Saltar a: navegación, buscar

Juan José Ibarretxe

Información sobre la plantilla
Juan jose ibarretxe.jpg
NombreJuan José Ibarretxe Markuartu
Nacimiento15 de marzo de 1957
Llodio, Álava, País Vasco,Bandera de España España.
OcupaciónPolítico.

Juan José Ibarretxe. Es un político español, de orientación nacionalista vasca. Pertenece al Partido Nacionalista Vasco. Su origen fue determinante para su compromiso político, las características de su pueblo natal: antaño una pequeña localidad característica de la sociedad rural vasca, que alcanzó rápidamente un gran nivel de industrialización a partir de la década de 1960 y que se convirtió en la segunda localidad en población de Álava.

Síntesis biográfica

Nació el 15 de marzo de 1957 en la localidad vasca de Llodio, Álava, en el seno de una familia obrera.

Del 2 de enero de 1999 y hasta el 7 de mayo de 2009, fue el Lehendakari del Gobierno de la Comunidad Autónoma del País Vasco, siendo el tercer lehendakari vasco de la democracia y quinto de la historia del gobierno autónomo de Euskadi. Ha sido Lehendakari durante tres legislaturas, siempre encabezando gobiernos de coalición.

Estudios

Estudió el Bachillerato en su localidad natal y posteriormente Ciencias Económicas y Empresariales en la Facultad de Sarriko Bilbao, perteneciente entonces a la Universidad de Bilbao,la cual se transformó en 1980 en la Universidad del País Vasco, siendo una de las primeras promociones.

Vida laboral

Traslicenciarse, trabajó brevemente en la empresa privada, entre otras, en una naviera de bandera soviética que operaba en el puerto de Bilbao, antes de dedicarse a tiempo completo a la política tras alcanzar la alcaldía de su localidad natal. Trabajó también en la Comisión de Economía y Presupuestos del Parlamento Vasco, donde volvería posteriormente como parlamentario, y luego como presidente.

Comienza su carrera política

Comenzó su carrera política en 1979 afiliándose al Partido Nacionalista Vasco. Tras cuatro años de militancia, su partido le presentó como candidato a la alcaldía de Llodio en las elecciones municipales de 1983, las segundas de la democracia. Obtuvo un 31,5% de los votos y siete concejales, frente a un 23% del PNV en las anteriores elecciones de 1979 y accedió a la alcaldía, aun sin disponer su partido de mayoría absoluta 7 concejales de 21 miembros de la corporación municipal, cargo que ocupó hasta 1987.

Compaginó su cargo de alcalde con su presencia en las Juntas Generales de Álava donde fue procurador entre 1983 y 1994, y presidente entre el 30 de septiembre de 1986 y el 26 de junio de 1991 y en el Parlamento Vasco, para el que fue elegido miembro en 1984.

Dos años después de su acceso al Parlamento Vasco, fue nombrado presidente de la Comisión de Economía y Presupuestos, responsabilidad que desempeñó durante tres legislaturas (II, III y IV), hasta el 4 de enero de 1995, cuando, tras las elecciones autonómicas, el Lehendakari José Antonio Ardanza le nombró vicelehendakari de su gobierno y consejero de Hacienda y Administración Pública.

El gobierno presidido por Ardanza en la V Legislatura estaba sustentado por un acuerdo de coalición entre el PNV, Eusko Alkartasuna y el PSE-EE (PSOE) que duraría hasta el verano de 1998. Fue vicelehendakari hasta el final de la legislatura, en 1999. Desde 1994 había venido ocupando la presidencia de la Comisión Económica y Financiera del Consejo de la Universidad del País Vasco, a la vez que era también coordinador del seminario Euzkadi en la Unión Europea de la Fundación Sabino Arana, vinculada al PNV.

Como Consejero de Hacienda y Administración Pública, fue el jefe de la delegación del Gobierno Vasco en la negociación para la renovación del Concierto Económico vasco y el cálculo del cupo correspondiente la cantidad que anualmente devuelven las Haciendas vascas a la Hacienda central para contribuir a los gastos generados por las competencias no transferidas desde el Estado y los servicios comunes, ya que la mayor parte de lo que las Haciendas vascas recaudan, la integridad de los impuestos, la destinan a financiar las competencias asumidas), entre marzo y mayo de 1997.

Esta negociación, en la que tuvo enfrente al entonces vicepresidente segundo del Gobierno, Rodrigo Rato, estuvo enmarcada dentro del acuerdo entre el Partido Popular y el PNV para la investidura de José María Aznar como presidente del Gobierno en 1996. Como resultado, las Haciendas de los territorios históricos consiguieron una capacidad normativa y recaudatoria prácticamente plena sobre todos los impuestos, salvo el IVA.

