Saltar a: navegación, buscar

Soren Kierkegaard

(Redirigido desde «Kierkegaard»)
Soren Aabye Kierkegaard
Información sobre la plantilla
Kierkegaard.jpg
Filósofo y Teólogo de origen danés.
NombreSoren Aabye Kierkegaard
Nacimiento5 de mayo de 1813
Copenhague, Bandera de Dinamarca Dinamarca
Fallecimiento11 de noviembre de 1855
Nørrebro de Copenhague, Bandera de Dinamarca Dinamarca
ResidenciaDinamarca
NacionalidadDanesa
CiudadaníaDanesa
CónyugeRegine Olsen
PadresMichael Pedersen Kierkegaard (Padre), Anne Sørensdatter Lund Kierkegaard (Madre)
FamiliaresHenrik Lund (Sobrino)
Obras destacadasO lo uno o lo otro, Dos discursos edificantes, Temor y temblor, Repetición, Cuatro discursos edificantes, Tres discursos edificantes, Migajas filosóficas, Johannes Climacus, El diario de un seductor, El concepto de la angustia, Sobre el concepto de ironía en constante referencia a Sócrates, Prefacios, Tres discursos en ocasiones imaginadas, Etapas del camino de la vida, Un anuncio literario, Discursos edificantes en varios espíritus, Las obras del amor, Discursos cristianos, La crisis y una crisis en la vida de una actriz, Los lirios del campo y las aves del cielo, Dos pequeños tratados ético-religiosos, La enfermedad mortal / Tratado de la desesperación, Mi punto de vista, El instante, El Tratado de la Desesperación
`Soren Aabye Kierkegaard. Fue un prolífico filósofo y teólogo danés del siglo XIX. Se le considera el padre del Existencialismo, por hacer filosofía del «Sufrimiento» y la «Angustia», tema que retomarían Martin Heidegger y otros filósofos de siglo XX.

Síntesis biográfica

Nació en una acaudalada familia de Copenhague, Dinamarca; el 5 de mayo de 1813. Su padre, Michael Pedersen Kierkegaard, era un hombre muy religioso. Estaba convencido de que se había ganado la ira de Dios, y por ello creía que ninguno de sus hijos viviría más allá de la edad de Jesucristo, 33 años. Pensaba que sus pecados, tales como maldecir el nombre de Dios en su juventud y posiblemente embarazar a la madre de Kierkegaard fuera del matrimonio, eran merecedores de ese castigo. Aunque muchos de sus siete hijos fallecieron jóvenes, su predicción se demostró errónea al superar dos de ellos dicha edad.


En esa temprana introducción a la noción de pecado, y en la relación entre padre e hijo, radican los fundamentos de gran parte de los trabajos de Kierkegaard (particularmente de Temor y temblor). La madre de Kierkegaard, Anne Sørensdatter Lund Kierkegaard, no es mencionada directamente en sus libros, aunque también ejerció influencia sobre sus obras más tardías. A pesar de que la melancolía religiosa ocasionalmente afectaba a su padre, Kierkegaard y él estaban estrechamente unidos. Kierkegaard aprendió a explorar el reino de su imaginación mediante una serie de ejercicios y juegos que ambos practicaban juntos.

El padre de Kierkegaard murió el 9 de agosto de 1838, a la edad de 82 años. Antes de su fallecimiento, le pidió a Søren que se hiciera pastor. La vida religiosa de su padre había influido profundamente en Søren, y se sintió obligado a cumplir su deseo. Dos días después, el 11 de agosto, Kierkegaard escribió:

"«Mi padre murió el miércoles. Había deseado mucho que viviera unos pocos años más y veo su muerte como el último de los sacrificios que hizo por mí; ...murió por mí con el fin de que, de ser posible, pueda convertirme todavía en algo. De todo lo que he heredado de él, su recuerdo, su transfigurado retrato... es lo más preciado para mí, y tendré mucho cuidado de preservar su memoria escondida a salvo del mundo».

