Saltar a: navegación, buscar

Patriarca

Patriarca
Información sobre la plantilla
Patriarcaaa.jpg

Patriarca. Nombre que se da a algunos personajes del Antiguo Testamento por haber sido cabezas de numerosas familias. Título de algunos obispos de iglesias orientales,como las de Alejandría, Jerusalén y Antioquía. Cualquiera de los fundadores de las órdenes religiosas. Persona que por su edad y sabiduría ejerce autoridad moral en una familia o colectividad: patriarca de un barrio gitano.

Un Patriarca es el obispo que preside una sede, en principio de fundación apostólica, o una parte de ella que practica un determinado rito. Este título es utilizado por varias denominaciones cristianas, entre ellas la Iglesia Ortodoxa, la Iglesia Católica, la Iglesia Copta, las Iglesias orientales, la Iglesia Husita y la Iglesia Mormona, en las que los obispos de mayor rango han sido denominados patriarcas, a excepción de la iglesia mormona, en la cual este titulo se utiliza para designar a otro oficio dentro del sacerdocio.

Patriarcas de la Iglesia primitiva

En los primeros años de la historia cristiana se trataba como 'padre' a todos los obispos, pero, poco a poco, fue reservándose el título de patriarca para los metropolitanos de algunas diócesis, todas ellas fundadas por uno de los apóstoles, que tenían una relevancia especial en el gobierno de la Iglesia universal. Esta denominación específica aparece en los escritos de los Padres de la Iglesia, y ya está plenamente aceptada y establecida en el Concilio de Nicea I, donde el tratamiento y dignidad patriarcales se reserva sólo para cuatro obispos metropolitanos. Por orden de importancia, los patriarcados originales eran: · El Patriarca de Occidente, Papa y obispo de Roma. Este obispado fue fundado por San Pedro. · El Patriarca de Alejandría. Este obispado fue fundado por San Marcos. · El Patriarca de Antioquía. Este obispado fue fundado por San Pedro y San Pablo. · El Patriarca de Constantinopla. Este obispado fue fundado por San Andrés. En el Concilio de Constantinopla I se enumeran estos cuatro patriarcados como cúspide de la organización eclesiástica y se declara que, después del Papa de Roma, el de Constantinopla «tendría primacía de honor, después del obispo de Roma, puesto que Constantinopla es la Nueva Roma», quedando este Patriarca en un rango superior sobre los antiguos Patriarcados de Alejandría y Antioquía. En ese concilio se establece definitivamente la estructura jerárquica de la Iglesia, donde el Patriarca de Occidente ocupa la cúspide de la pirámide episcopal, con derecho de intervención, auxilio, consejo y arbitraje sobre los otros patriarcados, y se hace destacar al Patriarca de Constantinopla sobre sus tres compañeros orientales, aunque sujeto al arbitraje papal. En el concilio de Calcedonia se eleva la sede hierosolimitana a Patriarcado, el Patriarcado de Jerusalén. Este obispado había sido fundado por Santiago el Menor y tenía una importancia simbólica dentro de la Iglesia. También en este Concilio se fijó la estructura piramidal de la cúpula jerárquica de la Iglesia de Oriente­ y se reconoció una gran expansión de las fronteras del Patriarcado de Constantinopla y un consecuente aumento de su autoridad sobre los obispos de las diócesis situadas «entre los bárbaros», además de otorgarle poderes jurisdiccionales sobre sus colegas orientales. A estos cinco patriarcas (Roma, Constantinopla, Alejandría, Antioquía y Jerusalén) se los ha conocido posteriormente como La Pentarquía.

Fuente