el ascetismo extremo ya que esto es casi imposible, al llevar a cabo las responsabilidades normales de la vida mundana.

Aquellos que deseen hacer esto, por tanto, separarse del mundo y vivir como monjes: monjes y monjas. Como ascetas por excelencia, utilizando las armas alegóricas de oración y ayuno en la guerra espiritual contra sus pasiones, los monjes tienen un lugar muy especial e importante en la Iglesia. Este tipo de vida es a menudo visto como incompatible con cualquier tipo de actividad mundana incluida la que normalmente se considera como virtuosa. El trabajo social, enseñanza de la escuela, y otros trabajos, por tanto, suelen ser dejados a los laicos. Los ascetas de la Iglesia Ortodoxa se reconocen por su pelo largo, y en el caso de los monjes de sexo masculino, las barbas largas. Hay tres tipos principales de monjes. Los que viven en monasterios bajo una regla común son cenobítica. Cada monasterio puede formular su propia regla, y aunque no hay órdenes religiosas en la ortodoxia algunos centros monásticos respetados, como el Monte Athos son muy influyentes. Monjes eremítica, o ermitaños, son aquellos que viven vidas solitarias. Es el anhelo de muchos que entran en la vida monástica para eventualmente convertirse ermitaños solitarios. Esta vida más austera sólo se concede a los monjes más avanzados y sólo cuando sus superiores se sienten que están listos para ello.

Monasterio de Santa Catalina en la península del Sinaí.
Los Ermitaños se asocian generalmente con un monasterio más grande, pero viven en reclusión a cierta distancia del recinto principal. Su monasterio local se encargará de sus necesidades físicas, suministrándoles alimentos simples, mientras que los molestan lo menos posible. En el medio están los de comunidades semi - eremitic o sketes, donde uno o dos monjes comparten cada uno de un grupo de viviendas de los alrededores en virtud de sus propias reglas, y sólo se reúnen en la capilla central, o katholikon, para las observancias litúrgicas.

El discernimiento espiritual adquirido en sus luchas ascéticas los hace monásticos preferidos para la actividad misionera. Los obispos están casi siempre elegidos entre los monjes, y los que no lo son en general, reciben la tonsura monástica antes sus consagraciones. Muchos (pero no todos) los seminarios ortodoxos están unidos a los monasterios, combinando la preparación académica para la ordenación con la participación en la vida de la comunidad de oración. Los Monjes que han sido ordenados al sacerdocio se llaman hieromonje (sacerdote - monje); los monjes que han sido ordenados al diaconado se llaman hierodiácono (diácono monje). No todos los monjes viven en monasterios, algunos hieromonjes sirven como sacerdotes en las iglesias parroquiales que practican lo que " la vida monástica en el mundo”. Las prácticas culturales difieren ligeramente, pero en general Padre es la forma correcta de la dirección para los monjes que han sido tonsurados, mientras que los novicios se tratan como Hermano. Del mismo modo, la madre es la forma correcta de la dirección para las monjas que han sido tonsurados, mientras que los novicios se tratan como la hermana. Las Monjas viven ascética idéntico a cómo viven con sus homólogos masculinos y están, por tanto, también son llamadas monachoi (monjes) ​​o la forma del plural femenino en griego, monachai, y su espacio de vida común se llama monasterio.

Misterios sagrados (sacramentos)

Según la teología ortodoxa, el propósito de la vida cristiana es alcanzar theosis, la unión mística del hombre con Dios. Esta unión se entiende tanto colectiva como individual. San Atanasio de Alejandría escribió acerca de la Encarnación que, "Él (Jesús) se hizo hombre para que nosotros fuésemos hechos dios (θεοποιηθῶμεν). " Pedro 1:04, Juan 10:34-36, Salmo 82:6. Toda la vida de la Iglesia se orienta a hacer esto posible y facilitarlo. En la Iglesia Ortodoxa, los términos "misterio " o " los misterios " se refieren al proceso de deificación. Si bien se entiende que Dios, teóricamente, puede hacer cualquier cosa al instante y de manera invisible, también se entiende que por lo general opta por usar la sustancia material como un medio para llegar a la gente. Las limitaciones son las de los hombres, no de Dios. La materia no se considera el mal por los ortodoxos. Agua, aceite, pan, vino, etc., todos son medios por los que Dios llega a permitir que las personas se acercan a él. Cómo funciona este proceso es un "misterio" y no puede ser definido en términos humanos. Estos misterios son rodeados por la oración y el simbolismo de manera que no será olvidado su verdadero significado. Aquellas cosas que en Occidente se llaman a menudo los sacramentos o sacramentales son conocidos entre los ortodoxos como los " misterios sagrados”. Si bien las cifras de la Iglesia Católica Romana son siete sacramentos, y muchos grupos protestantes listan dos (Bautismo y la Eucaristía), o incluso ninguno, los ortodoxos no limitan el número. Sin embargo, por razones de conveniencia, en el catecismo, a menudo se habla de los siete grandes misterios. Entre ellos se encuentran la Sagrada Comunión (la conexión más directa), el Bautismo, la crismación, Confesión, Unción, el Matrimonio y la Ordenación. Pero el término también se aplica adecuadamente a otras acciones sagradas, como la tonsura monástica o la bendición del agua bendita, e implica el ayuno, la limosna, o un acto tan simple como encender una vela, el incienso, rezando o pidiendo la bendición de Dios sobre la comida.