Kierkegaard asistió a la "Escuela de Virtud Cívica", sobresaliendo en latín e historia. Continuó estudiando teología en la Universidad de Copenhague, pero estando allí se inclinó más hacia la filosofía y la literatura. En la universidad, escribió su disertación, Sobre el concepto de ironía en constante referencia a Sócrates, la cual fue considerada por los expertos de la universidad como un trabajo notable y bien pensado, aunque mencionaron que se excedía ligeramente en lo literario para ser una tesis filosófica. Se graduó el 20 de octubre de 1841 con un Magistri Artium. Con la herencia familiar Kierkegaard pudo financiar su educación, sus gastos y varias publicaciones de sus primeras obras.

El amor de su vida y musa de sus escritos

Otro importante aspecto de la vida de Kierkegaard quizá el que mayor influencia ejerció en su obra fue la ruptura de su compromiso con Regine Olsen 1822-1904. Kierkegaard conoció a Regine el 8 de mayo de 1837 y se sintió inmediatamente atraído por ella, igual que ella por él. En sus Diarios Kierkegaard escribió acerca de su amor por Regine:

Vos soberana de mi corazón guardada cual tesoro en lo más profundo de mi pecho, en la completitud de mi pensamiento, allí... ¡desconocida divinidad! Oh, puedo realmente creer los relatos del poeta, que cuando uno ve por primera vez el objeto de su amor, imagina que lo ha visto hace mucho tiempo, que todo amor, como todo conocimiento, es reminiscencia, que el amor también tiene sus profecías en el individuo. ... creo que habría de poseer la belleza de todas las chicas para poder dibujar una belleza igual a la tuya; que habría de navegar alrededor del mundo entero para poder encontrar el lugar que me falta y hacia el que apunta el más profundo misterio de mi completo ser, y al momento siguiente estás tan cerca de mí, llenando mi espíritu tan poderosamente que me glorifico y siento que es bueno estar aquí.

El 8 de septiembre de 1840 se declaró formalmente a Regine. Sin embargo, pronto se sintió desilusionado y receloso con respecto al matrimonio. Menos de un año después de haber propuesto el enlace, lo rompió, el 11 de agosto de 1841. En sus Diarios Kierkegaard menciona la creencia de que su "melancolía" le hace inválido para el matrimonio, pero el motivo concreto de su ruptura sigue sin estar claro.

Ataque a la Iglesia Danesa

Los últimos años de Kierkegaard se caracterizaron por una ataque continuado y rotundo a la Iglesia del Pueblo Danés mediante artículos publicados en La patria y una serie de panfletos publicados por él mismo titulada El momento. Kierkegaard se decidió a actuar inicialmente tras una charla del Profesor Hans Lassen Martensen en la que éste llamaba a su recientemente fallecido predecesor el Obispo Jakob P. Mynster un «testigo de la verdad, uno de los auténticos testigos de la verdad».

Kierkegaard sentía afecto por Mynster, pero consideraba que su concepción del cristianismo era propia del interés del hombre, más que del interés del Dios, y para él de ningún modo era la vida de Mynster comparable a aquella de un «testigo de la verdad». Antes de que fuera publicado el décimo capítulo de El momento, Kierkegaard se desmayó en la calle y fue llevado a un hospital. En él estuvo durante un mes, durante el que rechazó recibir la asistencia de un pastor, a quien Kierkegaard consideraba un mero funcionario, y no un siervo de Dios.

Dijo a Emil Boesen, un amigo de la infancia que era pastor y que mantuvo numerosas conversaciones con Kierkegaard, que su vida había sido de gran y desconocido sufrimiento, y que lo que a otros les había parecido vanidad no había sido tal.

