Saltar a: navegación, buscar

Lolita Lebrón

Lolita Lebrón
Información sobre la plantilla
Lolita Lebrón.jpg
Líder nacionalista puertorriqueña.
NombreDolores Lebrón Sotomayor
Nacimiento19 de noviembre de 1920
Lares, Puerto Rico, Bandera de Puerto Rico
Fallecimiento1 de agosto de 2010
Puerto Rico
Causa de la muerteEnfermedad
NacionalidadPuertorriqueña
CiudadaníaPuertorriqueña
PadresGonzalo Lebrón Bernal
Rafaela Soto
Lolita Lebrón. Mujer que dedico su vida a la lucha por la independencia y la soberanía de Puerto Rico, considerada por muchos como la Madre de la Patria Puertorriqueña.

Biografía

Estudió en la escuela Segunda Unidad Rural del barrio Bartolo y culminó su educación en el octavo grado. De procedencia humilde, era parte de cuatro hermanos que convivían con sus padres. Más tarde en su vida, tuvo una relación con el poeta Francisco Matos Paoli y se convirtió en costurera para encontrar empleo en la ciudad de Nueva York. A temprana edad era una fiel creyente del ideal independentista puertorriqueño y se afilió al Partido Nacionalista de Puerto Rico

Labor política

El activismo político nació en la líder nacionalista cuando apenas tenía la edad de 18 años y quedó consternada por la Masacre de Ponce el 21 de marzo de 1937, cuando fueron asesinados nacionalistas que protestaban por el encarcelamiento de Pedro Albizu Campo. En el 1941, emigró a la ciudad de Nueva York y allí asumió un rol activo en el Partido Nacionalista, ya que desde su llegada a esta ciudad fue víctima de los prejuicios y del racismo de ser pobre, campesina y puertorriqueña.

Tuvo diversos empleos porque se rebelaba cuando sentía el maltrato a que eran sometidas las mujeres boricuas en las factorías.

Ingresa al Partido Nacionalista en 1947 y sin nunca llegar a conocerlo personalmente sentía devoción por el líder del nacionalismo Don Pedro Albizu Campos. Luego de la constitución del Estado Libre Asociado, en el 1952, Lolita siguió las instrucciones de Albizu Campos.

En 1954 es nombrada Delegada General del Partido Nacionalista en Estados Unidos y poco después recibe instrucciones para “atacar tres sitios los más estratégicos del enemigo en Estados Unidos” y proclamar desde allí la República de Puerto Rico. Lolita acepta la encomienda y coordina los preparativos del ataque con los nacionalistas elegidos para inmolarse. El objetivo seleccionado para el ataque fue la Cámara de Representantes en el Capitolio Federal en Washington, D.C.

Se convirtió en la líder de un grupo de nacionalistas que atacó la Cámara de Representantes de Estados Unidos el 1 de marzo de 1954, cuando contaba con 34 años. En la gesta también participaron Rafael Cancel Miranda, Irving Torres y Andrés Figueroa Cordero.

La fecha fue escogida para repudiar el hecho de que había sido el 1 de marzo de 1917, cuando los Estados Unidos, necesitados de tropas para la Primera Guerra Mundial, implantaron la ciudadanía americana en la isla con el fin de reclutar soldados para el frente. Una vez llegó a la Cámara Federal, Lolita exclamó: “¡Viva Puerto Rico libre!” y sacó la bandera monoestrellada de Puerto Rico. Además, hizo un tiro hacia el techo. Luego el grupo abrió fuego utilizando armas automáticas. Recuentos de la época indican que se hicieron 30 disparos que hirieron a cinco legisladores y un representante. Era la primera vez en la historia de que se atacaba a los congresistas en el recinto del Capitolio de Estados Unidos.

Cuando fue arrestada, Lolita gritó:

“ No vine a matar a nadie, vine a morir por Puerto Rico”.

