Miguel Grau

Miguel Grau
Información sobre la plantilla
Miguel grau .jpeg
Fotografía de Grau a los 45 años
NombreMiguel Grau Seminario
Nacimiento27 de julio de 1834
Paita, Bandera de Perú Perú
Fallecimiento8 de octubre de 1879 (45 años) 
Punta Angamos, Bandera de Bolivia Bolivia.
Nacionalidadperuana
OcupaciónOficial de la Marina de Guerra del Perú, héroe nacional de la Guerra del Pacífico o Guerra del Guano y del Salitre
CónyugeDolores Cabero
HijosRafael Leopoldo, Miguel, Elena, Carlos, Enrique, Ricardo, María Luisa, Óscar y Victoria Grau Cabero

Miguel Grau Seminario (Paita, 27 de julio de 1834 - Punta Angamos, 8 de octubre de 1879) fue un militar y político peruano. Es considerado héroe máximo de la Marina de Guerra del Perú, y uno de los jefes militares más famosos del continente americano. Comandante del buque de guerra Monitor Huáscar, y jefe de la escuadra naval, murió en el combate de Angamos en el marco de la guerra con Chile.

Síntesis biográfica

Nació en Paita el 27 de julio de 1834. Su madre fue Luisa Seminario del Castillo, y su padre, Juan Manuel Grau Berrío, un ex teniente coronel en el ejército colombiano que llegó a Perú con Simón Bolívar en la lucha contra el Reino de España por la independencia.

Miguel Grau motivado a amar el mar desde su juventud dado que en Paita la actividad marítima era grande (todos los navíos que hacen el tráfico entre Panamá y el Callao tocan en su rada). Ingresó a la escuela Náutica de Paita.

En marzo de 1843 obtuvo el permiso paterno para embarcarse en un bergantín dedicado al tráfico marítimo entre Paita y otros puertos del litoral peruano y de los países del norte hasta Panamá. A los nueve años, Grau logró imponer su voluntad y se hace marino. Sus primeros viajes en el mar los hizo cuando tenía nueve años de edad a bordo de una goleta mercante. En una tormenta, la goleta se hundió pero Grau se salva y regresa a Paita. Grau más tarde se embarcó en varios buques mercantes a puertos en Oceanía, Asia, América y Europa. Estos viajes dieron a Grau una brillante experiencia de navegación marítima.

Tras su regreso, volvió a sentir nostalgia por el mar y se embarcó nuevamente, quedando consagrada la carrera náutica de Grau. Durante los viajes, aprendió la ciencia y el arte de la navegación. De regreso al Perú, se instaló en Lima, para reanudar sus estudios con el fin de ingresar a la Marina de Guerra del Perú.

Trayectoria militar

Ingreso a la Marina de Guerra

En 1853, a la edad de 19, abandonó la marina mercante y reanudó sus estudios para convertirse en aspirante a oficial de la Marina de Guerra, donde desarrolló una excelente reputación profesional. En 1854 inició su carrera naval como guardiamarina. Su carrera fue rápida y brillante. En 1856 se graduó como alférez de fragata del vapor Rímac.

En 1858 participó a favor de la revolución del General Vivanco en contra del gobierno de Ramón Castilla. Sin embargo, el movimiento fracasó y Grau fue separado de la armada regresando a la Marina Mercante, trabajo que le valió para realizar viajes por el mundo entero.

En 1862 se reincorporó a la armada y dos años después fue comisionado en misión oficial a Europa para la adquisición de buques de guerra para la Escuadra. Estando en Francia, fue nombrado para hacerse cargo de la recién adquirida corbeta Unión y en dicha nave inicia su viaje hacia el Perú en febrero de 1865.

En 1863 fue promovido a teniente segundo y a teniente un año más tarde. En 1864, fue enviado a Europa para supervisar la construcción de barcos para la flota peruana. Entre estos barcos se encontraba el acorazado Monitor Huáscar, botado en 1865 en el astillero Laird & Brothers, en el puerto de Birkenhead (Reino Unido).

Guerra Hispano-Sudamericana

A su regreso, Chile y Perú se unieron en una flota binacional contra los intentos españoles para reclamar sus colonias americanas. En 1865 fue ascendido a capitán de fragata. Dejó brevemente la Armada para servir como diputado representante de Paita en el Congreso.

Con la declaración de guerra a España el 14 de enero de 1866, la corbeta Unión y otras naves peruanas se hallaban en aguas chilenas, conformando la denominada Flota Aliada, la misma que el 7 de febrero del mismo año, se batió contra una división española en el Combate de Abtao. Para esa jornada, Grau era ya capitán de fragata.