Muerte

Kierkegaard murió en Frederiks Hospital tras haber permanecido allí aproximadamente un mes, el 11 de noviembre de 1855, posiblemente por complicaciones derivadas de una caída desde un árbol cuando era niño. Fue enterrado en el Assintens Cemetery en la zona de Nørrebro de Copenhague. En el funeral de Kierkegaard su sobrino Henrik Lund protestó por el hecho de que su tío estuviera siendo enterrado por la Iglesia oficial aun cuando él había dejado claro en vida que quería alejarse de ella. Lund fue posteriormente multado por ello.

Obra

  • O lo uno o lo otro (1843) (Enten – Eller)
  • Dos discursos edificantes (To opbyggelige Taler)
  • Temor y temblor (Frygt og Bæven)
  • Repetición (Gjentagelsen)
  • Cuatro discursos edificantes (1843) (Fire opbyggelige Taler)
  • Tres discursos edificantes (1844) (Tre opbyggelige Taler)
  • Migajas filosóficas (Philosophiske Smuler)
  • Johannes Climacus
  • El diario de un seductor (Forførerens Dagbog)
  • El concepto de la angustia (Begrebet Angest)
  • Sobre el concepto de ironía en constante referencia a Sócrates (1841)(Om Begrebet Ironi, med stadigt Hensyn til Socrates)
  • Prefacios (Forord)
  • Tres discursos en ocasiones imaginadas (Tre Taler ved tænkte Leiligheder)
  • Etapas del camino de la vida (Stadier paa Livets Vei)
  • Un anuncio literario (En literair Anmeldelse)
  • Discursos edificantes en varios espíritus (Opbyggelige Taler i forskjellig Aand)
  • Las obras del amor (Kjerlighedens Gjerninger)
  • Discursos cristianos (Christelige Taler)
  • La crisis y una crisis en la vida de una actriz (Krisen og en Krise i en Skuespillerindes Liv)
  • Los lirios del campo y las aves del cielo (Lilien paa Marken og Fuglen under Himlen)
  • Dos pequeños tratados ético-religiosos (Tvende ethisk-religieuse Smaa-Afhandlinger)
  • La enfermedad mortal / Tratado de la desesperación (Sygdommen til Døden)
  • Mi punto de vista (1847) (Om min Forfatter-Virksomhed)
  • El instante (Öieblikket)
  • El Tratado de la Desesperación

Seudónimos más utilizados

  • Victor Eremita, editor de O lo uno o lo otro
  • A, escritor de muchos artículos de O lo uno o lo otro
  • Judge William, autor de refutaciones en O lo uno o lo otro
  • Johannes de Silentio, autor y Temor y temblor
  • Constantin Constantius, autor de la primera parte de Repetición
  • Young Man, autor de la segunda parte de Repetición
  • Vigilius Haufniensis, autor de El concepto de angustia
  • Nicolaus Notabene, autor de Prefacios
  • Hilarius Bookbinder, editor de Etapas del camino de la vida
  • Johannes Climacus, autor de Migajas filosóficas y Apostilla conclusiva no científica
  • Inter et Inter, autor de La crisis y una crisis en la vida de una actriz
  • H.H., autor de Dos pequeños tratados ético-religiosos
  • Anti-Climacus, autor de La enfermedad mortal y La práctica en el cristianismo

Citas

  1. La puerta de la felicidad se abre hacia dentro, hay que retirarse un poco para abrirla: si uno la empuja, la cierra cada vez más.
  2. ¡Qué irónico es que precisamente por medio del lenguaje un hombre pueda degradarse por debajo de lo que no tiene lenguaje!
  3. En ninguna cosa la infidelidad es más innoble y repugnante que en el amor.
  4. La vida sólo puede ser comprendida mirando hacia atrás, pero ha de ser vivida mirando hacia adelante.
  5. La angustia es el vértigo de la libertad.
  6. Si te casas lo lamentarás. Si no te casas, también lo lamentarás.
  7. Si realmente el período de noviazgo es el más bello de todos, ¿por qué se casan los hombres?.
  8. Toma consejo de tu enemigo.
  9. El tirano muere y su reino termina. El mártir muere y su reino comienza.

Fuentes