Saltar a: navegación, buscar

Justiniano I

Justiniano I
Información sobre la plantilla
Emperador bizantino
Justiniano01.jpeg
Reinado 527-565
Nombre real Justiniano I el Grande
Nacimiento 483
Fallecimiento 565
Predecesor Justino I
Sucesor Justino II
Cónyuge/s Teodora

Justiniano I. Emperador bizantino (527-565) que extendió el dominio de Bizancio en Occidente; embelleció Constantinopla y completó la codificación del Derecho Romano.

Síntesis biográfica

Sobrino del emperador Justino I, nació en Iliria y se educó en Constantinopla (la actual Estambul, Turquía). Se convirtió en el año 518 en administrador del emperador Justino, que le nombró su sucesor. Contrajo matrimonio con Teodora, una antigua actriz, en el 523. Tras la muerte de su tío Justino en el año 527 fue elegido emperador.

Políticas

Justiniano inició inmediatamente tras su acceso al trono imperial una política tendente a la restauración del Imperio romano, cuya parte de Occidente se había perdido con las invasiones de los pueblos bárbaros en el siglo V. La frontera oriental del Imperio estaba asegurada mediante la paz eterna firmada con Persia en el 532. El gran general Belisario eliminó el desorden interno. Un ejército imperial marchó en el año 533 contra el reino vándalo del norte de África, reincorporando esta zona al Imperio en el 534. Otro ejército atacó, en el año siguiente, a los ostrogodos establecidos en Italia; sin embargo, éstos resistieron durante veinte años.

Una tercera campaña militar, en esta ocasión realizada contra los visigodos, permitió reconquistar el sureste de la península Ibérica. El antiguo territorio romano en torno al Mediterráneo, excepto la Galia y gran parte de Hispania, formaba de nuevo parte del Imperio en el momento de la muerte del emperador Justiniano I; todo ello a pesar de la reanudación de la guerra con Persia en el año 540 y a la gradual infiltración eslava en los Balcanes.

Sistema legal justiniano

El centralizado imperio que había concebido Justiniano requería un sistema legal uniforme. Para lograrlo, una comisión imperial, presidida por el jurista Triboniano, trabajó durante diez años para recopilar y sistematizar el Derecho romano. Su trabajo, conocido como Código de Justiniano y promulgado en el 534, se incorporó al enorme Corpus Iuris Civilis (‘cuerpo de Derecho civil’). En él se reunían todas las constituciones de los emperadores romanos desde Adriano (117-138) hasta la fecha de su publicación (534); y fue actualizado mediante la adición de nuevas leyes o Novellae, escritas mayormente en griego —el resto lo estaban en latín—, reflejando la realidad lingüística del Imperio romano.

Las otras dos partes que componían el Corpus eran el Digesto o Pandectas (resumen de la obra de los grandes jurisconsultos romanos) y las Instituciones, manual para estudiantes de derecho.

Esta formidable codificación constituye aún la base legislativa en muchos países de Europa. Simultáneamente a esta obra legal, se acentuó la autoridad sagrada del emperador, eslabón entre Dios y el pueblo que le estaba confiado. Esta autocracia imperial se manifestó en un suntuoso ceremonial, heredero del esplendor romano al que se añadió la pompa oriental (persa). Bajo el reinado de Justiniano I se desarrolló la conocida como ‘primera edad de oro del arte bizantino’, que se manifiesta en las iglesias de Santa Sofía y de San Sergio y San Baco, en Constantinopla (hoy Estambul, Turquía, así como en la iglesia de San Vital, en Rávena (Italia).

Enlaces externos