Saltar a: navegación, buscar

Oveja latxa

Oveja Latxa
Información sobre la plantilla
Oveja Latxa.jpg
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Oveja Latxa. Es un animal pequeño que produce escasamente unos 100 litros de leche de alta calidad por temporada, de febrero a junio. Tradicionalmente el pastoreo ha utilizado las majadas en altura de Gaztelumendi de primavera a otoño, y los pastos cercanos al pueblo durante el invierno.

Características

La palabra “Latxa”, de origen vasco, significa “Basta”. Expresa el tipo de lana burda de los ovinos de esta raza. En Francia es conocida con el nombre de “Manech”. Existen dos variedades: Latxa de Cara Negra y Latxa de Cara Rubia, diferenciadas por la coloración de la cara y extremidades, aunque de características funcionales muy similares.

Prototipo

Vellón abierto. Queda libre de lana la parte distal de las extremidades, por debajo de las rodillas y corvejones. Dato característico del vellón es la línea que presenta a lo largo de la columna vertebral, dibujando la división del vellón en dos partes simétricas. Aunque el vellón es blanco uniforme, la cabeza y extremidades presentan coloración diferente según variedad. La piel es gruesa, sin pliegues. Pelo de cobertura liso y brillante. Mucosas pigmentadas. Mama globosa y bien desarrollada. De igual tamaño sus dos partes, con piel fina y desprovista de lana.

Cabeza, de tamaño medio, en armonía con el desarrollo corporal. Perfil fronto-nasal recto o ligeramente subconvexo, más pronunciada la convexidad en los machos. Orejas de longitud media. Frente amplia y plana, a veces provista de lana que forma la denominada “moña”. Pueden presentar cuernos los animales de ambos sexos; en los machos adoptan la forma de espiral.

Cuello sin pliegues. Tronco alargado, con la línea dorso-lumbar recta. Extremidades de tamaño medio, con nalgas y músculos poco musculados. Cañas finas. En opinión, bastante generalizada, que la raza Latxa es a más primitiva de las razas ovinas españolas.

La historia de la raza Latxa ha estado muy ligada a las zonas de monte de Navarra, donde tradicionalmente ha representado el medio de vida de un elevado número de familias, que encuentran en la explotación de esta oveja una ayuda importante a la economía familiar.

El Servicio de Mejora Ovina establecido en su día por la Diputación Foral de Navarra, ya en 1967, creó el Servicio de Control de Rendimiento en Leche, labor continuada por ASLANA. El censo de raza Latxa es de un total de 355.169 animales.

Distribución Geográfica

Expresada en cifras, podría concretarse en los siguientes términos. País Vasco: 284.000 cabezas, de las cuales próximo al 60% corresponde a la variedad “Cara Negra” y el 40% a la variedad “Cara Rubia”; Navarra: 166.000 ovejas; otras: (Cantabria, Asturias, Burgos, 34.000 cabezas. El área de ocupación en Navarra comprende la parte noroeste. Son cualidades a destacar en los ovinos de raza Latxa, el carácter montaraz, la gran agilidad de movimientos y la elevada rusticidad. Hay que destacar su perfecta adaptación a terrenos abruptos, de alta pluviosidad. Otro aspecto a señalar es la belicosidad de los carneros, que es aprovechada para la participación de estos animales en un espectáculo muy particular: las peleas entre carneros, organizadas con motivo de determinadas fiestas locales.

Orientada esta oveja hacia la producción de leche como objetivo principal, los corderos son retirados de las madres, para su envío al sacrificio como corderos lechales o “lechazos”, a una edad próxima a los 30 días, con un peso vivo entre 10 y 12 kgs. La carne de estos corderos es muy demandada y altamente valorada. La leche obtenida en el ordeño de la oveja Latxa es destinada a la fabricación de queso, principalmente Idiazabal y Roncal. La oveja Latxa también produce un vellón de lana “basta”, integrado por fibras gruesas, sin ondulaciones y meduladas. Tradicionalmente era destinada a la fabricación de colchones, de aquí la denominación aplicada de “lana colchonera”. En la actualidad, en una elevada proporción, es exportada y destinada a la fabricación de alfombras, tapices, etc. Esta lana queda incluida en los tipos VII y VIII de la clasificación comercial de lanas española.

Explotación

La oveja Latxa sale a pastar prácticamente todos los días del año, salvo aquellos en que la nieve u otros agente atmosféricos impiden la salida. El rebaño permanece en las zonas bajas, mientras se encuentra en producción (enero-mayo). A partir de mayo-junio sube a los pastos de montaña. Allí permanece hasta los meses de diciembre-enero. La dimensión del rebaño alcanza una media de 200 animales. La alimentación de las ovejas Latxas se apoya, principalmente, en la obtenida en pastoreo. Ahora bien, en invierno o en las épocas de mayores necesidades del ganado (gestión, lactación, etc.), son ayudadas con ración de aprisco, formada por henos obtenidos en la propia explotación, aunque frecuentemente se complementan con productos adquiridos en el mercado. Heno de alfalfa, pulpa de remolacha, soja, alimentos concentrados a base de cereales, etc.

Fuente