Bautismo

Acto de bautizar en Odessa, Ucrania.
El bautismo es el misterio que transforma a la persona de edad y pecador en una nueva y pura, la vieja vida, los pecados, los errores cometidos se han ido y se le da un borrón y cuenta nueva. Por el bautismo el hombre se une al Cuerpo de Cristo, al convertirse en un miembro de la Iglesia Ortodoxa. Durante el servicio de agua ha sido bendecido. El catecúmeno se sumerge por completo en el agua tres veces en el nombre de la Santísima Trinidad. Esto es considerado como una muerte del " hombre viejo" por la participación en la crucifixión y sepultura de Cristo, y un renacimiento a una nueva vida en Cristo por la participación en su resurrección. Correctamente un nuevo nombre se da, que se convierte en el nombre de la persona.

Los niños de familias ortodoxas normalmente son bautizados poco después del nacimiento. Los conversos a la ortodoxia suelen ser bautizados formalmente en la Iglesia Ortodoxa, aunque a veces se hacen excepciones. Aquellos que han abandonado la ortodoxia y adoptado una nueva religión, si regresan a sus raíces ortodoxas, por lo general se recibe de nuevo a la iglesia a través del misterio de la Crismación. Adecuadamente, el misterio del Bautismo es administrado por los obispos y los sacerdotes, sin embargo, en casos de emergencia cualquier cristiano ortodoxo puede bautizar. En estos casos, si la persona sobrevive a la emergencia, es probable que la persona vaya a ser bautizado apropiadamente por un sacerdote en una fecha posterior. Esto no es considerado como un segundo bautismo, ni es imaginar que la persona no es ya ortodoxa, sino que es el cumplimiento de la forma adecuada. El servicio de bautismo usado en las iglesias ortodoxas se ha mantenido prácticamente sin cambios durante más de 1500 años. Este hecho es atestiguado por San Cirilo de Jerusalén (m. 386), que, en su Discurso sobre el Sacramento del Bautismo, se describe el servicio de la misma forma que está actualmente en uso.

Crismación

Crismación (a veces llamada de confirmación) es el misterio por el cual una persona bautizada se concede el don del Espíritu Santo a través de la unción con el Santo Crisma. Normalmente se da inmediatamente después del bautismo, como parte de un mismo servicio, pero también se utiliza para recibir los miembros alejados de la Iglesia Ortodoxa. Como el bautismo es la participación de una persona en la muerte y resurrección de Cristo, la Crismación es la participación de una persona en la venida del Espíritu Santo en Pentecostés. Un cristiano ortodoxo bautizado y crismados es un miembro de pleno derecho de la Iglesia y puede recibir la Eucaristía sin importar la edad. La creación del crisma se puede realizar por cualquier obispo en cualquier momento, pero por lo general se realiza sólo una vez al año, a menudo cuando un sínodo de obispos se reúne para su reunión anual. (Algunas iglesias autocéfala obtienen su crisma de los demás.) La unción con que sustituye a la imposición de las manos que se describen en el Nuevo Testamento, incluso cuando se utiliza un instrumento como un pincel.