Posterior al conflicto con España, Grau contrajo matrimonio con la dama limeña Dolores Cabero, con quien tuvo diez hijos.

En 1868 fue llamado a la Armada y fue nombrado comandante del monitor Huáscar con el rango de capitán de navío.

En 1876 incursionó en la política activa. Fue miembro del Partido Civil y en la Cámara de Diputados, se desempeñó como Diputado por el departamento de Paita, dejando el comando del Huáscar durante dos periodos legislativos.

Miguel Grau Seminario en 1876, a los 42 años, cuando fue diputado nacional representante de su ciudad natal, Paita.

En 1877 fue nombrado, por el presidente Mariano Ignacio Prado, Comandante General de la Marina. Al año siguiente, presentó una Memoria de Marina al Gobierno, documento en el que se informaba y evaluaba la situación general de la Armada tanto en lo material como en lo personal.

Guerra del Pacífico

Ante la inminencia del conflicto con Chile, el presidente Prado le asignó la dirección de acorazados, compuesta por el monitor Huáscar y el blindado Independencia.

El 5 de abril de 1879 se inició la Guerra del Pacífico (o llamada también la Guerra del Salitre), en que la República de Chile atacó a la República del Perú y a la República de Bolivia. Miguel Grau era un capitán de navío en la Marina de Guerra del Perú, al mando del acorazado Huáscar. Grau desempeñó un papel importante al hostilizar las líneas de comunicación y suministro chilenos, perjudicando, capturando o destruyendo varios barcos enemigos y bombardeando instalaciones militares de Chile.

Tuvo una destacada actuación en la guerra.

El Monitor Huáscar comandado por Miguel Grau se volvió famoso por moverse sigilosamente, atacar por sorpresa y de zarpar rápidamente. Bajo el comando de Grau el monitor Huáscar se trasformó en la nave de más destacada participación de la escuadra de la marina de guerra del Perú durante la Guerra del Pacífico.

Batalla de Iquique

En el combate naval de Iquique (21 de mayo de 1879), el Monitor Huáscar hundió la corbeta chilena Esmeralda, al mando del capitán de fragata Arturo Prat, quien falleció en la batalla. Grau ordenó el rescate de la tripulación superviviente de las aguas. Grau también escribió sus condolencias a la viuda de su oponente Arturo Prat, Carmela Carbajal, entregándole objetos personales de Prat, diario personal, uniforme, espada entre otros. Junto con ellos, Carmela Carvajal recibió una carta del almirante peruano, demostrando la calidad personal de su rival, la hidalguía y sus altos valores morales, denominado luego "El Caballero de los Mares".

En el puerto de Antofagasta, después de llegar furtivamente hacia un barco enemigo, pidió cortésmente a la tripulación que abandonaran el barco antes de destruirlo por completo. Estos y otros gestos le valieron el apodo del “Caballero de los Mares” de sus oponentes chilenos, reconociendo un sentido extraordinario de caballería y su comportamiento caballeroso, combinado con su carrera de combate altamente eficiente y valiente.

Batalla de Angamos y fallecimiento

El combate naval de Angamos se produjo el miércoles 8 de octubre de 1879 y en él se enfrentaron los buques peruanos Huáscar y Unión contra los buques chilenos Cochrane, Blanco Encalada, O'Higgins y Covadonga.

El contralmirante Miguel Grau estaba en su torre de mando. Los chilenos de la fragata blindada Almirante Cochrane dispararon varios proyectiles hacia las partes vitales del buque monitor. Una de las bombas cayó exactamente en la cabina donde se encontraba Miguel Grau, quien murió en el acto.

El Monitor Huáscar fue capturado por los chilenos después de incurrir en graves bajas en el duelo de artillería. Aunque los chilenos no pudieron recuperar la mayor parte del cuerpo de Grau, sus restos fueron enterrados con honores militares en Santiago de Chile.

En 1890 sus restos fueron entregados al Perú.

Por muchos años después de su muerte, su nombre fue llamado en una ceremonia nominal de la Marina de Guerra del Perú.

En 1967, el Congreso del Perú le otogró póstumamente el rango de «Gran Almirante del Perú».

En el museo flotante Monitor Huáscar (en Lima) se encuentra en exhibición un retrato del almirante Grau.

El héroe máximo de la marina peruana es conocido como el Caballero de los Mares, título atribuido por el valor y la humanidad que mostraba ante sus enemigos en alta mar. Pese a la guerra fue estimado por peruanos y chilenos.

En una encuesta de fines del siglo XX, se le denominó el Peruano del Milenio.

Fuentes