Saltar a: navegación, buscar

Oliver North

Oliver North
Información sobre la plantilla
Oliver N.jpg
Militar norteamericano vinculado al Escándalo Irán - Contra
NombreOliver North
Nacimiento7 de octubre de 1943
San Antonio, Texas, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
NacionalidadEstadounidense
OcupaciónMilitar

Oliver North. Exteniente coronel de la Infantería de Marina de Estados Unidos que durante la presidencia de Ronald Reagan se vinculó a la venta de armas a Irán para sufragar la ayuda a la contra nicaragüense. Vinculado a elementos de la ultraderecha de origen cubano en Estados Unidos, colaboró con Luis Posada Carriles en su evasión de una cárcel de Venezuela donde se encontraba preso por la voladura en pleno vuelo de un avión de Cubana de Aviación frente a las costas de Barbados.

Síntesis biográfica

Nació en San Antonio, Texas, en 1943. Quería ser maestro, pero un verano asistió a un curso de vacaciones en Carolina del Norte para aspirantes a oficiales de marines. Por esa época, arreciaba la guerra de Vietnam. Ingresó a la Academia Naval de Annapolis (Maryland), donde egresó en 1968 y partió al sudeste asiático. Entre diciembre de ese año y agosto de 1969, fue oficial de operaciones en Quan Tri y dirigió dos equipos asesinos de 15 hombres cada uno, conocidos como “los bastardos de Blue”.

Trayectoria política

Estuvo involucrado en todas las cruzadas del presidente republicano Ronald Reagan (1980-1888). Había llegado al Consejo de Seguridad Nacional gracias a una tesis para el Colegio Naval de Guerra. Tres años después, comenzó a coordinar la ayuda encubierta a los 'contras' nicaragüenses. En 1985 diseñó golpes comando contra los palestinos y trabajó codo a codo con el Mossad, servicio secreto israelí.

Se sentía cómodo en el mundo de la diplomacia clandestina y era partidario de operaciones relámpago. Se definía como “cazador de terroristas” y le gustaba compararse con James Bond. Su consigna era “mientras más audaz, mejor. Sin un gramo de modestia, se autodefinía como el teniente coronel más poderoso del mundo.

El militar viajó por América Latina, Europa y Asia con pasaportes falsos. Usó disfraces, dirigió traslados de armas y manejó cuentas secretas en bancos suizos. Fue corrompido por el poder y corrompió a otros hombres, mintió e hizo mentir.

En sus misiones encubiertas al servicio de la Casa Blanca, se hizo llamar Mister West. En los pasillos del Consejo de Seguridad Nacional le decían El Operador. Participó en un operativo secreto de venta de armas a Irán bajo la identidad de Mister Steelhammer, es decir martillo de acero.

Planificación de acciones terroristas

Desde el Consejo de Seguridad Nacional planificó durante cinco años operaciones clandestinas en América Central: organizó una red oculta de abastecimiento militar para los contras nicaragüenses, que incluyó a agentes de la CIA, contrarrevolucionarios cubanos y narcotraficantes.

Ayudó a fugarse en 1985 a Luis Posada Carriles de la cárcel venezolana donde se hallaba confinado por el atentado terrorista contra un avión civil cubano frente a las costas de Barbados. North puso a disposición del criminal su red encubierta, en virtud de las cercanas relaciones del teniente coronel con Jorge Mas Canosa, entonces presidente de la Fundación Nacional Cubano Americana, según confirman fuentes cubanas y estadounidenses. El 30 de noviembre de 1986, cuando estalló el escándalo de la venta secreta de armas a Irán, el presidente Reagan lo calificó como “un nuevo héroe americano”. Atemorizado por la posibilidad de un atentado contra su vida, North hizo colocar en su casa de Virginia una puerta de acero valuada en 139 000 dólares, además de sofisticados sistemas de alarma electrónica.

Operaciones de espionaje

El ultraconservador Patrick Buchanan, ex director de prensa de la Casa Blanca, escribió en The Washington Post el 8 de diciembre de 1986: El día en que Estados Unidos deje de producir soldados con los riñones, el corazón y el alma de Oliver North será el día en que esta nación entrará en una declinación irreversible.

A no pocos preocupa la prolongación del expediente criminal de North. Desde mediados del año 2000 comenzó el desembarco en la Argentina de varias agencias privadas de inteligencia y seguridad, todas de origen norteamericano. Ellas trasladan fondos, ofrecen seguridad bancaria y servicios de custodias personales, de edificios y barrios cerrados. Pero, además, organizan operaciones de espionaje industrial y de inteligencia militar para Estados extranjeros. Una de esas compañías es la Trident Investigative Services Inc., propiedad de North, representada en la Argentina por el uruguayo, nacionalizado norteamericano, John Battaglia Ponte.

Fuente

Oliver_North