Sagrada Comunión

Icono de la Sagrada Comunión - "Recibid el Cuerpo de Cristo; probar la fuente de la inmortalidad".
La Eucaristía está en el centro del cristianismo ortodoxo. En la práctica, es la comunión del cuerpo y sangre de Jesucristo en medio de la Divina Liturgia con el resto de la iglesia. El pan y el vino se creen para convertirse en el Cuerpo y la Sangre de Cristo Jesús genuino a través de la operación del Espíritu Santo. La Iglesia Ortodoxa nunca ha descrito exactamente cómo ocurre esto, o entrado en el detalle que la Iglesia Católica Romana tiene en Occidente.

Comunión se da sólo a los cristianos ortodoxos bautizados y crismados que se han preparado por el ayuno, la oración y la confesión. El sacerdote administrará los regalos con una cuchara, llamada " coclear “, directamente en la boca del destinatario del cáliz. Desde el bautismo los niños pequeños y los niños se llevan a la copa para recibir la sagrada comunión. Debido a la comprensión ortodoxa de la naturaleza caída de la humanidad en general, quienes deseen comulgar se preparan de una manera que refleja la humanidad en el paraíso. En primer lugar, se preparan por tener su confesión y la oración de arrepentimiento leer sobre ellos por un sacerdote. Además, incrementarán la regla oración, añadir las oraciones prescritas en la preparación para la comunión. Por último, van a ayunar por completo de alimentos y bebidas de la tarde del día anterior (normalmente la puesta del sol el sábado si comulgar el domingo).

Arrepentimiento

Los cristianos ortodoxos que han cometido pecados, sin o arrepentirse de ellos, y que desean reconciliarse con Dios y renovar la pureza de sus bautismos originales, confesar sus pecados a Dios antes un guía espiritual que ofrece asesoramiento y orientación para ayudar al individuo a superar su pecado. Los párrocos frecuentemente funcionan como guías espirituales, pero estas guías pueden ser cualquier persona, hombre o mujer, que se le ha dado una bendición para oír confesiones. Los guías espirituales son elegidos con mucho cuidado, ya que es un mandato que, una vez elegido, deben ser obedecidos. Después de haber confesado, el penitente entonces junto a su párroco tiene que leer la oración de arrepentimiento sobre ellos. El pecado no es visto por los ortodoxos como una mancha en el alma que debe ser aniquilado, o una transgresión legal que debe ser situado junto a una sentencia de castigo, sino más bien como un error cometido por la persona con la oportunidad de crecimiento espiritual y desarrollo. Un acto de la penitencia ( epitemia ) , si se requiere del guía espiritual, nunca es formulista , sino que se dirige hacia el individuo y su problema en particular, como un medio de establecer una comprensión más profunda del error cometido , y cómo llevar a cabo su cura . Como ser miembro participativo completo tanbien se le otorga a los niños, no es raro que incluso los niños pequeños se confiesen, aunque el alcance de su culpabilidad es mucho menos que la de un niño mayor, aunque su oportunidad de crecimiento espiritual sigue siendo el mismo.

Matrimonio

Desde la perspectiva ortodoxa del este, el matrimonio es uno de los santos misterios o sacramentos. Al igual que en muchas otras tradiciones cristianas , por ejemplo, en la Iglesia Católica, que sirve para unir a una mujer y un hombre en unión eterna y el amor delante de Dios, con el propósito de seguir a Cristo y su Evangelio y levantando una fiel y sagrada familia a través de su santa unión . Se le conoce ampliamente tanto en el Antiguo y Nuevo Testamentos. Cristo declaró la indisolubilidad esencial del matrimonio en el Evangelio. Tanto la virginidad y el matrimonio tienen la misma referencia al Reino futuro. Jesús dijo que "cuando resuciten de entre los muertos, ni se casarán ni se darán en casamiento, sino serán como los ángeles en el cielo " (Mc 12,25). Para el cristiano ortodoxo este pasaje no debe entenderse referido a que el matrimonio cristiano no seguirá siendo una realidad en el reino, pero apunta al hecho de que las relaciones no serán " carnoso “, sino " espiritual “. El amor entre marido y mujer, como un icono de la relación entre Cristo y la Iglesia, es eterno. La Iglesia reconoce que hay raras ocasiones en que es mejor que las parejas lo hagan por separado, pero no hay un reconocimiento oficial de los divorcios civiles. Para los ortodoxos, por decir que el matrimonio es indisoluble significa que no debe romperse, la violación de tal unión, percibida como santa, siendo un delito el adulterio o la prolongada ausencia de uno de los socios. Por lo tanto, permitirles volver a casarse es un acto de compasión de la Iglesia hacia el hombre pecador. Eclesiásticamente divorciado Ortodoxo (no sólo civilmente divorciado) generalmente se les permite volver a casarse en la Iglesia Ortodoxa, aunque suele habérseles impuesto una penitencia bastante grave por su. Las viudas se les permiten volver a casarse, sin repercusión y su segundo matrimonio se considera tan válido como el primero. Una excepción a esta regla es el clero y sus esposas. Si un sacerdote casado muere, es normal que su esposa se ​​retirará a un monasterio, una vez que sus hijos estén fuera de la casa. Sacerdotes viudos no se les permite casarse de nuevo (ningún sacerdote puede estar casado después de su ordenación) y también terminan frecuentemente en monasterios.

