Saltar a: navegación, buscar

Kurt Waldheim

Kurt Waldheim
Información sobre la plantilla
Waldheim.jpg
NombreKurt Josef Waldheim[1]
Nacimiento21 de diciembre de 1918
villa de Sankt Andrä-Wördern,
distrito de Tulln,
estado de Baja Austria,
Austria Bandera de Austria
Fallecimiento14 de junio de 2007 (88 años) 
ciudad de Viena,
Austria Bandera de Austria
Causa de la muerteataque cardíaco provocado por una infección bacteriana
ResidenciaViena
Nacionalidadaustriaca
Ocupacióndiplomático, militar (oficial de las SS alemanas), político
Partido políticoDemocracia Cristiana (partido conservador austríaco) 

Kurt Waldheim (Sankt Andrä-Wördern, 21 de diciembre de 1918 - Viena, 14 de junio de 2007). Diplomático y político conservador austríaco.

Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) fue oficial de las SS y supuestamente cometió crímenes de guerra contra partisanos y judíos en Yugoslavia.[2]

Entre 1972 y 1981 fue secretario general de la ONU (Organización de las Naciones Unidas), y entre 1986 y 1992 fue presidente de Austria.

Síntesis biográfica

Oficial nazi de las SS

Nació en Sankt Andrä-Wördern, a 25 km al noroeste de la ciudad de Viena. El padre de Waldheim, de la etnia checa, se cambió el apellido de Waclawik a Waldheim.[1] Kurt Waldheim ingresó en el ejército austríaco como voluntario (1936-1937).[1] Salió para estudiar tres años de Derecho en la Universidad de Viena.[1] Sin embargo fue reclutado por el ejército nazi alemán, y participó en la invasión nazi a la Unión Soviética, en la que fueron asesinados miles de civiles. En 1941 fue herido.[1]

Años más tarde, Waldheim afirmaría que pasó el resto de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) estudiando Derecho en la Universidad de Viena. Sin embargo, en 1986 se encontraron documentos que afirman que él se convirtió en un oficial nazi estacionado en los Balcanes entre 1942 y 1945.[1]

El informe de 240 páginas presenta evidencia de que Waldheim ordenó el fusilamiento de algunos prisioneros y que su unidad fue responsable de la muerte de unos 1200 judíos griegos que fueron montados en barcazas y hundidos por los alemanes en el Mediterráneo y de que ayudó o participó en la deportación masiva de civiles a campos de concentración en Grecia y Yugoslavia.[3]

A principios de ese año (1945), se rindió a las fuerzas británicas en Carintia. Al término de la guerra fue acusado de varios crímenes en Yugoslavia, pero nunca fue condenado.[4]

Después de la Segunda Guerra Mundial

Waldheim terminó sus estudios en leyes en la Universidad de Viena y al año siguiente se unió al servicio diplomático austriaco. Entre 1951 y 1956 ejerció como primer secretario de la delegación austriaca en París, y en el Ministerio de Relaciones Exteriores en Viena. En 1956 fue nombrado embajador austríaco en Canadá, retornando en 1960 al ministerio, después de lo cual, se convirtió en el representante permanente de Austria ante las ONU en 1964. A partir de 1968 fue ministro federal encargado de asuntos extranjeros sirviendo al Österreichische Volkspartei, volviendo en 1970 a representar a Austria.

Secretario general de la ONU

En 1971 fue derrotado en las elecciones para presidente de su país, pero en ese año consiguió ser elegido como el sucesor de U Thant como secretario general de las Naciones Unidas. Fue reelegido en 1976 a pesar de cierta oposición. Al concluir este, un veto impuesto por China le impidió presentarse para un tercer mandato, siendo reemplazado por Javier Pérez de Cuéllar.