Lolita y sus compañeros de lucha fueron sentenciados por atentado de asesinato y otros delitos, y sentenciados a morir. El Presidente Truman conmutó la sentencia de muerte a perpetua y Lolita fue encarcelada en la Institución Federal Industrial para Mujeres en Alderson, Virginia Occidental, mientras que los otros comandos nacionalistas sobrevivientes cumplieron décadas de condena en otras prisiones federales.

Encarcelamiento

Lolita pasó poco más de 25 años en la prisión de mujeres en Alderson, Virginia. Fue de gran dolor para ella la muerte de su hijo varón y de su hija. Mientras cumplió su condena también adquirió un gran fervor por Dios.

En 1979, el presidente Jimmy Carter la indultó. Lolita y sus compañeros Irving Flores y Rafael Cancel Miranda regresaron a la isla de Puerto Rico después de haber estado 25 años en prisión. En 1978, Andrés Figueroa Cordero salió de la cárcel ya enfermo de cáncer terminal.

Regreso a la Isla

Lolita fue bienvenida por varios grupos independentistas como una heroína al regresar a la isla. Un "Comité Internacional en Violaciones de Derechos Humanos en Puerto Rico y Vieques" se llevó a cabo del 17 al 21 de noviembre de 2000 en la isla municipio de Vieques. Fue llamado el "Comité de Derechos Humanos". Uno de los deponentes fue Doña Lolita Lebrón. Allí la audiencia la aplaudió cuando dijo: "Tuve el honor de dirigir el acto contra el Congreso de los Estados Unidos el 1 de marzo de 1954, cuando nosotros demandamos la libertad para Puerto Rico y le manifestamos al mundo que nosotros somos una nación invadida, ocupada y abusada por los Estados Unidos de Norteamérica. Me siento muy orgullosa de haber actuado ese día, de haber contestado el llamado de mi Patria". El 26 de junio de 2001, Lolita estuvo entre el grupo de protesta que fue arrestado por haber traspasado la zona restringida en Vieques. El 19 de julio de 2001, fue sentenciada a cárcel por un periodo de sesenta días por el delito de traspaso a las instalaciones de la Marina de Guerra de Estados Unidos en Vieques. El 1 de mayo de 2003, la marina salió de Vieques y entregó sus instalaciones al gobierno local de Puerto Rico. No participó en el proceso electoral de Puerto Rico, sin embargo en 2004 expresó que el deber de todo independentista que salga a votar es hacerlo por el Partido Independentista Puertorriqueño. En el año 2006, participó en el Congreso Latinoamericano y Caribeño por la Independencia de Puerto Rico celebrado en Panamá.

Muerte

Falleció el 1 de agosto de 2010 a las 11:05 de la mañana, a los 89 años de edad, en el centro hospitalario de San Juan, debido a complicaciones cardiorespiratorias que no pudo superar. Se mantuvo activa en la lucha por la independencia de Puerto Rico hasta su último suspiro, ya que sólo el decaimiento de su salud le impidió estar presente en otras protestas realizadas en el país. También lamentó no poder estar en el recibimiento que se le brindó en la Isla al ex prisionero político puertorriqueño Carlos Alberto Torres, quien pasó 30 años encarcelado en Estados Unidos por "conspiración sediciosa", relacionado con su lucha por la independencia como presunto miembro de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN), pues ya estaba muy débil de salud.

Honores recibidos

El artista Octavio Ocampos creó un afiche de Lolita que se exhibió en la Galería de la Raza en San Francisco, California. En el Parque Humboldt de Chicago, existe un mural que presenta a Lolita entre otras personas ilustres puertorriqueñas. Entre los libros escritos sobre Lolita esta The Ladies Gallery: A Memoir of Family Secrets, por Irene Vilar y Rabassa Gregory Rabassa y también el libro Lolita la Prisionera, por Federico Ribes Tovar. Un libro escrito por la nieta de Lolita, Irene Vilar, A Message from God in the Atomic Age: A Memoir, recuenta cómo fue crecer siendo la nieta de Lolita Lebrón y cómo le afectó a ella y a su familia. Vilar escribió sobre las tragedias que su familia tuvo que vivir.

Fuentes

Cubadebate

www.primerahora.com