Servicio de Matrimonio

El servicio de matrimonio en la Iglesia Ortodoxa tiene dos partes bien diferenciadas: los esponsales y la coronación. El desposorio incluye: 1. El intercambio de los anillos, (Siempre ha sido la tradición de la Iglesia para colocar el anillo de bodas en la mano derecha de la pareja sobre la base de referencias bíblicas. Esto se ve muy claramente en una de las oraciones en el Servicio de esponsales, 2. La procesión, la declaración de intenciones, y 3. La iluminación de las velas. La coronación incluye: Las lecturas de la epístola y del evangelio, la Bendición de la Copa del Común, y la Danza de Isaías (la novia y el novio se llevaron alrededor de la mesa 3 veces), y luego a la eliminación de las Coronas. No hay intercambio de votos. La ceremonia termina con la lectura de Bendiciones para y el saludo de la pareja. En el sacramento del matrimonio las coronas se colocan sobre la novia y los jefes del novio como la siguiente oración se recita tres veces , " El siervo de Dios , ( nombre del novio ) , se corona a la sierva de Dios, ( nombre de la novia ) , en el Nombre del Padre, y del Hijo , y del Espíritu Santo "tres veces . A continuación, se repite tres veces como la novia se corona al novio. Somos testigos de que el novio y la novia de ser coronada (visiblemente proclamó) como el rey y la reina, respectivamente, de una nueva familia, confiada por Dios con la autoridad para gobernar a su familia en la fe y el amor y la armonía con Cristo. Ambos comparten esta responsabilidad y privilegio como una pareja de recién casados ​​. Esto no es simplemente declarado por el sacerdote o incluso la Iglesia, sino por Dios mismo, ya que el siguiente himno se canta tres veces: “. Oh Señor, nuestro Dios, coronará con gloria y honor " Las coronas son luego cambiadas de nuevo y vuelta entre el novio y la cabeza de la novia, lo que significa que comparten por completo sus vidas juntos. Las coronas también sirven como un recordatorio de las coronas que les esperan en el cielo, si viven sus vidas en la fidelidad a Dios y el uno al otro. Fr. John Meyendorff en su libro, El matrimonio: una perspectiva ortodoxa, escribe: " De acuerdo a San Juan Crisóstomo, las coronas simbolizan la victoria sobre las " pasiones “. " En el servicio de un segundo matrimonio las coronas no se van a utilizar, pero si se trata de un segundo matrimonio para sólo uno de los dos que se casan y un primer matrimonio por el otro, el rito habitual es seguido. Muchas parejas mantienen las coronas de la boda en un caso y los muestran cerca de su icono de la esquina o en el dormitorio de la pareja. Ellas sirven como un recordatorio de que Dios los ha unido entre sí y para sí mismo y que él nos ha dado su gracia sobre ellos para vivir en la unidad, la fe y el amor. La Iglesia entiende el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, y ciertos líderes ortodoxos se han pronunciado fuertemente en contra de la institución civil del matrimonio entre personas del mismo sexo.

Orden Sacerdotal

El clero en la Iglesia de Todos los Santos Ortodoxa de Antioquía, Raleigh, Estados Unidos (De izquierda a derecha): sacerdote, dos diáconos, obispo.
Desde su fundación, la Iglesia extendida a diferentes lugares y sus líderes en cada región llegó a ser conocido como episkopoi (supervisores, plural de episkopos, Supervisor -Gr ἐπίσκοπος), que se convirtió en "obispo" en Inglés. Los otros papeles ordenados son presbítero (Gr. πρεσβύτερος, anciano), que se convirtió en " prester " y luego "sacerdote" en Español, y diakonos (Gr. διάκονος, siervo), que se convirtió en " diácono " en Español. Hay numerosos puestos administrativos entre el clero que llevan títulos adicionales.

