José Tomás Álvarez Breto

Tomás Álvarez Breto
Información sobre la plantilla
Jose Tomas Alvarez Breto.jpg
Mártir revolucionario cubano
NombreJosé Tomás Álvarez Breto
Nacimiento7 de marzo de 1928
Artemisa, La Habana, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento26 de julio de 1953
Cuartel Moncada, Bandera de Cuba Cuba

José Tomás Álvarez Breto. Mártir de Artemisa. Fiel enemigo de las injusticias y de la politiquería que imperaba en su patria, tomó el camino a la lucha desde muy joven. Fue miembro de la juventud ortodoxa artemiseña.

Síntesis biográfica

Nació en Artemisa, en pleno Machadato el 7 de marzo de 1928. Hijo de un humilde matrimonio también artemiseño, José Martín Álvarez, obrero azucarero y de Gabina Breto Castillo; supo de estrecheces y de miseria.

Su padre fue un obrero del central "Pilar", y del central Andorra (Lincoln), en cuya destilería trabajó hasta el cierre de la misma.

Siguió la suerte que correspondía a los hijos de un obrero, con numerosa prole, en la etapa del capitalismo; abandonó la escuela y comenzó a trabajar de niño para ayudar a su hogar. Así solo pudo llegar al tercer grado de primaria, pues de niño tuvo que dedicarse a vendedor ambulante de dulces, junto con su hermano Orlando.

Tomás tenia un carácter alegre, jovial y cariñoso aunque con un gran sentido de responsabilidad. No podía ver una necesidad, o una miseria sin que tratara de redimirla. Tenía excelentes relaciones humanas.

Se llevaba bien con todo el mundo, por lo que era muy querido por todos los que lo conocían. Vivió toda la odisea de los compañeros detenidos en el hospital y corrió la suerte del grupo de mártires y héroes.

Trayectoria revolucionaria

En plena adolescencia, con 14 años ingresó a la panadería "La Perla". Se hizo hombre en el duro trabajo de panadero al que se dedicó varios años. Trabajó después en el picadero de piña. El escaso salario que recibía lo hizo emigrar hacia la capital en busca de nuevas perspectivas.

En La Habana comenzó a trabajar como albañil en la Compañía Constructora "Caramés". Al hacerse cargo la citada compañía de la construcción del edificio de la embotelladora "Coca Cola" de Artemisa regresó a su pueblo natal, a su querido hogar, trabajando en dicha construcción, que fuera su último trabajo.

Desde pequeño fue íntimo amigo de Ciro Redondo, de Ramiro Valdés y de Mario Lazo y con ellos participó en todos los preparativos que bajo la dirección de Fidel se realizaron para llevar a cabo la gesta heróica del Moncada.

Muerte

Militante de la Juventud Ortodoxa, se vinculó a los jóvenes más radicales de la localidad que, inmediatamente después del golpe del 10 de marzo de 1952, integraron siete células dentro del movimiento revolucionario que organizaba Fidel Castro. Dirigidos por Ramiro Valdés y, a nivel provincial, por Pepe Suárez, todos participaron en las diferentes movilizaciones, sesiones de adiestramiento militar en la Universidad de La Habana y locales y fincas de Artemisa y sus contornos. Integró el grupo de 30 que se movilizó desde Artemisa hacia la capital el 24 de julio de 1953.

Estuvo entre los 22 que llegaron en ómnibus a Santiago de Cuba el día 25; allí estuvo varias horas en el albergue de tránsito de la casa de Celda 8, a la medianoche se concentró en Villa Blanca, una granjita en la carretera hacia la playa de Siboney, y al amanecer del 26 se le asigna al contingente que combatiría en el Hospital Provincial “Saturnino Lora”, donde fue apresado junto a otros 19 combatientes hombres, una vez finalizado el combate, y asesinado con todos esos compañeros. Tenía entonces 25 años de edad.

Véase también

Fuente

  • Documentos en el Museo Municipal de Artemisa.
  • Archivos de la Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado.