Saltar a: navegación, buscar

Mesa

Mesa
Información sobre la plantilla
2110611.jpg
Mueble utilizado para trabajar, comer o colocar objetos sobre su superficie.

Mesa. Es un mueble cuya función es proporcionar una superficie horizontal elevada del suelo. Tiene múltiples usos, como pueden ser el trabajar sobre ella, comer o colocar objetos. Posee un número variable de patas (frecuentemente cuatro), que le proporcionan la altura deseada. Estas casi siempre estan encajadas en una estructura sobre la que se asienta un tablero, cuya superficie superior cumple la función principal.

El tablero puede tener diferentes formas (cuadrado, rectangular, ovalado, circular, triangular, etc.) en dependencia de la dedicación de la mesa a un uso o profesión específicos, o simplemente de la moda y los gustos del diseñador.

Historia

Mesa pequeña

Es en la época de las antiguas dinastías de Egipto, desde la época predinástica, unos treinta siglos antes de Cristo, donde se halla por primera vez la primera mesa. Estas primeras tienen forma rectangular o circular con un soporte central, o patas en sus cuatro ángulos. La de tijera con pies cruzados y articulados estuvo en uso entre los egipcios y pueblos antiguos, siendo muy frecuente en unas y otras el remate de los pies en su parte inferior a manera de garra de tigre, o pezuña de rumiante.

Los griegos y romanos utilizaron, en mayor medida, la mesa de tres pies y la redonda de un solo pie. Los trípodes o mesas délficas se empleaban principalmente para realizar los augurios y sacrificios paganos, y las mesas de un solo pie, el cual a veces representa la figura de un esclavo y en otras remata por debajo en tres pequeños pies, servían principalmente en los triclinios o comedores. Además, también fueron utilizadas por ellos las de dos pies, constituidas por un tablero rematado en los extremos en dos figuras de animales. Los egipcios, y más aún los griegos, fabricaban las mesas con pies encorvados, uso que muchos siglos más tarde siguió el estilo Barroco y, sobre todo, el Rococó de Luis XV.

En las antiguas civilizaciones no se destinaba la mesa a escritorio, pues los escribas ejercían su oficio en el suelo sobre sus rodillas. Pero desde los primeros siglos de la Edad Media, se usan mesas también para este fin aunque siempre revisten formas muy sencillas.

En el Renacimiento se presentan mesas lujosas, adornadas con incrustaciones y con los pies torneados o esculpidos. En el Barroco y Rococó las patas son curvas y los tableros adoptan exóticas formas de perfil atrevido. A mediados del siglo XVII aparece en la Corte de Francia el lujoso bufete (el bureau) o mesa de escritorio con cubierta a veces cilíndrica y otras parecida a la de un piano, que se abre fácilmente. A finales del siglo XIX se empieza a utilizar la mesa ministro, que en lugar de pies tiene filas de cajones a un lado y otro.

Estructura

Mesas

Las partes fundamentales de una mesa son la base y el tablero horizontal. La base puede presentar diferentes estructuras, como la de de una pata, en cuyo caso ésta se ensancha ampliamente por el extremo inferior para mayor estabilidad o en otros casos se sujeta al suelo. Cuando se emplean dos, tres o cuatro, suelen ir unidas entre sí por un bastidor, sobre el que descansa el tablero. Las patas pueden ser esquinadas, torneadas y también curvas, y pueden ser verticales o divergentes, aunque su tamaño puede variar. La altura no suele tener grandes oscilaciones, moviéndose entre 75 y 80 centímetros; ya en la antigüedad se usaron mesas de altura graduable.

El material más utilizado para su fabricación es la madera, y más raramente el metal, la piedra y otros materiales como el plástico, mármol, etc. Se pueden encontrar mesas en las que se utilizan distintos materiales para las diversas partes de las mismas. La decoración suele centrarse en la base, que puede encontrarse con tallas. La decoración del tablero, cuando se utiliza, tiene que ser una ornamentación plana, para no entorpecer con su funcionalidad.

Vease también

Fuentes

  • Diccionario ilustrado
  • Artículos de Revistas