Resultados de las elecciones al Parlamento Vasco de 1998.La V Legislatura fue la última presidida por José Antonio Ardanza, ya que decidió dejar la primera línea política y no presentarse a la reelección.

Gracias a su éxito como negociador en la renovación del Concierto Económico vasco y al apoyo de Xabier Arzalluz, máximo dirigente del PNV como presidente del Euzkadi Buru Batzar, la Asamblea Nacional del PNV designó a Juan José Ibarretxe como candidato a Lehendakari en las elecciones autonómicas del 25 de octubre de 1998, siguiendo la tradición del PNV en el que la presidencia del partido y la máxima representación institucional están separadas. Las elecciones se celebraron poco después de que ETA declarase una tregua «total e indefinida» (18 de septiembre de 1998), paralelamente a la firma, seis días antes, del Pacto de Estella, acordado por diversas organizaciones políticas y sociales del País Vasco, Navarra y el País Vasco francés, entre los que se encontraban todos los partidos y sindicatos nacionalistas vascos y también Izquierda Unida (IU). En esas elecciones su partido obtuvo el 27,28% de los votos emitidos y 21 escaños.

El 2 de enero de 1999 fue investido Lehendakari, el tercero de la democracia, tras Carlos Garaikoetxea y José Antonio Ardanza. Fue el primer Lehendakari alavés y el más joven elegido hasta la fecha 41 años. Contó con el apoyo de las formaciones de adscripción nacionalista: el propio PNV, Eusko Alkartasuna (EA) y Euskal Herritarrok (EH) (plataforma electoral constituida el 25 de octubre de 1998 por Herri Batasuna y otras organizaciones de la izquierda abertzale).

En marzo se llegaba a un pacto de gobierno entre las tres fuerzas nacionalistas, formándose un gobierno de coalición entre el PNV y EA . Posteriormente, en mayo se firmó un acuerdo de legislatura con EH. En dicho acuerdo EH afirmaba renunciar a la vía armada en beneficio de la política, lo cual suponía, para algunos dirigentes políticos, como Javier Jimeno Torres, miembro de Izquierda Unida de Navarra, que por medio de ese pacto "los dirigentes abertzales quedan atados de pies y manos a la política del PNV".

El apoyo abertzale a la investidura y el posterior acuerdo de legislatura fueron posibles gracias al Pacto de Estella, que habían firmado los tres partidos. Sin embargo, ETA rompió su alto el fuego el 27 de noviembre de 1999, acusando al PNV y a EA de haber incumplido un supuesto acuerdo, negado por los responsables del PNV y EA, al que habrían llegado en junio de 1998, antes de la firma del Pacto de Estella. El 21 de enero de 2000, ETA hizo explotar un coche bomba cargado de 20 kilos de dinamita en el barrio de Virgen del Puerto de Madrid, atentado en el cual fue asesinado el Teniente Coronel de Intendencia Pedro Antonio Blanco. Ello obligó a Ibarretxe a dejar en suspenso su pacto de legislatura con EH. No fue, sin embargo, hasta después del asesinato por parte de ETA del dirigente socialista alavés Fernando Buesa y su escolta, el ertzaina Jorge Díez (22 de febrero de 2000), cuando el pacto se rompió definitivamente.

La ruptura del acuerdo parlamentario y el subsiguiente abandono de la cámara por parte de EH en septiembre (que anunció que sólo volvería al Parlamento vasco de Vitoria en «ocasiones puntuales») dejó al gobierno PNV-EA en minoría parlamentaria. Tras varios meses de precariedad parlamentaria, debido a la activa oposición de socialistas y populares y a la imposibilidad de aprobar leyes por la ausencia de apoyos parlamentarios (los presupuestos del año 2001 no pudieron aprobarse y debieron prorrogarse los del año anterior, anunció elecciones anticipadas para el 13 de mayo del 2001. La legislatura finalizada había sido la más corta del Parlamento vasco desde la llegada de la democracia, y finalizaba con altos grados de crispación política y una renovada ofensiva de la organización terrorista ETA, que sólo en 2000 asesinó a 23 personas.

Resultados de las elecciones al Parlamento Vasco de 2001.La campaña electoral de 2001 fue la más dura de la historia del País Vasco, enfrentándose dos bloques políticos con propuestas claramente diferenciadas. Por un lado, la coalición nacionalista PNV-EA, con Ibarretxe como candidato a Lehendakari, presentaba un programa abiertamente soberanista de superación de los marcos estatutario y constitucional y favorable a la autodeterminación. Del otro, el Partido Popular (PP) (liderado por Jaime Mayor Oreja) en colaboración con el PSE-EE (PSOE) (liderado por Nicolás Redondo Terreros) propusieron un discurso común en defensa de la Constitución y del Estatuto como marco insustituible para acabar con el problema terrorista, en la creencia de que podían desalojar al nacionalismo de la presidencia del País Vasco.