En la tradición griega, los obispos que ocupan una antigua sede se llaman metropolitanos, mientras que el obispo principal en Grecia es el arzobispo. (En la tradición rusa, sin embargo, el uso de los términos " metropolitano " y " arzobispo " se invierte.) Los sacerdotes pueden ser arciprestes, archimandritas o protopresbisteres. Los diáconos también pueden ser archidiáconos o protodiaconos. La posición de diácono es a menudo ocupada por la vida. El diácono también actúa como asistente de un obispo. Con la excepción de los obispos, quienes permanecen célibes, la Iglesia Ortodoxa siempre ha permitido a los sacerdotes y diáconos a casarse, siempre que el matrimonio se lleve a cabo antes de la ordenación. En general, se considera preferible que los párrocos se casen ya que a menudo actúan como asesores de las parejas casadas y por lo tanto pueden recurrir a su propia experiencia. Sacerdotes no casados ​​generalmente son monjes y viven en monasterios, aunque hay ocasiones en las que, debido a la falta de sacerdotes casados ​​, un monje - sacerdote está asignado temporalmente a una parroquia. Sacerdotes y diáconos viudos no se vuelven a casar y es común que estos miembros del clero a retirarse a un monasterio. Esto también es cierto para las esposas viudas de clérigos, que no vuelven a casarse y convertirse en monjas cuando sus hijos han crecido. Hay una discusión seria acerca de la reactivación de la orden de diaconisa, que cayó en desuso en el primer milenio; Las diaconisas tenían funciones tanto litúrgicas y pastorales, dentro de la Iglesia. Sin embargo, ha caído la práctica (la última diaconisa fue ordenado en el siglo 19).

Unción

La unción con aceite , a menudo llamado " la unción " , es uno de los misterios administrados por la Iglesia Ortodoxa y no está reservado sólo para los moribundos , enfermos terminales , sino tambien para quienes los necesiten como sanación espiritual o corporal . En Grecia, durante la ocupación otomana, se convirtió en la costumbre de administrar este misterio anualmente el Gran Miércoles a todos los creyentes, en las últimas décadas, esta costumbre se ha extendido a muchos otros lugares. A menudo se distribuye en los principales días de fiesta, o en cualquier momento que el clero considera necesario para el bienestar espiritual de su congregación. De acuerdo con la enseñanza ortodoxa unción se basa en la Epístola de Santiago: ¿Está alguno enfermo entre vosotros? Que llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor. Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará. Y si hubiere cometido pecados, le serán olvidados. - Santiago 5:14-15

Las relaciones con otros cristianos

La Ortodoxia representa a la mayoría del cristianismo oriental. Los ortodoxos trazan sus obispos de nuevo a los apóstoles a través de la sucesión apostólica, veneran a los santos, especialmente de María, la Madre de Dios como la Madre de Dios, ruega por los muertos, y continuar con la antigua práctica cristiana de la vida monástica. La ortodoxia no promueve abiertamente la estatuaria, aunque no se condena expresamente, en lugar limitándose principalmente a la iconografía de dos dimensiones. Los conceptos teológicos occidentales del pecado original, la predestinación, el purgatorio y el juicio particular son rechazados generalmente por los teólogos ortodoxos tradicionales. Los ortodoxos entienden a sí mismos como la Una, Santa, Católica y Apostólica, la Iglesia verdadera fundada por Jesucristo y se coloca en el cuidado de los apóstoles. Como casi todos los demás grupos cristianos están en cisma indirecta con la Iglesia ortodoxa, sobre todo como consecuencia del gran cisma con la Iglesia Católica Romana a la vuelta del segundo milenio cristiano (antes de los cismas adicionales de la Reforma protestante), estos otros grupos son vistos como cristiano, pero que en mayor o menor grado carecen de la ortodoxia teológica completa y la ortopraxis. Como tal, todos los grupos al margen de la Iglesia Ortodoxa no se ven como miembros adecuados de la Iglesia, sino hermanos separados que no han sabido conservar la plenitud de la fe y de la teología cristiana, como fue dado a los apóstoles por medio de Jesucristo. Estas desviaciones de la ortodoxia tradicionalmente se han llamado herejía, pero debido a las connotaciones peyorativas, algunos prefieren la denominación más técnica del término heterodoxia. Hilarion Alfeyev , el metropolitano de Volokolamsk y director de relaciones exteriores para el Patriarcado de Moscú de la Iglesia Ortodoxa Rusa, declaró que los cristianos ortodoxos y evangélicos comparten las mismas posiciones sobre " cuestiones como el aborto , la familia y el matrimonio " y el deseo " de compromiso " entre las dos comuniones cristianas sobre estas cuestiones.

