Saltar a: navegación, buscar

José Vidal Caro

Información sobre la plantilla
NombreJosé Vidal Caro
NacimientoCorralillo
Fallecimiento25 de septiembre de 1926
ResidenciaCamajuaní
NacionalidadCubana
CiudadaníaCubana
José Vidal Caro. Nació cuando apenas faltaban seis años para el estallido de la Guerra de los Diez Años. En las inmediaciones de Corralillo, en la entonces Región Central. Fue uno de esos hombres que junto al valor heredaron una inteligencia poco común y una gran sensibilidad artística.

Infancia y juventud

Siendo aún pequeño, el que con el correr del tiempo sería insigne patriota y representante de Cuba en otras tierras, es trasladado a Cataluña por decisión de su padre, don Salvador Vidal y Tapia, horrorizado por el asesinato de un niño a manos de la guerrilla de Ceja de Monte.

Con el Pacto del Zanjón se cerraba un período de Guerra y los Vidal caro acuerdan regresar a la tierra cubana.

El 1 de enero de 1879, cuando José contaba con 17 años su familia establece residencia en Camajuaní. A partir de ese momento esa familia comenzó a hacer historia especialmente José, que educado en Barcelona, poseía grandes conocimientos.

La vida en Camajuaní

Los hermanos Vidal Caro (Rosa, Lino, Leoncio, Ramona y José) por su condición de cubano y su espíritu liberal tuvieron choques y conflictos con algunos de los socios del casino Español, en camajuaní, única sociedad que entonces existía en ese pueblo.

Crearon un órgano de propaganda, que su primera publicación se llamó Número 13, por estar integrado por igual cantidad de redactores. Dicha publicación aparecía todos los martes.

El patriota poeta

Para José la poesía era también un caudal de libertades. En octubre de 1862 con motivo del centenario del descubrimiento de América, compuso unas bellísimas décimas donde manifestaba la condición del pueblo cubano y la del tirano español.No vaciló en recitar a la cara de las autoridades españolas aquellos encendidos versos:

Arrastrando su cadena
un pueblo llora oprimido
y, cobarde, envilecido
sufre la fatal condena.
Su noble instinto no frena
la firme y potente mano
y blande el acero insano
y al grito de “Libertad”
atraviesa sin piedad
el corazón del tirano.
Línea indentada

En otra oportunidad estando en Nueva York José Vidal recibe la triste noticia de la heroica muerte de su hermano Leoncio Vidal Caro frente al entonces parque de la Artillería de Villa Clara; poco después le comunican que su hermano Lino Vidal Caro, preso por infidente en la cárcel de la ciudad de Villa Clara, había amanecido muerto en su bartolina. El poeta siente junto al dolor por la muerte de sus hermanos, el dolor de la Patria. Entonces compone su elegía titulada “Tumba de Patriota”.

Algunas de sus composiciones poéticas se publicaron en periódicos de provincia, salvo algunas, secuestradas por sus amigos en periódicos de mayor circulación como:

Tenía algo de genio

Los numerosos viajes permitieron a José visitar los principales museos y centros culturales del mundo. En ello amplió su cultura, especialmente en el arte pictórico, al que se dedicaba en sus tardes de descanso.

Algunas de sus facetas por las que también se conoció fueron:

  • Orador.
  • Poeta.
  • Literato.
  • Pintor.
  • Crítico.
  • Poliglota.

Hombre de fino ingenio y de profundo espíritu observador fue el primero que obtuvo papel en Cuba, molduras y sustitutos de la madera, el bagazo de la caña y otras celulosas de plantas cubanas.

Realizó investigaciones y experimentos como:

  • Estudios de procedimientos industriales.
  • Inventó una máquina para precintar individualmente los tabacos cubanos.
  • Ensayó procedimientos para revolucionar el proceso de corte, alza y tiro de la caña.

Un alcalde diferente

Regresa de Nueva York y el General Word, gobernador general de Cuba en la primera intervención lo nombra alcalde de Camajuaní. Su actuación frente a la alcaldía fue breve pero intensa. Le correspondía atender todo lo del pueblo: ordenar, arreglar, construir, inspirar.

Tras su ardua labor, un tanto decepcionado, se dedicó al cultivo de la tierra. Allí fue llamado por don Tomás Estrada Palma, a quien Vidal había combatido en su inspiración presidencial para confiarle el Consultado de Cuba en Bremen, el segundo puerto de Alemania.

Luego ascendió en su carrera, fue Cónsul de varios lugares, el primer Inspector de Consultados que tuvo la República y finalmente fue Ministro Plenipotenciario de Cuba en Colombia y luego en Chile.

Murió el 25 de septiembre de 1926.

Fuentes