Saltar a: navegación, buscar

Oscar Pino Santos

Oscar Pino Santos
Información sobre la plantilla
Oscar Pino Santos.jpg
Destacado periodista, ensayista e investigador cubano.
NombreOscar Pino Santos
Nacimiento1928
Banes, Holguín, Bandera de Cuba Cuba
NacionalidadCubana
CiudadaníaCubana
EducaciónPeriodista
Alma materUniversidad de La Habana
OcupaciónPeriodista y escritor
Partido políticoPCC
PremiosPremio Nacional de Ciencias Sociales y Humanísticas (2001)

Oscar Pino Santos. Destacado periodista. Escribió para la revista Carteles, semanalmente, durante unos cinco años, reportajes, artículos y breves ensayos sobre los temas más críticos de la vida económico-social del país, esos trabajos contribuyeron, decisivamente, a iniciar en Cuba un tipo de periodismo investigativo, denunciador y estilísticamente ameno que, solo unos años más tarde, comenzaría a experimentase e imponerse como "nuevo periodismo" por algunos renombrados escritores de Estados Unidos. En Cuba, una selección de esos textos se ha publicado, por el Instituto Cubano del Libro, bajo el título Los años 50.

Síntesis biográfica

Nació en Banes (provincia de Holguín) en 1928. Cursó el bachillerato en La Habana e ingresó en la Universidad de La Habana para estudiar Derecho, aunque después –por su trabajo en el periódico Hoy, en la revista Carteles y en el Canal 2 de la Televisión– optó por graduarse de periodista profesional.

Al triunfo de la Revolución, fue ponente del proyecto de Ley de Reforma Agraria (aprobada el 17 de mayo de 1959), que se discutió en un pequeño colectivo designado y presidido por el Comandante en Jefe Fidel Castro y en el que participaron, entre otros, el Comandante Ernesto Che Guevara. Aunque autor de una veintena de libros y de un número incontable de trabajos publicados en Cuba y el extranjero, Pino Santos considera su obra escrita más importante "las cuarenta y nueve palabras del primer artículo de aquella Ley que, aprobadas por Fidel y puestas en práctica por la Revolución, significaron el principio del fin en Cuba del latifundio, de la explotación de los campesinos y obreros agrícolas, de la dependencia y la dominación imperialistas y su aliada la oligarquía doméstica".

Trayectoria internacional

Entre 1960 y 1967 se desempeñó como embajador extraordinario y plenipotenciario de Cuba en la República Popular China y, simultáneamente, en el Reino de Cambodia. Y durante los años setenta, aquellos años álgidos de luchas tercermundistas contra el neocolonialismo y la explotación imperialista que cobraron cuerpo en el programa reivindicativo por un Nuevo Orden Económico Internacional (NOEI), fungió como miembro o al frente de delegaciones, fue destacado expositor de las posiciones de Cuba en diversos organismos de la ONU y en otros internacionales, como el Movimiento de Países No Alineados.

Durante ese período, cumplimentó invitaciones para ofrecer conferencias y participar en numerosos seminarios, en universidades y centros de altos estudios de diversos países. La voz de Cuba estuvo así representada a nivel académico –desde la Universidad Jawaharlal Nehru en la India hasta, como profesor asociado, en el Centro de Asuntos Internacionales de la Universidad de Harvard en Estados Unidos. Fue disertante en otras muchas instituciones de América Latina, África, Asia y Europa. Punto culminante de esa trayectoria ocurrió cuando, en el histórico primer congreso celebrado en Argelia, cientos de delegados de los tres continentes de países subdesarrollados lo eligieron presidente de la Asociación de Economistas del Tercer Mundo (1976-1980).

Trayectoria nacional

Por otra parte, en Cuba fue fundador y primer director del Centro de Estudios sobre América (CEA) y del Centro de Investigaciones de la Economía Mundial (CIEM). Desde 1981, es asesor en el Consejo de Estado de la República de Cuba.