Fue investido Lehandakari el 12 de junio de 2001, en segunda votación, con el apoyo de 35 parlamentarios (32 de la coalición PNV-EA —un diputado de EA llegó tarde a la sesión y no pudo votar— y los tres de EB). El gobierno, que comenzó con consejeros únicamente del PNV y de EA fue ampliado con un consejero de EB, Javier Madrazo, en septiembre de 2001.

La ilegalización de Batasuna (organización en la que se había refundado EH en junio de 2001) y las presiones del gobierno central en manos del PP hicieron que los últimos años de ese gobierno fueran difíciles ya que aún siendo mayoritario (alcanzaba los 36 escaños) no tenía la mayoría absoluta (38 escaños) del Parlamento. Así, los presupuestos de 2002 no pudieron aprobarse hasta el 23 de enero de ese mismo año y sólo gracias a la abstención de Batasuna (que había adoptado la denominación de Sozialista Abertzaleak en la Cámara de Vitoria). Aún así, las partidas presupuestarias se votaron una por una y los presupuestos de más de la mitad de los departamentos se rechazaron, lo que significó que se prorrogaban las del año anterior. Los presupuestos del año siguiente se salvaron de la prórroga debido al retraso del líder popular, Jaime Mayor Oreja, en llegar a la votación. Para 2004, se volvieron a prorrogar los presupuestos, al votar toda la oposición en contra, en tanto que para 2005, una equivocación de un parlamentario socialista permitió aprobar finalmente los presupuestos.


El 31 de enero de 2007 fue llamado por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) para declarar en el caso de la entrevista con el portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegui, realizada el 19 de abril de 2006, justo 4 años después de que la Audiencia Nacional ilegalizase la formación. En octubre de 2007, junto al Secretario General del Partido Socialista de Euskadi, Patxi López y al dirigente socialista Rodolfo Ares, le fue abierto juicio oral por dicho tribunal, en contra de la opinión del Ministerio Fiscal, acusado de un delito de desobediencia en virtud de los establecido en el artículo 556 del Código Penal, al haberse reunidó el 19 de abril de 2006 y 22 de enero de 2007, durante la tregua de ETA, con la organización ilegal Batasuna. La causa fue finalmente archivada el 11 de enero de 2009, aplicando la "doctrina Botín", al no existir acusación ni por parte del Ministerio Fiscal ni por ninguna acusación particular.

La consulta de octubre de 2008. En septiembre de 2007 Ibarretxe anunció lo que denominó la nueva "hoja de ruta" en la que proponía:

Alcanzar un acuerdo con el Gobierno de España antes de junio de 2008 sobre el futuro de Euskadi que contuviese el "respeto a la voluntad de la sociedad vasca". Aprobar dicho acuerdo en el Parlamento Vasco en junio de 2008.

Si en el pacto con el Gobierno central fuese aprobado, entonces se convocaría un referéndum vinculante el 25 de octubre de 2008. En caso de que no existiera dicho acuerdo, solicitaría la votación del Parlamento vasco para realizar una consulta no vinculante en la misma fecha. Si la Cámara vasca rechazara ese proyecto se convocarían elecciones anticipadas a finales de 2008.

Las conversaciones entre el lehendakari y el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero no llegaron a acuerdo alguno, por lo que el 27 de junio de 2008, el Parlamento vasco votó a favor de realizar un proyecto de ley de consulta a la ciudadanía vasca 34 votos a favor, uno de PCTV; 33 en contra; y siete abstenciones)

El proyecto se convirtió en Ley y se fijó el texto de las dos cuestiones a realizar a la ciudadanía con carácter no vinculante.

Por parte del Ejecutivo español se interpuso recurso ante el Tribunal Constitucional alegando que dicha consulta no contaba con la autorización del Gobierno para su realización, la cual es necesaria legalmente para llevar a cabo un referéndum.

El 11 de septiembre de 2008, el Tribunal Constitucional declaró por unanimidad inconstitucional la ley impulsada por el lehendakari y aprobada por el Parlamento Vasco sobre consultas populares, por vulnerar el artículo 149 de la ley fundamental al invadir competencias estatales.

El 25 de octubre de 2008, aniversario aprobación en referéndum del "Estatuto de Gernika" y día en el que estaba prevista la celebración de la consulta, los partidos PNV, EA, IU y Aralar, realizaron simbólicamente un acto de unión entre Guernica y Vitoria en el que numerosos afiliados formaron una frase en las localidades existentes entre ambos lugares con el texto "Euskal Herria Bai, Bakea Bai, Erabakia Bai" (traducido como "Si a Euskal Herria. Si a la Paz. Si a decidir."), tras lo que por parte de representantes de los cuatro partidos, se realizó un comunicado en euskera,francés, inglés y castellano.