Mientras fue secretario general, Waldheim abrió y dirigió múltiples conferencias internacionales auspiciadas por la ONU. Entre estas se incluyen la tercera sesión de la Conferencia de Comercio y Desarrollo de las Naciones Unidas (Santiago de Chile, abril de 1972), la Conferencia de las Naciones Unidas acerca del Ambiente Humano (Estocolmo, junio de 1972), la Tercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Ley del Mar (Caracas, junio de 1974), la Conferencia sobre la Población Mundial (Bucarest, agosto de 1974) y la Conferencia sobre la Alimentación Mundial (Roma, noviembre de 1974).

Autobiografía

En 1985 publicó su autobiografía, centrada principalmente en su gestión como secretario general de las Naciones Unidas, con el título In the eye of the storm (En el ojo del huracán).

Waldheim y Jimmy Carter (presidente estadounidense) grabaron sendos discursos para incluir en el Disco de Oro de la sonda espacial Voyager 1. Ese disco actualmente se encuentra viajando por el espacio exterior.[5]

Presidente de Austria

En 1986, Waldheim volvió a postularse en las elecciones de su país, y a diferencia de la ocasión anterior, salió ganador. Ese año sirvió como inició del Waldheim affair. Antes de las elecciones, la revista Profil reveló que, en una autobiografía recientemente publicada, existián algunas omisiones respecto a la vida de Waldheim entre 1938 y 1945. Poco tiempo después se supo que Waldheim había mentido acerca de su servicio en la Sturmabteilung-ReiterCorps, una division paramilitar del Partido Nacionalsocialista Alemán de los Trabajadores, antes de la guerra, además de su misión como «oficial coordinador» nazi en Salónica (Grecia) en 1942 y 1943. Waldheim había afirmado que los años finales de la guerra los había pasado en Austria.[6]

Durante su paso por la presidencia (1986-1992) Waldheim y su esposa fueron declarados en diferentes países como «personas no gratas». El 27 de abril de 1987 el Departamento de Justicia de Estados Unidos les prohibió la entrada a ese país a él y a su esposa Elisabeth (quien también fue nazi como él), acusándolos de cómplices de las deportaciones y ejecuciones de miles de judíos yugoslavos mientras era oficial de las SS alemanas nazis durante la Segunda Guerra Mundial. En sus 6 años de gobierno, Waldheim no realizó muchas visitas a países extranjeros, salvo a la Ciudad del Vaticano y a varios países de Oriente Medio.

Las acusaciones no consiguieron voltear a Waldheim de la presidencia de Austria. Cuanto más se demostraba que Waldheim había sido nazi, más aumentaba su popularidad entre el derechista pueblo de ese país.[7]

Debido a la creciente controversia mundial, el gobierno austríaco decidió consultar a un comité internacional de historiadores para examinar la vida de Waldheim entre 1938 y 1945. Finalmente, el comité no encontró evidencia irrefutable que permitiera involurarlo con crímenes de guerra, pero en su informe final declaró que Waldheim seguramente conocía más de lo que estaba dispuesto a admitir.

Es necesario, e incluso imprescindible, que nosotros los austriacos nos despidamos del papel exclusivo de víctimas de los nazis. A partir de 1945 esa fue la base de nuestra paz interior y de la construcción de nuestra identidad nacional de posguerra pero, a fin de cuentas, era solo una parte de la verdad.
Kurt Waldheim[8]

Muerte

A finales del mes de abril de 2007, Kurt Waldheim fue hospitalizado en el Hospital Clínico de Viena debido a una grave infección bacteriana. Pasó varios días en cuidados intensivos por una «infección con fiebre». Fue dado de alta para que pudiera morir en su hogar.

Falleció a causa de un paro cardíaco en su casa el 14 de junio de 2007, a los 88 años, rodeado de su familia.[9]

Nunca pagó por sus crímenes.[10]

El expolítico nazi estaba casado y era padre de tres hijos.[11]

Duelo nacional

El Gobierno austriaco decretó tres días de duelo por el deceso de Waldheim.

Fuentes