Martín Fernández de Navarrete

Martín Fernández de Navarrete
Información sobre la plantilla
Martinnava.jpg
NombreMartín Fernández de Navarrete
Nacimiento9 de noviembre de 1765
Abalos (La Rioja)
Fallecimiento8 de octubre de 1844
Madrid , Bandera de España España

Martín Fernández de Navarrete. Escritor, marino y bibliotecario español nacido en Abalos (La Rioja) y muerto en Madrid.

Síntesis biográfica

Nacido en Abalos (La Rioja) en 1765 y muerto en Madrid en 1844.

Realizó sus primeros estudios en su pueblo natal, en Calahorra y en el Seminario Patriótico de Vergara. En 1879 sentó plaza de guardiamarina en el departamento de El Ferrol; estudió navegación y maniobra en la Academia dirigida entonces por Cipriano Vimercati. Participó en diversas campañas contra los ingleses, navegando a las órdenes de José de Nazarredo, quien le instruyó en lo concerniente a las observaciones astronómicas. Navegó también en compañía de José Vargas Ponce, con quien mantuvo desde entonces una gran amistad. En 1786 fue destinado a la compañía de guardias-marinas de Cartagena, donde completó estudios de matemáticas aplicadas a la astronomía, navegación, maniobra y arquitectura naval bajo la dirección de Gabriel Císcar y Císcar.

Trayectoria

En 1789, Fernández de Navarrete recibió el encargo de Antonio Valdés, entonces ministro de Marina, de reconocer los archivos del reino y recoger cuantas noticias y manuscritos encontrase pertenecientes a la Marina. Con tal motivo, examinó los fondos de varias de las más importantes bibliotecas y colecciones y fue formando un extenso catálogo que sería la base de su Biblioteca Marítima Española. En 1793, al estallar la guerra contra los franceses, tuvo que abandonar esta tarea para incorporarse al servicio activo.

Hacia 1796, Fernández de Navarrete se instaló en Madrid con plaza de oficial tercera en la secretaría del despacho de Marina. En 1800 ingresó como supernumerario en la Academia de la Historia leyendo un Discurso histórico sobre los progresos que ha tenido España en el arte de Navegar, impreso en 1802. Este mismo año, el Depósito Hidrográfico publicó la Relación del viaje de las goletas "Sutil" y "Mejicana" al reconocimiento del Estrecho de Fuca y Fernández de Navarrete escribió como introducción una documentada Noticia histórica de las expediciones hechas por los españoles en busca del paso del noroeste de la América.

En 1803 ascendió a oficial mayor de la citada Secretaría y en 1807 fue nombrado ministro contador fiscal del Supremo Tribunal del Almirantazgo. Al producirse, en 1808, la invasión francesa, se negó a colaborar con el gobierno de José Bonaparte, rechazando los cargos que se le ofrecieron y retirándose a la vida privada.

En 1812 huyó de Madrid, residió sucesivamente en Sevilla, Cádiz y Murcia. Tras el regreso de Fernando VII, se trasladó de nuevo a Madrid y en 1813 solicitó y obtuvo la jubilación de sus cargos públicos, para dedicarse de lleno al estudio y la investigación. En 1815, para pasar a la clase de numerario en la Academia de la Historia, leyó una Disertación histórica sobre la parte que tuvieron los españoles en las guerras de Ultramar o de las Cruzadas.

La abolición del sistema constitucional y el consiguiente restablecimiento del absolutismo en 1823, obligó a Felipe Bauzá, entonces director del, a exiliarse a Londres. Ante la propuesta de Luis de Salazar, ministro de Marina, aceptó el cargo de director del citado Depósito interinamente, hasta el regreso de Bauzá. Muerto éste en Londres, tomó la plaza en propiedad. Como director del Depósito Hidrográfico, sostuvo con Franz Xavier von Zach correspondencia científica y literaria que éste insertó en su revista Correspondence astronomique, géographique et statistique (1818-1826). En 1824 fue nombrado consiliario de la Academia de la Historia, cargo este último que desempeñó, por sucesivas reelecciones, hasta su muerte.

Investigador y escritor

Desde esta fecha hasta 1820 se dedicó a escribir la DonVida de Cervantes que se publicó como introducción a El Quijote que editó la Academia.

A fines de 1823 fue nombrado Director del depósito hidrográfico. Desde 1826 empezó a publicar la Colección de los Viajes de Colón y demás descubridores del Nuevo Mundo. Y a la muerte de Fernando VII, con el inicio del liberalismo, es nombrado del Consejo de Estado, Prócer del Reino (1834-1836) y elegido Senador por la provincia de Logroño en 1838 (sustituye al Marqués de Someruelos) y 1841 (renuncia en 1843). Fue condecorado con la gran cruz de Isabel la Católica, con la de Comendador de la Legión de Honor de Francia, y perteneció a múltiples Academias de todo el mundo.

Una de las principales aportaciones de Fernández de Navarrete a la historia de la náutica la constituye su Colección de los viajes y descubrimientos que hicieron por mar los españoles desde fines del siglo XV, con varios documentos inéditos concernientes a la Historia de la Marina castellana y de los establecimientos españoles en Indias (1825), publicado en cinco volúmenes.

El volumen I incluye una breve Historia de la marina española, a modo de introducción, y Relaciones, cartas y otros documentos concernientes a los cuatro viajes que hizo el almirante D. Cristóbal Colón para el descubrimiento de las Indias Occidentales.

El volumen II contiene una Colección diplomática relativa a Colón, a sus viajes y descubrimientos y a la marina castellana.

El III trata de Viajes menores, y los de Vespucio; Poblaciones en el Darién; Suplemento al tomo II, y el IV y V, de las Expediciones al Maluco. Según Alexander von Humboldt,
«esta obra [...] es uno de los documentos históricos más importantes de los tiempos modernos. Sólo la Colección Diplomática ofrece más de 400 documentos correspondientes al período notable de 1487 a 1515, de los cuales sólo algunos eran conocidos por el Códice columboamericano, publicado en 1823 [...]»
. Una gran parte de la Colección fue traducida al francés, al italiano y al inglés.

Dejó a su muerte una considerable cantidad de notas, documentos y manuscritos. En 1851 apareció publicada su obra póstuma, la Biblioteca Marítima Española, cuya última redacción se debe a su ayudante Agustín Pérez de Lerma. Esta obra, a pesar de los años transcurridos desde su elaboración, sigue siendo un repertorio biobibliográfico de consulta indispensable para cualquier estudio de la historia de la náutica, de la astronomía e incluso de las matemáticas en España.

Fallece

Muere en Madrid el 8 de octubre de 1844 a los 79 años.

Fuentes