Saltar a: navegación, buscar

Mario Reguera Gómez

Mario Reguera
Información sobre la plantilla
Mario Reguera Gomez.jpg
NombreMario Reguera Gómez
Nacimiento7 de enero de 1936
La Habana Vieja, La Habana, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento20 de abril de 1958
La Habana, Bandera de Cuba Cuba
Conocido porReguerita

Mario Reguera Gómez (Reguerita). Mártir revolucionario cubano. Participó asiduamente en las manifestaciones estudiantiles y revolucionarias y mantuvo permanente vínculo con toda actividad que se realizara contra Fulgencio Batista (en el asalto a Radio Reloj, en la huelga del 9 de abril y en el fallido atentado a Luis Manuel Martínez).

Permaneció sumido en la más difícil y agobiante persecución en los meses finales de su vida. Al morir, el 20 de abril de 1958, contaba con 22 años de edad.

Síntesis biográfica

Nació el 7 de enero de 1936, en la casa situada en Corrales No. 29, en La Habana Vieja.

Trayectoria revolucionaria

Fue expulsado del Instituto de La Habana en 1953, debido a su permanente actividad contra la dictadura; trasladándose entonces para el de Marianao. Su presencia era habitual en los enfrentamientos que convocaran José Antonio Echeverría y Fructuoso Rodríguez desde la Colina Universitaria. Estuvo detenido junto con José Antonio en la prisión del Castillo del Príncipe el 28 de enero de 1955.

13 de marzo de 1957 en el asalto a Radio Reloj se le asignó al tercer carro, conducido por Juan Nuiry —secretario general de la FEU—, en unión de Julio García Oliveras —miembro del Ejecutivo del Directorio Revolucionario (DR)—, Antonio Guevara —ex presidente de la Asociación de Estudiantes de la Escuela de Farmacia— y Héctor Rosales, su condiscípulo; cuya misión consistió en impedir cualquier acceso por la entrada de la emisora en 21 y M.

En días posteriores fue a esconderse a Caibarién y pronto se unió a militantes del [[Movimiento 26 de julio]] (M-26-7), con quienes participó en distintos sabotajes hasta regresar a la capital, donde estableció contacto para integrar a militantes del Instituto de La Habana y la barriada de La Habana Vieja a células del Directorio Revolucionario.

Durante la huelga convocada para el 5 de agosto de 1957 formó parte de un grupo armado de apoyo y en la del9 de abril de 1958 participó en el sabotaje al registro eléctrico en la intersección de la calle Reina con Belascoaín. En el frustrado levantamiento militar del 5 de septiembre en La Habana se unió a los que debían asaltar la Radiomotorizada de la Policía.

En el segundo semestre de 1957 perteneció a un grupo cuya misión era realizar un atentado al Dr. Rafael Guas Inclán, vicepresidente de la República, junto a Gustavo Machín, Jorge Robreño y Juan Gualberto Valdés, además del grupo de chequeo formado por Raúl Romeu, Andrés Fornés y con José Julián Domínguez y Juan Abrantes.

El atentado, a ejecutarse el domingo 29 de septiembre de 1957, en la esquina de 21 y F en el Vedado, tendría que ser sustituido por el que se llevaría a cabo, esa misma noche, contra Luis Manuel Martínez, dirigente de la Sección Juvenil del partido político fundado por Fulgencio Batista.

Ese forzoso cambio de planes se adoptó porque las pistolas máuser de ráfagas, reservadas para aquella acción, habían sido erróneamente transportadas, junto con el alijo de armas, que tres días antes había ordenado se trasladaran hacia las montañas de El Escambray con el propósito de iniciar las primeras guerrillas del Directorio Revolucionario, además de que el carro destinado a la operación demoró su regreso de Las Villas más de lo previsto.

Poco después tuvo que esconderse en una casa situada en la Playa de Santa Fe, de los hermanos Manolo y Beba Márquez, hasta que, tras participar en la fracasada huelga del 9 de abril, se trasladó para el Cerro.

Su muerte

El 20 de abril de 1958 cuando se disponía a ocupar un carro fue sorprendido por un agente de la radiomotorizada. Testigos recuerdan que en el intercambio de disparos, resultó herido, según unos, en la femoral, según otros, en el bazo.

El teniente del Buró de Investigaciones, Luis Abreu —conocido como el Teniente Zapata—, quien casualmente se encontraba en el bar de enfrente, se involucró en los disparos, resultando Mario fatídicamente atrapado entre dos fuegos. Cayó abatido en Infanta entre Estrella y Maloja en La Habana.

Su cadáver fue arrojado por el teniente Abreu en el Hospital de Emergencias, donde se encontraba de guardia el entonces alumno y posteriormente médico en el mismo hospital, Dr. Delio Gómez Sosa.

Fue enterrado junto a sus camaradas de armas Menelao Mora, caído en el Asalto a Palacio, y José Machado, caído en Humboldt 7, en el panteón de la Sra. Amelia Ponce de León, en cuya casa alternativamente los tres habían recibido refugio.

Fuentes

  • Alfonso Parodi, Rosario. Mario Reguera, un heraldo de la libertad. Tomado de: Almamater
  • Mario Reguera: Un guerrero de la Revolución. Tomado de: Juventud Rebelde