Aportes historiográficos

Muchos consideran lo más importante en la obra de Pino Santos sus aportes a la historiografía cubana. Esta se inició con el ensayo El imperialismo norteamericano en la economía de Cuba (1960), objeto de varias reediciones y del que el propio autor ha asegurado: "su único mérito –si lo tuvo– es que resumía de una forma coherente, argumental y documentada lo que en aquel entonces –aunque de manera un tanto dispersa y con algunas lagunas– se sabía por la izquierda y los sectores progresistas sobre aquel tema crucial".

En Historia de Cuba: aspectos fundamentales (1963), también con varias ediciones, Pino Santos intentó una exposición marxista del multisecular pasado histórico cubano –hasta entonces más bien objeto de estudios con otros enfoques metodológicos y, salvo excepciones, examinado solo para ciertos períodos o temas particulares. Diez años más tarde, utilizando nuevas y en el país inéditas técnicas investigativas, escribió El asalto a Cuba por la oligarquía financiera yanqui (1973: Premio Ensayo de la Casa de las Américas y reeditado en México y Argentina). Se trata de un estudio basado en tan cuantiosa como sorprendente documentación y acuciosos análisis, explicando el proceso de dominación, deformación estructural y subdesarrollo de la economía cubana, protagonizado por los poderosos clanes monopolistas de Wall Street. Estos dos textos, más un grupo de ensayos, se recogieron en Cuba: historia y economía (1983).

Sin embargo, el autor no olvida aquella noche cuando, en los años cincuenta, en un encuentro en las condiciones furtivas de la clandestinidad, Juan Marinello le dijo: "En cualquier disciplina a la que te dediques, economía o historia, la que sea, recuerda siempre esto: tu porvenir está en el ensayo". Y reconoce ahora Pino Santos que es en ese género donde se encuentra más a gusto, solo que –contradiciendo a Ortega y Gasset, quien lo definía como "la ciencia sin la prueba"– reitera que nunca ha escrito algo que no resulte de investigaciones que lo respalden testimonial o documentalmente. Tales los casos, entre muchos otros, de los textos publicados en la revista Casa de las Américas ("El imperialismo yanqui y el caso de Cuba" (1970) y "El intervencionismo yanqui: de Magoon a Batista" (1973)); o en la revista Temas ("La reforma agraria de 1959 y el fin de las oligarquías en Cuba", Premio Ensayo (1998), y "El de acá y los otros 98: una visión global" (2000), publicado también en Puerto Rico).

En los años noventa, publicó Complot (1991) –trabajo documental expuesto con los recursos narrativos de la llamada novela-de-no-ficción sobre los intentos de la CIA por asesinar a Fidel Castro–; JFK: ¿quién lo mató? (1993) –con ediciones en México y, traducida al portugués, en Brasil–, y Los tiempos de Fidel, el Che y Mao: tal y como los conocí (1997) –donde el elemento autobiográfico es solo un pretexto para hablar de historia.

Obras sobre economía mundial

De aquellos años setenta, datan los ensayos y monografías de Oscar Pino Santos sobre temas de economía internacional de relevante actualidad entonces. Entre ellos, merecen citarse Problemas económicos del Tercer Mundo y estrategia de los Países No Alineados (1976), El Nuevo Orden Económico Internacional (1979), La crisis económica en los Estados Unidos y la política de Reagan (1982) y un anticipador estudio técnico sobre la globalización y la política neoliberal, Veinte años de teorías neoliberales en América Latina: antecedentes e implicaciones (1990) –todos publicados en México y el último mencionado en otros países, incluido Japón.

Otros datos de interés

Profesor Adjunto de la Universidad de La Habana e Investigador Titular por la Academia de Ciencias de Cuba, Pino Santos es miembro de la Asociación de Escritores de la UNEAC, de la Comisión Consultiva de la revista Problemas del Desarrollo (fundada por el Maestro Emérito Fernando Carmona, UNAM, México) y Consultor Especial en Asuntos Latinoamericanos de la Asociación por la Unidad de Nuestra América (que dirige el eminente economista Alonso Aguilar Monteverde, AUNA, México).

Recibió en el 2001 el Premio Nacional de Ciencias Sociales por el conjunto de su obra.

Fuentes