Las relaciones interreligiosas

El Metropolitano Alfeyev declaró la creencia en la posibilidad de la coexistencia pacífica entre el Islam y el cristianismo como las dos religiones que nunca han tenido guerras de religión en Rusia. Sin embargo, Alfeyev declaró que la Iglesia Ortodoxa Rusa " no está de acuerdo con el secularismo ateo en algunas áreas con mucha fuerza " y " cree que destruye algo muy esencial de la vida humana. "

Iglesia de hoy

Los diversos sínodos autocephalous y autónomas de la Iglesia Ortodoxa son distintos en cuanto a la administración y la cultura local, pero en su mayor parte existen en plena comunión unos con otros. La Iglesia Ortodoxa Rusa Fuera de Rusia (ROCOR) se ha unido recientemente con el Patriarcado de Moscú (MP); estas dos ramas de la Iglesia Ortodoxa Rusa se ​​habían separado unos de otros en la década de 1920 debido a la sujeción de estos últimos al poder soviético (véase Acta de Comunión Canónica). Existen tensiones en las diferencias filosóficas entre los que utilizan el calendario juliano revisado (“Nuevos Calendaristas " ) para el cálculo de las fiestas del año eclesiástico y aquellos que continúan utilizando el calendario juliano tradicional (“Viejos Calendaristas " ). La cuestión del calendario refleja la disputa entre los que desean sincronizar con el calendario gregoriano moderno, que sus opositores consideran innecesaria y perjudicial para la continuidad, y los que desean mantener el calendario eclesiástico tradicional (que pasa a basarse en el calendario juliano ) , el argumento de que un cambio tan moderno va en contra de 1900 años de tradición de la Iglesia y fue , de hecho, perpetrado sin un concilio ecuménico , que seguramente habría rechazado la idea. La disputa ha llevado a mucha acrimonia, y a veces incluso a la violencia. Siguiendo los preceptos canónicos, algunos partidarios del Antiguo Calendario han optado por abstenerse de inter-comunión del clero con los sínodos que han abrazado el nuevo calendario hasta que se resuelva el conflicto. Las comunidades monásticas en el Monte Athos han proporcionado a la oposición más fuerte a la Nueva Agenda, y al modernismo en general, sin dejar de mantener la comunión con su iglesia madre. Algún descontento latente entre diferentes iglesias nacionales existe también en parte debido a un enfoque diferente hacia el ecumenismo. Mientras que el Patriarca Ecuménico de Constantinopla , los obispos ortodoxos de América del Norte se reunieron en la Conferencia Permanente de los Obispos Ortodoxos Canónicos en las Américas ( SCOBA ) , los obispos rumanos , y otros son bastante abiertos al diálogo con la Iglesia Católica Romana , un tanto conservadora y moderada como los viejos Calendaristas , muchos de los monjes del Monte Athos , varios obispos rusos, serbios , y algunas de las iglesias griegas y búlgaras consideran que el ecumenismo compromete gradas doctrinales esenciales con el fin de dar cabida a otros cristianos , y objetan el énfasis en el diálogo que lleva a la inter - comunión, creyendo en cambio que la ortodoxa debe hablar la verdad con amor, con la esperanza de llevar a la eventual conversión a la ortodoxia de los cristianos heterodoxos .

Iglesias ortodoxas orientales en comunión

La Iglesia Ortodoxa es una comunión de 14 autocéfala (es decir, administrativamente completamente independiente ) iglesias locales , además de la Iglesia Ortodoxa en América que es reconocida como autocéfala sólo por el polaco ruso, búlgaro , georgiano , y las Iglesias checo- eslovaca . Cada uno ha definido límites geográficos de su jurisdicción y está gobernada por su Consejo de Obispos o sínodo presidido por un obispo de alto nivel - Primado (o Primer Jerarca). El Primado podrá llevar el título honorífico de Patriarca Metropolitano (en la tradición eslava) o arzobispo (en la tradición griega). Cada iglesia local consiste en eparquías constituyentes (o, diócesis) gobernadas por un obispo. Algunas iglesias han dado una eparquía o grupo de eparquías con diversos grados de autonomía (autogobierno). Tales iglesias autónomas mantienen diferentes niveles de dependencia de la madre iglesia, por lo general se definen en un Tomos u otro documento de autonomía. A continuación se muestra una lista de los 14 (15) iglesias autocéfala en su orden de precedencia (antigüedad) con las iglesias y exarcados autónomos constituyentes.