Elecciones al Parlamento Vasco de 2009 cuyo parecido con el Señor Spock ha sido frecuentemente comentado, rodeado de militantes y candidadatos de su partido disfrazados de trekkies durante un acto de campañ de las elecciones autonómicas de 2009 que coincidió en fechas con los Carnavales.Durante la celebración del Alderdi Eguna el 28 de septiembre de 2008, el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, anunció que el máximo organo interno de PNV (EBB) proponía a Juan José Ibarretxe como candidato en el proceso electoral interno que celebraría el partido para las elecciones al parlamento vasco a celebrar en 2009, al que podrían concurrir otros candidatos.[36] (los estatutos del partido disponen que, en dicho proceso electoral interno, el EBB puede proponer un candidato sin que tal proposición constituya ninguna ventaja formal frente a otros candidatos que pudiera proponer la militancia).

En las elecciones al Parlamento Vasco de 2009, el PNV, con Juan José Ibarretxe de nuevo como candidato a lehendakari, obtuvo un total de 30 diputados (resultados provisionales), con cerca de 400.000 votos (38,56%). Pese a ser el partido más votado y con mayor número de escaños, el Partido Socialista es el que alcanza la lehendakaritza, al lograr los apoyos del Partido Popular y Unión, Progreso y Democracia, que le dieron al candidato Patxi López la mayoría absoluta necesaria para acceder a la presidencia del Gobierno Vasco.

Anunció su retirada de la actividad política el 5 de mayo de 2009, en pleno debate de investidura de Patxi López como Lehendakari.

Saludando en el Alderdi Eguna (día del PNV) de 2005.Tras sufrir una enfermedad, tomó la costumbre de seguir una dieta rigurosa, consecuencia de la cual está bastante delgado. Practica deporte con asiduidad y el ciclismo es su preferido. Afirma que, cuando va en bicicleta, medita los asuntos que tiene pendientes. De hecho, cuando fue alcalde de su localidad natal, presidió la "Sociedad Ciclista Llodiana". Es también aficionado al atletismo y a la montaña. Ibarretxe creció hablando únicamente castellano, pero al ser nombrado candidato a Lehendakari, dedicó un gran esfuerzo a perfeccionar el euskera, lengua que domina en la actualidad. Se declara católico no practicante.

Se presenta en su biografía de campaña como negociador tenaz (él mismo reconoce que negociando puede llegar a ser un «pelma») y trabajador infatigable (una de sus frases favoritas es «vamos a trabajar, que se nos va a hacer de noche»), virtudes de las que hizo gala en la negociación de la renovación del Concierto Económico vasco en 1997, y que le permitieron ser el candidato de su partido a Lehendakari. También se afirma que parece tímido y reservado, aunque afable y siempre atento, y que raramente se sincera.

Sin embargo, el modo en el que llevó personalmente el trámite del Plan Ibarretxe le ha acarreado críticas: se le reprocha el poseer un discurso voluntarista, presentado como firme y también de tozudo y rígido.


En la presentación del libro "Ibarretxe" 2002, el periodista Javier Ortiz describe a Ibarretxe como alguien bastante despegado del poder, considerado con sus semejantes, extremadamente trabajador, sencillo y honrado. Respecto a sus ideas políticas, Ortiz afirma que Ibarretxe pertenece a una categoría de nacionalistas que, a diferencia de los nacionalistas mesiánicos, se preocupa por su pueblo como un ente concreto y realmente existente.

CríticasEn los comicios de mayo, el PNV y Eusko Alkartasuna se presentaron en coalición y obtuvieron el 42,7% de los votos y 33 escaños (26 escaños el PNV y 7 escaños EA). El Partido Popular y el PSE-EE (PSOE) sumaron 32 escaños. Tras la ruptura de la tregua de ETA, la izquierda abertzale, representada por Euskal Herritarrok, perdió 7 de sus 14 escaños. Ezker Batua (EB) obtuvo tres escaños.

Medios contrarios al nacionalismo vasco han acusado a Ibarretxe de ser «el verdadero motor del pulso político, judicial y personal contra la legalidad en España». Medios extranjeros como The Economist han identificado a Ibarretxe como el líder tras el giro soberanista del PNV.

Las críticas por parte de estos medios contrasta con la alta valoración de Juan José Ibarretxe por parte de la ciudadanía vasca, obteniendo habitualmente altas valoraciones en las encuestas periódicas del

Observatorio Político Autonómico de la Universidad del País Vasco

dentro del País Vasco.

Fuente