  • Patriarcado Ecuménico de Constantinopla (Arzobispo de Constantinopla - Nueva Roma y Patriarca Ecuménico)
  • Iglesia Ortodoxa Autónoma de Finlandia (Arzobispo de Karelia y All Finlandia)
  • Estonia Autónoma Iglesia Ortodoxa Apostólica (Metropolitano de Tallin y Estonia Todos) La autonomía no reconocido por la Iglesia de Rusia
  • Autónoma Iglesia Ortodoxa de Creta (Arzobispo de Creta)
  • Autónomas Comunidad Monástica del Monte Athos
  • Exarcado de Patmos (exarca patriarcal de Patmos)
  • Arquidiócesis Ortodoxa Griega de Thyateira y Gran Bretaña (Arzobispo de Thyateira y Gran Bretaña)
  • Arquidiócesis Ortodoxa Griega de Italia y Malta (arzobispo ortodoxo de Italia y Malta y Exarca del Sur de Europa)
  • Arquidiócesis Ortodoxa Griega de América (Arzobispo de América)
  • Arquidiócesis Ortodoxa Griega de Australia (Arzobispo de Australia)
  • Exarcado de Filipinas (exarca de Filipinas)
  • Patriarcal Exarcado de parroquias ortodoxas de tradición rusa en Europa Occidental (Arzobispo de Komana)
  • Iglesia ortodoxa griega de Alejandría ( Su Más Divina Beatitud el Papa y el Patriarca de la gran ciudad de Alejandría , Libia, Pentápolis , Etiopía, toda la tierra de Egipto, y toda África, Padre de Padres , Pastor de pastores, Prelado de Prelados , Decimotercero de los Apóstoles, y Juez de la ecúmene )
  • Iglesia Griega Ortodoxa de Antioquía (Patriarca de Antioquía y todo el Oriente)
  • Autónoma Ortodoxa de Antioquía cristiana Arquidiócesis de América del Norte (arzobispo de Nueva York y el Metropolitano de Toda América del Norte)
  • Iglesia Griega Ortodoxa de Jerusalén ( Patriarca de la Ciudad Santa de Jerusalén y toda Palestina y de Siria , Arabia, más allá del río Jordán , Caná de Galilea , y la Sagrada Sión)
  • Iglesia Autónoma del Monte Sinaí (Arzobispo de Choreb , Sinaí, y Raitha )
  • Iglesia Ortodoxa de Rusia (Patriarca de Moscú y de toda Rusia)
  • Iglesia Ortodoxa Autocéfala en América (Arzobispo de Washington, Metropolitano de Toda América y Canadá) Autocefalía no reconocida por el Patriarcado Ecuménico
  • Iglesia Ortodoxa Autónoma de Japón (Arzobispo de Tokyo y Metropolitano de All Japan )
  • Iglesia Ortodoxa Autónoma de China (difunto)
  • Iglesia Ortodoxa Autónoma de Ucrania (Metropolitano de Kiev y toda Ucrania)
  • Iglesia Ortodoxa Autónoma de Moldavia (Metropolitano de Chisinau y toda Moldavia)
  • Iglesia Ortodoxa Autónoma de Letonia (Metropolitano de Riga y toda Letonia)
  • Autónoma Iglesia Ortodoxa Estonia (Patriarcado de Moscú) (Metropolitano de Tallin y toda Estonia) La autonomía no es reconocida por el Patriarcado Ecuménico
  • Autónoma Iglesia Ortodoxa Rusa Fuera de Rusia (Metropolitan de América Oriental y Nueva York, Primer Jerarca de la Iglesia Rusa en el extranjero)
  • Exarcado de Bielorrusia (Metropolitano de Minsk y Slutsk , exarca patriarcal de todos Bielorrusia)
  • Iglesia Ortodoxa de Georgia (Catholicos - Patriarca de toda Georgia , el Arzobispo de Mtskheta -Tbilisi y Metropolitana obispo de Abjasia y Pitsunda)
  • Iglesia Ortodoxa de Serbia (Arzobispo de Pec, Metropolitano de Belgrado y Karlovci , Patriarca de los serbios )
  • Arquidiócesis Autónoma de Ohrid (Arzobispo de Ohrid y Metropolitano de Skopje)
  • Iglesia Ortodoxa de Rumanía (Arzobispo de Bucarest, Metropolita de Ungro - Valaquia, y el patriarca de toda Rumania)
  • Autónoma Metropolis de Besarabia (autonomía no reconocido por la Iglesia de Rusia)
  • Iglesia Ortodoxa de Bulgaria (Metropolitana de Sofía y patriarca de toda Bulgaria)
  • Iglesia Ortodoxa de Chipre (arzobispo de Nueva Justiniana y de todo Chipre)
  • Iglesia Ortodoxa de Grecia (Arzobispo de Atenas y de toda Grecia)
  • Iglesia Ortodoxa de Polonia (Metropolitano de Varsovia y toda Polonia)
  • Iglesia Ortodoxa de Albania (Arzobispo de Tirana y toda Albania)
  • Iglesia Ortodoxa de Chequia y de Eslovaquia (arzobispo de Praga, el metropolitano de Bohemia y Eslovaquia o el arzobispo de Presov, el metropolitano de Bohemia y Eslovaquia)

Algunos ortodoxos no reconocen los siguientes Iglesia como autónoma y autocéfala:

  • Iglesia Ortodoxa en América (Arzobispo de Washington, Metropolitano de Toda América y Canadá) Autocephaly concedió en 1970 a partir de su iglesia madre, la Iglesia Ortodoxa Rusa. Está en plena comunión con todas las Iglesias ortodoxas canónicas y de facto, totalmente reconocidos por todos. El Patriarcado Ecuménico acepta la OCA, pero se opone a la acción rusa de la Iglesia ortodoxa]
  • Iglesia ortodoxa apostólica estonia (Metropolitano de Tallin y toda Estonia) [Autonomía reconocida sólo por el Patriarcado Ecuménico

Tenga en cuenta, que la Iglesia Rusa reconoce un orden diferente de la antigüedad, en la que la iglesia georgiana se produce después de la Iglesia de Rusia y la Iglesia de Albania - después de la Iglesia de Grecia. La Iglesia de Chipre también tiene una lista diferente con ella inmediatamente después de los antiguos patriarcados y antes de la de Moscú.

La jurisdicción de la península del Sinaí podría ser Autocéfala pero se discute, ya que consiste únicamente en un monasterio y su metochia y su arzobispo es el abad que debe ser ordenado por el Patriarca de Jerusalén. Las iglesias y las comunidades no en comunión con los demás ortodoxos

La siguiente es la lista de algunas de las organizaciones que utilizan el término " ortodoxo " en su nombre, pero no mantienen la comunión con cualquiera de los 14 (15) iglesias autocéfala y por lo tanto no se consideran normalmente parte de la comunión cristiana ortodoxa. Viejos Calendaristas son grupos que no mantienen la comunión con los 14 (15) iglesias autocéfala, como resultado de la utilización del calendario juliano revisado.

  • Iglesia de los cristianos ortodoxos genuinos de Grecia, la llamada " Mateistas "
  • Iglesia de los cristianos ortodoxos genuinos de Grecia, la llamada " Florinites "
  • Iglesia Ortodoxa de Grecia (Santo Sínodo en Resistencia), llamados " Ciprianistas "
  • Antiguo Calendario Iglesia Ortodoxa Rumana
  • Iglesia ortodoxa búlgara Antiguo Calendario
  • Iglesia Ortodoxa Rusa en América

Las reformas llevadas a cabo en la Iglesia Ortodoxa Rusa por el patriarca Nikon en el siglo 17.

  • Ortodoxa Rusa Iglesia Vieja -Rite (Belokrinitskaya Jerarquía)
  • Lipovan Ortodoxa Iglesia Vieja -Rite (Belokrinitskaya Jerarquía)
  • Ruso Iglesia Vieja - ortodoxa (Novozybkovskaya Jerarquía)
  • Pomorian Iglesia vieja - ortodoxa (Pomortsy)

Las Iglesias en situación canónica irregular o sin resolver son entidades que han llevado a cabo las consagraciones episcopales fuera de las normas del derecho canónico o cuyos obispos han sido excomulgados por uno de los 14 (15) iglesias autocéfala.

Fuentes